sábado, 5 de octubre de 2013

Musaka... una receta griega... con berenjenas... para el concurso de Rebañando



Hola de nuevo... menuda semana movidita de retos, concursos y asaltos... pufff... ¡¡y de oca en oca y tiro porque me toca!! (jejeje.... ¡¡me encanta esa frase!!).
Hoy sigo en liza, en un nuevo concurso.. porque yo no tengo remedio, y como dice mi padre tengo que ser el perejíl de todas las salsas.... así que cuando veo concurso/reto/sorteo a la vista ahí que voy... ¡¡yo también quiero!!.



En este caso el concurso es de la página web de cocina Rebañando. Ya os hablé de ella al hilo de la entrevista que me hicieron a principios de septiembre y gracias a ellos estoy conociendo un poquito más de cerca a otros bloggers y millones de recetas increibles.
Total, que al hilo de la entrevista pude ver en su página que habían comenzado un concurso... presentar una receta con berenjenas, ni más ni menos.

La verdad es que en casa siempre tengo berenjenas... es de esas cosas, junto con los limones, el calabacín y el pimiento que siempre tengo en casa... al menos uno o dos... que luego te salvan de un apuro y te montas una pasta, una parrillada de verduras, un pisto o un dip árabe por menos de nada.
Es lo que yo llamo fondo de despensa y botiquín de nevera... son socorridos, jejeje.
Así que a lo tonto modorro cuando vi el concurso pensé... yo me apunto!! Seguro que de aquí al 6 de octubre (fecha límite) haré algo con berenjenas... jejejeje... ¡¡es no conocerme!! Basta que lo piense para que no lo haga, típico...

Finalmente y viendo que se me iban los días decidí coger el toro por los cuernos y meterla en un menú como fuera... pero claro!! de pasar de receta socorrida a receta "hecha a posta" hay un trecho... me puse a pensar... y a pesar de que como digo en casa las preparo a menudo, quería algo especial para el concurso... finalmente un día cuando iba al trabajo charlando con mi hermana le dije: "Almu, tengo que revisar los libros -léase de cocina- para encontrar una receta de berenjenas para el concurso... ummm tal vez en el de recetas griegas, o en el Ottolenghi, no sé...", Almu callada como una muerta, cosa rara... porque ella pasa bastante de mis retos (y con razón, pobrecilla... que sino se volvería loca) pero le encanta participar en la toma de decisiones, jejeje... y siempre tiene opinión para todo, opinión que comparte se la pidas o no... claro que yo también voy bastante a mi bola y suelo hacerle caso... cuando quiero, jejeje... nosotras nos entendemos.
Total, que viendo su mutismo, la miré y me la encuentro con ojos, cara y expresión de cachorro cosa que Almu pone como nadie y que puede conmover hasta a un muerto... y le dije "¿qué?".... respuesta "podrías hacer musaka"....

Vale... empieza la segunda parte de la historia... os he contado muchas veces como a nosotras (conocidas mundialmente como las hermanas, ejem...) nos chifla conocer nuevas recetas, cocinas y sabores... como mi padre nos ha llevado a miles de sitios para que aprendiéramos eso de "cultivar el paladar"... tan bien que hubo un momento en que prefería comer carpaccio de ternera antes que sus filetes de ternera, pero... ejem... esa es otra historia.
El problema de nuestra cultura gastronómica es que tiene unas lagunas considerables... ejem... que mi padre nos llevaba a sitios chulos, sí... pero a los que él quería!!!
Así que hay miles de culturas, cocinas y productos que jamás habíamos probado,... léase comida árabe, oriental fuera de la china, nada de comida latinoamericana y por supuesto nada de comida rápida.
Conclusión cuando las hermanas se instalaron en Madrid eran una mezcla de Paco Martinez Soria y Nigella Lawon,... podíamos hacer recomendaciones de restaurantes y sitios... pero en cuanto entrábamos en terreno low cost no sabíamos nada... Así que ¿qué hicimos? Enmendar el error a saco... ejem... que yo para estas cosas, como para los concursos soy un poco "brutita" y quiero probarlo todo... "¡¡ayer!!". Probamos el KFC, los chinos de Plaza de España, los restaurantes tipo buffet de póngase como un cerdo a carbohidratos por 10€, recorrimos restaurantes horribles, horrorosos y de los de escalofrío... tanto, tanto que dejé de comprar la Guía del Ocio y empecé a cocinar yo.

Finalmente y gracias a blogs de cocina, reseñas de periódicos y sobre todo un mejor criterio pudimos sentarnos de nuevo en un restaurante sin que a Almu le saliera hurticaria ni a mí un tic en la mejilla...
En el caso de la cocina griega... pues... no... no tenemos ninguna mala experiencia... precisamente, y curiosamente porque no llegamos a probar ningún restaurante griego en Madrid... ¡¡no encontramos!! Cosa curiosa y rara pero cierta...
Total que las hermanas tuvieron que llegar hasta Londres para probarla... en realidad para caer en ella... vosotros me entendéis... llevábamos todo el santo día haciendo turismo, sin pararnos a pensar en los horarios de estos locos británicos, cuando ya muertas de hambre, de dolor de pies y de explosión de vejiga nos dimos cuenta que eran las 3 de la tarde y que sólo había dos opciones.... o un kebab o un griego... yo confieso que aún no me he reconciliado con los kebabs... la sola mención de ellos me da un poco de viruji... y sí... volveré a sonar a Paco Martinez Soria pero a mí no me da confianza ergo cuando me lo sirven antes de probarlo ya me está dando asco... tal cuál.
Conclusión, las hermanas probaron la comida griega en Londres... Almu un souvlaki,  unas brochetas griegas super ricas, y yo la famosa musaka, que ejem... pensé que era otra cosa... y ya estaba mirando el plato de mi hermana con cara de cachorro a ver si se compadecía y me lo cambiaba... pero o yo no pongo bien cara de cachorro o ella tiene el corazón más duro que una piedra (que creo que es esto último) porque no dió acuse de recibo y al final tuve que atacar la musaka... ¡¡me encantó!!. Me dió igual que luego Almu dijera con cierto retintín que la carne que llevaba era de cordero como la de los kebabs, ¡¡ja!! ¿quién me dice a mí que en esos rollos de carne ha habido alguna vez algo de carne de cordero?.
Así que al volver a Madrid no perdí tiempo en hacerme con una receta.... la primera que hice fue la del precioso blog de Trotamundos, Food and cook que para esto rompe con todos los clichés que pueda tener..., gracias a ella he preparado cus-cús, chili con carne o el tartiflette.

Una vez consagrada como una receta 10 la musaka se ha convertido en una de esas recetas clave de mi recetario. Os diré porqué... por un lado porque sus ingredientes son de andar por casa, baratos, asequibles y que gustan a todos; en segundo lugar porque hacerla aunque un poco laborioso no es complicado; cunde una barbaridad!!! es la típica receta que yo preparo cuando hago plan en casa de películas o similar... de esos abiertos de los que en un principio erais 3 y tú pensando "genial, congelo y tengo para otro par de raciones" y al final somos 8 y ya no sobra nada de nada pero te ha dado para todos; es una receta que puedes hacer de un día para otro... incluso mejor, porque está más rica; y otra cosa... ¡ideal para niños-odia-verduras! Se lo cuelas como una lasaña diferente y seguro que les encanta.

Así que os animo a preparar muskaka... perdón, quiero decir musaka... en casa, ejem... tras ver "Mi gran boda griega" es el nombre que tiene... los que la habéis visto sabréis porqué, los que no... ¡¡a qué esperáis!! es una película genial... a nosotras nos encanta... él por ser Chris de Doctor en Alaska... ella porque es un desastre... y la estás viendo y te identificas muchísimo con ella.... ¿porqué siempre nos da tanta vergüenza nuestra familia?, pufff en su caso no puede ser menos razonable, pero al final... todo tiene un final feliz.

Conclusión... ¡¡pon una musaka en tu vida!!.

Receta de musaka griega:

Ingredientes para 6 personas:
(como veréis yo la he servido en versión individual... por lo de que quedara más cuki y todo eso para el concurso, pero suelo hacer una bandeja mediana de horno, para unas 6 raciones de plato único)

- 2 berenjenas medianas
- Sal gorda
- Aceite para freir
- 300 gramos de carne picada mixta (cerdo y ternera)
- Hierbabuena seca
- Canela en polvo
- Sal y pimienta
- 400 gramos de tomate triturado
- 1/2 cebolla picada
- 1 diente de ajo rallado
- 2 cucharadas de harina
- 2 cucharadas de mantequilla
- 1 vaso de leche
- Nuez moscada
- Una bola de mozzarella o queso rallado para gratinar

Modo de hacerlo:
*La musaka como la lasaña tiene un proceso de elaboración escalonado... se prepara cada ingrediente por separado y luego se monta todo, así:
1. Berenjenas:
- Lavamos las berenjenas y luego les quitamos los extremos.
- A continuación las cortamos en rodajas finas (no tipo mandolina pero tampoco gorditas).
- Las colocamos en un chino y las espolvoreamos con sal gorda, colocamos un recipiente encima para que haga peso y las dejamos media hora para que las berenjenas suelten el amargor.
- Pasado ese tiempo las escurrimos bien, les quitamos toda la sal y las ponemos a secar sobre papel de cocina.

- Mientras ponemos a calentar una sartén y en ella un dedo de aceite.
- Freímos las berenjenas en tandas un par de minutos por cada lado, sacándolas luego a papel absorbente para que eliminen el exceso de aceite.
NOTA: Este modo de cocinar las berenjenas también se puede hacer al horno... lo digo por aquellos que tomen fritos o no deban hacerlo, podéis colocar las rodajas de berenjena en una bandeja para horno, aliñar con un chorro de aceite y sal y en unos 5 minutos a 200ºC calor arriba y abajo estarán listas.

2. Carne:
- Ponemos la carne en un bol y la sazonamos con los condimentos y especias. No he puesto cantidades porque creo que a ese respecto cada gusto es muy personal, pero sí que sea un puñadito de cada, os aseguro que el gusto de la hierbabuena y la canela queda riquísimo en la receta en conjunto y que tampoco matan ninguno de los otros sabores.
- Una vez condimentada la carne la cocinamos en una sartén caliente con un chorrito de aceite.
- Cuando esté bien hecha sacamos del fuego y reservamos.

3. Salsa de tomate:
NOTA: Esta es la salsa que yo suelo hacer para este tipo de preparaciones (guisos, con pastas y demás) así que si vosotros tenéis una receta propia o compráis el tomate ya frito os podéis saltar este paso.
- Picáis la cebolla y el ajo y lo cocináis en una cazuela a fuego medio con un chorrito de aceite.
- Una vez la cebolla esté transparente incorporamos el tomate triturado, removemos bien, tapamos y dejamos que se cocine 15 minutos.
- Pasado ese tiempo apagamos el fuego, sazonamos con sal y pimienta, trituramos con la batidora.
- A continuación añadimos la carne reservada a la salsa y cocinamos 5 minutos juntos. Apagamos y reservamos.

4. Bechamel:
- Calentamos primero la leche un minuto en el microondas.
- Ponemos a derretir la mantequilla en un cazo.
- Cuando lo haya hecho añadimos la harina, y con unas barillas manuales desleímos bien y dejamos que la harina se cocine... cuando esté dorada y se despegue de las paredes estará lista.
- Incorporamos la leche caliente de golpe y sin parar de revolver con las barillas... removemos sin parar, veréis que espesa automáticamente... ahí ya va en gustos en función de cuán espesa queráis la bechamel, yo la suelo dejar mediana... ni gordita como para croquetas, ni líquida como para espinacas a la crema...

5. Montaje de la receta:
- En un recipiente apto para horno vamos haciendo capas.
- Primero pincelamos la superficie con un poco de salsa de tomate.
- A continuación hacemos una capa de berenjenas.


- Una de salsa de tomate y carne.



- Y unos trozos de queso para gratinar (luego en el horno se funde y hace como de pegamento).


- Y así seguimos haciendo capas... a mí me suelen salir 3, depende del recipiente y de la cantidad de ingredientes que tengamos, claro.
- Terminamos la musaka con una capa de berenjenas, la bechamel extendida por encima y espolvoreada con más queso para gratinar.

- Metemos 10 minutos al horno en la opción grill y servimos.

Yo suelo acompañarla de una ensalada de lechuga... sin nada... porque es un plato saciante y abundante... ¡¡pero riquísimo!!.

Y esta es la receta de hoy, espero que os haya gustado... ya os contaré qué tal me va en el concurso, jejejeje....
Sólo una cosa más.... mañana termina el plazo para el sorteo del primer cumple del blog... ¡¡aún estáis a tiempo de apuntaros!! Para saber cómo seguir las instrucciones de este enlace, ¿vale?
Un besazo enorme y feliz fin de semana!!
Nos vemos la semana que viene, Luz.

5 comentarios:

  1. Buenísima tu musaka, que tengas suerte en el concurso.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ummm, ya te diré Ra... por ahora no sé nada. Pero la muskaka es muy rica... yo como os he contado la hago con bastante frecuencia y siempre sale muy bien.
      Un besazo y mil gracias por el comentario, Luz.

      Eliminar
  2. Luz, pedazo musaka que nos traes, con la berenjena nos pasa como a tí, es un básico en nuestro frigorífico, jaja
    Nos gusta mucho esta receta, tomamos nota, y suerte en el concurso!!

    un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias chicas... ya os contaré,.... que necesito mucho esa trituradora, jejeje!!!
      Si os animáis a hacer la musaka mandadme foto, contadme cómo os ha salido etc... vale?? que esos comentarios me hacen muchísima ilusión.
      Un besazo enorme, Luz.

      Eliminar
  3. Eres pesadísima. ¿Porque no vas directa a la receta y dejas de contar batallitas que a nadie interesan?

    ResponderEliminar