sábado, 6 de julio de 2013

Mi recomendación del mes: Home burger Bar


Hola a todos llevo toda la semana totalmente desconectada... ufff julio es mortal!! Entre la carga de trabajo que parece que estos días se acumula, la solanera que pega y que me tiene medio tonta la mitad del día y tonta perdida la otra mitad, y que este es el mes más largo, eterno y lleno de tareas por hacer que ahí... pues ea, ahí tenéis la fórmula de cómo olvidarte de Internet por unos días.



Pero me dije que de hoy no pasaba... hoy quería publicar, así que con el ventilador enchufado de cara, la nueva prolongación de mi brazo que ahora se llama botella de agua y aquí repanchingada en casa escribo.
El problema: ummmm para mí estos meses de calor son como una moratoria culinaria... no me apetece nada acercarme a la cocina, menos encender el horno y ejem... comerme algo medio caliente me da una pereza absoluta... por no decir que en realidad se me quita bastante el apetito.
Total que llevo todos estos días pensando... umm, cuando publique ¿qué receta voy a publicar? Pues una receta de ensalada, pensé en primer lugar...  el problema es que a pesar de que en casa preparo ensaladas para llevarme a la ofi entre semana... umm se me olvida hacerles foto, idea descartada.
Vale, sino, receta de cosas fresquitas, helados, cremas frías, aperitivos o bebidas... pufff... pero llevo un retraso tremendo con el editor de fotos... que yo sí, cocino y fotografío, pero luego llega la parte técnica y tecnológica del blog, traducir un plato en una idea rica que al verla os apetezca cocinar... y estos días tampoco he tenido un minuto para ponerme a seleccionar, cortar y editar las fotos.
Conclusión: se me habían acabado las ideas... ¿¿¿¿y yo que publico????.

Pues curiosamente este parón "creativo" me ha servido para poner en marcha una idea que llevo tiempo pensando... bueno, tiempo, desde que inauguré el blog.
Una de las cosas que más disfruto en otros blogs de cocina son sus referencias, recomendaciones y tours fotográficos por el otro lado de la gastronomía... quiero decir, salir de nuestras propias cocinas y probar restaurantes, recomendar productos o ilustrar planes gastronómicos apetecibles.
Disfruto con esas entradas por varias razones... por un lado porque dada la variedad de blogs que leo tengo un dietario de ideas super diversas... desde la recomendación de Lidia de Makro, pasando por la serie de restaurantes, viajes y escapadas de Carlos y llegando a la guía de bakery´s tan famosa de Alma.
Otros sitios que para mí son referentes de buenas recomendaciones de productos y sitios son los periódicos,.. en concreto sigo (como podéis ver en facebook) las recomendaciones  de Mikel López Iturriaga, en el Pais y de Loff it en el ABC... y con eso creo que cubro casi todos los frentes.
Otra de las razones por las que disfruto estas entradas (principalmente las de los blogueros) es por la sinceridad de sus opiniones, la variedad de sus fotos y los comentarios de los platos, el ambiente, el trato y porque además suelen comentarte la relación calidad/precio.
Para mí son recomendaciones a tener en cuenta.


Así que quiero empezar yo también una sección de recomendaciones... ya intenté inaugurarla cuando publiqué la crónica de la firma del libro de cupcakes de Alma Obregón... sin embargo os confesaré que lo del tema de ir a cenar con la cámara de fotos, fotografiando menú, platos y demás... pufff me da un poco de reparo... lo he hecho ya varias veces, es verdad que sin reparo por parte de nadie... pero,no sé... aún estoy un poco verde en ello... tengo que perder la vergüenza... ¿cómo lo sé? precisamente porque las fotos de esas salidas son un desastre...
En cualquier caso, la entrada de hoy espero que sea el primer paso de estas crónicas que aunque no "preciosas" y "fotogénicas" si sean un referente en caso de que os queráis apuntar alguna dirección.

Dos cosas quiero decir antes de entrar a matar... una: esta recomendación es completamente personal, por lo que espero que la leáis como tal, os diré lo que me ha gustado, lo que no y lo que destacaría... obviamente si es una recomendación es porque me ha gustado, pero espero que no me hagáis responsable si se os ocurre hacerme caso y a vosotros os parece una virria.
Número dos: en estas opiniones no me ha influido nadie, ni me han invitado los propios restaurantes, ni he ido diciendo que soy bloger y que les voy a hacer una crítica para que me traten de una u otra manera... también aviso... que sepáis que la opinión es mía, de nadie más... Bueno, miento: posiblemente también os cuente la opinión de Almu en caso de que ella haya venido conmigo, más que nada porque somos un buen contrapunto que creo puede aportar más cosas...

No quiero enrollarme más así que ahí vamos.

Mi recomendación del mes es el restaurante HOME BURGER BAR de Madrid.

1. ¿Quién me lo recomendó a mí?
A su vez esta recomendación nos la hizo una amiga de Almu, Victoria, que ha visitado muchas de las hamburgueserías de la capital.
Unas hamburgueserías que en nada se parecen a las franquicias que a lo largo de los 90 y la primera década del siglo han tomado Madrid. No, este es un nuevo formato, dinner´s americanos donde el ambiente es muy yanki y lo más importante... la  calidad de las hamburguesas es brutal!!. Eso es lo más destacado, la carne riquísima, saben a parrilla y se curran temas como los bollitos caseros y las patatas fritas "frescas" y no congeladas.
Ese es el truco del almendruco, cuidar un poco los detalles y un mucho la calidad de los productos. Cosa que por desgracia como digo muchos otros sitios habían dejado de lado.

2. ¿Qué tipo de sitio es?
Como os digo es una hamburguesería tipo dinner americano, eso ¿qué quiere decir? Pues que el estilo y la decoración es muy años 50, con suelos de linóleo, paredes forradas en paneles de madera, bancos de vinilo corridos y sillas tan incómodas como las que usábamos en el colegio.

Una barra con sus típicos taburetes redondos y anclados y música de fondo que parece salida de una gramola.

Ayer cuando fuimos a elegir el sitio vimos que en Madrid tienen hasta cinco establecimientos... 4 de ellos en el centro, centro (Chueca, Malasaña, Callao y Tribunal) y uno nuevo que habían abierto en Castellana casi llegando a Plaza de Castilla, este último es al que fuimos y estuvimos muy cómodas.
Ambiente familiar y relajado, cuando llegamos a las 10.30 había un par de familias cenando... y a lo largo de la hora y media que estuvimos allí se fue animando con grupos de amigos, parejas, etc...

3. ¿Cómo es el trato y el servicio?
Pues ese es un punto que además de subjetivo ha sido el único en el que Almu y yo no estábamos de acuerdo.
Reconozco que yo soy más partidaria de que los camareros estén pendientes de tí, te atiendan rápido, te expliquen los platos y se pasen a ver cómo va todo. Mi hermana como para muchas cosas en la vida es muy "vive y deja vivir" traducción: ya te he dicho lo que quiero, ¿no? pues déjame comérmelo en paz!!!.
Así que, bueno... el trato a mí me gustó mucho. Cuando llegamos nos dieron a elegir entre varias mesas, enseguida nos tomaron nota de las bebidas, el trato super cordial... (ejem... también es verdad que yo soy de las que se queda charlando hasta con los perros que esperan a las puertas de los supermercados...), nos explicaron (más bien "me" explicaron) la carta,  haciéndonos recomendaciones y sugerencias y en todo momento estuvieron pendientes.
Para mi hermana como digo fueron muy pesados... supongo que dando una opinión desde un punto medio sí reconozco que asfixiaban un poquito... aparte de que te atendían ¡¡4 camareros!! a la vez,... lo que hacía que estuvieras interrumpiendo la conversación para confirmar que ya te habían tomado nota de las bebidas, que aún no habías decidido o que todo iba muy bien.
Salvo eso... lo demás fenomenal, en serio.

4. ¿Y la comida?
Vale, vayamos a lo importante... ¡¡RIQUÍSIMA!!.
De verdad... creo que como llevo tantos años zampando hamburguesas "de medio pelo" el comer una rica ha sido una revelación absoluta, nada que ver.
Me gustó la carta porque no es de esas de 12 páginas con 500 opciones... no, no tendrán más de 20 platos, pero diversos y muy apetecibles, de los que te cuesta elegir, vamos... cosa que a mí me parece importante.
El menú os lo enlazo para que veáis... viene en un formato muy original que no os voy a destripar y se divide en ensaladas y entrantes (curioso... mezcla de comida americana y un par de referencias a la comida thäi o india... como unas samosas o un pollo teriyaki ¿?¿?¿?); los sandwiches que son una barbaridad de grandes y de rellenos... también con guiños a otras comidas como mexicanas, cajún o india... veis en la foto cómo una de las amigas se pidió un sandwich mexicano... ¡¡y no pudo con él!!.
Además completan la carta una sección de comida vegetariana (también muy apetecible) y la selección de hamburguesas que según nos contó el camarero eran de 190 gramos con los bollitos caseros.  Se distinguen en las clásicas de bacon/queso/BBQ/etc... y las gourmet cuyos rellenos era un poquito más especiales... con recomendaciones muy ricas como de brie y mermelada de cebolla (la que me pedí yo... muy rica) otra de queso de cabra y crema de pimientos rojos confitados o una con tomates secos rucola y mozzarella... que me pediré en próximas visitas.


 


Nosotras pedimos un plato cada una... mi delito... ¡¡no tenía nada de hambre!! Así que ni entrantes ni nada... (sino a mí siempre me gusta pedir algo para picar y compartir y luego un postre) y tampoco postre... comimos fenomenal, las hamburguesas se acompañan como veis con una poco de ensalada de col (para mi gusto un poco dulce) y un buen montón de patatas fritas caseras y riquísimas.
Pues como os digo, a pesar de no tener mucha hambre... ¡¡me lo comí todo casi sin querer!!
Lo mejor... no me sentó mal ni nada... cosa que me sucede 3 de cada 4 veces que hago cenas como estas de platos fuertes con hamburguesas y cosas así... suelo luego quedarme llenísima y pasar la noche pendiente de mi disgestión.
Esta vez,  me la comí entera, tan tranquila... sin prisa pero sin pausa y como os digo salí tan feliz.
Lo único que no pedimos postre... no os puedo enseñar foto... pero nos ofrecieron brownies, tarta de queso, de zanahoria y no me acuerdo si algo más... para entonces ya estaba feliz como una bola y no quería que algo más me apeteciera... ya sabéis.
Sin embargo pienso volver... para repetir y poder probar más cosas.

5. ¿Qué tal es la relación calidad/precio?
En mi opinión muy buena.
La cena que os digo consistió en un plato cada uno y varias bebidas... unas dos por persona (estábamos sedientos cual camellos en el desierto) salió a 16€ por barba incluida la propina... (las hamburguesas rondan los 13€... que es lo que costó la mía) unos 20 si pensamos en pedir un postre. Vaya... lo que cuesta una cena en Vips y menos de lo que te sale en sitios como Foster´s Hollywood, Tony Roma´s o Friday´s.
Y la calidad... en serio, no hay color.

¿Qué nota le pondrías?
Yo un 8 sobre 10... nos gustó mucho. Cenamos fenomenal, el sitio nos gustó, el trato fue muy bueno y pienso repetir en cuanto pille a alguien que no lo conozca.

Y eso es todo.
Aquí os he dejado mi primera recomendación...  espero que si lo probáis o ya lo conocéis me contéis vuestra experiencia, que espero que sea tan buena como la nuestra.
Un besazo enorme, espero que a los perezosos de la cocina como yo estos días les sirva la recomendación, ya vendrán otras.
Luz.
Pdt: Algunas de las fotos del post (las que no vienen firmadas con LyA las he bajado de google imágenes).

No hay comentarios:

Publicar un comentario