martes, 5 de enero de 2016

Paté de campagne... receta de Julia Child para Cooking the Chef


¡Buen día a todos! ¡Y feliz víspera de Reyes!
Con esta entrada empezamos el año... ¡y no puede ser más especial y apetitosa! ¿verdad?
Por un lado, ¡es un paté! Bua... ¡soy una fan de los patés! ¿y vosotros? Yo reconozco que es, sobre todo, en Navidad cuando más los tomamos, más que nada, además, porque llevo años haciéndolos yo caseros, con lo que encima es un gustazo y un lujo asiático, jejeje....




Por otro lado, ¡empezamos el año con Julia Child! Sí, de la mano de Cooking the chef este mes el reto va de esta gran cocinera.
Creo que a estas alturas todos saben, más o menos, quién es Julia Child, ¿o no? Aunque sólo sea porque yo doy muchísimo la lata con ella, jejeje... en el blog tengo más de una y de dos recetas suyas y sino dejarme que os cuente un poco de ella:


Julia Child es la encarnación, en mi opinión, de lo que eran las mujeres del siglo XX señoras de esas echadas para adelante, de las de no limitarse a quedarse en casa porque era "lo que se venía haciendo", antes bien, era de las de salir a la calle y perseguir aquello que le llamaba la atención.
Debido al trabajo de su marido, vivió muchos años en Paris, oportunidad que aprovechó para hartarse con locura de la cocina francesa y seguir estudios de cocina en el mismísimo Cordon Bleau...
A su vuelta a los Estados Unidos había elaborado, junto a dos amigas, Louisette Bertholle y Simone Beck un compendio asombroso sobre la cocina francesa.
Recetas completísimas y bien explicadas, paso a paso.

Y no contenta con eso, y conociendo el estado de la cocina americana, en franco declive en favor del fast food, el frito y la conserva, Julia Child se lanzó a una nueva cruzada, insólita hasta la fecha. ¡Hacer un programa de televisión! Sí, un programa de cocina que pretendía desmitificar el mundo de la cocina, las técnicas rarunas y los ingredientes con nombres exóticos... sus diversos programas estuvieron más de 20 años en antena, y con ello propició que muchos americanos se animaran a cocinar más allá de la lata de sopa de tomate clásica.



En mi opinión lo mejor de Julia Child era ella misma... su franqueza, espontaneidad y su frescura. Hablaba de cocina sin pomposidad, trataba a los ingredientes con mimo pero con firmeza, y no se ponía límites.
Como por ejemplo este paté, reconozcamoslo, los americanos, con todo, con todo, son muy especialitos con la comida, y eso del paté... sí, probarlo en Francia está muy bien, ¡pero hacerlo! Puaj...  Pues bien, Julia Child empieza el programa dedicado a los patés y terrinas con una simil que nunca se me habría ocurrido pero que es tal cuál: "si en America estamos hartos de comer pastel de carne -meatloaf- este paté no supondrá ninguna diferencia", ¡y así es!

El paté de campagne es una terrina, una mezcla de carnes, especias, grasas y vinos que se cuajan en un molde de loaf en el horno y se come en rebanadas, como el meatloaf... resulta sencillísimo de hacer, tardas en componer la receta 10 minutos, 1 hora de horno ¡y has hecho paté!
Luego queda delicioso no sólo junto con rebanadas de pan o encurtidos, sino también como bocadillo, en taquitos de picoteo junto con una cerveza o como plato fuerte junto a huevo hilado confituras o gelés de frutos rojos.

Os dejo la receta que aparece en el libro de Julia Child (pg 522), con algunas variaciones que yo le he hecho, y el enlace a su video sobre las terrinas y patés que es estupendo.

Receta de Paté de Campagne.




Ingredientes para un loaf de 25cm de largo:
- 800 gramos de solomillo de cerdo
- 200 gramos de hígaditos de pollo bien limpios
- 200 gramos de bacon ahumado
- Y otras 8 lonchas de bacon ahumado para forrar el molde
- 3 huevos batidos
- 1/2 cebolla bien picada
- 1 diente de ajo
- Sal y pimienta negra
- Mezcla de especias, la que más os guste, yo tengo una sal navideña que combina canela, clavo, jengibre y nuez moscada, entre otras.
- Un chorrito de brandy

Modo de hacerlo:
1. Picamos menudo la cebolla y el ajo y las salteamos en dos cucharadas de mantequilla hasta que se ponga la cebolla translúcida. Reservamos y dejamos templar.
2. Picamos con una picadora eléctrica la carne de cerdo, los higaditos de pollo y las lonchas de bacon, hasta obtener una masa compacta pero en la que se distingan trozos.
3. Vertemos en un bol y vamos añadiendo los demás ingredientes... así las especias, la cebolla y el ajo pochados, los huevos batidos, el brandy y la sal y la pimienta.
4. Mezclamos hasta obtener una pasta homogénea.
5. Engrasamos con un poco de aceite las paredes de nuestro loaf, y añadimos, a continuación, las lonchas de bacon procurando que no queden espacios por los que se pueda salir la carne. A continuación vertemos la mezcla y la distribuimos bien por todo el molde. Sellando la superficie con los trozos de bacon que queden colgando de los extremos.
6. Precalentamos el horno a 180ºC calor arriba y abajo y metemos en el horno nuestra terrina durante 1 hora y media. Sabremos que está hecha con la prueba del palillo, si sale limpio la mezcla ha cuajado y está lista.
7. La sacamos del horno y dejamos enfriar del todo antes de desmoldarla.

¡Y listo! ¿Verdad que no tiene ninguna ciencia? Jejeje... ¡y habréis hecho paté! La verdad es que queda riquísimo, además de que el sabor de las especias y del ahumado del bacon le dan un sabor delicioso.
Aguanta perfectamente unos 10-15 días en la nevera, pero, como sale tanta cantidad os recomiendo que lo partáis en varios trozos generosos y congeléis, así tendréis en cualquier ocasión que os haga falta.

Yo aquí me despido, voy a ver qué han preparado mis compañeros...
Os mando un besazo enorme... ¡y feliz noche!
Luz.

14 comentarios:

  1. La verdad es que este plato es digno de un festín. Y quedas como una reina

    ResponderEliminar
  2. Me encantan estos patés caseros. Acabo de comentarlo en otro blog. No como foie grass porque no soporto el sufrimiento animal, bueno, no soporto ser la causante de que se torturen ocas, y no lo compro. Así que me arreglo con patés como este, sin hígado (o con hígados sanos de animales sanos), caseros y divinos...

    ResponderEliminar
  3. que bueno, me recuerda a mi infancia que vivía en París
    feliz año

    ResponderEliminar
  4. Me encanta, me encanta, me encanta!!! te ha quedado buenísimo!!
    Besitos!!

    ResponderEliminar
  5. Me encantan las terrinas, los patés y los pasteles de carne y pescado. Estupenda elección Luz.

    Bss

    Elena

    ResponderEliminar
  6. Te ha quedado genial y seguro que mil veces mejor de sabor que los comprados.
    Muchas gracias por participar
    besos

    ResponderEliminar
  7. Los patés me encanta tambien mucho, aunque no es muy bueno por la dieta pero con un pan fresco y pepinillos. Me gusta mucho comer con pepinillos. Los patés de mi abuela son los mejores del mundo creo :-) y nunca he probado ... pero me gustaria. El tuyo parece muy rico, no demasiado compacto y buena tamanyo de la carne picada (no se si se dice asi, pero ha veces he demasiado fino y hace mas como una mousse, me gusta mas como el tuyo)

    ResponderEliminar
  8. Me encantan los pates, y como los caseros no los hay!!! Riquisimo. Besos

    ResponderEliminar
  9. Delicioso!!! Todos los patés caseros son mucho más buenos que los comerciales. Bss

    ResponderEliminar
  10. Los patés caseros son especiales y este tuyo tiene pinta de decir cómeme, me encanta te ha quedado genial.
    Bss

    ResponderEliminar
  11. Nunca he preparado un paté pero el tuyo tiene una pinta espectacular!!
    Besos!!

    ResponderEliminar
  12. Me parece una receta fabulosa para compartir con amigos, tiene que estar de vicio!!!!
    Besitosssss

    ResponderEliminar
  13. A mi también me encantan los patés caseros, y alucino que los hagas siempre tu. Hemos usado la misma receta, yo para rellenar el pato y tu para hacerlo paté. Estaba genial. A mi me encanta el meatloaf y la verdad es que el símil es muy bueno. Tampoco lo pensé cuando lo hice. Pero me gusta.
    Gracias por participar... tu paté tiene una pinta increíble.
    Besos

    ResponderEliminar