viernes, 14 de junio de 2013

Strawberry margaritas.



Hoy vuelvo, un mes más con un cocktail... de esos "de chica" otra vez... lo confieso, ejem... soy una chica, en casa sólo vivimos chicas ergo los cocktails cuanto más rosas, con sombrillas y frutas mejor...



Vale, eso me ha quedado completamente sexista, machista y horrible... pero en mi caso es cierto...
Hay que vernos a Almu y a mí en el super eligiendo bebidas alcohólicas... AVISO: señoras y señores de marketing de las empresas de alcohol, van por buen camino... las botellas cada vez son más cookie y más fashion, ergo... en mi caso... ¡¡las quiero todas!! Lo peor... no las quiero para beber, no... que el otro día compramos una chulísima con unos alces preciosos en su etiqueta que ahí está... criando polvo por un tubo... ¡¡es de orujo!! puaj... pero como digo queda requete-chula en nuestro mini-bar.

Como digo Almu y yo compramos en la sección de bebidas del super... rodeadas de trajeados de todos tipos revisando los pasillos con mirada concentrada, cogiendo cada botella, sopesándola (¿?¿?), leyendo las etiquetas y luego frunciendo el ceño y haciendo "ummm"... nosotras, ejem... ahí vamos cual locas con nuestro carro pidiendo perdón a los académicos del vino por interrumpir su concentración mientras pasamos con nuestro maxi-carro ya a reventar y buscando cosas como Campari, sirope de grosella o tequila dorado.
También he de confesar que a parte de miradas ceñudas en nuestra dirección hemos recibido más de una sonrisa condescendiente y unos pocos y amables consejos y sugerencias sobre marcas etc... nuestro problema... ummmm tenemos muy claro lo que queremos.... uno: la botella debe ser chula, dos: no debe costarnos un tercio de nuestra compra global (cosa que no siempre pasa, pero que ha pasado) y tres: cuanto más de colores sea el contenido del líquido ahí nos vamos... vaya, que entre un vodka de los buenos y uno que sea de color verde fosforito por ejemplo... ¿tú que crees que nos llevamos a casa?

Después de esta descripción tan poco halagüeña sobre nuestras compras de bebidas he de romper una lanza por mi familia... en concreto por mi padre, mi abuelo y mis tios que saben un porrón y medio de vinos, ¡¡vaya!! que mi familia se dedica a ello... pero no, no estoy hablando de vino, el vino, aviso..., que para eso desde bien chiquitas nos han educado con un paladar para pocas tonterías... y ejem... aunque no tenga ni idea de si un año es mejor que otro sabemos perfectamente qué vino nos gusta, cuál va con qué cosa y cómo pedirlo en el restaurante sin que el sumiller te arrebate la carta de la bodega de un tirón cuál diva ofendida.

Pero... los cocktails son otra cosa, ¿no?... cuánto más raro, desconocido, exótico y cargado de cosas... ¡¡mejor!!. Yo los clásicos gin tonics, bloody mary, martinis y gimlets los adjunto al menú de una comida, a su aperitivo o su sobremesa... pero no los preparo para "el día de los cocktails", día que suele ser los viernes, cuando la semana ha sido tremenda y puedes irte a la cama tranquila de no tener que madrugar ni preocuparte por qué ropa ponerte al día siguiente o con qué llenar la lunchera.
Esos días de "desmelene" son los días de los cocktails, donde cuál Jekyll&Hyde Almu y yo experimentamos sabores, mezclas y modos de servirlos.
Cuando ya están listos para ser presentados en sociedad llega el momento de incorporarlos a los menús de cenas y fiestas.

El cocktail de esta semana es otro margarita... otro, que no el clásico... ummmm no sé si llegaréis a ver el clásico... después del margarita de mango que hicimos en invierno éste inauguró en casa la temporada de las fresas... temporada que aún colea y que supone que aún quedan algunas fresas en nuestro frutero, a lo mejor un poquito más chuchurrías... e ideales para la receta de hoy, con ellas haremos un jarabe que será la base de nuestro margarita.

Ya lo último antes de entrar con la receta... la dedicatoria del post de hoy es para Almu... para darle un último empujón... el próximo lunes es el último examen de su carrera universitaria. Almu termina este año su Ingeniería y yo no puedo estar más feliz por ella, más ilusionada por todo lo que hay por venir y más impaciente porque ocurra.
No digo nada de estar orgullosa, porque ella sabe que lo estoy... y no es orgullo lo que siento por sus notas, su esfuerzo y su trabajo, no... porque eso sé que ella tiene de sobra, no hace falta que le añada el mío propio... no. Estoy orgullosa por la persona que a lo largo de estos años ha demostrado ser, valiente, luchadora, curiosa sin cejar en ningún momento en sus esfuerzos, sin rendirse jamás, demostrando a todos, en especial a sí misma de lo que es capaz... yo siempre lo supe.
Por eso Chipi, ánimo y adelante, sé valiente, sé intrépida, sé ambiciosa y sobre todo sé tan buena persona como lo has sido siempre.

En honor a ella que el próximo lunes celebra su cumpleaños esta receta, que no es mía, sino suya,... como la de todas las bebidas que publicamos.
Un brindis chiquitina por tus éxitos, los ya logrados y los que quedan, por tus esfuerzos, los empleados y los que vamos a emplear a partir de ahora y por tí misma, el mejor regalo que me han hecho nunca.


Receta de margaritas de fresa

Ingredientes:
- 1 vaso de fresas trituradas
- 3/4 vaso de azúcar (las fresas ya son dulces, así que se puede echar más o menos en función de la golosez -ejem... palabra textual de Almu-)
- 1/2 vaso de agua
- Tequila al gusto
- Sal y limón para el borde de la copa
- Fresas en rodajas para decorar


Modo de hacerlo:
1. Primero hacemos el sirope de fresas. En un cazo ponemos las fresas trituradas, el azúcar y el agua.
2. Removemos hasta que se disuelva el azúcar. Cuando rompa a hervir bajamos el fuego y lo dejamos hasta que se forme un sirope, removiendo de vez en cuando.
3. Retiramos del fuego y dejamos enfriar.
4. En una botella o jarra aparte echamos este sirope y diluimos en agua al gusto... dejándolo de sabor más o menos intenso, a nuestro gusto, depende de lo concentrado que lo queramos.
5. Este "refresco" de fresa hay que tenerlo bastante frío antes de verterlo en la heladera para que frostice más facilmente.
6. En la jarra del "refresco" vertemos el tequila, como he dicho más arriba va por gustos, según queráis más o menos intensidad, bien de las fresas, bien del alcohol pondréis más o menos cantidad de uno u otro en casa hacemos 2 proporciones de refresco por 1/2 de tequila (somos unas borrachas baratas).
7. Vertemos el líquido en la heladera y dejamos frapear.
8. A la hora de servirlo (nosotras lo hacemos en copas de martini, pero a gustos) podéis mojar el borde de la copa con una rodaja de limón, para pasar después por sal para que esta forme un cerco y se quede pegada, vertéis con cuidado el margarita y decoramos con unas fresas en rodajas, y si tenéis unas hojas de hierbabuena.
Servimos muy frio.
(Como dice Almu, la pajita es opcional).

Pues aquí tenéis otro cocktail para vuestro recopilatorio, no sé si habréis probado alguna de las bebidas que mes a mes os enseñamos... para los despistaos, olvidadizos o recién llegados os enlazo al índice de recetas del blog donde aparecen recogidas las bebidas publicadas, espero que os ayude.
Nada más por mi parte, lo de siempre, feliz fin de semana, disfrutar del sol, las piscinas, las terracitas o de pasear con los pies al aire... jejeje.
Una última recomendación, que siempre pienso cuando escribo estas entradas pero que me da que aún no he hecho... aunque veo bastante obvia, la verdad... pero nunca se sabe, así que yo lo digo y en paz.
Sólo que os pido precaución y sentido común con el alcohol, nada más... doy por hecho que me dirijo a gente responsable que disfruta como yo de una copa de vez en cuando sin que de ello se haga un hábito malsano. Dicho queda.

Os mando un besazo enorme a todos, Luz.
Pdt... se me olvidaba!! Quiero enseñaros esta foto de Almu, de sus plantitas de fresas... son su primer año, las compramos en invierno del año pasado en el Mercado de la Cámara Agraria de Madrid, y aunque han hivernado durante el invierno están ahora preciosas y muy productivas... de cara al año que viene ya tengo producción para mermelada, jejeje...
Pdt1: Ay por Dios... también le dedico la entrada a una super amiga... de Almu principalmente, pero mía también!! Victoria, que le ha mandado un mensaje precioso de compañera a compañera dándole ánimos para estos últimos días... ¡¡venga Chipi, la luz al final del tunel ya se ve!! Aupa Almu!!.

4 comentarios:

  1. ¡Menuda sorpresa!, ¡Pero si me has añadido al final y todo!, Qué amabilidad, esa sí que no me la esperaba.

    Da gusto ver el cariño y el orgullo con el que hablas de tu hermana. Hace meses que Almudena echó el lazo al curso y ahora ya es cuestión de días que se produzca la confirmación.

    Por cierto, me he fijado que el fondo del blog recuerda a la flor del alcaparro, no sé si era tu intención, pero ha quedado muy apropiado para el blog.

    ¡Nos vemos, hermanas!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Victoria, me alegro que te haya gustado la dedicatoria.
      Estaba terminando el post cuando Almu me contó el bonito correo que le habías escrito... le has animado mucho, en serio.
      Espero que por tu parte el proyecto avance por buen camino, y que podamos verte pronto también con tu macro-tocho debajo del brazo, jejeje...

      En cuanto al fondo del blog... ¡¡madre mía eres la primera que se fija!! La verdad es que es blogger quien te dá opciones de fondo y tu ya adaptas, yo la elegí por los colores neutros, el tema de las flores que me chifla y el rollo japo que le da al conjunto, no??

      Mil gracias por el comentario guapa, me ha hecho muchísima ilusión.
      Un besazo enorme, Luz.
      Pdt: Ya sabes que en cuanto aterrices en Madrid tienes que llamarnos, ¡¡tenemos una hamburguesa pendiente!!

      Eliminar
  2. Me ha encantado la historia de la compra de botellas en el súper!
    Un margarita que seguro que haré, en casa gustará mucho.

    Muchos ánimos a Almu, y mucha suerte, aunque seguro que no la necesita!

    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mil gracias Victor... Por ahora, y aún no me ha contado mucho le ha salido mejor de lo que esperaba... aunque se pasará la semana comiéndose (y comiéndome) la cabeza repasando fallos etc...

      ¿Sabes lo peor de la historia del súper? ¡¡Que es cierta!! Pero bueno, como por ahora no hemos envenenado a nadie y los cocktails seguimos las recetas de un libro... te puedes fiar. Si haces el margarita cuéntame cómo te va, eh??

      Un besazo enorme, Luz.

      Eliminar