martes, 7 de mayo de 2013

Puré de patatas reconfortante... para el día del puré de patatas.



¡¡Qué llego!! ¡¡Qué llego!!
Pufff... pensaba que no, pero al final me ha dado tiempo a participar en el #díadelpurédepatatas ¡¡qué ilusión!!.



A ver... os cuento.
Pues esto era una vez, jejeje... no no es tan largo, no. La historia es sencilla, algo así como que varias bloggers se reunieron el día del estreno mundial, galáctico y aclamado del programa que tiene a todos los cocinillas en vilo, sí, estoy hablando de Masterchef. Total, que entre comentario virtual para arriba comentario virtual para abajo las blogueras observan como uno de los concursantes se autoproclama "Masterpuré" con ánimo de preparar este plato para nuestras Fuerzas Armadas.... conclusión ni puré, ni patatas ni nada de nada... pero oye, ¿qué nos ha quedado? El día del puré como encuentro bloguero en las redes sociales.

Yo que para estas cosas ni me manejo, ni me entero, y sí lo reconozco no sé ni etiquetar a nadie, pienso que hablo con todo el mundo en privado cuando ando contanto mi vida a los cuatro vientos, paso meses en que no actualizo mi "estado" de ser vivo en absoluto y otros que parece que no salgo ni a respirar... pues ea... hasta que no he visto la avalancha de puré que se venía encima esta mañana en la blogosfera yo sin enterarme.
Y vaya... como que la iniciativa lleva un tiempo "en antena" pues nada hijos e hijas... yo de paseo con los marcianos, porque como os digo hasta hoy "sin noticias de Gurb".
Total que oye... aunque esté desconectada del todo ¡¡yo también quería participar!! He ido con mi antojo a preguntar a Carmen (una de las instigadoras, ejem... quiero decir organizadoras) que como siempre es cariñosísima y super amable y me ha dicho que ánimo que eran 24 horas.... ¡¡pufff para plazos estoy yo!!.

Confieso que no estoy segura de si os he contado a que me dedico... y como no me voy a leer las 60 entradas que ya tengo publicadas para repasar si lo he contado o no tendréis que haceros de nuevas... ejem... me da un poco de aputo decirlo, no... no soy de Hacienda, ni de la Policia, ni un espía encubierto ni nada de eso, no... pero soy... ejem... vale, confieso... soy abogada. Vale... ya he perdido al menos 10 lectores... snifff... bueno, o he ganado otros 10 que a lo mejor ahora en vez de comentarios me dejan consultas (espero que no).
Pues bien, sin entrar en lo que hago os diré que una de las cosas que he descubierto desde que trabajo (que no hace tanto tiempo y ya me enrollaré en otro momento con la historia de mi vida...) es que vivo con un calendario en la cabeza.... no, a mí no me da miedo mi jefe (que también), ni hacerlo mal (que ya lo hago), ni manejar el teléfono (que ejem... tampoco sé muy bien... ¡¡por Dios cualquiera diría!!... ¡¡me vendo fatal!! jejeje) a mí lo que me dan miedo son los plazos!!!. Tiene un plazo de 3 días para presentar tal cosa, 10 para este escrito, 15 para comparecer........
Y bueno, estos días en concreto, ejem... yo y los plazos... ¡¡nos odiamos!! con muchas ganas, mucho amor y mucho respeto, eso sí... pero es un odio profundo, de los enfermizos... vaya que cada mañana en cuanto entro en la oficina y lo primero que veo es mi calendario.... costroso, requete-tachado y sobadísimo... pues eso que en vez de dar los buenos días yo directamente le gruño.... jejeje... que no soy tan monina como algunos se piensan.... ea hay tengo 10 lectores menos... o más, nunca se sabe que resulta que hay a gente que le va eso de que le gruñan...

Volviendo a mi puré...... pues eso, que también os voy a enseñar cómo lo hago en casa.
Reconozco que el puré es la típica receta tonta, absurda que anda que.... ponerla en un blog es un poco de pardillo... ¡¡pues no!! Que mira que hay purés de patata malísimos... y para mí que durante muchísimo tiempo mi plato preferido era el puré con salchichas es decir mucho... los he probado de todos los gustos y colores, y como digo no todos son iguales... ¡¡ni mucho menos!!.
Como esto, y como en todo (si estoy pensando de nuevo en mí y en mi trabajo, jejeje) hay que probar, corregir y perfeccionar (vaya mantra zen donde los haya) y es lo que yo he hecho con el puré a lo largo de los años... ¿cuándo está bueno un puré? Os preguntaréis... o no... yo ya sé mi respuesta: cuando está cremoso sin ser una crema, cuando está sabroso y con sabor a mantequilla y pimienta y cuando está calentito y entra tan bien que te dan ganas de no quitarle ojo de encima a esa ración que ha sobrado no vaya a ser que desaparezca... ¿a qué os está apeteciendo un puré de patata? Jejeje...

No me enrollo más, en serio... sólo os quiero contar (porque llevo un par de semanas pensando en escribir un post al respecto sin terminar de decidirme) lo que me parece Masterchef. Creo que todos los cocinillas que hemos visto el programa nos hemos hecho una idea, y a mí en concreto hay amigos que me han preguntado.
¿Que qué me parece? Os confieso que el primer episodio lo ví de rebote... si ya os digo que yo no me entero de las cosas... y lo hice gracias a la crítica que al respecto publicó Mikel López Iturriaga. A raíz de eso ví el primer episodio con bastante recelo, aprehensión y un poco de prejuicios la verdad... y no sé si fue por todo eso o qué pero el primer capítulo no me gustó.
Entre los miembros del jurado como paredón nazi sin NINGUNA opinión positiva, valoración constructiva o critica razonable.... las carreras con tanques que lo único que me evocaban era calcular cuánto ha pagado TVE y por ende YO en semejante despliegue que ni en el Día del Pilar... las angustias para preparar un menú para 300... ¡¡que menuda prueba!! Y la desgracia del rodaballo... no sé... me dejó mal sabor de boca. Yo no había visto cómo se cocinaba nada, no había aprendido nada y ¡¡¡ me había comido las uñas de toda una mano!!!
Sobre todo porque la sensación que daban es de ansiedad, terror, angustia e inseguridad... cuando para mí la cocina es todo lo contrario. Vale, no se puede comparar un chef con un cocinillas, lo sé... ¿pero cómo pretenden convertir en chefs a 4 cocinillas el primer día?.
Pues nada, tras ese jarro de agua fría... pensé que no quería volver a verlo... sin embargo la semana siguiente ahí estaba, como un clavo... ya me había quedado con la intriga... porque si es cierto que los concursantes además de unos valientes causan muchísima simpatía, que es un programa que ves con gusto, sobretodo yo que le pongo a mi hermana la cabeza como un globo con los comentarios sobre lo que yo haría o cómo me saldría, que Jordi Cruz me ha "cautivado" y que te tiene en vilo el rato que dura.
La pena, que ese primer programa no se parezca a los demás que he visto... el primero estaban todos tensos, rígidos, oscuros, sí... oscuros, ceñudos y angustiados... ahora la cosa se ha relajado más, se ven por ahí ciertos ligoteos entre fogones, camaradería y odios soterrados, el jurado enseña más y los retos son cada vez más chulos.... total que estoy enganchada, no es un programa de cocina, es un concurso y que la temática sea de algo que a mí me chifla hace que verlo lo disfrute un montón.
Mis favoritos... sí, también tengo favoritos, claro, y no me importa decirlos son Juan Manuel, Clara y Efrén... ya veremos hasta donde llegan.

Curiosamente la semana pasada cuando la prueba inicial fue reinventar un plato de tu infancia pensé en el puré de patatas con salchichas del que os he hablado. Ummmm idea para otra receta.
Os dejo con la mía del puré.

Receta de puré de patatas.
Ingredientes para 4 personas:
* Los ingredientes son estos... las cantidades orientativas, a ojo y más a gusto que otra cosa. Yo he puesto tantas patatas con el fín de que sea plato único o una cena... ya sabéis probar con salchichas y me decís.
- 10 patatas medianas (para que tengamos para repetir)
- 2 cucharadas de mantequilla
- 1 cucharada de aceite
- 1 cucharada de queso parmesano rallado
- Sal y pimienta al gusto
- 1 vaso de leche

 Modo de hacerlo:
1. Lo primero que vamos a hacer es pelar las patatas, cortarlas en trozos medianos y ponerlas en una olla grandecita cubiertas de agua con un puñadito de sal.
2. Las ponemos a cocer unos 20 minutos... o el tiempo que tarden en ponerse blanditas.
3. Pasamos al truco del almendruco... al menos en mi puré... mi hermana tritura las patatas con un tenedor... no, no es mi puré. Antes yo las trituraba con una batidora de brazo... pero no, tampoco queda rico... no. Ahora lo que hago en el PURÉ DEFINITIVO es pasarlas por el pasapuré... jejeje... ya sé que diréis...y el Nobel se lo lleva esta... ¡¡por lista!! Pues no creáis,... lo mío me ha costado reconciliarme con el pasapurés... y salvo para el puré de patata ahí está vegetando en el armario de la cocina.
Así que nada, el siguiente paso es triturar las patatas por el pasapuré.
4. Eso hace que la textura sea cremosa sin ser líquida (como pasa al batirlas que se mezclan con el agua remanente de escurrilas). Volvemos a llevar las patatas trituradas a la olla y sin encender el fuego mezclamos los demás ingredientes. Primero la mantequilla ligando bien con una cuchara y comprobando que quede cremosa. Yo le añado a continuación la cucharada de aceite, no sé si serán cosas mías pero me gusta cómo enfatiza los demás sabores y le da un toque propio muy rico.... queda además más suelto que sólo con mantequilla que se hace mas plasta.
5. A continuación la leche, que es el verdadero indicador de cómo te gusta el puré, yo lo voy vertiendo a chorro y a ojo, un chorro, remuevo compruebo lo espeso que está y añado otro chorro o no. Probad vosotros a ver cómo os gusta más.
6. Y por último sazonamos... aquí a gustos, yo suelo añadirle el queso porque añade un sabor salado y ahumado que me encanta, pero podéis prescindir de ello. Las opciones son infinitas... con una gota simbólica de vinagre balsámico, o de pimnetón dulce, hierbas frescas como perejíl o cebollino picado, nuez moscada en vez de pimienta... mil cosas a gusto del consumidor.
7. Y con ello ya montado lo llevamos al fuego unos minutos, para que vuelva a coger bien de calor, se integren y asienten los sabores y termine de coger textura. Dejar borbotear un par de minutos y servir.

Como habréis visto estoy mega-doctorada en puré de patata... y no, no le pongo huevo, ni pan rallado ni esas cosas que he visto en otras recetas y que he descartado cual científico loco en mis miles de experimentos.... porque para mí eso es la cocina, experimentar con una receta hasta hacerla tan tuya que sea irrepetible,
Espero que el post de hoy os haya gustado, como os he contado el puré es una de mis comidas favoritas... no tiene mucho margen de error, siempre está rico, siempre reconforta y siempre te hace sentir en casa.
Un besazo, Luz.

9 comentarios:

  1. Luz, una entrada muy entretenida que nos sirve para conocerte un poco más.
    El puré así elaborado es fabuloso, qué rico...

    un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro que te guste... como ya he comentado es uno de mis platos favoritos... de todos los tiempos, jejeje...
      Mil gracias por tu comentario, un besazo enorme, Luz.

      Eliminar
  2. Jejejeee!! Me alegro que te diera tiempo a preparar- presentar este delicioso puré para tan señaldo día! Se ve delicioso! Saldrà ahora el día del ravioli?? Jejejee
    Un abrazo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Raúl... jejeje... ¿sabes lo peor? Que si sale el día del ravioli...¡¡también me apuntaría!!
      Me encantan estas iniciativas, y el reto que supone cocinar todos lo mismo, sin que sea igual para nada.
      A mí que me chifla cocinar... y que puedo cocinar lo que quiera... me supone un reto importante y en algunos casos difícil dar con una receta que quiera publicar... ummmm será porque eso de que soy un poquito competitiva, jejeje..
      Un besazo enorme y mil gracias por tu comentario, Luz.

      Eliminar
  3. A mí también me encanta el puré con salchichas!!
    Nosotras también vemos Masterchef, somos fans de Juan Manuel, ojalá gane él!! Por cierto, ayer echaron a Efrén...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. UUUUUUmmmmmmmmm ya lo he visto, y no me parece bien. Creo que debería evaluar de forma más global que con un sólo plato, ¿no? Todo eso de trayectoria, evolución etc... creo que también debería contar... pero bueno, aún ando con chirivitas con los ojos por la escena Jordi/Clara y el momento en que la cogió de la mano, jejejeje!!!!
      Mil gracias Teresa por tu comentario y un besazo enorme,Luz.

      Eliminar
  4. ¿Donde está mi vaca?
    ¿Es esa mi vaca?
    Dice:"¡Bee!"
    ¡Es una oveja!
    ¡No es mi puré! digo...¡mi vaca!

    ¿Donde está mi vaca?
    ¿Es esa mi vaca?
    Dice:"¡Hiiin!"
    ¡Es un caballo!
    ¡No es mi vaca!

    ¿Donde está mi vaca?
    ¿Es esa mi vaca?
    Dice:"¡Gruuuff!"
    ¡Es un hipopótamo!
    ¡No es mi vaca!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay pequeño Sam..... idea... hay que pintar un cuadrito, hacer una colcha o una labor con ese cuento... las generaciones venideras nos lo agradecerán.
      Jejeje...
      Lo mejor, ahora tengo el cuento en el blog a perpetuidad, jejeje....
      Besos, Luz.

      Eliminar
    2. Jeje si... al joven Sam le encanta :)
      Estaba pensando en una colcha, pero ya se me van acumulando así que igual acaba siendo un cuadro...
      Beso!!!

      Eliminar