martes, 25 de junio de 2013

Savarin... para la propuesta dulce de Whole Kitchen


Whole Kitchen en su propuesta dulce para el mes de junio nos invita a preparar un clásico de la cocina francesa: Savarin. 
Hola a todos... hoy de nuevo publico... no, no he cogido carrerilla, no. Ya sé, ya sé... he publicado 3 recetas... tres recetas dulces... en tres días... bueno, pues, ejem... ¡¡mejor para vosotros!! jejeje...
No, no me he vuelto loca, son cosas del directo que se dice... del directo, del calendario y de estas fechas previas a las vacaciones en que todo se nos va en dejar la pizarra limpia, vacía y lista para la próxima temporada.


A mí se me han juntado, concurso, reto y la propuesta de hoy... y como yo soy así de terca he sido de esas que se sube en una bicicleta con otros 3, oye ¿y porqué no?, ¿mi secreto? Jejeje.... ser una chiflada de la cocina con las recetas preparadas de hace bastante tiempo y un diente dulce que no puede ser... conclusión: pasa lo que pasa... un tres por uno de final de mes, oiga.
Pues nada... como os digo no he querido renunciar a ninguno de mis retos, los 3 me hacían especial ilusión, el concurso de Lidia por ser Lidia, el reto de Tía Alia porque Tia Alia es Tía Alia y su poder de convocatoria irresistible, y el reto dulce de Whole kitchen,.... ummm... ¡¡porque es un estreno!!.
Sí, os animo a buscar y rebuscar... que no encontraréis ninguna participación mía en estos retos, ¿porqué? Porque es la primera vez que me animo con el reto dulce.
Ya os he contado hasta la saciedad como en casa soy la sal donde Almu es el azúcar (hay por Dios... eso ha quedado super-cursi... ummm pues ya no lo quito!!) lo que hace que hasta hace varios meses yo estuviera anclada en el reino del jamón... vaya, lo más lejos que llegaba con el dulce eran las masas de bollería... pero de ahí no me sacabas... hasta que comencé a revelarme... sí esto ha sido como la reunificación italiana, la fiebre del oro y el descubrimiento de las cataratas Victoria todo al mismo tiempo... ¿que cómo fue? Jejejeje... buena pregunta, ¡¡flashback!!
Pues esto era una vez dos hermanas que vivían juntas. Dos hermanas que se repartían las tareas de la siguiente manera: tú te haces tu colada, yo la mía; tú limpias tu cuarto, yo el mío; tú cocina lo dulce, yo lo salado... ummm ¿os hacéis una idea?.... Pues una de esas hermanas no estaba muy de acuerdo con ese reparto... no sólo porque odia tener que hacer la limpieza y tender... que también, sino porque veía desfilar recetas de postres todos los días a su alrededor y quería probar más cosas que simplemente decorar con salsa de chocolate su propio brownie.
Así que esa hermana tanteó a la "dueña de los derechos del dulce en casa Hermanas" y el reparto se reconfiguró de la siguiente forma: tú haces lo salado, el dulce que quieras y yo idem... y santas pascuas...
Y así hasta hoy, la verdad... que para eso Almu es flexible, ojo!! ejem... yo no puedo meterme en "su cocina" ni pedirle ayuda para la mía... ejem... que también es bastante territorial, todo hay que decirlo, y muy "tu te lo guisas, tú te lo comes"... con lo que al final, esto es para mí un poco como saltar a la piscina y empezar a nadar, primero un pie, luego otro... luego te mojas la tripa... PROBLEMA, ejem... yo he pasado todos los veranos de mi infancia en el Norte, en el mar... con lo que jamás he hecho eso de meter el pie... yo me tiraba en bomba!!! y de carrerilla!!!.
Y bueno, ejem... con la respostería me ha pasado lo mismo.
Que nunca jamás había hecho una tarta de chocolate... ¿y qué?... ¿cómo es el dicho de los valientes y la ignorancia? Pues eso... que nunca he probado a montar o preparar pasteles... pufff... no será para tanto, y bueno, ejem... os hacéis una idea.¿verdad?.
Con lo que me hace mucha ilusión y me apetece muchísimo probar los retos dulces de whole kitchen... que siempre que he visto de reojillo cuando me metía en la página para ver las preparaciones saladas me quedaba con el um... yo también quiero.
Pues aquí estoy, a ver cómo nos va...
La receta de hoy es de las que me gustan a mí... una receta con historia, una historia chulísima además... Se trata de un postre ideado inicialmente para el padre de la esposa del rey francés Luis XV, e hija del rey polaco Estanislao, el cuál como posterior Duque de Lorena se trasladó a Francia junto a su corte, entre la que estaba su cocinero personal que ya en tierras francesas ideó este postre para el duque.
La historia cuenta que el postre recibió el nombre de Alí Baba, debido al amor del duque por los cuentos, y su hija, la reina, lo trasladó pronto a Versalles.
¿Cuándo recibió el nombre de Savarin? Curiosamente durante la Revolución francesa en honor a un jurista, Jean-Anthelme Brillat-Savarin famoso en Francia por varias cosas... principalmente por su amor por la gastronomía, por ser Magistrado del Tribunal de Casación y por echar la siesta sin pudor en las mesas de Tayllerand. Savarin pasó la Revolución francesa dando clases de francés y tocando la guitarra en los USA, y al fin de la misma y a su regreso a Francia además de sus funciones oficiales como magistrado ejercía de profesor de cocina.
Además de editar un libro "La fisiología del gusto", creó un plato espectacular en honor a su madre, Aurora, y llamado Oreiller à la Belle Aurore, un plato complicadísimo e historiado.
Así hoy nos llega la historia de este caballero gracias al dulce que lleva su nombre (así como el de un queso... cosa muy habitual en Francia donde el dicho es "comer un queso distinto cada uno de los días del año").
El Savarin es un postre facilón y muy rico. Consiste en un bizcocho esponjoso, al que se baña en un almibar y que se adorna con frutas y chantilly... la receta del mío es la que nos han indicado las chicas de Whole kitchen conforme a las instrucciones del Cordon Bleu.
A nosotras nos ha gustado. Como la mayoría de postres franceses el sabor sorprende bastante, el bizcocho en sí mismo está ligeramente salado, y junto con la nata y las frutas forma una combinación dulce, sencilla pero muy "elegante".
Es importante dar con el molde adecuado, os enseño los tipos que nos han enseñado con la receta... de entre todos podéis elegir... y sino siempre podéis emplear un molde de flan, uno de bundt cake o incluso un molde redondo normal siempre que luego lo agujereemos en el centro.
moldes.jpg
1- Savarin mini-cocktail: 35 mm de diámetro
2- Savarin cocktail: 40 mm de diámetro
3- Savarin pâtissier: 60 mm de diámetro
4- Savarin carré: 65 x 65 mm
5- Savarin restauration: 90 mm de diámetro
6- Savarin familial: 160 mm de diámetro
7- Savarin bouchon: 40 mm de diámetro y 70 mm de altura
Mi molde como veréis no se corresponde a ninguno de estos... los míos venían con la colección de moldes de silicona que venden en el kiosco y de la que me hice suscriptora.
Así lo he hecho yo.
Receta de Savarin.
Ingredientes para 4 raciones:
1. Para el bizcocho:
- 250 g de harina de todo uso
- 20 g de levadura fresca de panadero
- 5 g de sal
- 10 g de azúcar
- 3 huevos
- 50 g de mantequilla derretida
2. Para el almibar:
- La piel de 1 naranja
- La piel de 1 limón
- 5 cucharadas de ron
- 200 g de azúcar
- 2 cucharadas de agua
3. Para la decoración:
- 200 ml de nata para montar
- 1 cucharada de azúcar
- Frutas para decorar al gusto

Modo de hacerlo:
1. En un bol mezclamos los ingredientes secos previamente tamizados. Así, la harina, la sal y el azúcar.
2. A continuación desmenuzamos por encima la levadura.
3. Incorporamos los huevos a la mezcla, de uno en uno y mezclando cada vez.
4. Añadimos la mantequilla derretida y mezclamos bien. Veréis que la mezcla es una masa más de bollería que una masa líquida de bizcocho, tranquilos, vais por buen camino.
5. Cogemos porciones de masa y las colocamos en los moldes previamente engrasados con mantequilla, sin que la masa ocupe más que la mitad inferior del molde, vamos, rellenamos hasta la mitad.
6. Cubrimos con un paso y dejamos que leve hasta doblar su tamaño (o hasta que el molde se rellene por completo)... unas dos horas más o menos.
7. Ya solo queda hornear el bizcocho a 190ºC unos 25 minutos.
8. Sacamos y dejamos enfriar en su propio molde... OJO ¡¡no desmoldéis!!. Primero hay que añadir el almibar.
9. Para hacer el almibar lo único que hay que hacer es mezclar todos los ingredientes en un cazo, poner al fuego y dejar cocer 10 minutos... listo.
10. A continuación y con un pincel empapamos el savarin, aseguraos de que el sirope empape bien el bizcocho y sus paredes... ese es al fin y al cabo la gracia del postre.
11. Dejamos que enfríe y desmoldamos.
12. Preparamos el chantilly montando la nata, cuando la nata haya cogido textura añadimos la cucharada de azúcar y terminamos de montar hasta que esté firme.
13. Decoramos el savarin como más nos guste, yo puse en el plato un churrete de nata, coloqué el savarin en el centro (con lo que la nata salió sin problema por el agujero central) y lo adorné con fruta.

Listo.
Como veréis mucha ciencia no tiene. Queda muy cuco, la verdad. De sabor muy rico y delicado, como os he dicho antes... y en versión individual con su decoración de frutas queda un postre además muy bonito.

Pues nada, aquí tenéis mi primera intentona. Yo, la verdad, muy contenta con el resultado. Espero que a vosotros también os guste.
Os dejo ya hasta el fin de semana... no os preocupéis... que no os voy a tentar con más dulce que hasta a mí me sale por las orejas!!.
Pero este fin de semana viene más y mejor.
Hasta entonces un besazo enorme y ánimo con la semana!!
Luz.

8 comentarios:

  1. Tiene una pinta estupenda.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Celeste, bienvenida al blog y mil gracias por el comentario.
      Me alegro de que el postre te gustara, es muy fotogénico, jejeje.
      Un besazo enorme, Luz.

      Eliminar
  2. Te ha quedado un savarin de rechupete ;)

    Un saludo,

    Miriam

    www.whatisinthefridge.tumblr.com

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Miriam me alegro de que te haya gustado. La verdad es que la receta no tenía mucha historia, lo mejor... el poder personalizarla y decorar el savarin al gusto de cada uno.
      Un besazo y mil gracias por el comentario, Luz.

      Eliminar
  3. Respuestas
    1. Gracias Aisha... estaba super rico.
      Un besazo, Luz.

      Eliminar
  4. Buenísimo y te ha quedado estupendo!! Se ve muy esponjoso y bueno!

    Besos!

    ResponderEliminar
  5. Bienvenida Cristina!! Me alegro de que te haya gustado.
    La receta era bastante sencilla y el postre muy fotogénico, así que era un no fallar... jejeje.
    Un besote, Luz.

    ResponderEliminar