martes, 16 de agosto de 2016

Sopa de mozzarella con tartar de tomate y melocotón



¡Buen día a todos!
Ya estoy de vuelta, jejeje... los que me seguís en redes sociales sabéis que estos días Almu y yo ya estamos de vacaciones.... ¡¡¡yupiiiii!!!
Felices como perdices nos hemos venido al Norte, sí, a ese norte donde cada verano reponemos fuerzas, soñamos despiertas y nos alimentamos a base de bien... de vida, de oxígeno, de risas y, por supuesto, de buena comida.

Yo estas vacaciones me las he tomado como un descanso y también como un ensayo de mil cosas... quiero re-planificarme, organizarme y re-estructurar el catering, quiero volver con la temporada de otoño-invierno bien lista para ser presentada y, sobre todo, quiero cocinar muchísimo, probar técnicas y ensayar platos.

Uno de esos platos es esta sopa ¡que me encanta! Muy sencillita de hacer, pero con un sabor, una textura y una presentación ¡estupenda!
No me quiero enrollar mucho, sólo contaros que la idea original es del blog de Lola, Lola en la cocina, pero a la que le he dado mil vueltas hasta llegar a lo que es hoy, jejeje... creo que os puede venir genial para esas cenas improvisadas, esas cenas incómodas y esas comidas a la vuelta de la playa un poco a las prisas... ¡ya me diréis qué os parece!



Receta de sopa de mozzarella con tartar de tomate y melocotón.
Ingredientes para 2 personas:
- Un puñado de tomatitos de varios colores y tipos.
- 1 melocotón rojo maduro.
- Unas hojas de albahaca.
- Unas hojas de menta
- Una bola de mozzarella cuanta mejor sea de calida, mejor será la sopa).
- El líquido que viene con la mozzarella.
- 50 gramos de parmesano rallado.
- Un chorrito de nata para montar.
- Sal.
- Aceite de oliva.

Modo de hacerlo:
1. Hacemos en primer lugar la sopa, que vamos a tener que dejar reposar un ratito. En un cazo vamos a calentar el suero del queso, la nata y el parmesano, hasta que veamos que el parmesano se ha derretido.
2. Retiramos y vertemos en el vaso de la batidora junto con la bola de mozzarella en trozos medianos. Trituramos bien hasta que quede bien fino y reservamos en la nevera para que quede bien fría.
3. A continuación preparamos el tartar. Para ello picamos los tomatitos y el melocotón en trozos más o menos iguales y los dejamos escurrir un ratito en un colador, para que suelten cuanta más agua mejor. Para ello, además, le ayudamos espolvoreando un poquito de sal por encima.
4. Pasados unos 15 minutos ponemos en un bol el tomate y el melocotón picados, añadimos las hierbas aromáticas picaditas, le echamos un chorrito de aceite y un poquito de sal, si hiciera falta y listo.
5. Emplatamos primero el tartar en una montañita en el centro del plato. Y , a continuación, con una jarrita, vertemos la sopa bien fría hasta cubrir el fondo del plato.



¡Listo!
¿A qué es sencillo? Y bien resultona, una sopa fría bien rica, sabrosa y que puedes dejar hecha con antelación, luego es cuestión de emplatar, ¡y a triunfar!

Un besuco gordo! Yo me despido por hoy, nos volvemos a ver el jueves!
Luz.

2 comentarios:

  1. Esta sopa debe de estar súper rica con esa combinación de ingredientes!!

    Besos!!

    ResponderEliminar
  2. Suena tan exótico y apetecible este plato... Disfrutad de las vacaciones ¡os las merecéis!

    ¡Besos mil!

    ResponderEliminar