jueves, 7 de febrero de 2013

Mis 10 imprescindibles de cocina... primera entrega



Hola a todos...
un día más por aquí vengo a entreteneros/ilustraros/enseñaros/divertidos con mis pasos en la cocina. Pero esta vez, de forma diferente, sip... hoy hablaremos de trastos de cocina.

Y no, mi cocina no es la de la imagen de arriba, no... mi cocina es, ejem... enana, completamente incómoda, pasadísima de moda y lo peor... no entramos más de dos personas trajinando a la vez, y eso si esas personas se conocen, han cocinado juntas y saben moverse a la vez tipo las dos caras de un espejo, porque sino... lo llevamos mal.




En mi caso, mis problemas son varios... por un lado, la cocina de casa es de los años 80, me refiero a la distribución, muebles, suelo e iluminación... es la típica cocina que por más que limpie gracias a esa iluminación que os digo y a cómo están colocadas las encimeras etc... nunca está limpia. De esas con embellecedores imposibles de quitar que hacen que una vez se caiga la cuchara, el macarrón o la caja de cerillas por el hueco de la encimera... no volverás a ver... nnuunnccaa más.
De esas en que las puertas de los armarios se abren todas hacía la izquiera... ¡¡aunque la orientación del mueble sea la opuesta!! Con los cajones que se atascan, los cacharros que se salen por todos lados y los paquetes de arroz, café y curry mezclados en un balda.

Pero, bueno, ejem... es mi cocina... mi reino jejeje... y hay que apañarse con lo que uno tiene, ¿no?... total que aunque mi reino sea viejorro, cascarrabias y mañoso, pues nada hasta que empecemos las reformas... ¡¡benditos dos años que quedan!! hay que ir tirando. (La foto de la derecha es lo más parecido que he podido encontrar a cómo me siento reina de mi propio reino, ejem...).
Mi receta... procurar no volverme loca, andar siempre (y digo siempre porque tiene que ser a todas horas) recogiendo la cocina porque si no las dos encimeras que tengo están siempre llenas de libros de cocina, electrodomésticos tipo tostadora y heladera que no usamos y platos limpios (o sucios) por guardar...
Otro truco es tener todo bien planificado y distribuido... saber donde va cada cosa, vaya... y al menos una vez al año (iba a poner 3 pero... umm sería una mentira, jejeje) sacar todo de su sitio, tirar la mitad de las cosas y volver a organizar.
Cada año, (ese es el problema) tengo un sistema nuevo, que vuelve loca a mi hermana... y aunque año tras año pienso que voy perfeccionando el modo de organizar la cocina, pasados un par de años vuelvo al sistema original.

Yo hace poco puse en facebook el enlace a la cocina de mis sueños... y aquí os lo vuelvo a dejar, aunque sea para que veáis las fotos y os hagáis una idea. Sip, yo no quiero nada cursi, moñoño y acogedor, no... la cocina de mis sueños tiene que ser práctica, funcional, abierta y luminosa... todo lo que tiene que tener para eso... para cocinar.

Y pensando en las cocinas de los sueños de cada uno pensé en que seguro que una vez diseñada la mía lo primero en lo que pecaría sería en meter cacharros a cascoporro... pufff.... así que pensando, pensando... he hecho un "top ten" de los imprescindibles en cocina... vamos, los que son imprescindibles para mí... aunque os confieso que con ánimo de ampliar la búsqueda y de aportar ideas y ver si la gente coincidía o no conmigo he pasado la pregunta a mis amigos/familia... todos más o menos coincidimos, luego os diré alguna más que yo no he incluido en el decálogo pero ellos si.

La idea del post es doble... por un lado contaros lo que yo creo que es imprescindible tener en una cocina... así lo que me llevaría en caso de mudarne, irme de vacaciones o meter en el baúl a la isla desierta. Como comprenderéis es una opinión personal, ni mejor ni peor que la de cualquiera, pero no es la primera vez que alguien me pregunta al respecto y quiero contaros.
Por otro lado me ha parecido curioso observar que en ninguno de los blogs de cocina que leo... y os aseguro que leo demasiados... se ha metido en este berenjenal... así que, bueno, si de alguna manera el post ayuda a alguien lo doy por bien hecho.

Mis 10 imprescindibles de cocina son:

1. Cuchillos de cocina: Cualquiera os puede decir, y si no lo sabéis vosotros, os lo cuento yo que el tema cuchillos de cocina es como la actualidad política del país... un tema espinoso, penoso y generalmente del que todos tenemos una opinión... mejor o peor... pero de sobras oída.
Yo hasta hace poco era de esas que usaba los cuchillos tipo del taco de cuchillos que creo que regalaron a mis padres en su boda, o similar. Más viejo que la tos y que usaba conforme al siguiente sistema: siempre el mismo hasta que se mellaba; entonces pasaba al siguiente.

Con eso de leer en blogs, ver videos de chefs y profundizar en el mundo gastronómico me he dado cuenta que ni todos los cuchillos valen para todo, ni hay que usarlos hasta que se les cae el mango.

Aquí tenéis mi opinión: creo que hay que invertir un poquito en este tema, no hace falta que os compréis una docena,... con tres buenos vas que chutas, pero que sean de calidad.
Así, os recomiendo inspeccionar un poco en varias tiendas... en plan Ikea, El Corte Inglés y la ferreteria de tu barrio, comparar y elegir aquello que mejor se ajuste a tu presupuesto y sobre todo a lo que cocines.
Otro tema espinoso es el de las marcas, no marcas, de cerámica, de acero, con el mango calibrado, etc... al final, honestamente creo que lo mejor es optar por lo que más eficiente te sea... si tu presupuesto no llega a los de cerámica compra un par de acero y amén.
Los que más me gustan a mí son los de la marca Arcos, encima, haciendo patria.
Sin embargo voy a confesaros un secreto... ¡¡he caido con los cuchillos de cerámica!! Y no, no me han costado una pasta, bueno según cómo se miren, pero los compré en una promoción del Supermercado de El Corte Inglés en noviembre y ahora ellos y yo somos inseparables...

En cualquier caso, y dejando el tema de las marcas sólo quiero haceros otras dos recomendaciones:
1. Lavarlos a mano. Nada de lavavajillas
2. Llevarlos a afilar cuando veáis que van perdiendo el filo. Yo no me fío de afilarlos en casa, lo siento... si vosotros lo hacéis así genial, sino en muchas tiendas de arreglo del calzado te lo hacen en un momento.

Ya lo último... en serio, los tipos de cuchillos, pues yo os recomiendo tener siempre:
1. Cuchillo de puntilla, los pequeñitos de toda la vida. Yo los asocio a mi abuela, que compraba siempre por pares, ella decía que uno lo guardaba para ella y otro para que se lo perdiera la señora que venía a ayudarle a casa. Puff... dicho así mi abuela parece un orco... lo peor!! dos meses después de comprado el cuchillo este desaparecía... a lo mejor también acababa debajo de los embellecedores de sus muebles de cocina jejeje...
Su uso principal es el cortar y picar frutas y verduras.
2. Un cuchillo trinchante, el grande también de toda la vida, el que cojes siempre por defecto aunque sea sólo para cortar fresas... pues ese es el mejor para cortar trozos de carne o pescado.
3. Yo además voto por el Santoku, el nuevo cuchillo pijo por excelencia ese venido de Japón, grandote, rectangular y con un filo liso y dentado... Lo compré como os he dicho en esta colección y ¡¡me encanta!! puede con todo, tú no haces nada de fuerza.
Y aunque no entra en la categoría de imprescindibles si es necesario acompañar estos de unas tijeras de cocina y un cuchillo para el pan.

2. Tabla de cortar: Otro imprescindible para mí... y a menos que tengas esas cocinas con encimeras de madera es la tabla de cortar,... en mi caso y manías mías que sea de madera... y a ser posible poniéndonos ya exigentes al máximo que podamos tener al menos 2 una para picar carne y otra para pescado.
Vale, el tema de la tabla de cocina es otro tema un pelo espinoso... hay quién no usa, cosa peligrosa si tenemos un buen cuchillo que pueda resbalar, los hay que usan tablas de plástico... bien, y los que usan unas redonditas que más parecen posavasos que tablas.
Yo os recomiendo una tabla grande, de esas que te permita picar un tomate, por ejemplo e ir dejando apartados los trozos picados en una esquina... sin tener que sacar otro plato porque en la tabla no te caben.
Otra recomendación muy importante es que la tabla esté siempre, siempre limpia... es uno de los utensilios donde más transferencias se dan entre los alimentos... primero que si pico una cebolla, pico después una pechuga de pollo y termino añadiendo unas patatas... bueno, pues creo que es una recomendación un poco de perogrullo, pero al menos pasarle una servilleta húmeda por encima, para ir eliminando restos.
Y ya lo último, un truquito aprendido de Jamie Oliver... cuando vayamos a usar la tabla, colocar debajo un trapo de cocina ligeramente humedecido, nada lo justo para que agarre a la tabla y a la encimera, de forma que las tres cosas no resbalen y la tabla no baile mientras la usas.

3. Boles o cuencos: No no hablo de platos hondos, o de boles de desayuno, no. Hablo de boles de los de plástico, cristal o metal.
Para mí en la cocina son imprescindibles... es rara la receta en la que al menos no use alguno. Para ir reservando ingredientes, para batir, para mezclar... montar una ensalada, una masa de tortitas, o un relleno de empanadillas... no sé, miles de cosas.
Aquí un único consejo... ¡¡cuantos más mejor!! Lo mismo que en los cuchillos o las tablas os dije que uno o dos... en el caso de los boles merece la pena tener variedad.
Yo tengo unos 6, y hay veces que los estoy usando todos!! El bol que uso para levar pan, el que uso para batir cosas (los metálicos lo mejor), en el que añado los ingredientes de una ensalada, o donde pongo a marinar un pescado... no soy exagerada si os digo que puedo estar haciendo todas esas cosas a la vez, con lo que tener varios boles es muy útil.
La idea es tener además de varios tamaños y composiciones... porque por ejemplo los de metal no se pueden meter al microondas, y los de plástico se derriten si los pones al baño María o por lo que sea tienes que llevarlos al horno.
Es cierto que los ideales son los de cerámica... pero tampoco, muchos de ellos si son un poco malones no aguantan bien el calor, se sobrecuecen y luego no hay quién los maneje.

Visto lo visto... vamos que me está quedando una entrada largísima y que sólo llevo 3 utensilios... creo que voy a hacer una entrega por fascículos... ¿os parece? En los próximos días publicaré otras dos entradas con el resto de utensilios, porque no quiero dejar sin explicar bien todo... que ya que nos ponemos.

Espero sinceramente que os sea de utilidad... y que me comentéis cuáles son vuestros imprescindibles... aún sin saber los otros 7 míos podemos ir viendo si coinciden.

Me despido entonces, un besazo enorme, Luz.

1 comentario:

  1. Para mi, uno de los 10 sería un pela patatas/zanahorias/calabaciones/pepinos..... vale para mucho!
    Lo acabo de usar para pelar las patatas de mi tortilla que estoy cocinando!!!

    ResponderEliminar