lunes, 28 de enero de 2013

Pastel de canapés. Receta de Robin Food




Hola a todos...
a pesar de que la semana pasada os prometí entrada dulce para la próxima vez... os tengo que pedir un poco de paciencia.
Hoy vuelvo con receta salada, más que nada porque la idea original era un dulce hecho por mi hermana... y este fin de semana no hemos podido hacerlo, así que nos toca esperar a todos un poquito más.
Como os digo la idea era preparar un dulce, en concreto un dulce-homenaje... porque hoy es un día importante, especial y que se cebebra por todo lo alto ¡¡hace 200 años, tal día como hoy, se publicó "Orgullo y Prejuicio"!!.




Sí, lo confieso, Almu y yo entramos en ese grupo de mega-fans del libro. En concreto yo... a pesar de que a ambas nos encanta Jane Austen, Orgullo y Prejuicio ha sido desde siempre mío.

No quiero ponerme muy pesada con el tema (y os aseguro que puedo ponerme muy pesada), pero quería compartir con vosotros este aniversario, el de mi libro favorito.
Sí, es ese libro que siempre releo, el que repito cuando estoy enferma, el que leo año sí año también en Navidad... me encanta siempre. Es de esos que cada vez que lees te descubren algo nuevo, y que conforme te vas haciendo mayor, y vas madurando comprendes mejor.

No estoy de acuerdo con los que dicen que es un libro "de chicas", es una novela, sin más, habla de personas, de las relaciones que surgen entre ellas, y de una comprensión de la naturaleza humana que lleva a aceptarla como es, simplemente.
Con el tiempo, empiezas a entender que el libro trata sin más de una familia, como la tuya y como la mía... con la típica madre pesada... y más pesada aún cuando hace desfilar a sus hijas, con el típico padre de vuelta de todo, que procura hacer oídos sordos a su mujer sin que eso a veces sea posible.
Te encuentras con el típico grupo de hermanas, la guapa en la que todos se fijan, la invisible, la adolescente loca y un poco ligerilla de cascos... y la prota, esa chica normalita que más que describir se refleja en todas las heroínas que desde Elizabeth Bennett hay en todos los libros... ella no es Anna Karenina, ni La Regenta, ni Carmen, ni ninguno de estos grandes personajes... no, ella es más una chica común y corriente viviendo su vida como cualquier chica común y corriente de ayer, de hoy y también de mañana... esa es la magia del libro.

Y hasta ahí, lo de siempre, pero mejor, sí, mejor... porque Jane Austen te explica, se recrea y te introduce en las vidas de estas chicas, de tal forma que te ves un  poquito en cada una de ellas.
Y entonces... empieza la historia... la de siempre, para que engañarnos, aparece el típico Hombre... este sí, en mayúsculas y que ya lo siento pero este sí no tiene punto de comparación... es el HÉROE en mayúsculas... frío, altivo y orgulloso que las hace pasar canutas a la prota hasta que la historia empieza a complicarse... no os cuento el final, jejeje que aunque todos os lo sabéis, mejor si no lo destripo por si hay algún afortunado que aún no lo haya leído y tiene la suerte de conocerlo por primera vez.

La novela en sí es eso... los personajes... por eso y a pesar de los pesares no soy muy aficionada a los remakes que han hecho.
Yo la verdad siempre doy gracias, porque me leí la novela por primera vez, (y de un tirón...) sin haber visto ninguna de sus versiones en cine, y tardé después bastante tiempo en hacerlo... a lo mejor es ese el problema. Yo ya tenía mi idea hecha... y punto pelota, de ahí no me ha sacado nadie, vamos que cada vez que veo las nuevas versiones...(y las veo todas) acabo super desencantada... no hay forma de pillarle el punto.
Si, reconozco que si tengo que elegir porsupuestísimo que me quedo con Colin Firth como Señor Darcy... ni Laurence Olivier puede igualarle... uff... intenso, estupendo y también atemporal. También reconozco que la escenografía, decorados, vestuarios etc... de la versión de Keira Knightley es la más lucida... pero... siempre hay un pero...

Poco más deciros de la novela... o mucho, pero no es el momento, sólo que siempre disfruto leyéndola, y que Jane Austen es sin duda y sin quererlo un hito de la novela, de la literatura inglesa y sí de lo que es un bestseller sin que te paguen millones como si fueras un futbolista, he dicho.

Pues nada... Almu y yo, en homenaje a este acontecimiento hemos querido dedicar las dos entradas de la semana a Orgullo y Prejuicio... yo la salada y ella la dulce. Así haciendo un guiño al libro yo os voy a enseñar una receta que aunque no sé si tal cuál tomarían en los "guateques" y "soirées" del XIX sí algo parecido... una tarta fría de canapés... tremendamente fácil, vistosa, resultona y muy apañada. Como os digo mi receta es más festiva... pienso que más al hilo de las fiestas de Netherfield, mientras que la de finales de semana de Almu será ideal para el Tea Time en casa de las Bennett.

Entrando entonces con la receta os diré que es la primera vez que la hacía... ¡¡y en casa ha encantado!!. Llevaba tiempo oyendo eso de los pasteles de canapés, las tartas de capas saladas o incluso las tartas tipo pudding de pescado.
Entonces ví esta receta en el programa de David de Jorge, el mega famoso Robin Food que recomiendo. Llevo viéndolo os diré desde el verano. Como ya os he comentado más veces, pasamos las vacaciones en el Norte, en un pueblito vasco, Fuenterrabía, y allí pillé un día este programa de ETB2, protagonizado por un cocinero del mismo Fuenterrabía... total que desde entonces estoy enganchada, no me pierdo ni uno!! Así que cuando vi esta receta supe que para las Fiestas caía, así ha sido... y este es el resultado, espero que os guste.

Pastel de canapés Pemberley

Ingredientes: (Para un pastel del tamaño de la foto.. y unas 8 raciones cumpliditas)
- 4 rebanadas de pan de molde sin corteza, del que veis en la foto, del largo... sino doblar las cantidades para que os salga una rebanada a lo largo del molde
- 200 g de surimi picado
-1 tomate picado
- 1 cucharadita de salsa worcestershire

- 12 langostinos cocidos pelados y partidos por la mitad a lo ancho, cunden más y cubres toda la superficie sin añadir más altura al molde
- 10 pepinillos en vinagre picados
- 3 huevos duros picados
- 1 pizca de pasta de wasabi (opcional)

- 12 lonchas finas de salmón ahumado
- 3 latas  de atún en conserva
- 12 guindillas en vinagre picadas (guindillas/piparras, no de esas de banderilla que pican muchísimo)
- 
1/2 cebolla picada o una cebolleta
- 1 cucharadita de mostaza
- 250 g de cabeza de jabalí o de cualquier fiambre que os guste, jamón, fiambre de pavo, salchichón (nada de beicon o similar que haya que freir)
- Un tarro de mayonesa
- Una lata de anchoas en aceite
- Hojas de lechuga, rúcula o mezclum para decorar
- Unas aceitunas partidas por la mitad

Modo de hacerlo:
OJO: Antes de nada... yo no le he añadido sal, los ingredientes ya son de por sí sino salados si sabrosos...con lo que creo que no hace falta, y tampoco se echa de menos, pero eso... a gustos.
1. Primero preparamos un molde de cake, de los de toda la vida, de los alargados. Lo engrasamos bien con mantequilla, bien con aceite, como queramos.
Encima lo cubrimos con papel film, bastante para que sobresalga por los lados, al final taparemos el pastel con estos "faldones" así que, que no os importe que sobresalgan.
Y volvemos a engrasar el molde con aceite/mantequilla, sí, el plástico.
2. A continuación cogemos un bol grandecito, en el que iremos haciendo las mezclas de las capas, dice David de Jorge que así si nos dejamos  algún restillo... se aprovecha en la siguiente, jejej... la verdad es que razón no le falta, así no pringamos 500 cacharros.
3. Colocamos en el fondo del molde una primera rebanada de pan.
4. Primera capa:
- Picamos surimi y tomate
- Mezclamos en el bol junto con la salsa Perrins (Worcesthersire) y unas cucharadas de mayonesa ¡¡OJO!! No lo empapucéis todo... pensad que esto lleva mayonesa para aburrir, con 3 cucharadas, justas para que la mezcla se integre bien, basta.
- Colocamos encima del pan y extendemos bien, que cubra toda la superficie.
- Por encima ponemos los langostinos partidos y una capa de mayonesa (que sirva de pegamento).
5. Colocamos a continuación otra rebanada de pan y apretaremos un poco para abajo, para ir haciendo sitio.
6. Segunda capa:
- Picamos huevos y pepinillos
- Mezclamos en el bol ambos junto con la puntilla de wasabi y las cucharadas de mayonesa.
- Extendemos en el molde.
- Y cubrimos con las lonchas de salmón. El mío aparece congelado porque es el marinado que hago en casa... que loncheo recién sacado del congelador... es más fácil.
- Volvemos a extender capa de mayonesa encima del salmón
7. Y colocamos la cuarta rebanada de pan.
8. Tercera capa:
- En este caso mezclamos atún desmigado, las guindillas picadas, un poco de cebollita, la mostaza y las cucharadas de mayonesa.
- Y al molde que veréis que ya está completo... pues extendemos la mezcla, y por encima ¡¡las lonchas de fiambre!! ¡¡me encanta la cabeza de jabalí!!
9. Terminamos extendiendo una última capa de mayonesa y una última rebanada de pan.
10. Apretamos bien y envolvemos con los faldones de film.
11. A continuación llevamos el molde a la nevera, colocamos encima una bandeja (como lo oís) sobre la que pondremos varios bricks para hacer peso... importante.
12. Dejamos refrigerar varias horas, 4 al menos... y mejor de una día para otro, que se integran bien los sabores.

13. Para servir, desmoldamos con cuidado en una fuente, veréis que bien engrasado sale sin problema. Cubrimos nuestro pastel con otra capa de mayonesa... en este caso que sólo se vea blanco y decoramos como más nos guste, con aceitunas, rabanitos, pimiento rojo, lo que queráis.
Y servimos a rebanadas.


Apañao, eh?? Queda vistoso y seguro que a todos les encanta... en vez de ir de canapé, en canapé, ala, así de sopetón. Mucho menos trabajo, menos para recoger e igual de bueno.
Los rellenos podéis hacerlos de lo que más os guste... se me ocurre de pollo asado, aguacate y salsa curry, de ensalada de frutos del mar, de jamón y queso picadito, de ensaladilla rusa, miles de ideas para rellenar sandwiches que también se pueden aplicar a esta idea de tarrina.

Espero que os guste, os sirva y os apetezca probar. Hoy ando en una nube porque una lectora ¡¡ha probado una de las recetas del blog y me ha mandado foto vía facebook!! Es mi amiga Beti, y las patatas que guisoteé el otro día. Me alegro de que le gustaran, y espero que los demás hagáis lo mismo y me mandéis sino foto si mensaje contándome si la receta salió, si no, qué ingredientes usastéis etc... que eso es lo divertido de la cocina, el compartirla.



Por hoy ya me despido... llevo todo el día a ratos sueltos en el trabajo escribiendo la entrada... así que ya ando con unas ganas locas de "soltarla" jejeje...
Nos vemos entonces este finde con una receta dulce de manos de mi hermana, a ver qué os cuenta ella de Jane Austen.
Un besazo enorme, Luz.
Pdt: Por cierto ¿cuál es vuestro libro, escena o personaje favorito de Jane Austen?
Para los fans... una recomendación de peli que a mis amigas y a mí nos encanta: Conociendo a Jane Austen... lo mejor, el desgraciado que va en bici con las obras completas... ¡¡porque se piensa que son una saga!!! jejeje...

No hay comentarios:

Publicar un comentario