jueves, 20 de diciembre de 2012

Panettone con trozos de chocolate... Reto de Bake the World... Y cambio de imagen



Os quejaréis ¿eh? Que os tengo entretenidos... un día pasan semanas sin que publique y al día siguiente entráis en el blog y os encontráis con una reforma de arriba a abajo, jejeje... ¡¡es por mantener el suspense!!



En realidad pasa un poco como todo, supongo. Una vez inauguré el blog lo principal es que fuera visible, entretenido y por supuesto centrado en las recetas... ¡¡que para eso es un blog gastronómico!!. A continuación me fui familiarizando con las distintas "teclas" y pestañas que veía por aquí y que yo tocaba sin saber para lo que eran, ejem...
Y finalmente he llegado al punto de ver y re-ver lo que me gustaba o no de la estética del blog en si mismo más que en las recetas... total ¡¡cambio de imagen!!

Vale, no hablemos más del tema... más que nada porque todo sea que en un par de meses me encuentre aburrida y ¡¡me vuelva loca y lo cambie todo de nuevo!! Y diréis...¿y a mi qué? Pues mucha razón tenéis, a vosotros lo mismo os da... pero ejem... hay al menos una persona que cada vez que oye el pitido del móvil que le avisa que ha recibido un whassup a las 4 de la tarde mientras sestea en el sofá ¡¡tiembla!! Literalmente, y no sólo del frío que hace en mi casa, no... es su loca hermana que empieza con "Almu, ¿y si cambiamos esto?..."y si hacemos lo otro??", y no, tampoco penséis que sólo hago eso con el blog, no... que yo soy muy pesada en miles de ámbitos de mi vida...  ejem, la del sofá se los come todos... lo peor, que como ella dice "yo me lo guiso y yo me lo como" y tanto dar la lata para acabar haciendo lo que me da la gana, jejeje...

Pues, lo mismo puede decirse de la receta de hoy...
Ya sabéis, es mi segunda participación en los retos de Bake the world, y ando feliz como una perdiz liándome la manta a la cabeza con mi faceta panarra (jejeje... me encanta esta palabra, y hasta hace un par de meses ni sabía que existía...).
Como os cuento, las chicas de Bake the World no se andan con chiquitas, ¡que va! y plantan unos señores retos de dale tu al seso durante unos días... en mi caso un par de semanas.
Ya nos habían advertido, todo hay que decirlo que estos dos meses navideños de diciembre y enero van a ser especialmente dulces y entretenidos ¡¡y tanto!! Total que cuando me llegó el mail anunciándome el reto ¡¡¡mi hermana no tembló, no... convulsionó!!!

En casa, como os he contado más veces, la cocina es una labor compartida... yo doy la brasa, Almu aguanta como puede, yo doy más la brasa, hablando de recetas, material que necesito, le muestro videos, le pido opinión, y cuando me pongo con las manos en la masa, y nunca mejor dicho si no le pido que me haga las fotos empiezo a gritar cual niña del Exorcista "Almu...¿puedes venir un momentito?", y algunos dirán "pues no es para tanto" jejeje... gracias por la confianza. Tranquilos, que mi hermana no es una pardilla.. no, que este año hay que empezar a llamarla Ingeniera y eso se nota...¡¡me ha cronometrado!! Vamos, los espacios entre los que le voy pidiendo ayuda (cada 10 minutos), y los que la secuestro "el ratito" por el que la he llamado (20 minutos de reloj)...
Por eso digo que nuestra cocina es compartida...

Total, que cuando me lancé al mundo del Panettone leí recetas... ¡¡error!! Todas con amasadora... yo no tengo nada de eso. Siguiente paso, videos en You Tube, en español, inglés y hasta uno chulísimo en italiano... se entiende perfectamente y explica genial varios trucos que luego también emplee... pero tampoco me servía.
Finalmente opté por amalgamar varias recetas de bloggers que sigo normalmente, con lo que tenía altas probabilidades de éxito, y aquí surgió mi problema, cuando mi hermana la "Santa" leyó eso de frutas escarchadas, pasas de Corinto y frutos secos bajó rápidamente de los altares cual bruja de Salem para "exigirme" que el Panettone no llevara nada de eso... conclusión: vuelta a empezar.

Al final y dándome por vencida le pregunté qué le gustaría... en fin, la Ingeniera siempre peca de lo mismo "pues de qué vas a rellenarlo ¡¡de chocolate!!"
Y aquí lo tenemos... Panettone relleno de chocolate.
En mi caso el título debería ser "Trozos de chocolate envueltos en una masa de Panettone" porque como podéis ver el pobre es un poco excesivo...
La receta un éxito rotundo, la copié del gran Monstruo de las Galletas, él en versión fina e individual... yo por unas cosas y por otras (en esencia no tenía moldes), en versión "a lo bestia".

Paso a la receta directamente, eso sí, y como otras veces avance en titulares (o consejos previos):
1. Si bien los ingredientes son facilones de encontrar un IMPRESCINDIBLE es la levadura fresca... (os dejo enlace explicativo de los distintos tipos de levaduras y sus usos) hoy por hoy la venden en casi todos los super, yo he podido comprarla en Carrefour, Eroski, El Corte Inglés, Mercadona... en la sección de refrigerados, donde las pastas, masas y mantequillas.

2. Lo mismo se puede decir de la harina de fuerza IMPRESCINDIBLE también... no es lo mismo harina para reposteria que harina de fuerza, ¡ojo! así que mirar bien los paquetes antes de comprar. Yo este tipo de harina también la encuentro con facilidad, o bien en formato marca blanca en algunos supermercados (Mercadona) o bien de la marca Harimsa que vende un paquete de 750 gramos.

3. Más cosas... esta receta es fenomenal para aquellos que tienen robot de cocina tipo Kitchen Aid, panificadora, Thermomix. Estoy completamente segura de que todas estas máquinas ayudan un montón en el resultado final, vaya que con la panificadora con meter los ingredientes se hace solo... pero pensad que en el momento en que nació el Pan de Toni allá por el siglo XVI toda esta ingeniería no existía y se han hecho y se harán dulces deliciosos sin ellas, vamos que no tener "ayuda" mecánica tampoco impide poder hacer un rico panettone.

4. Al igual que la receta del martes, os pido que con esta también tengáis paciencia... en esta receta son fundamentales los tiempos de levado, esperar a que la masa suba, fermente... hará que luego esté tremendamente esponjosa, como la masa de un brioche... y no como nuestro Roscón que es más rotundo.
Os diré que yo mi panettone comencé a hacerlo un domingo por la mañana... tipo 11 de la mañana y a las 11 de la noche lo tenía listo... como veis es laboriosa en ese sentido, pero muy sencilla de preparar.

5. Por último el asunto del molde... Los moldes típicos de panettone son esos marrones de papel tipo estraza y que también se pueden comprar en varios sitios, estos si, especializados en reposteria o panaderia.
Sin embargo, a mí no me ha dado tiempo a acercarme a comprarlos, con lo que pensé hacerlos caseros vi un par de tutoriales donde parecía fácil y todo... pero te pedían un celo especial, que se pega por dos lados, y tampoco tenía... y no se puede meter al horno pegamento de barra o celo corriente, con el calor se despega y el plástico se funde... vamos desastre garantizado. Yo he avisado.
Finalmente opté por usar una lata que tenía, grandecita y bien forrada de papel para horno funcionó fenomenal.

Bien, pasemos a la receta.

Ingredientes para un panettone de 2 kilos
1. Para el prefermento:
- 250 gramos de harina de fuerza
- 7 gramos de levadura fresca de panadería
- 200 ml de agua tibia

2. Para la masa de panettone:
- 500 gramos de harina de fuerza
- 7 gramos de levadura fresca
- 100 ml de leche tibia
- 150 gramos de azúcar
- 200 gramos de mantequilla
- 2 huevos
- 2 yemas de huevo
- Media cucharadita de sal
- 2 cucharadas de cacao en polvo
- 150 gramos de chocolate troceado 55% de cacao
- 150 gramos de chocolate con leche

Modo de hacerlo:
1. Prefermento
- Como todas estas masas prevías cogemos un bol, en el que pesaremos la harina, a esta se le añade el agua tibia a la que habremos incorporado 5 minutos antes la levadura desmigada, removiendo para su completa integración.
- Una vez mezclados los tres ingredientes con un tenedor, pasamos a amasar la masa con las manos, lo suficiente para formar una bola de masa bien formada... en 5 minutos estará lista.
- La colocamos en un bol cubierto por un trapo, un tuper cerrado o en mi caso un bol forrado con papel film, y lo llevamos a un lugar seco y cálido para que doble su tamaño.
Yo esperé unas 4 horas.

2. Masa
- Con el prefermento ya levado, pasamos a la masa.
- Cogemos un bol grandecito en el que mezclamos en primer lugar la harina, el cacao en polvo y la sal.
- En otro bol mezclamos con la batidora de barillas la leche entibiada 30 segundos en el microondas a la que añadiremos la levadura fresca desmigada junto con el azúcar.
- A continuación añadimos a los anteriores los huevos, de uno en uno, seguidos de las yemas.
- Con esa mezcla integrada volvemos al bol con harina, a este le añadimos la mezcla de leche, huevos y azúcar junto con el prefermento reservado.
- Mezclamos muy bien todo ello.
- A continuación y a medida que integramos todos los ingredientes vamos añadiendo la mantequilla, que habremos troceado previamente para que se distribuya mejor.
- Veremos que se forma una masa blanda, y muy pegajosa... pasamos a amasar sobre superficie ligeramente enharinada, unos 6 minutos hasta tener una masa elástica y bien formada.
- Picamos los dos tipos de chocolate en trozos tan o tan poco grandes como queramos y los incorporamos a la masa, dejando un puñado de trozos para poner sobre la superficie.
- Esta masa la guardaremos en un bol limpio de nuevo cubierto al que dejaremos levar otras 4 horas.

3. Panettone
- Con la masa casi saliéndose del bol estaremos listos para formar nuestro panettone.
- Así lo sacamos, colocamos en superficie de trabajo y amasamos de tal forma que hagamos forma de rollo alargado.
- Una vez hecho esto, preparamos la lata o molde donde vayamos a hornearlo, en mi caso cubrirlo con papel para hornear de tal forma que diera más altura a la lata, ¿cómo? cortando un trozo de papel de hornear de la longitud de la circunferencia de la lata, colocándolo dentro de la lata y fijando con alfileres (truquito que aprendí con el soufflé de Julia Child). De esa forma cuando coloquemos el Panettone éste cubrirá el alto de la lata, pero en el siguiente levado superará el borde y seguirá creciendo... y aún lo hará más en el horno formando ese copete tipo champiñón tan característico de estos bollos.
- Una vez colocado el papel y engrasado con mantequilla enrollamos nuestro panettone como una ritra de salchichas o un caracol, colocándolo dentro del molde.
- Espolvoreamos con los trozos reservados de chocolate y tapamos con un paño (en mi caso una toalla). Volvemos a colocar en lugar seco y cálido y tenemos levando unas 2 horas más, hasta que veamos que ha vuelto a crecer... bastante.

4. Horneado
- Precalentamos el horno a 175ºC.
- Colocamos el molde en la bandeja del horno, pintamos la superficie del panettone con huevo batido y espolvoreamos con azúcar glas.
- Llevamos el panettone al horno y horneamos 40 minutos calor arriba y abajo, en posición media de forma que se vaya horneando de abajo a arriba. Pasados los 40 minutos lo deje 10 minutos más con calor por arriba... como veréis se me quemó un poquito, aunque no se notó para nada en el sabor.
- Sacamos del horno y dejamos templar y reposar 10 minutos, transcurridos los cuales sacamos de la lata, metemos dos palos de brocheta en la parte inferior del panettone, como formando unas andas y colocamos boca abajo sujeto por las andas que apoyamos. Yo apoyé mi panettone en unas torres de libros que fui montando... y lo mantuve reposando hasta que se enfrió... otros 45 minutos.

5. Conservación
- Esta parte es bastante importante... a menos que seáis una familia de 15 personas y que os lo vayáis a comer de forma instantánea es importante saber cómo conservar el panettone... en mi caso después de hacer las fotos lo partí en varios trozos y además de repartir lo metí en bolsas de congelar herméticas y al frigo... ahora cuando queremos un trozo (si... aún tenemos panettone) sacamos de la bolsa y calentamos un poquito en el microondas, 20 segundos, lo justo para quitarle el frío de la nevera.
- Otra opción es meterlo en alguna caja de panettone que tengáis de otros años... nosotras sólo teníamos una, y mi hermana se apropió de ella para sus cosas de pachwork...
- Por último deciros que el panettone resiste un tiempo, pero como toda comida casera un tiempo menor al de los productos comerciales. Como os digo el nuestro aún está comestible (y lo hice el domingo 9) pero si veo que para este fin de semana aún quedan trozos ya estoy pensando recetas de aprovechamiento... tipo puddings, tostadas francesas o triffles... que no estamos como para tirar nada!!

Y así ha sido, y así os lo hemos contado.
Espero que el post os haya gustado, y la receta aún más.
Que os animéis con las masas... aquellos que tengan los medios (maquiniles) y los que como yo no tienen.
No os quedéis con el antojo, no sólo en esta época del año... lo bueno de la cocina casera es que puedes hacerla cuando te entren ganas, así que ¡¡ánimo valientes!!

Ya nos vemos este fin de semana, para una receta más antes de la Nochebuena... que una quiere felicitaros como corresponde, hombre.
Un besazo panarra, Luz.

2 comentarios:

  1. Te ha quedado estupendo y es que estos retos hacen que te atrevas con cosas que no esperabas, verdad?

    un bsazo

    ResponderEliminar
  2. ¡¡Ya lo creo!! ¿quién me iba a decir a mí?
    La verdad es que ni me había planteado que podía hacer estas cosas en casa... y la verdad, una vez metidos en faena no es para tanto, ¿verdad?
    Mil gracias por tu comentario, acabo de ver el que has hecho tú... ejem... otro nivel, jejeje...
    Un besazo y Feliz Navidad. Luz.

    ResponderEliminar