martes, 2 de agosto de 2016

Alcachofas en tempura con salsa alioli ... a rockanrolear el día


¡Buen día a todos! A muchos os pillaré en la tumbona, el chiringito o la cochimbamba, jejejeje... ¡pues ánimo y a disfrutar mucho que en unos días nos sumamos!

Mientras, una de las tareas que nos tienen pegadas a la oficina es probar recetas de cara a la temporada de otoño-invierno de este año... que una se va por las buenas y cuando vuelve... empiezan los ayayayay como diría mi padre, jejeje...

Así que para no dejar para mañana lo que podemos hacer ahora mismo aquí ando testando recetas, comprando a cascoporro para hacer conservas y disfrutando como una enana!! Salvo, como dice Almu, ¡cuando hay que comer sopa en pleno agosto!

Total, que en la pasada feria del libro compré un libro chulísimo y precioso (éste) que me colaron como el de una vegana que vivía en plena naturaleza en una choza en las montañas de California y cocinaba sólo que producía... ejem... yo abro el libro delante suyo y lo primero que veo es una papaya ¿?¿?¿?¿?
Pero como  me gustó un montón y encima tenía unas ilustraciones y un modo de explicar las recetas sensacional ¡se vino conmigo a casa!



Al abrirlo y leer su historia, ejem... ¡se descubrió el misterio! Vegetariana sí, vegana no. Choza sí... más bien chozón, en Silicon Valley si a eso le puedes llamar bosque, y casada con un rabino, para más inri.... total, que la mujer enseña unas fotos de fiestas, cocktails y postres que ¡ojalá yo también viviera en una choza!

En fin, que las recetas ¡me chiflan! Son resultonas, sencillas, diferentes y muy apetecibles... y esta de las alcachofas es una de las que preparé una vez, ¡y no he dejado de hacer!... Y creo que os va a pasar lo mismo, mirad!

Receta de alcachofas en tempura con salsa alioli.
Ingredientes para un aperitivo de 4 personas:
- 200 gramos de corazones de alcachofa en conserva (yo corté por 4 los corazones enteros)
- 120 ml de cerveza rubia
- 60 gramos de harina
- 1/2 cucharadita de levadura tipo Royal
- Sal y pimienta
- 1 taza de aceite de oliva
- Pimentón dulce
- 1 diente de ajo
- 1 huevo
- 1 vaso de aceite de girasol
- 1 cucharadita de zumo de limón
- sal

Modo de hacerlo:
1. Hacemos primero el rebozado, mezclando en un bol la harina, sal y pimienta y la levadura. Añadimos a continuación la cerveza y batimos bien con un tenedor o varillas manuales hasta obtener una masa como de hacer tortitas, líquida, fluida y homogénea.
2. Cortamos las alcachofas al tamaño deseado y las secamos muy bien con papel de cocina.
3. A continuación las vertemos en el rebozado.
4. Calentamos en un cazo un vaso de aceite de oliva y cuando esté caliente freímos durante un minuto las alcachofas, sacando por tandas con una espumadera a un plato con un papel absorbente.
5. Terminamos espolvoreando con pimentón dulce y servimos con salsa alioli.
6. El alioli que yo hago es, en realidad, una mayonesa de ajo, que queda riquísima y ligera. Se prepara así: en el vaso de la batidora ponemos 1/2 diente de ajo, 1 huevo y 1/3 de un vaso de aceite de girasol. Colocamos la batidora en el fondo del vaso y sin moverla vamos a batir hasta que veamos que la mezcla ha emulsionado. En ese momento añadimos poco a poco y a chorro el aceite restante ya haciendo movimiento de subir-bajar con la batidora hasta obtener la consistencia que más nos guste. Cuanto más aceite pongamos más gordito el alioli.



¡Listo! ¿Fácil o no? Un aperitivo o acompañamiento bien rico, diferente y que seguro que gusta a todos, ¡ya veréis!
Yo me vuelvo a mi cocina a seguir probando bien de cosas ricas, nos vemos de nuevo mañana, creo yo.

Un besazo enorme,
Luz.

2 comentarios:

  1. Deben estar muy ricas las alcachofas así, yo únicamente las he probado en conserva así que tengo pendiente probar de alguna otra forma y esta sería estupenda. besos.

    ResponderEliminar
  2. No soy muy amiga de las alcachofas (es un problema de textura y no de sabor) pero he de reconocer que estas las probaba con los ojos cerrados. Es más, las voy a hacer en casa a ver si por fin doy con una preparación que haga que me gusten

    ¡Besos mil de una que no tiene vacaciones!

    ResponderEliminar