miércoles, 9 de enero de 2013

Roscón de Reyes.


Buenos días a todos!!
Ya sé, ya sé... a todos nos cuesta volver a la rutina, coger de nuevo el coche/bus por las mañanas y levantarse en medio de la noche para regresar a casa de nuevo a oscuras... ¡¡menuda depre!!



A mí sin embargo esta es una época del año de las que más me gustan... sip, yo soy así de rara, pero me encanta la sensación de tener todo el año por delante, la ilusión de los planes por preparar, las vacaciones por planificar y el ir incorporando cosas en el calendario... además ¡¡este año va a ser muy bueno!!, lo presiento.

Y no, no hablo de política, economía, o chanchullos varios, no... hablo a nivel personal, si el año pasado fue el año de los cambios, las encrucijadas de darse de cabezazos contra la pared y de mucho madurar este es el año para asentar... el año ¡¡en que se casa mi mejor amiga!!, ¡cumplo mis 30!, ¡¡mi hermana es ingeniera!! y mil cosas más que hay que ir señalando con bien de rojo en el calendario.

Atrás hemos dejado estas fiestas que en el plano gastronómico no han podido ser mejores... empezando por mi super jamón de la cesta de Navidad que aún resiste a los embistes del invasor, ejem... yo misma por poner un ejemplo... hasta el Roscón de Reyes que por segundo año hago en casa.

Ya sé que os prometí la semana pasada un paso a paso del Roscón... ¡¡y antes del día clave, ejem... el mismo 6!! Pero son las cosas de las fiestas... todos lo entendéis, ¿verdad? Cuando una tiene que dar un empujón a los Reyes Magos y salir pitando y cual orco arrasar medio Madrid con una lista del tamaño de su brazo, pues... ejem, vuelve a casa con la sonrisa de la victoria, los brazos anestesiados del plástico de las abrazaderas de las bolsas y los pies bien, pero requete-bien pisados por niños y mamás que quisieron que me quedara a disfrutar con ellos la Cabalgata... en vez de cruzar la Castellana para llegar a mi casa... y no, no eran las 8 de la tarde en pleno apogeo de carrozas... no, ¡¡eran las 5.30 y no podía cruzar hasta mi casa!!
Pero como dice mi abuela "es no conocerme"... volví a casa un tanto magullada... ¡¡pero llegué!! Ejem, no diré cómo que pensaréis que soy una mula parda... Ahora lo que toca es que haga un segundo Roscón para los pobres Policías Municipales que tuvieron que abrirme las vallas para pasar...

Total que para cuando empecé a hacer el Roscón ni sabía ni donde estaba ni para qué servía la cámara de fotos... y finalmente a las 12 de la noche del 5 de enero... alumbramos nuestro Roscón... ¡¡justo a tiempo para dejar un par de trozos a los Reyes!! Que fueron de lo más majos y nos dejaron los zapatos un tanto desequilibrados por el peso de los paquetes... aunque un poco tragoncetes los señores... ¡¡se despacharon un buen trozo de Roscón!! ¡Y sino fueron ellos alguien tiene que empezar a confesar!


Pues con estas fotos os dejo, junto con una del Roscón del año pasado, para que veáis que la receta que os incluyo y que viene directa de la de Webos fritos no sólo sale, sino que siempre sale fenomenal.
Os dejo enlace a su receta, no sólo porque incluye post de dudas bien amplio, sino poque ella además tiene ya ¡¡DOS!! videos de cómo preparar Roscón casero, uno que publicó ya hace un año y otro que ha incorporado hoy mismo enseñando ella desde un programa de TV. Os animo mucho a ver ambos porque son mucho más ilustrativos que cualquier explicación que yo os ponga.

Veréis que mi Roscón está mondo y lirondo... en casa somos de lo más integrista en cuanto a Roscones se trata, no os digo más que varios miembros de mi familia ni lo compran porque dicen que los de tienda son un asco!!
Sobre el tema mucho se discute, que si relleno, que sino, que si lo que venden en los super saben a plástico con acidulante... en mi opinión pudiendo hacerlo en casa como más te gusta...¡¡para qué hincharse a conservantes y sustitutivos de esencias!!
Haciéndolo en casa puedes rellenarlo de las cochinadas que se te pasen por la cabeza... trufa y nata, mermelada, queso Philadelphia (lo peor... ¡no me lo invento!). Puedes ponerle frutas o sólo frutos secos, o rellenar la masa con pasas, o hacerlo de chocolate, o una masa de Roscón sencilla.
Como os digo en casa somos de tomarlo a palo seco, o mojado en café o chocolate, pero nunca JAMÁS  relleno y siempre para el día de Reyes... nada de andar comiendo Roscón de diciembre a febrero... eso como todo cada casa tiene sus costumbres.

El cuidado que hay que poner al hacer este Roscón es el siguiente...¡¡procura que no se entere nadie que lo haces o no dejarás de recibir encargos!!

Os voy a poner a continuación la receta, pero antes un par de trucos y consejos.
1. Previamente y una vez leída la receta si vais a hacerla tened presente algunos ingredientes que hay que comprar con antelación... porque a menos que seas Martha Stewart no los vas a tener en la despensa:
- La levadura fresca de panadero es imprescindible
- La harina de fuerza también... pensad que es una masa muy levada, de bolleria
- Agua de azahar... al respecto venden tanto agua (más concentrado) como aroma de azahar ¡¡cuidado lo que compráis y donde... siempre tener presente que es para alimentación... a veces en las farmacias venden agua de azahar que no es para consumir!!
- Las frutas escarchadas... no en todos los super las venden y por supuesto no lo hacen durante todo el año... generalemente sólo las veréis al lado de los turrones en la época navideña.
Truco: O bien las hacéis vosotros (os dejo enlace de cómo) o bien las compráis en las tiendas de ultramarinos de toda la vida... que gracias a Dios aún quedan.
Incorporo de nuevo enlace sobre el tema de los ingredientes del Roscón, es bastante clarificador, espero que os sirva, porque si no tenéis buenos ingredientes el Roscón no saldrá rico.


2. Utensilios que vais a necesitar:
- Pues hay gente que lo hace en robots de cocina, con la Kitchen Aid o la Thermomix... incluso con la panificadora. No deja de ser una masa, con lo que todas esas máquinas son de mucha ayuda.
Caso de que no tengáis nada de eso (como yo) o bien usar una batidora de barillas (de estas) con las barillas tipo gancho para amasar o a mano... nada de la batidora eléctrica normal eh!!!
- Balanza digital a ser posible, para pesar la levadura, sal y el aroma de azahar... son cantidades muy justas y con ellas no vale el "a ojo".
- Boles, espátulas y una encimera limpia para trabajar la masa.
- El horno y su bandeja
- Y un temporizador o reloj de toda la vida para cuidar los tiempos.

3. El tiempo del Roscón es muy importante, y la mayor pega a la hora de animarse a hacerlo, porque es bastante lavorioso y hay que ser preciso y paciente con los tiempos. El roscón va a levar dos veces y los tiempos que necesita son aproximadamente:
1º. 10 minutos tarda la masa madre en estar lista
2º. 6 horas la masa principal en levar hasta doblar su tamaño
3º. 2 horas más la masa ya en su forma de roscón para terminar de estar lista
4º. 15-20 minutos de horneado
5º. 30 minutos para dejar que se enfrie.
Redondeando... unas 9 horas desde que empiezas hasta que lo sirves... sin embargo tranquilos, mientras estás haciendo tus cosas así que no te las vas a pasar atado a la bandeja del roscón.

Espero que estos trucos os ayuden, como os he adelantado de todas formas os dejo un FAQ hecho por la propia Su sobre cuestiones que os pueden surgir a lo largo del proceso... y si aún asi hay algo que os quede por ahí rondando en la cabeza no dudeis en preguntar... ¡¡que para eso estamos!!

Paso ya con la receta:

Ingredientes: Para un Roscón grande o dos medianos
1. Para la masa madre:
70 g de leche templada
10 g de levadura fresca de panadería
1 cucharadita de azúcar
130 g de harina de fuerza

2. Para la masa
60 g de leche
70 g de mantequilla a temperatura ambiente
2 huevos
20 g de levadura fresca de panadería
30 g de agua de azahar
450 g de harina de fuerza
1 pellizco de sal
120 g de azúcar glas aromatizado con la ralladura de piel de media naranja y medio limón

3. Para el Roscón
Un huevo batido
Azúcar humedecido con unas gotas de agua
Frutas confitadas
Almendras en láminas

4. Si sois de la liga del relleno os dejo un par de enlaces sobre cómo montar nata, hacer trufa o crema.

Modo de hacerlo:
1. Masa madre:




1. Ponemos en un bol o vaso la leche tibia y en ella deshacemos la levadura fresca, removemos y dejamos unos minutos.
2. Mientras pesamos la harina, la sal y el azúcar, mezclamos en un bol y haciendo un hueco en el centro incorporamos la leche con la levadura disuelta.
3. Con ayuda de un tenedor, o con los dedos mismo vamos removiendo todo bien hasta formar una bola de masa, una vez que en el bol no podamos integrar bien los ingredientes pasamos a la encimera y la amasamos allí.
4. Colocamos la bola formada en un bol grandecito con agua templada, y dejamos reposando entre 10 y 15 minutos hasta que veamos que la masa, que en un principio se nos había ido al fondo ahora flota (¡¡ojo!! Que la masa no va a levitar ni a salir a la superficie, sabréis que flota cuando empujándola un poquito con el dedo en vez de volverse al fondo sigue el movimiento a derecha e izquierda).

2. Masa:





1. Con la masa madre lista, o a punto de estarlo comenzamos la segunda parte de la receta (fácil hasta ahora, eh??).
2. En un bol ya bien grande vamos incorporando todos los ingredientes en el siguiente orden:
    - La harina previamente tamizada
    - A continuación los huevos, la mantequilla en pomada, el azúcar aromatizado con la ralladura de la naranja y el limón, la pizca de sal y el agua de azahar.
    - Incorporamos la leche un poco tibia en la que de nuevo habremos disuelto la levadura fresca.
    - Y por último nuestra bola de masa madre (descartamos el agua y el bol en los que la teníamos), yo suelo hacerla trozos un poco grandes para que se mezcle mejor con los demás ingredientes.
3. Ya con todo en el mismo bol pasamos a mezclar, bien como he dicho antes con ayuda mecánica bien a mano... el objetivo es que todo quede integrado y se forme de nuevo una masa.
4. Llegado a un punto en el que no podamos seguir trabajando en el bol pasamos a una encimera limpia, que previamente habremos aceitado, al igual que nuestras manos.
5. Queremos conseguir una masa bien formada, elástica y con todos los ingredientes bien integrados... veréis además que ya empieza a oler a roscón... es un gusto!
6. Colocamos nuestra bola en un recipiente, ya sea bol, tuper o caja bien tapada y reservamos en lugar seco y cálido al menos 5 horas... mejor si son 6 a que leve.

3. Roscón:
1. Una vez de vuelta en la cocina vemos que la masa se ha convertido en un monstruo ¡¡en el mejor sentido de la palabra!! Habrá llegado al tope del recipiente.
2. Sacamos con cuidado y colocamos de nuevo en la encimera para amasar con firmeza y sacarle el aire a la masa.
3. Una vez hecho esto formamos el roscón... si vais a hacer dos dividir la masa por la mitad y a partir de ahora hacer los siguientes pasos por duplicado.
4. Para formar el roscón hay varios y diversos métodos... yo suelo coger la bola de masa, hacer un agujero en el centro y con el mismo dedo ir dándole vueltas hasta que el agujero se abra y tengamos el roscón formado.
5. Tener a mano una bandeja de horno cubierta con papel de hornear, de forma que dejamos el rosco encima. Veréis que enseguida se resiste, y empieza a encogerse... lo mejor colocar en el agujero un aro de emplatar engrasado, o un vaso, o un bol o cualquier otro utensilio que sirva para evitar que el roscón se convierta en torta!!
6. Ya con el Roscón en la bandeja tapamos bien con un trapo, toalla o similar (¡¡OJO!! nada de papel film o de plata... lo constriñiría y nosotros queremos que crezca) y dejamos de nuevo reposar al menos dos horas.

4. Decoración y horneado:




1. Y de nuevo en la cocina... destapamos con cuidado el roscón y dejamos un segundo que respire... mientras precalentamos el horno a 200ºC calor arriba y abajo.
2. A continuación batimos un huevo y con ayuda de un pincel vamos pintando toda la superficie visible del roscón
(¡¡OJO!! Aquí dos paréntesis...1. no quitéis el tope del agujero... vuestro aro de emplatar, vaso, etc... en el horno también crece un poquito y gana de que os quede todo feo y apachurrado... y 2. cuidado con toqutear el roscón o pincharlo sin querer con el pincel... en este momento lo veréis que está mucho más delicado y esponjoso... si lo pincháis y se le va el aire perderá toda la esponjosidad)
3. Ya podemos decorarlo!! Primero yo en casa le pongo azúcar por todos lados. En un bol la habré colocado previamente y humedecido con unas gotas de agua... tienen que ser gotas, literalmente... si echáis un chorro de agua el azúcar se disuelve y no sirve para nada,... lo que queremos es que el azúcar "engorde" por así decirlo y se quede como en trozos más grandes.
4. Colocamos las frutas y almendras y con todo ya montado lo llevamos al horno.
5. Dejamos hornear los primeros 10 sin tocar, abrir la puerta ni nada... entonces bajamos la temperatura del horno a 180ºC y comprobamos como va... si vemos que se nos ha tostado mucho... o más de lo que nos gusta por arriba cubrimos con papel de plata y dejamos otros 5 u 8 minutos.
6. Ya para terminar... IMPORTANTE aviso a ansiosos... esperar 20 minutos a que se atempere en una rejilla... quedará mejor y no os daréis un empachazo antes de tiempo...

Pues así hace el Roscón casero todo el mundo mundial... gracias a Su de Webos fritos.
Y espero que probéis la receta vosotros... seguro que no volveréis a comprar otro industrial nunca más.

Con esto cerramos el capítulo a las Navidades, que espero hayáis pasado tan bien como nosotras, y estéis disfrutando de vuestros Reyes.
Nos vemos pronto... aún no sé cuando, un besazo, Luz.

2 comentarios:

  1. Hola guapa, me he alegrado mucho leerte, y ver que este año esta lleno de cosas buenas, ojala sea asi para todos, bueno decirte que este roscon me ha encantado tiene una pinta maravillosa, y seguro que un mejor sabor, Un abrazo muy muy grande preciosa

    ResponderEliminar
  2. María ¡¡Feliz Año Nuevo!! Te lo deseo de corazon... Sí yo estoy impaciente con este 2013 ¡¡llegan los 30!! A día de hoy feliz... pregúntame en mayo (que es mi cumple)... seguro que para entonces no es lo mismo, jejeje...
    Me alegro de que te haya gustado la receta... tomé nota de la tuya... tu mega-organizada y a tiempo el 5...¡¡qué envidia!! Yo aún ando medio perdida y la mayoría de recetas que hago ¡ni me acuerdo de hacerles foto! Jejeje...
    Mil gracias por tus ánimos y comentarios, un besazo enorme, Luz.

    ResponderEliminar