viernes, 7 de septiembre de 2012

Ensalada César

 ¡Feliz viernes! ¡Y qué bien que sea viernes! ¿verdad?, jejeje... la primera semana tras las vacaciones creo que es la que más cuesta... al menos a mí es lo que me pasa.
Bueno, hoy quiero hacer un post ligero y rapidito, siento mucho que el del otro día quedara tan espeso, entre lo que quería contaros y la receta... se hizo eterno, jejeje... pensad que eso siempre ocurre con las recetas dulces, entre los pasos que están super medidos y la sucesión de ellos que hay que explicar con cuidado, algo que cuando tú lo haces es sencillo y de corrido por escrito parece un martirio.



Hoy y dado que el martes nos quedamos con empacho de dulce, os traigo una ensalada.
Os cuento de antemano que yo tengo un poco de manía a las ensaladas... sip, lo confieso soy de esas mujeres a las que jamás verás pedir en un restaurante o similar una ensalada así porque sí...¡¡con lo que me gusta comer... y comer cosas nuevas!! Sin embargo hay ocasiones en las que el cuerpo te PIDE una ensalada... cosas hormonales creo yo jejeje...
La razón por la que no me gusta comer ensaladas fuera de casa es porque al final los restaurantes carecen de imaginación... os propongo un reto, a aquellos que comáis fuera de casa con frecuencia mirar en las cartas los tipos de ensalada que tienen, seguro que en 3 de cada 4 tenemos las sempiternas: ensalada mixta, del chef, césar, de queso de cabra y un par más... con jamón de pato o alguna cosa de esas... ¡¡más imaginación hombres!! Con la de cosas que se pueden hacer una ensalada... sobre todo ¡¡restos del frigorífico!!

Me acuerdo la primera vez que ví una ensalada César... y me acuerdo porque venía hacía mí en manos de un californiano guapísimo tipo surfero... Ummm... Yo debía tener 14 años, y estaba de viaje con mi padre y mi hermana visitando a mi tía (a la que hice referencia en el post de las tortitas y que vivía en los USA), y parece ser que allí aparte de la barbacoa la mayoria de comidas se hace fuera... supongo que generalizo en exceso, pero en Los Angeles con las distancias como son y las excursiones que hacíamos comíamos fuera TODOS los días, total que uno de esos días paramos a comer en un restaurante al lado de la playa, y aparece el camarero en plan "soy fulano y hoy seré su camarero", lo juro, jamás había visto que se hiciera eso... pues cuando levantas la vista de tu menú, que igual podía estar en checo para lo que yo entendía de venga a preguntar a mi padre "¿papá y esto que quiere decir?" veo la sonrisa más perfecta del universo....ooohhh (ay Dios lo que hace el pavo) pues el tal fulano (camarero) soltó una parrafada nos dejó nuestros vasos de agua (otra costumbre yanki... el agua en vaso aparte) y se fue.
Sujeté a mi padre "¿qué ha dicho? ¿qué ha dicho?" "nada Luz María, que el plato del día es la ensalada César".... Y ahí sellé mi destino... tenía que pedir la ensalada César.
¡¡Y qué ensalada césar!! Una cosa de las que creo no me equivoco al generalizar es que como dice mi padre los americanos lo hacen todo ¡¡a lo bestia!!, las autopistas, los centros comerciales, los parques de atracciones... ¡¡y la comida!! Es imposible que nadie, jamás se acabe lo que le ponen en los platos, mi consabida ensalada césar venía en una ensaladera, y venía que se le salían las hojas de lechuga... yo que he sido educada en varios y distintos colegios de monjas... SÉ comer con educación, (jijiji) lo que quiero decir es que cuando camarero-estupendo me trajo la ensaladera y me la puso encima del plato yo toda fina y en sus mismas narices la puse a un lado y me fuí sirviendo en mi plato, jejeje... ¡¡que cara puso!! Obviamente las 2/3 partes de la ensalada siguieron ahí cuando nos marchamos... que mi padre no era tan sádico como para tenerme comiendo lechuga hasta el fin de los tiempos.

Pues esa es mi historia con la ensalada césar, os quiero contar que dado que ahora soy "educadora de almas con apetito" (o sea, vosotros, jejeje) he estado buscando un poquito para saber cuál es el origen de la ensalada César... y espero que cuando leáis que su origen está en los gansters californianos queráis leer el resto.
Vale, pues resulta que durante la ley seca un gran número de californianos, gansters, estrellas de cine ¿quién más sino vive en California? viajaban desde Los Ángeles a Tijuana a por alcohol (vaya lo que hacemos nosotros con el tabaco en Andorra... o hacíamos ¿se sigue haciendo?... ) De forma que en plena "excursión" paraban a comer en el Caesar´s Place propiedad de César Cardini que en un apuro un día que supongo que en Tijuana estaban a dos por uno y que el restaurante reventaba de gente improvisó con lo que tenía...¡¡veis restaurantes del mundo ea... a improvisar!! Y voilá, la ensalada césar.
* La foto de la izquierda es el  Caesar´s Place... bueno... y la de la derecha una foto del innovador señor Cardini.

Si que puedo deciros que es una de las ensaladas más versionadas del mundo, aparte de que todas lleven lechuga, pollo y "la salsa secreta" cada uno tiene su propia versión.
A mí en concreto me gustaba mucho la que ponían (y siguen poniendo como he podido comprobar... como decía yo soy de las que se salta la página de las ensaladas en los restaurantes) en los restaurantes Vips. (La foto que aparece a la izquierda es la de la susodicha ensalada... de Vips).
Recuerdo la moda que se impuso cuando tenía unos 18-20 años, en pleno apogeo de "Sexo en Nueva York" que cuando las amigas queríamos quedar a comer (en plan fashion, por supuesto... y sin un duro) lo hacíamos a mediodía, en un vips concreto y todas puestas con nuestras ensaladas delante... 
Ufff... cómo es la presión social, eh?? tenía que arrastrar a mi pobre padre cuando quería ir a comer una hamburguesa, jejeje...

Bueno... pues voy a lanzarme ya a poneros mi receta... sólo y como siempre dos recomendaciones por si la receta que os pongo no os gusta... tenemos por un lado la versión del gran y tremendo Jamie Oliver...(aplausos por favor) que incluye en su libro "En casa de Jamie Oliver" yo os incluyo aquí enlace al video en youtube (en inglés) y enlace a la página de amazon con la referencia del libro (mucho hay que decir del precio de los libros de Jamie en España... pero principalmente y no es sólo mi opinión ¡¡son un robo!! así que son idea regalo perfecta... mi hermana lo tiene precisamente por eso).
Sin embargo yo he hecho su receta y me resulta tremendamente fuerte y pesada... por cómo sazona y condimenta cualquier cosa que cocina y por la salsa en sí que con tanto ajo, anchoas y parmesano resulta muy fuerte... yo me quedé con sus ingredientes base... y los ajusté a cómo me gustaba.
La otra referencia es de otro grande, al menos para mí, es el primer blog de cocina que seguí a diario, y ya veréis que miles de las recetas que publico son versiones suyas, con este blog he aprendido muchísimo de cocina, técnicas, alimentos, restaurantes....pufff en serio os lo recomiendo muchísimo es MERCADO CALABAJÍO y en la red es uno de los blogs según mi criterio más completo e importante... os dejo su enlace a la ensalada césar.
Como veis os quiero ir enseñando cuales son los blogs, o cocineros que sigo, porque tengáis referencias válidas y fiables... que yo también cocino mucho de oído.
Vamos con la receta:

Ingredientes para una ensalada para dos:
- Para la ensalada:
  • 1 pechuga de pollo picada en trozos medianos, empanada y frita... o también sin empanar a la plancha
  • Unas 6 hojas grandecitas de lechuga bien lavadas y escurridas cortadas finito
  • Un pepino en taquitos
  • 1 bola de mozzarela también en taquitos
  • Aceitunas verdes, si os apetece... a nosotras siempre nos apetecen, jejeje...
  • 3 biscottes de pan hechos trocitos a modo de croutons.
  • unas tiras de baicon fritas para acompañar.
 - Para la salsa César:
  • 1/2 diente de ajo rallado
  • dos cucharadas de queso parmesano rallado
  • dos anchoas en aceite 
  • 1 cucharada de yogur AZUCARADO (en serio... lo probé la última vez... no tenía creme fraîche así que eché mano de yogur... y rebajó el intenso del queso, el ajo y las anchoas sin mermar el sabor, además de que quedó la salsa suave y bien ligada)
  • zumo de medio limón
  • 6 cucharadas de aceite
  • sal y pimienta

 Modo de hacerlo:
1. Lo primero que preparamos es el aliño así en lo que hacemos la ensalada reposa y coje bien todos los sabores.
Para el aliño cogemos un bol o vaso de batidora, dependiendo de si queréis hacerlo estilo Jamie, rústico y con tropezones o tipo yo (todo pasado por batidora) y en este incorporamos:
- Primero las anchoas
- A continuación el ajo rallado (con rallador o prensa-ajos... pero que no queden trozos grandes, puaj)
- El queso parmesano
- Y ya los líquidos, el limón, el aceite y el yogur.
Lo trituramos todo, bien con mortero o bien con batidora, probamos y corregimos, si queremos más intenso de ajo, o parmesano... no sé probar un poco a ver que fórmula os gusta más. A continuación sazonamos, volvemos a remover y reservamos en la nevera.
2. Montaje de la ensalada:
1. Freímos las tiras de baicon en una sartén
2. Mientras vamos empanando el pollo de forma que cuando salga el baicon entre el pollo (en la sartén quiero decir...) si es a la plancha ponerlo tal cuál, si lo queréis empanado tendréis que poner 1 dedo de aceite a la sartén.
3. Conforme se va friendo vamos montando los platos. He descubierto que queda mejor y es más limpio a la larga si  la montas en ellos directamente mejor que hacerlo en ensaladera, así luego no tenemos la queja de "no tengo pollo.... te has quedado con todo mi pollo" (extracto que aparecerá algún día en mis memorias bajo el título - Amenas cenas en familia con mi hermana-).
Para el montaje empezamos con las hojas de lechuga, bien enteras o picadas, como más os gusten, unas 3 por persona.
A continuación los dados de pepino y mozarella... una cosa no hay que ser un gran arquitecto para montar el plato, pero tampoco viene mal servirlo un poco bonito, eh??.
Seguimos colocando ingredientes, ya nos quedan los croutons y las aceitunas, y por último los ingredientes calientes, el baicon que cortaremos en tiras finas y el pollo que también cortaremos en trozos un poco grandecitos... para que se vean, pero lo suficientemente pequeños para poder meterlos en la boca.
4. Con la ensalada lista coger un par de cucharadas de aliño y verter por encima de los platos... el resto llevar en una salsera a la mesa para que cada uno se ponga lo que quiera... pensad que no cocináis sólo para vosotros... al menos creo que no hacéis eso la mayoría, así que mejor que guste a todos.

Pues eso es todo!! Me gusta lo que dice Jamie en el video de la receta... eso de que muchas veces nos complicamos la cabeza a la hora de cocinar... en plan "Oh Dios mío... voy a cocinar para mi novio/a o para mis suegros... o lo que sea y no sé que hacer" y te lías la manta a la cabeza, pues como él dice déjalo estar, y prepara algo como esta ensalada, rico, saciante, súper fácil de hacer pero que queda muy lucido... ah!! y es un plato barato... que tal y como están las cosas también eso es importante, ¿o no?

Bueno chicos, un besazo enorme, disfrutad/descansad mucho este finde...¡¡y probar la receta!! Ya me contaréis.
Nos vemos el martes.
Luz


2 comentarios:

  1. Luz, aunque el otro día no me dejaste el nombre de tu blog en el correo que me enviaste, te he encontrado!!!!
    Me ha encantado tu blog y aunque no he podido verlo entero, me gustan tus historias y tus recetas. Voy a compartirlo en facebook, para que te vayan conociendo, no?
    Enhorabuena!!!! (Te he encontrado a través de un comentario que le has hecho a Carlos Dube, de Mercado Calabajío)
    Un abrazo, Begoña

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mil gracias Begoña!! Por el apoyo y por pasarte, jejeje…
      Si te soy sincera estoy muy ilusionada con esto, pero no muy segura de a quién le he dicho y a quién no…
      Además aun aprendiendo los “protocolos” blogueriles que aún me suenan a chino… no sé muy bien cómo manejarme, si contarlo, sino… puff…
      Me alegro de que te guste, con el tiempo seguro ves recetas tuyas… tengo ya hechas toneladas (sobre todo de las del Norte), te avisaré, eso seguro.
      Un abrazo fuerte, Luz.

      Eliminar