jueves, 18 de abril de 2013

Tiramisú triffle... y un nuevo concurso


¡¡Feliz jueves a todos!!
No sé vosotros, pero yo estoy deseando que llegue el fin de semana... ando medio muerta de sueño, liada de trabajo y con una calentura en la boca, ea... todo en uno.
Encima aquí en Madrid no sólo hace bueno, no... hace de pleno mes de julio a la sombra, con lo que mis cucos vestidos de ir al trabajo con medias y tacones, ejem... ya me sobran en el armario.
Conclusión: necesito el fin de semana, al menos para cambiar de chip y ponerme en modo primavera... aunque...¡¡ya me han dicho que mañana vuelve a hacer frío!! Si es que....



Entre tanto yo sigo con mis miles de historias, entre ellas un  nuevo concurso en el que con esta receta quiero participar.




Bea, de Bocados divinos y a la que conozco de otros retos y concursos en los que participo, y en concreto en el de Bake the world ha organizado este concurso, que no sorteo... ya sabéis, sorteo es cuando de entre todos la suerte elige uno... a mí en esto de los retos de cocina lo de la suerte... ejem... me da un poco de rabia... ¡¡tengo cero suerte!! Y nunca me toca nada, por lo que muchas veces por mucho que te curres una receta con foto incluida (que todos sabemos que es lo más difícil de conseguir) eso de que luego elija la suerte no me hace ninguna gracia... pero...
Total que en este caso concreto Bea va a preparar un dossier con los "aspirantes" al premio para que a posteriori "el jurado" decida cuál es la receta ganadora... jejeje... eso va más con mi vena competitiva, jejeje... que como dice mi padre parece que en alguna de mis otras vidas al menos una vez fui Atila el Huno...jejeje.

Los requisitos para su concurso, muy fáciles, en realidad más que nada presentar receta y foto antes del 23 de abril, y rellenar un formulario de participación... fácil, ¿verdad? Ya os había dicho.
Un detalle más... la receta tiene que ser Internacional, que para eso el concurso lleva ese nombre. Bea además nos anima a ser un poco más intrépidos... y nos anima a "parafrasear" recetas internacionales a nuestro gusto, ya que la originalidad también se tiene en cuenta.

Total, que en busca y captura de todos estos requisitos pensé publicar esta receta... tirada de fácil, riquísima y que encima es a la vez un clásico de dos países... un triffle británico de tiramisú italiano... vale, vale... dirán algunos que estoy haciendo trampas... ya que según qué opiniones el triffle es igual que un tiramisú, bizcocho borracho napado de crema que puede combinar mil y un sabores, texturas y formatos... pero... bueno, ejem, ¿porqué no un triffle de tiramisú?

Os diré que la primera vez que oí hablar del triffle fue en Friends... en concreto en un capítulo de Acción de Gracias en el que Rachel cocina el postre para todos.
Os voy a dejar el enlace para que lo veáis y me digáis qué pinta creéis que tiene ese postre, y porqué he tardado tantos años en lanzarme a la piscina y probar una receta con uno...jejeje...
Para los que no conozcan el capítulo, no puedan ver el video, o no puedan entender inglés os diré que la escena es la siguiente:
A la pregunta de Ross y Joey de qué postre es ese que está preparando Rachel, ésta contesta toda feliz... "¡¡es un triffle!! ¿no veis todas sus estupendas capas?... Lleva lenguas de gato (tipo bizcocho, entiendo), lleva mermelada, natillas... que he hecho yo misma" dice toda orgullosa, "luego un piso con grosellas, más lenguas de gato y luego ternera salteada con guisantes y cebollas...."
Ummm... ahí tenéis las caras de Ross y Joey... lo dicen todo.
"Y ya plátano y más crema..." y hace un giro con la mano toda feliz.
Cuando Ross le pregunta por la carne, la pobre dice que ella tampoco entiende nada, pero que también pensaba que los mince pies eran dulces... cuando no lo son, "¡¡qué cosas más raras mete esta gente británica en su comida!!" ¿?¿?¿?¿?
En cuanto Rachel sale un momentito de la cocina, apuntándoles con el dedo para que no prueben su postre, jejeje... estos cojen la revista y empiezan a leer..... ¡¡Rachel ha hecho mitad de la receta del triffle y mitad de un pastel del pastor!! Jejeje...
Bien, la escena en la que todos tratan de comer su postre no tiene precio, pero lo mejor de todo... cuando por fin Rachel sale de escena y Ross escupe diciendo que "esto sabe ¡¡a pies!!". Joey no deja de comer, y dale que te pego... "A mi me gusta", dice... "Estas de broma, ¿verdad?", le pregunta Ross...
"¿Porqué? La crema, me gusta, la mermelada... me chifla, la carne ¡¡me encanta!!".

Así que en homenaje a todos los que metemos la pata en la cocina, a los pobres que luego tienen que tragarse nuestra metedura de pata (literalmente) y en honor a una de las escenas más simpáticas de Friends, mi receta para el concurso de Bea es este Triffle, que tranquilos... no lleva carne, jejeje.

Os diré que la receta y la idea la he cogido del blog Kanela y Limón, aunque siguiendo mi propia receta de tiramisú.
Pero llevaba tiempo queriendo hacer un tiramisú en versión individual... y la verdad... no me salía en absoluto. Al final he probado su técnica y como veréis el resultado es genial.
Espero que os guste, ya me diréis.

Ingredientes para dos copas como las de la foto.. que cunden como para 4 personas:

- Bizcochos de soletilla (unos 4 por copa)
- Una taza de café frio
- 2 cucharaditas de azúcar
- 2 cucharadas de frangelico, martini o algún licor que tengáis por casa cuyo sabor os guste
- 2 yemas de huevo
- 50 gramos de azúcar
- 250 gramos de mascarpone
- 100 gramos de nata para montar
- 100 gramos de queso de untar
- Una cucharada de extracto de vainilla
- Caramelo líquido (yo en este caso lo compré)
- Cacao en polvo

Modo de hacerlo:
Yo para este tipo de postre, que van por partes y luego montar, voy preparando las cosas por separado, luego las junto y monto el postre.
Así:
1. Los bizcochos de soletilla suelo partirlos por la mitad, para que luego pueda colocarlos mejor.
A continuación los coloco en una fuente o bandeja.
No os sé decir qué cantidad de bizcochos, porque obviamente eso depende mucho del sitio donde luego vayas a presentarlo, pero os recomiendo añadir un par más, por precaución caso de que se os rompan o similar.
2. Mezclo el licor y el azúcar en la taza de café, lo remuevo bien y con este líquido pincelo los bizcochos.
Es importante el tema del pincelado. Yo hasta hace poco optaba por la opción de empaparlos, pero así el bizcocho chupa mucho líquido, es más difícil manipularlos y el postre se convierte en una papilla... nada aconsejable. Por eso os digo lo de pincelarlos... de esa forma se mojan, pero no en exceso.
3. Una vez los bizcochos listos pasamos a la crema. Tema también controvertido en cuanto a su composición... yo finalmente he dado en el clavo con una mezcla de tres ingredientes, la nata que previamente monto con media cucharadita de azúcar, el queso crema y el mascarpone. Pensad que el mascarpone está a caballo entre la textura del queso crema y el sabor de la nata... así todos los componentes se equilibran en textura y sabor.
4. Así, en un bol mezclamos ambos quesos, junto con la vainilla.
En un segundo bol mezclamos las yemas de huevo y el azúcar.
Como veis tenemos tres boles, el de nata montada, el de queso y el de huevo, es en este último en el que integraremos todo, a ser posible con batidora de barillas que esponja mejor, sino barillas corrientes y a darle candela al brazo.
Mezclamos así, primero los quesos con el huevo con azúcar, y una vez integrado la nata montada con cuidado de que esta no pierda textura.
Queda como veréis una crema gordita pero ligera.
5. Os recomiendo que metáis entonces el bol tapado unos 20 minutos en la nevera, para que recupere el frio, pero eso es opcional.
6. Por último tenemos el montaje del postre. En la entrada de Kanela y Limón se ven fenomenal las fotos del montaje... por si os sirve de ayuda.
Yo lo que hice fue meter la crema en una manga pastelera con boquilla redonda mediana.
Y fui montando en las copas, primera capa de bizcocho, y con la manga rellenaba de crema, a continuación y por los bordes de la copa, procurando que se vea como si fueran grietas entre una capa y otra echamos un poco de caramelo, OJO ¡¡no os paséis de cantidad!! Sino, quedará todo con sabor a caramelo, a nada más y textura chiclosa...
Y repetimos montando tantas capas como espacio tengamos.
Terminamos siempre con una última capa de crema a la que espolvoreamos con un poco de cacao en polvo.

Recomendación: Está más rico de un día para otro, refrigerado claro en la nevera, pero así como una textura más compacta y un sabor más homogéneo, el del tiramisú.

¿Qué os parece?
Os diré que como este, las versiones son las que más os apetezcan... así pensar que en versión "familiar" los ingleses suelen servir sus triffles en grandes recipientes, como copas de champán gigantes con pie de cristal, esta es mi idea con copa individual en tamaño maxi, jejeje.
Ideas de distintos rellenos, se me ocurren varias, y volviendo al ruedo internacional:
- Triffle japonés de té matcha y mandarina.
- Triffle italiano de limoncello y naranjas confitadas.
- Triffle americano de melocotón y vainilla.
- Triffle francés, con fresas, champán y chantilly
- O triffle mexicano de mango y margarita...

Como veréis es un postre que siendo internacional, puede serlo aún más... podemos customizarlo como más nos apetezca en ese momento.
Yo en este caso he "casado" dos de mis postres favoritos... espero que nadie venga a detenerme a casa por "masacrar" dos pesos pesados de la gastronomía internacional, jejeje...
Y espero que el episodio Friends os haya gustado.

Por hoy me despido, en unos días tengo nuevo reto panarra... a ver cómo sale.
Un besazo enorme a todos, Luz.

8 comentarios:

  1. Es uno de los capítulos de Friends que más me gusta!!jajaja
    Y tu Tiramisú triffle tiene una pinta buenísima!!
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jejeje... me alegro de que te guste. En serio, es riquísimo y super tonto de hacer.
      Y sí, el capítulo de Friends es lo que siempre se me viene a la cabeza cada vez que veo Triffles, jejeje...
      Es la típica serie, en mi opinión muy generacional que nos marcó muchísimo, por cotidiana... hay mil momentos en los que aparecen escenas de Friends en Flashback... ¿o no?
      Un besazo enorme, Luz.

      Eliminar
  2. Qué pedazo de receta me has traído al concurso!! Y qué gracia tienes explicándolo todo, me ha encantado. Vamos, a un miembro del jurado ya lo tienes ganado que es súper fan de Friends jajaja y a mí el tiramisú me encanta, siempre me lo pido cuando como fuera!!

    Besos y muchas gracias por participar. Te deseo mucha suerte con el jurado!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bea, mil gracias por el comentario. Me alegro de que te guste... no sabía si además de mandarte el formulario de participación rellenado tenía que hacerte algún comentario más... pero como no he visto a nadie haciéndolo... he preferido esperar.
      Y sí, los episodios de Friends creo que han marcado a nuestra generación, jejeje... y este en concreto ¡¡es genial!!.
      Y como ves este tiramisú más fácil imposible, ya me dirás si pruebas la receta en casa.
      Un besazo enorme, Luz.

      Eliminar
  3. Genial Luz...Suerte!!!
    Aunque yo también quiero el premio, jajaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jejeje... pues mucho ánimo, ya veremos.
      Un besazo, Luz.

      Eliminar
  4. Jajaja, ¡mitiquísima escena de Friends!

    Mi chico, que es un poco como Joey en las cosas del comer, siempre que alguien le mirar raro acaba diciendo la frase final adaptada a lo que se esté comiendo ("La carne me gusta, el repollo me chifla, el chocolate ¡¡me encanta!!") y se queda tan pancho xD


    ¡¡Mucha suerte en el concurso!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jejeje... en mi casa es más o menos lo mismo. Y como esta miles de escenas de Friends,... que hay cientos, ¿verdad?
      Jejeje, que alegria tienen algunos de buen comer, yo enseguida empiezo a poner caras raras... jejeje.
      Mil gracias por el comentario Laura.
      Un besazo enorme, Luz.

      Eliminar