martes, 13 de agosto de 2013

Té de menta fresquito.


Ya estoy por aquí de nuevo...  hoy con una bebida, una bebida refrescante, muy dulce y a la vez "espabilante". Un té... un té moruno en versión fresquita, que falta nos hace estos días.



En otras ocasiones os he contado como en casa somos muy fans de las bebidas... de las caseras, y siempre andamos al quite con ideas nuevas, formas divertidas de preparar o truquitos que puedan ayudarnos a disfrutar de otras bebidas que no sean las comerciales y gaseosas.
Así, a parte de los cocktails que os hemos ido enseñando también en casa hacemos nuestra propia limonada (tal y como os conté hace un año en este post), un café con leche que aprendí a hacer aquí, bebidas con fruta, zumos y gas o las aguas de sabores de las que os hablé hace poco al hacer la limonada rosa.
Como os digo en casa nos aburrimos con facilidad... con lo que siempre estamos probando recetas nuevas.
En realidad antes que este té quería haberos enseñado cómo hacemos (o más bien hace Almu) el té helado en casa... sabéis que el territorio bebidas es suyo, pero el otro día recogimos del campo menta fresca... con lo que la opción estaba clara... té y más té... té dulce moruno, riquísimo... pero con estos calores??? Pues nada... todo arreglado con unos hielos tuneados.

Aquí en el Norte, donde estamos pasando las vacaciones, se vive en contacto pleno con la tierra y el mar, vale,... sé que suena muy new age, pero ni más ni menos... Yo que me ando quejando el resto del año de mi falta de acceso a productos frescos, a productos de temporada o a ingredientes a los que otra gente accede sin problema... no puedo decir lo mismo en el Norte.
Aquí no sólo tienes acceso a todos esos productos y más... en las tiendas hacen suya la costumbre, que ejem... debería ser lo habitual, creo yo... de contarte el origen del producto... por lo general la "cadena de distribución" no te lleva muy lejos, y cuando pides un producto te explican si lo tienen, sino y porqué... todo un lujo, en mi opinión.
No sólo te pasa con la fruta y la verdura... el otro día mi carnicero de aquí estuvo 15 minutos disculpándose por no tener morcilla fresca... sino unas que congelan de las últimas matanzas para vender el resto del año... y salvo porque están congeladas... ¡¡estaban fresquísimas!! Muchísimo más que las comerciales que compro habitualmente... pero no, una cosa que me encanta de comprar en el Norte es que cuidan muchísimo lo que venden, hacen de ello su responsabilidad.... la pescatera te revisa los boquerones de uno en uno... deshechando los que puedan tener peor aspecto... aquí te dejan elegir la barra de pan tocando un poquito para que veas cómo de hecha está... todo lo que no encuentres en los estantes te lo encargan para enseguida... vamos, que yo disfruto como una enana haciendo mis compras.

Sin embargo, hay una cosa que me hace más ilusión que las compras de tienda en tienda y de puesto en puesto.... son, ¡¡los productos caídos del cielo!!.
¿Quién andando por Madrid se ha ido encontrando comida por ahí, en buen estado, que puedes recoger sin más y llevarte a tu casa? ¡¡Pues aquí pasa!! Miles de laureles a campo abierto a los que puedes cortar un par de ramitas y tener laurel fresco todo el verano; paseos entre huertos frondosos y fruta en la cuneta a la que los pajaros no han incado aún el diente... yo llevo recogidas manzanas, ciruelas y curiosamente un par de limones.
Al igual que un par de mazorcas de maíz, toda la menta del mundo e incluso el otro día que nos paramos a charlar con unos pescadores y nos regalaron unos peces... (que tenían nombre, lo juro... pero que en su momento no entendí, y que ejem... ahora no recuerdo.... pero que yo limpié en casa y cociné al horno).

Vale, no quiero dar a entender que esto sea "el paraíso de vino y rosas", no... sino que si tienes oportunidad, ocasión y suerte hay cosas que consigues... como caídas del cielo, como la menta que hemos usado para nuestro té.

Es otra receta de Almu, y como veis ella infusionó el té con menta y azúcar... al estilo árabe, y a continuación lo enfrió con unos cubitos de hielo que había preparado con hojas de menta dentro... ahora os digo cómo.

Receta de té de menta fresquito.

Ingredientes para una botella de 1 litro (o 4 vasos como los de la foto):
Para el té:
- 1 litro de agua
- 3 bolsitas de té (el que más os guste, earl grey, té verde... y tantas o tan pocas bolsitas como queráis de concentrado el té)
- 2 ramitas de menta
- 3 cucharadas soperas de azúcar (depende de lo golosos que seáis... nosotras lo somos mucho)
Para los cubitos de hielo:
- Más agua... como un vaso
- 2 ramitas de menta

Modo de hacerlo:
1. El té:
- Lo primero que hacemos es poner a hervir el litro de agua.
- Una vez hervida la pones en una jarra a la que añades las bolsitas de té y las hojas de menta sin el tallo.
- Lo dejas reposar 10 minutos, y cuando ya está bien concentrado e infusionado sacas las bolsitas, las escurres y retiras.
- Añades el azúcar y remueves hasta que se disuelva.
- Dejas que repose y se enfríe hasta que alcance temperatura ambiente.

2. Hielos de menta:
- Por otro lado vas preparando los hielos. Colocas una hoja de menta en cada pocito de una hielera vacía y limpia.
- Rellenas con agua y al congelador.
- Los hielos no los sacas hasta que vayas a servir la bebida.

El preparar estos hielos es una tontería... muy pijín, la verdad... la típica cosa que ves en pinspire y dices... "ehhh cómo mola!!", para ser sinceros no tiene ninguna ciencia, no hace ningún daño y queda genial. Es un punto muy simpático... y más si lo haces para recibir gente... yo pienso probar a hacer hielos de otras cosas, como cáscara de limón, granos de pimienta para el gin tonic o incluso pétalos de rosa para bebidas de chica, jejeje...
IMPORTANTE!! Una cosa que hemos aprendido a posteriori es que estos hielos si los haces con agua fría del grifo pueden quedarse blancos al congelar...(no me preguntes porqué...) así que el truco para que eso no pase es hervir primero el agua (podéis hacerlo en el mismo agua de hervir el té) y luego dejar enfriar antes de rellenar con ella la hielera.

¿Qué os ha parecido? Espero que os haya gustado y os sirva de idea para vuestras noches de verano... nosotras las estamos disfrutando muchísimo, ¿qué tal se portan con vosotros estos días?
Os mando un besazo enorme, nos vemos en unos días.
Luz.

No hay comentarios:

Publicar un comentario