martes, 30 de octubre de 2012

Manzanas de caramelo


Buenos y lluviosos días por aquí…
En realidad un día gris como los haya, pero curiosamente a mí este tiempo me gusta, será como dice mi padre porque no tengo que estar todo el día en la calle…  tiene razón. Sin embargo la lluvia le sienta muy bien a Madrid, las calles oscuras con los olores del humo de los coches mezclados con la humedad me gustan… todos corriendo con los paragüas, y parece mentira pero a pesar de que todos vamos más rápido la ciudad se ralentiza…¡¡me encanta!!


Bueno… pues tras este comentario tan bucólico empiezo mi segundo día del especial Halloween. Espero que las naranjas de ayer os gustaran, hoy y en la misma línea “sana” os traigo estas manzanas de caramelo.
Reconozco que no han quedado tan bien como me esperaba, la verdad sea dicha, todas estas recetas que os estoy poniendo era la primera vez que las hacía, así que suficientemente bien me han quedado… creo yo, tanto tanto como para publicarlas, que no creáis, hay otras que también he preparado que no han superado el sello de calidad… necesitan un poco más…
Como os decía de las manzanas ahora veo que tendría que haberlas comprado rojas en vez de las verdes recomendación de Martha Stewart… que ha vuelto a ser mi “inspiración”, (la foto de la izquierda es la de sus candy apples) jejeje… asimismo os diré que aunque aquí suela parecer (en los blogs siempre ocurre) la receta tiene su aquel, sobre todo para alguien que es un poco ejem… reticente… diremos a andar todo el día comprando quinientos cacharros para una cocina ya de por sí enana… como la que tengo, así que pues bueno… no tenía termómetro para azúcar… que si señores que esos termómetros existen… ( y sino mirar este enlace y pasmaros conmigo).

Os diré que al inicio de toda esta historia de la cocina en serio como yo la llamo (vamos que me lancé como una loca a probar todo tipo de recetas, técnicas e ingredientes con total desconocimiento y falta de miedo… vamos igual que un bebé…¡¡qué tiempos aquellos!!) me lancé a la piscina, y literalmente me dediqué a comprar cada cacharrito que la receta necesitaba, que si la vaporera, el banetón, la espátula para tartas, las cucharas medidoras, varias jarras medidoras de líquidos etc… conclusión…¡¡lo que se debieron de reir en las tiendas de utensilios de cocina de todo Madrid y alrederores!! Finalmente mi hermana,… la voz de mi conciencia… me ahogó en la piscina a la que me había tirado cuando me planteó la siguiente conclusión: cada receta que hacía, venía a costar de media 40€… Momento de quedarse con la boca abierta.
Y momento de bajar a la realidad y saber que se me había ido la mano, total, que ahora miro muchísimo las cosas que compro para la cocina, las que en la mayoría de casos compro en el chino… que se me borran los números de la jarra de plástico al cabo de dos lavados… pues empiezas con la siguiente técnica que funciona igual de bien, ¡¡pesar los líquidos!! Ya muchas recetas lo hacen…
A lo que iba con todo esto es que en el caso de estas manzanas recomiendan el uso de un termómetro, para saber el punto en que está listo el caramelo… yo… pues hice lo que mi abuela llama sistema larsen… metí a una manzana desgraciada e iba haciendo “experimentos” hasta que el caramelo no se pegó a mi gusto… dos intentos después, no estuvo listo… y olé.
Así que tranquilos si no sale a la primera, ved que a mí tampoco, que como todo hay cosas por mejorar, y que menos mal que aún tengo un año hasta que tenga que repetir esta receta, jejeje… sin embargo para mí han salido muy bonitas, y han salido bien, con lo que también las puse en la fiesta y a la gente le encantó el detalle.
Si quiero comentaros previamente un par de cositas antes de poneros la receta.

1.   Es una receta un poquito complicada para aquel que nunca ha hecho caramelo, así que si ese es tu caso mejor practica un poquito antes de hacer esta receta… en el blog tengo publicada una receta de salsa de caramelo por si quieres estrenarte, aquí.

2.   Otra cosa, el caramelo es un poco peligroso de preparar y manejar, quiero decir, la gracia es que alcance mucha temperatura, lo que hace que si no se maneja con cuidado, se tiene cuatro ojos en él y se vigila constantemente no sólo tenemos el riesgo de que no salga, sino que además corremos el peligro de que alguien se queme… véase niños y mayores, eh?? Que he oído historias del típico papá que entra en la cocina y mete el dedo para probar ¡¡ERROR!!.

3.   Por último un par de recomendaciones respecto a la receta:

- Las manzanas que elijáis mejor si son rojas, el efecto será más logrado

- Mejor de tamaño medio-pequeño… mirar que luego con el caramelo cogen mucho peso, jejeje…

- Respecto a los palos os hago un par de recomendaciones, si veis las fotos de las manzanas de Martha Stewart esta pone palos… ejem, rústico pero no del todo bonito (en mi opinión, por supuesto); otra opción es como he hecho yo juntar varios palos de brocheta y ensartar… también bien, pero el peso puede vencerlos; y por último la idea que creo voy a probar la próxima vez… ¡¡palillos chinos!! Se le ocurrió a mi hermana y creo que puede estar muy bien.

      - En cuanto a la forma de teñir el caramelo, yo soy de las que para teñir pasteles, tartas y cupcakes usa colorante en gel (tranquilos, ya hablaremos de ello en otro momento), sin embargo en este caso usé el colorante rojo que venden de VAHINÉ y como veis funcionó muy bien. (fot izquierda)
      - Finalmente una cosa, uno de los fallos que podéis apreciar en las fotos es que algunas manzanas se han quedado llenas de burbujas… honestamente no sé por qué pasa esto… si alguien sabe que me diga. Yo en su momento no supe arreglarlo, si que gracias a Dios con una segunda capa de caramelo se me fueron las burbujas de 3 de las manzanas, la de la cuarta (el sujeto de experimento) la pobre ya era irrecuperable.
      A lo que iba, a los dos días de hacerlas mi hermana descubrió cómo arreglar el problema, os lo cuento por si a alguno le sirve… ella ve un programa que trata de hacer tartas… es un programa super chulo de una pastelería en Baltimore que hace cosas increíbles… perdonad, pero no me sé su nombre… Total, que en el programa en cuestión en un momento determinado uno hace una superficie cubierta de caramelo que se llena de burbujas ¿cómo lo arregla? Aplicándolas calor ¡¡con un soplete!! Jejeje… ojo, con un soplete de cocina… curiosamente de ese sí que tengo.

Con todas estas prevenciones en la cabeza, os dejo con la receta…
                  Ingredientes para 4 manzanas:
-        Mantequilla para engrasar
-        2 tazas azúcar
-        ¾ taza de agua
-        ½ taza de corn syrup
-        ½ cucharadita de colorante rojo
-        4manzanas de las amarillas o verde
Modo de hacerlo:
1.     Cubre una bandeja con papel de hornear, y engrásalo con mantequilla.
2.     Prepara las manzanas, para ello, lávalas y sécalas muy bien (sino el caramelo no se pegará a ellas).
3.     A continuación ensártalas en los palos de brocheta, palillos o lo que tengas a mano.
4.     En una cacerola mezcla, el azúcar, el agua, el corn syrup y el colorante.
5.     Lleva a ebullición a fuego alto, una vez hierva baja a fuego medio y deja que la temperatura llegue a 300 grados (cuando la salsa sea espesa), tardará unos 20 minutos. Es el momento de sacar el termómetro… para quien lo tenga. Para los que no, como bien digo tarda entre 20 y 30 minutos… yo como os he contado al llegar a los 20 minutos  ya tenía un sirope que creía era suficientemente espeso, ¡¡FALLO!!, introduje la manzana y el caramelo se me escurrió por todas partes, así que a esperar.
6.     Una vez tengamos el sirope listo… notaréis la diferencia, si a los 20 minutos está espeso… a los 30 ya está color rojo intenso, brillante y con consistencia de miel.
7.     Sacamos del fuego y vamos sumergiendo las manzanas en la mezcla hasta que esté completamente cubierto. Lo que yo llamo haciendo un molinillo, metéis y dais con el palo un par de vueltas, sacáis y puestas en vertical dejáis que el caramelo cubra la parte del palo, volcáis de nuevo hacía abajo y dejáis que escurra el sobrante.
8.     Trasládalas a la bandeja y déjalas enfriar, mejor de una noche para otra, así estarán bien secas, tranquilos se despegan muy bien de la bandeja.
Pues ya tenemos una receta más para Halloween… aunque no sé muy bien porqué se consideran estas manzanas recetas de Halloween, yo las asocio más a ferias y fiestas de esas de pueblo en verano… no sé.
En cualquier caso, tengo que dedicar la receta… a mi hermana, la reina de las manzanas, y la voz de mi conciencia, que a pesar de que me mira con recelo cada vez que saco el soplete luego es la primera en ofrecerme los trucos que aprende de la tele.
Un besote, nos vemos mañana.

2 comentarios:

  1. buena pinta si que tienen¡¡yo tambien las asocio mas a las fiestas de verano que a estas de ahora,pero estan buenas en cualquier epoca

    ResponderEliminar
  2. Si ¿verdad?... pero yo que sé.. el año pasado por ejemplo en el reto de Film&Food muchas participantes hicieron esta receta... y en los blogs americanos en que busqué recetas para Halloween aparecían siempre, como te digo no sé la razón.
    Sin embargo son tan vistosas y salen tan ricas que ¡qué más da!...
    Me alegro de que te hayan gustado, un besote.

    ResponderEliminar