miércoles, 31 de octubre de 2012

Lollipops fantasmas de chocolate blanco


Buen día… y ¡¡Feliz Halloween!!
Ya estamos en la noche de Halloween, lo que en un origen era expresión de “All Hallow´s eve”, la víspera de Todos los Santos en inglés.



Intentando aprender un poquito más de esta fiesta he descubierto que como muchas tradiciones que imperan hoy en USA el origen de la fiesta es europeo, en concreto irlandés, y que fueron estos en su emigración a Los Estados del Este los que llevaron lo que para ellos era una fiesta mitad religiosa-mitad pagana.

Sí, retrotrayéndonos un poquito más podemos descubrir que en un principio la celebración era de Samhain, en la que la noche del 31 de octubre al 1 de noviembre se celebraba el final de la temporada de cosechas en la cultura celta y es considerada como el «Año Nuevo Celta», en la que comenzaba “la estación oscura”. Es tanto una fiesta de transición (el paso de un año a otro) como de apertura al otro mundo. Su etimología es gaélica y significa 'fin del verano'.
Ha sido practicada desde hace más de tres mil años por los pueblos celtas que han poblado toda Europa.

En la actualidad Samhain continúa celebrándose por los seguidores de movimientos religiosos neo-paganos, como la wicca y el druidismo.

En estos días mucha es la controversia en torno a esta fiesta de Halloween, al menos aquí en España, ¿claudicamos y nos dejamos invadir por una costumbre americana?, ¿o seguimos a piñón fijo con nuestros buñuelos y visitas a los cementerios?.
Entiendo que en España, lo que buscamos ya no es sólo no perder estas costumbres, sino varias fiestas más asociadas con estas fechas… yo he descubierto que existe por ejemplo, el «Magosto» o «Fiesta de la castaña», una celebración tradicional que se celebra por igual en toda la región Norte del País, en homenaje a la castaña. Como Halloween, estas también tienen su origen en la tradición celta, y aún hoy se sigue celebrando como una forma de reunir a la familia y de recordar a los difuntos en un día de celebración cómo se hacía antaño.
En el País Vasco se celebra el «Gaztainerre», también con la castaña como parte central. Por su parte, en Cataluña celebran la «Castanyada», en la que además de castañas se disfrutan los panellets y la malvasía.

Es además a través de otros blogs culinarios donde he podido apreciar las mil y una tradiciones que se viven cada año en toda la zona Peninsular… y que se enfrentan con fuerza a la invasión Halloweenera.
Sin embargo ¿porqué no pueden convivir ambas fiestas? Esa es la pregunta que muchos de nosotros nos hacemos, ¿no celebramos muchos en Navidad Papá Noel y Reyes Magos sin que nadie se cuestione nada? Tenemos mil y un ejemplos similares… Y aún así este de Halloween es de los que más ampollas levanta.
En mi caso os diré que a parte de comer buñuelos no tenemos en casa muchas tradiciones ligadas a estas fiestas… somos dicho de forma más cruda de los que preferimos recordar a nuestros difuntos y hablar de ellos todos los días, no mediante un duelo anual de visitas a cementerios. También creo que es más una pérdida generacional, mi abuela por ejemplo sigue haciéndolo, por un lado las flores del Día de los Difuntos y por otro las misas de Todos los Santos… sin embargo mis padres no conservaron la tradición, y una vez fallecida mi madre (siendo mi hermana y yo pequeñas) tampoco tenemos costumbre de visitarla el 1 de noviembre… sino en otras ocasiones como su cumple o similar.
Por eso digo que es generacional, porque las generaciones que vienen detrás ven más natural disfrazarse en Halloween que hacer visitas a los parientes ya fallecidos. En los coles pronto ha arraigado la costumbre de llevar a los niños disfrazados y hacer manualidades para la fiesta.

Todo este rollo para deciros que lo más importante es el respeto con el que cada uno viva las tradiciones de cada quién, en mi caso, toda esta parrafada va acompañada de otra receta del “Especial Halloween” que estoy haciendo… hoy con unos fantasmas riquísimos y muy simpáticos que podéis preparar para un Truco o Trato.
* También en este caso la receta tiene su origen en el blog de Martha Stewart... en serio tenéis que verlo...¡¡hay de todo!!

Ingredientes:
Para hacer 15
-        350gr choco blanco
-        1 cucharada y ½ aceite girasol
-        Palitos lollipop (yo usé de los que venden para hacer cakepops…  pero valen incluso de brocheta ¡cuidado en ese caso con quitar previamente la punta!)
-        Pepitas chocolate
Modo de hacerlo:
1.     Cubre una bandeja con papel para hornear y engrásala con aceite.

2.     Derrite el chocolate al baño María (para los que no sepáis que es el baño María, es la técnica más fácil y mejor de derretir chocolate, sin que éste se queme o se formen grumos, cosa que sí pasa si se hace al fuego directamente o en el microondas. Consiste sencillamente en trocear el chocolate en un bol de cristal o metal ¡¡nunca plástico!! Y colocar encima de una olla que tendremos al fuego con la mitad de agua caliente. De esa forma el calor del agua derrite el chocolate sin quemarlo).

3.     Una vez derretido saca del fuego y mezcla con el aceite,  sin retirar del agua para que no se endurezca.

4.     Es hora de hacer los fantasmas, os recomiendo que los hagáis en un sitio donde estéis amplios, bien ventilado y donde podáis ir dejando “secar” los fantasmas sin que nadie venga y os desmonte el tinglao.

5.     Para hacerlos:

- Deja una cucharada de la mezcla encima del papel de horno y en una pasada con el reverso de la cuchara dibuja la forma del fantasma (Haciendo como una media luna)

- A continuación con el reverso de una cucharita haz los brazos, os recomiendo que para ello añadáis más chocolate, sino os quedarán unos brazos delgados que se desprenderán a nada que los toquéis.

- Coloca el palito de piruleta y añade una pizca más de chocolate por encima para que se fije.

- Añade las pepitas a los ojos

6.     Deja enfriar mejor de un día para otro antes de separar del papel.

7.     La mejor manera de conservarlos es bien envueltos en el frigorífico, de todas formas como son un poquito delicados yo los tuve clavados en esas macetitas dos días en mi despensa antes de la fiesta… Pensad que en el frigo sino los tapáis cogerán enseguida olores.

Pues eso es todo por hoy, siento si me he puesto muy dogmática al principio, espero que me contéis vuestras opiniones al respecto y las tradiciones que mantenéis en casa.

Un besazo y hasta mañana.
Pdt: En la info que he incluido sobre el origen de la fiesta he consultado en estos artículos, os dejo los enlaces por si hay algún interesado en profundizar:

(de este último además he copiado las fotos)

1 comentario:

  1. Se me habian escapado estos graciosos fantasmas, pero nunca es tarde para decirte que te quedaron graciosos de verdad, y seguro que muy ricos. Besicos amiga

    ResponderEliminar