viernes, 10 de mayo de 2013

Tortitas de manzana y canela con mantequilla de sirope de arce



Y olé!! Menudo título, ¿no?
Pero os aseguro que así se llaman... y que no describen ni un poquito lo riquísimas que son, la verdad.
Si es cierto que ya tengo publicada una receta de tortitas... también es cierto que es una receta muy buena, una de las más vistas del blog y una de las que mejor salen... todo eso lo sé.



Pero también sé que el mundo de las tortitas es infinito, admite miles de rellenos, combinaciones, sabores y formas... ¡¡y los quiero probar todos!!.
Hace poco leí en un blog que la razón de ser de publicar todas estas recetas es precisamente probarlas sin tener remordimientos de conciencia, jejeje... suscribo 100% esa opinión, jejeje...
En mi caso y una vez superado el escollo "encontrar la receta de las mejores tortitas del mundo" he pasado a la fase probar nuevos sabores/combinaciones... que si con frutos rojos, que si con frutos secos, que si con frutas a secas, jejeje...

Estas que os traigo hoy son mi último descubrimiento, ¡¡y son imbatibles!!.
La receta es de un libro que tengo desde hace la torta de años de "Brunch". Sí, soy una fan del brunch... cualquiera que en sábado y domingo se levante de la cama después de las 10, con gana de matar al "alegre" perro de la vecina, sin gana de salir de su esquijama y su albornoz, con gana de tener mirada laser para acelerar el goteo de la cafetera y un libro nuevo a estrenar es un seguro amante del brunch.
Yo es estas mini-vacaciones (vale sí, la semana pasada eran las super vacaciones, esta son las mini-vacaciones y la que viene ni siquiera recordaré que las he tenido, snifff) he disfrutado del brunch sin contemplaciones... la mejor combinación: levantarse tarde, vagear con el café, cuando la cabeza vuelve a estar encima de tu cuerpo piensas en tu brunch... lo haces realidad, jejeje... y te lo comes... para entonces serán como las 12.30-13.00 del mediodía... ¡¡momento perfecto!! vuelves a vegetar en el sofá/terraza/jardín/donde se tercie.... ¡¡hasta la hora de la siesta!! Os aseguro que para las 6 de la tarde la cura de sueño ha hecho su efecto.
Cierto que no soy como esas señoras que anualmente reciben curas de sueño...o de lo que sea... al cabo de un par de días dándole a la siesta ya no tengo sueño, que gracias a Dios mi trabajo no me lo quita (al menos de momento) y cuál Winnie the Pooh entre semana estoy en la cama a la misma hora que las 3 niñas que viven enfrente de mi casa... ¡¡lo sé dicho así suena patético.... pero me muero de sueño!!.

Total que estos días pasados he disfrutado de un par de brunch caseros, ya os enseñaré otras recetas "para la ocasión", jejeje...
La verdad es que el brunch casero es un arte, un arte que por la razón que sea en mi caso no se extiende al brunch "externalizado". Después de probar en miles de sitios sólo hay uno en el mundo por ahora donde se impone un desayuno... el desayuno de estreno de las vacaciones en Gaxen, el primer día de las vacaciones en Fuenterrabia.
Aunque eso no es un brunch, no, es un desayuno, de los de estar luchando por una mesa a las 9.30 de la mañana para que te traigan un croissant plancha y un zumo de naranja... no eso no es un brunch.
No os creáis, que desde el "arte" del desayuno de facultad que muchos conocemos demasiado he probado múltiples opciones, los desayunos de Vips (sin comentarios), los buffets libres de algunos hoteles que anuncian servicio de brunch que no es más que alargar un poco el horario de desayunos para que los de "fuera" nos zampemos lo que les queda... y los brunch molones con copa, huevos con salsa holandesa y vienas tostadas... sin embargo como os digo, no, no es lo mío.

Eso de "ayunar" hasta las 11 para tener que arreglarte y salir cuál ogro gruñón, sin tu café ni una triste galleta... para tratar de ser amable con los demás comensales que como tú son más de "mñmsdía" que de ponerse a discutir de política internacional.

Lo curioso es que desde hace un par de años la gente celebra cosas en modo brunch... vaya, ya he ido a un par de cumpleaños, una despedida por mudanza y una baby party (o como quiera que se llame) que se ha celebrado a la infernal hora de las 11 de la mañana de un domingo ¿?¿?¿?¿?
La cuestión es que el modo brunch es disfrutar tranquilamente de un plato gigante de desayuno sin sentirte una gocha......................... vamos al menos así lo entiendo yo.

Por eso el brunch es para ocasiones especiales... en casa Almu y yo hacemos 4 al año, ni más ni menos... ¿cuándo? Pues os diré,... el día de Año Nuevo cuando no hay comida familiar obligatoria con menú que incluye zumo de tomate y Concierto de Año Nuevo mientras vegetas con tu perro en el sofá.
Siguiente celebración el día de Pascua y mientras ves al Papa felicitar la Pascua en samoano y esperanto. Y por el cumple de ambas... donde se impone libro, holgazanería y unas mimosas...
Ea, para que no se diga que una no se cuida, jejeje....

Pues os invito a que hagáis lo mismo, aprovechar a fijar unas mañanas en el calendario para disfrutar en casa sin más, sin agobios, sin prisas, disfrutando de lo que más te apetezca... ¡¡y del desayuno!! Más aún si te lo preparan (que no es mi caso...), sino, aquí tenéis una idea (o una indirecta bien pegada en la puerta de la nevera, jejeje... a ver si llega a "algún sitio") para un brunch genial.

Receta de tortitas de manzana y canela con mantequilla de sirope de arce


Ingredientes para 4 personas:
*Para las tortitas:
- 1 taza de harina
- 1 taza de leche
- 1 cucharada de mantequilla derretida
- 1 cucharada de sal
- Una pizca de sal
- Una pizca de canela
- Una cucharadita de levadura
- 1 manzana golden rallada
* Para la mantequilla de sirope de arce:
- 2 cucharadas de mantequilla
- 6 de sirope de arce


Modo de hacerlo:
(En realidad no tiene ninguna ciencia... es seguir el mismo procedimiento que ya os conté en agosto de las tortitas normales... por si alguien ya se lo sabe y no le apetece leerse de nuevo toda la receta).
1. Primero derretimos la mantequilla.
2. En un bol mezclamos esta con el huevo y la leche (los ingredientes líquidos, vaya).
3. A continuación mezclamos los sólidos, harina, sal, azúcar y canela.
4. Toca ahora integrar sólidos y líquidos, mezclamos con una cuchara... para esta receta no hacen falta ni batidoras, ni robots ni nada de eso, con una cuchara o una espátula basta.
5. Con nuestra masa de tortitas preparada y aromatizada con canela podemos rallar la manzana con un rallador de estos e incorporamos a la mezcla, mezclamos bien y listo.
Veréis que la manzana no se notará mucho en el resultado final... pero sí se aprecia en el sabor, la textura, y algún trocito que podéis encontrar al morder... pero no como tropezones grandes, eso no.
6. Calentamos a continuación una sarten, y una vez caliente sin  necesidad de engrasar añadís una cucharada de la masa a la sartén, dejáis que se haga hasta que los bordes empiecen a ponerse opacos y veáis que se forman burbujitas, le dais la vuelta y en 10 segundos más tendréis la tortita lista.
Consejo: procurad que la sartén no se caliente demasiado, o quemará la tortita por fuera dejándola cruda por dentro.
7. Y respecto a las tortitas poco más... ahora el sirope... os recomiendo mucho esta mantequilla... es el colmo de un pobre con necesidad de ganar peso... una cucharada de este sirope y ganará calorías por un tubo.
Vale, sé que esto no es un reclamo en condiciones, que habrá de los que se echen para atrás... pero digo yo... si ya has llegado hasta aquí, si ya has preparado tus tortitas, vamos que ya les vas a echar de todas formas sirope... y si el tema del día es perderse la comida y desayunar como si no hubiera mañana... pues nada!! ¡¡de perdidos al río!!
Así que a los valientes que quieran probar esta mantequilla y disfrutar del paraiso el truco del almendruco es calentar en un cazo ambos ingredientes sin que coja mucho calor, pero que la mantequilla se funda, el sirope se haga líquido y ambos se integren. Listo... no tiene más misterio.

Y eso es todo?? ¡¡Pues no!! Que ya veo algún ojo golosito mirando esas salchichas que hice para acompañar... ¡¡ojo!! aviso ... el desayuno de la foto era para dos!! que me gusta el brunch pero no quiero acabar con un infarto a los 40.......
Lo de la salchichas tiene aún menos misterio que el sirope, se trata de envolver trozos de salchicha del largo del ancho de una loncha de baicon (¿tiene sentido para alguien lo que acabo de decir?) y cocinarlos 20 minutos en el horno a 180ºC calor arriba y abajo, o hasta que la salchicha y el baicon estén tan o tan poco hechos como vosotros queráis.
Nuevo aviso a listillos....¡¡¡¡¡ya sé que no se dice baicon!!! Mi hermana me lo recuerda todos los días de Dios... pero aquí una que ha estudiado en la Gran Bretaña y que enviaba carta a casa con el siguiente membrete "Ingland a 3 de julio de 1997" no da para más... y oye me gusta más que bacon o tocineta...

Y ya sí, os dejo disfrutar del fin de semana, y para hacer yo lo mismo... o no, que tengo que empezar a mentalizarme para sacar la ropa de verano y hacer la declaración de la renta....................................
Nos vemos la semana que viene... si no he muerto en el intento.
Luz.

4 comentarios:

  1. Que plato mas divino, esas tortitas son de lujo total, te han quedado preciosas, se le ve un color precioso, y las has acompañado de cine. Miles de besicos amiga preciosa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. María, mil gracias guapa... me alegro de que te gusten. Con mucho gusto te las cambio por un poco de tu helado de sirope de arce...ummm ¡¡qué rico también!!
      Un besazo enorme María, y mil gracias por comentarme siempre, me hace muchísima ilusión tenerte por aquí.

      Eliminar
  2. estas tortitas son riquísimas y la mantequilla nos parece de lo más original, qué buena!

    besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro mucho de que os gusten... ya me diréis si caen en casa qué tal os han quedado y qué os han parecido, eh??
      Lo de la mantequilla después de consultarlo en un par de sitios americanos y canadienses me he enterado que es bastante frecuente tomarla así... en plan infusionada con otros sabores... ya os contaré si pruebo con más cosas a ver qué sale.
      Un besazo enorme y mil gracias por vuestro comentario. Luz

      Eliminar