lunes, 31 de marzo de 2014

Infantes... para el Reto de Tía Alia

¡¡Feliz lunes y feliz semana!!
Hola a todos... esta semana la empiezo con el pie derecho.. con una hora menos, pero con el pie derecho; con lluvia... pero el pie derecho y con ganas locas de vacaciones para las que ya estoy contando los días!!



Uuuuu... ahora ya todo me recuerda a las vacaciones... ¡¡todo!! Pero si encima os digo que el reto de hoy me lo recuerda el doble...  ¿me creéis? Pues sí... hace un año entero me estrené en el reto de Tía Alia... en concreto (y por eso lo de las vacaciones) todo empezó una vuelta de Semana Santa... una que llevaba rondándole la idea a la cabeza durante todo un mes y que... tras unos correos mega-rápidos y cariñosos por parte de Carmen que me abrió su recetario y la participación en el reto con los brazos abiertos ¡¡me estrené en el reto de Tía Alia!!
Sip... con unas gambas con bechamel... sip... me acuerdo como si fuera ayer... también recuerdo las distintas recetas que he preparado gracias al reto... su carne encebollada, su plum, sus huevos a la mousse o sus naranjas acarameladas... muchas recetas... unas 10 a las que tengo especial cariño, porque, como siempre os cuento, el recetario de Tía Alia me lleva directa a la cocina de mi abuela,... a las cocinas de antes... del comer lo que hay en la despensa... improvisando sin improvisar nada.... donde el sentido común y los años de estrecheces y escasez hacen de una cocina un lugar aún más innovador que las súper cocinas de los chefs más reputados.
Cocinas de temporada, de conservas, de estirar un alimento hasta que no dé el pobre más de sí... cocina de donde comen 4 comen 8... donde no hay sitio para tonterías, todos comemos lo mismo y sobre todo nadie deja una miga en el plato.
Yo que me crié con el soniquete de: "niña, piensa en los pobres niños de África muriéndose de hambre!!" que no me llegó a calar nunca recuerdo con mucha aprensión las historias de mi abuelo de la guerra vivida desde Madrid... pufff... eso si calaba.

Como os he dicho más veces para mí es un lujo que Carmen comparta con nosotros estas recetas... por su riqueza, su belleza, su sencillez y sobre todo por ser una comida de siempre.
Hoy nos hartamos de oír el término "cocina casera... sí, esa que hacían las abuelas"... y el otro día charlando con un par de amigas me confesaron que en su casa... ni su madre ni su abuela sabían freír un huevo... no... no todo es cocina casera, ni todo nos lo enseñan en casa las madres, ni necesitamos libros y programas de cocina que se pasen el día con términos como "sin tonterías", "de toda la vida" o "casero"... no, lo que hace falta es respetar, aprender y practicar más estas cocinas que como mi abuela las llamaba eran cocinas "con fundamento".
Por eso, el recetarío de Tía Alia es un tesoro... del que me chifla participar, del que aprendo muchísimo y sobre todo con el que siento muchísima ternura.
Mi abuela, bueno... hablo de ella una y mil veces... con ella he cocinado en tropecientas ocasiones... aunque ninguna de las dos se preocupara en su momento por poner por escrito lo que hacíamos... hoy, bueno, hoy es demasiado tarde, y aunque gracias al blog hay muchas de sus recetas plasmadas de alguna manera, para mí es una pena muy grande no tener una recopilación como la que hizo Tía Alia... con lo que es un gustazo disfrutar mes a mes de sus pequeños papeles escritos a máquina....

Que luego te traen por el camino de la amargura... todo hay que decirlo... que ni mi abuela ni la Tía Alia estaban para muchas tonterías eso es un hecho... vaya, que explicaban las recetas igual... con lo que yo al leer sus recetas muchas veces no sé ni lo que estoy preparando (como la receta de este mes, jejeje)... que lo del tema de las jícaras, las pizquitas y el todo se mezcla en un bol... a una chica del siglo XXI le sabe a poco por no decir que no le explica nada...
Por eso estas recetas son un poco magia, un poco alquimia y ¡¡claro!! mucho sentido común y como dice mi abuelo mucha mili (otro concepto que sorprendida el otro día tuve que explicarle a un primo mío!!! ¡¡No sabían qué era la mili!!)

Pufff... pues, nada... con mucho complejo de vieja... jejeje... traigo hoy la receta de Tía Alia. Unos infantes.
Este mes la mecánica del reto ha sido distinta... y Carmen dejó en manos de Nieves y Elena la elección y organización del reto... su elección:



Pues la opción salada fue un jamón en dulce... que, ejem... yo publiqué hace un par de meses... con lo que lo descarté de entrada... segunda opción... la dulce... unos Infantes ¿?¿?¿?¿?


Leyendo la receta uno enseguida piensa... vale, o bollitos, o pastas o un bizcocho... pero como era de esos de mezcla todo y hornea... ummm... pensé, "vale, yo lo hago... y una vez hecho ya decidiré cómo lo presento, etc... que así sin saber qué va a salir...".
Dicho y hecho... conforme fui haciendo la receta me dí cuenta de que estaba ante unos bizcochitos... o un bizcocho grande, claro... yo opté por versión individual, que últimamente estoy de un egoísta que asusto, jejeje... y quiero que cada uno se coma su porción sin andar chistando, jejeje...
Y una vez con ellos... ummm... a pesar de que gracias a la manteca quedan tiernos y esponjosos, el regusto de la misma no me gusta nada, para qué engañarnos... así que como ya tengo el blog un poco saturado de tanta fresa opté por hacer un coulis de naranja y ponerlo de base.... ooohhhhhh!!!! ¡¡Qué rico!!

Os voy a dejar ya con la receta... ya me diréis.

Receta de Infantes.
Ingredientes para 6 bizcochitos como los que veis.

Para los Infantes:
- 250 gramos de manteca (yo no sé si deciros que se pueden sustituir por mantequilla o aceite... no soy tan experta en esta conversiones -por no decir nada experta- y  no os garantizo el resultado... habrá que ver si a alguno de mis compañeros han experimentado con otras cosas)
- 200 gramos de azúcar
- 200 gramos de almendra molida
- 90 gramos de harina de repostería
- 5 claras de huevo
- Una copita de ron
Para el coulis de naranja:
- 50 gramos de azúcar
- Zumo de 1 naranja
- 1 chorro de ron

Modo de hacerlo:
1. Precalentamos el horno a 180ºC.
2. Engrasamos con manteca o harina el molde que vayamos a usar (a vuestra elección, o de cake, de magdalenas... o de mini-loafs como los míos... a vuestro gusto)
3. En un bol mezclamos el azúcar, la almendra y la harina.
4. A continuación añadimos las claras de huevo y el ron. ¡¡Sin mezclar previamente nada!! ¡¡sólo añadir al bol!!
5. Y por último el manteca a temperatura ambiente y en trozos menudos.
6. Ahora ya sí mezclamos bien integrando toda la masa... llegado un momento y cuando veamos que todo se ha mezclado bien pero la manteca se ha quedado en trocitos blancos menudos tendremos que ayudarnos con las manos e ir deshaciéndola con los dedos, sino luego se "freirá" literalmente en los moldes dejando huecos en el bizcocho, o peor, trozotes de manteca (yo sólo aviso).
7. Vertemos la mezcla en el molde y horneamos durante 15 minutos (en mi caso... siendo un bizcocho grande doblaría el tiempo, 30 minutos... pero tendréis que vigilar vuestro horno y hacer la prueba del palillo para estar seguros).
8. Sacamos del horno, dejamos que se enfríe un poco y desmoldamos.
9. Preparamos ahora el coulis mezclando en un cazo los tres ingredientes (azúcar, zumo y ron) y poniéndolo al fuego hasta tener un sirope espeso, momento en que vertemos en los platos de servir.
10. Colocamos encima los bizcochos y decoramos con una rodaja de naranja y un poco de menta.


Listo.
Un postre o una merienda deliciosa y diferente.
Por supuesto también se pueden servir de desayuno, abiertos y untados con mantequilla y miel, o mermelada... o con base de natillas, o abierto y relleno de fruta y chantilly... pufff.... las opciones infinitas, jejeje... ya que congelé la mitad probaré y os contaré.

Espero que os haya gustado y que os animéis a probar este tipo de recetas y cocina, seguro que por casa o alguien de la familia tiene tesoros de recetarios como el de Tía Alia por ahí escondidos... si es así avisarme!! Me encantaría intercambiar recetas, jejejeje....
Un besazo enorme, Luz.

13 comentarios:

  1. Hola wapa, así me gusta, positividad ante el mal tiempo, ante el cambio de hora ¡¡no nos debe afectar!! y esa foto del árbol en flor es todo un símbolo de alegría.
    Madre mía como estará Carmen ¡¡¡ debe estar que no cabe en sí!!! que cantidad de piropos y preciosas palabras a ella y a su recetario la verdad es que amigas así hay pocas y Carmen estará orgullosa de ti.
    Voy a buscar ahora mismo tu jamón dulce que dices que ya lo tenías publicado de antes a ver si se parace al de la Tía jejeje...
    Divinos infantes ;-)
    Besos
    Nieves

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mil gracias Nieves!!!! puufff.... llevo un retraso en contestar comentarios... pufff... lo siento muchísimo, no me gusta dejar ninguno sin contestar... pero me resulta dificilísimo ir sacando pellizquines de tiempo para escribir...
      Me alegro un montón de haber pasado por vuestra cocina, de haberos conocido y de haber participado (con permiso de Carmen) en vuestro reto de Tía Alia.
      Las recetas me han encantado, y me alegro de que os haya gustado la mía... jejeje... ¡¡más cerquita de las vacaciones!!.
      Mil besos, Luz.

      Eliminar
  2. Ummm! que ricos! Tienen que estar de vicio con ese sirope de ron... Yo tambien les he puesto ron y me encanta como me han quedado les da un gusto muy rico. Los tuyos con esa forma de lingote te han quedado preciosos, felicidades!

    http://lesreceptesquemagraden.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jejejeje... mil gracias Pilar... no había pensado en lo del lingote... ¡¡pero me encanta!! jejeje.
      Yo opté por el sirope porque sino me parecía que quedaba el postre un poco seco... y la verdad resultó un éxito.
      Me alegro de que te haya gustado a tí también.
      Un besazo gordo, Luz.

      Eliminar
  3. Luz, qué maravilla leerte, una dosis de positivismo y ánimo que nos encanta!!

    Pero que maravilla de infantes, que no teníamos ni idea de lo que eran jaja, con ese coulis tienen que estar de muerte, nos han gustado mucho!!

    un abrazo y feliz día!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Puff... yo también anduve a ciegas hasta que los metí en el horno... con lo moñoños que son...
      Me alegro de que os hayan gustado... ¡¡y arriba los corazones que nos queda una semana para las vacaciones!!
      Mil besos, Luz.

      Eliminar
  4. Qué idea tan buena presentarlos con el coulis de naranja, combina de maravilla con el sabor de la almendra, así que te felicito por la idea.
    Te han quedado con una pinta estupenda.

    Besitos,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mil gracias Suny... ummm yo lo hice con naranja, a parte de porque tengo una amiga que me trae de Almeria y son un vicio de ricas, porque ya estaba un pelo cansada de las fresas que ahora le añado a todo, jejeje...
      Pero se me ocurre que abiertos con un poco de lemon curd o bañados de chocolate blanco también pueden ser deliciosos.
      Un besuco gordo, Luz.

      Eliminar
  5. Me encanta el extra del coulís de naranja, así pasan de ser un acompañamiento para un café o un bocadito al final de la comida, a todo un postre con mayúsculas. ¡Felicidades!

    Gracias por participar.

    Bss

    Elena

    ResponderEliminar
  6. Ay Luz, querida Luz...no sabes cómo he disfrutado leyéndote. Siempre lo hago y siempre te lo digo. Escribes estupendamente bien, tienes chispa para dar y regalar pero, sobre todo, cuentas anécdotas que me tocan la fibra sensible porque las siento muy parecidas a las mías. Tu yo tenemos que encontrarnos un día porque me da que nos íbamos a llevar requetebien. Pero ese es otro tema que ya concretaremos si te apetece.

    Sobre los infantes, te diré que a mi me encanta el sabor a manteca y a dulce de toda la vida pero que la cantidad de la receta de Alia me parecía excesiva de modo que, ya de partida, reduje la cantidad. Me gustó el resultado pero la próxima vez que los haga le quitaré incluso más. Son unos bollitos bien ricos y jugosos, of course (con tanta grasa no podía ser de otra manera) que a mis hijos volvieron locos. Tu idea de acompañarlos de un coulis de naranja me parece fabulosa y un recurso estupendo para compensar el fuerte sabor a manteca. Tienes arte, nena...créeme.

    Espero que tus vacaciones, hoy un día más cercanas, sean maravillosas y que las disfrutes a tope.

    Cuídate!

    ResponderEliminar
  7. Hola Luz, con esos sencillos ingredientes hemos conseguido unos dulces increibles. Con ese toque de ron, te quedaron estupendos!!!!. Nos encontramos en el próximo reto. Besoss,

    ResponderEliminar
  8. Me acuerdo perfectamente de esas gambas con bechamel.
    Puntazo el del coulis de naranja de tu propuesta.
    Besito.

    ResponderEliminar
  9. tienes una sorpresa en mi blog pasare por allí un beso

    ResponderEliminar