miércoles, 10 de julio de 2013

Pink lemonade.

Lo reconozco.... yo me quejo. Sí, es cierto... soy de esas personas (de esas personas plastas... re-plastas, todo hay que decirlo) que se queja... mucho, por todo.



Soy de las que empieza un viaje quejándose por lo que tardamos en llegar, o de las que se queja porque le entra tiritona en las tiendas del aire acondicionado... me quejo cuando un coche me pita por cruzar mal (ejem... yo, no él), me quejo cuando voy al super y delante de mis mismísimas me "roban" el pescado-carne-similar que yo quería... sí... soy una quejica de tomo y lomo.
Vaya, que mi hermana (ferviente devota del yin y el yang, de la ley de Murphy y del "te lo dije") ya me ha profetizado una serie de desgracias de las que según ella no me libra ni mi ángel de la guarda... como por ejemplo, que me pierdan el vestido de mi boda (yo que soy tremendamente obsesiva con esos detalles) o la maleta en la luna de miel (ooooooo), seguro que seré una embarazada panzona de agosto de las de locas de atar y de las que el día que tenga un bebé será de los de "mamá... esto no me gusta!! mamá... no quiero esto!! mamá... fulano me ha quitado mi juguete!!".

Total que como el que avisa no es traidor...................... ¡¡¡¡¡¡¡¡me muero de calor!!!!!!!! creo que empiezo a descomponerme-desintegrarme-desconcharme... o lo que es lo mismo, vivo en una situación perpetua de deshidratación!!!.
Tanta, tanta que tengo que dejar dos botellas de agua en cada una de mis mesillas, porque en medio de la noche ¡¡me bebo ambas!!.
Yo que llevo dos meses quejándome de que no paraba de hacer frío... ¡¡pero a mí porque nadie me hace caso!! Ea, ya me imagino que están diciendo por ahí arriba, que quiere calor, solito y ponerse morena, pues tres tazas no, le daremos seis...
Pues eso, que en Madrid no pega el calor, no... que te abofetea de lo lindo.

Nueva estrategia de Luz y Almu... pues ambas contamos con los servicios del aire acondicionado (ella en la biblio, yo en la oficina) 10 horas al día... y al salir por la tarde, ¿qué hacemos?... salir de tiendas!!! Las que sea, da igual, el único filtro que ponemos... ¡¡que tengan aire acondicionado!! Total, que para cuando llegamos a las 10 a casa, esta sigue hecha un horno, bien apersianada para el calor, no os creáis... pero un horno!! Todo es tirarse al sofá con el ventilador a un metro de distancia... y ea, hasta el día siguiente.

Pufff... mientras, no dejo de tachar los días que me quedan para mudarme al Norte ¡¡que ya quedan menos!! Y bebo, y bebo... y vuelvo a beber... si, tengo que decirlo... como los peces en el río, jejeje.
La verdad es que para eso Almu y yo somos cuanto menos... volubles, nos hemos agenciado varias recetas de bebidas que refrescan un montón... el té helado, el ginger ale, el mazagrán y ¡¡la limonada!!.
Este año además estamos probando un nuevo invento... saborizar el agua, ¿cómo? añadiendo al agua cosas como la clásica rodaja de limón o naranja, fresas o manzana, con hierbas frescas como hierbabuena, menta o incluso con ingredientes "salados" como pepino,  romero o albahaca. Ya os contaré cómo van los experimentos.

Mientras tanto, hoy os traigo la receta de bebida del mes... esta sin alcohol y de las de beberse litros sin querer.
Si os acordáis una de las primeras entradas que publiqué... dentro de un par de semanas hará un año, fue la receta de la limonada, como os digo en casa es un "tengo que tenerlo" del verano... solemos hacer el sirope previo en cantidad, lo guardamos en la nevera y luego conforme vamos haciendo botellas es sólo añadir el zumo de limón rebajado.
También en el mundo de la limonada hay mil formas, colores y tamaños.... y también nosotras estamos haciendo nuestros pinitos en I+D en este campo... estamos probando limonada de lima, con frutos rojos, aromatizada con hierbabuena, con lavanda, con sandía... ummm mil ideas.
Con ella se pueden hacer además polos, se puede probar a preparar cubitos de hielo que luego servir con otras bebidas frías (con el sabor que los mismos aportan), etc.
Por ahora, esta rosa es una de las que más nos han gustado... ummm... ¡¡es rosa!!. Sobran los comentarios.

Os voy a dejar con la receta... de Martha, of course... os recomiendo su re-editada página... está genial, miles y miles de ideas, consejos y trucos muy útiles, fáciles y que de verdad ayudan un montón.

Limonada rosa

Ingredientes para dos botellas de 1litro y medio:
- 1 taza de azúcar
- 2 tazas y media de zumo de limón (son unos 6 buenos limones)
- 1 taza y media de azúcar glas
- 2 tazas de zumo de arándanos

Modo de hacerlo:
1. Primero hacemos un sirope, cociendo en un cazo a fuego medio la taza de azúcar y una taza de agua hasta que el azúcar se derrita y sin que llegue a hervir.
2. Retiramos del fuego, ponemos en un recipiente a parte y dejamos que se enfríe.
3. Mezclamos en una jarra el sirope, el zumo de limón, el azúcar glas, el zumo de arándanos, y 1 litro y medio de agua (eso es un poco a ojo según os guste más o menos intenso de sabor, dulzor etc... pensar que el zumo de arándanos es amargo y el de limón ácido... así que es más experimento que otra cosa). Mezclar bien hasta que el azúcar se disuelva.
4. Dejamos enfriar un par de horas en la nevera y servimos.
Listo.

Ahí tenéis otra receta de una bebida distinta y muy apetecible que espero que os haya gustado.
Os mando un besazo enorme esperando aguantar el calor hasta la próxima vez que nos leamos... aunque no creo, ... me iré quejando por el camino, jejeje...
Besos, Luz.

9 comentarios:

  1. Me encanta esa limonada, san dulce y refrescante!! Yo no me puedo resistir, y con este calorcito ni te cuento, jejeee
    Un abrazo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues anímate... hacer bebidas caseras la verdad es que marca una diferencia, respecto de las comerciales quiero decir.
      En casa como te digo nos gusta probar miles de ideas (unas mejores que otras, todo hay que decirlo) pero esta limonada está muy rica.
      Un besazo Raúl y mil gracias por el comentario, Luz.

      Eliminar
  2. Mmmm, pink lemonade era de mis bebidas favoritas cuando iba a USA. ¡Seguro que está muy buena! un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Lisa!!! Si, la verdad es que está muy rica... y sobre todo muy fresquita.
      Almu y yo estamos probando como os cuento en el post las miles de recetas que tiene Martha Stewart al respecto... y la verdad es que la diferencia entre la limonada casera y la de "bote" se nota muchísimo.
      Ea, ya no tienes excusa para prepararla en casa, si lo haces... ¡¡cuéntame cómo te ha salido!!.
      Un besazo y feliz verano, Luz.

      Eliminar
  3. una limonada distinta, que nos encanta, más que apetecible, Luz!!!

    besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola chicas... gracias por pasaros y comentar. Me alegro que os guste la receta, con estos calores lo que más apetece son bebidas fresquitas, verdad??
      Esta con su punto trendy pero muy, muy rica.
      Me alegro que os haya gustado, un besazo, Luz.

      Eliminar
  4. Luz, si te sirve de consuelo, yo también soy de los que se queja por todo, jajaja!!
    Ánimos con el calor, seguro que con esta limonada pasa mucho mejor!

    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jejeje... pues sí que es un consuelo Víctor... jejeje... pero es que esto es demasiado, o no?? Yo entre el calor, la tensión, y el polvo de Madrid ando con la lengua fuera casi todo el día!!
      Me alegro de que te haya gustado la limonada.. un besazo enorme, Luz.

      Eliminar
  5. Qué rica!! yo soy muy fan de todas estas bebidas en verano!! Batidos, granizados, limonadas, zumos de varias frutas u hortalizas!! la mejor manera de pasar el calor y además... sanísima!!! :)

    ResponderEliminar