miércoles, 15 de enero de 2014

Hamburguesa francesa... ¡¡lo he encontrado!! ¡¡lo he encontrado!!



Sí, señoras y señores, ¡¡he encontrado el pen drive!!
La semana pasada después del bajonazo de haber perdido el pendrive... y de haberlo dado por bien perdido, después de haber superado la fase 1 del duelo... para las demás, ejem... ummm... una que siempre va con retraso para todo no podía de ir también retrasada (ejem, apoltronada) en la primera fase, y después de haber acuñado un nuevo mantra... o no tan nuevo, quizá... ese de si lo amas déjalo libre porque el muy ¡¡¡ppppiiiiiiiii!!! se va a largar de todas formas!!.... ¡¡va y aparece!!



Sí... una que termina la semana tal y como la empieza... esto es... sacando la ropa de la lavadora y de repente clitiquí, clitiquí del tambor... meto la mano para ver qué hace esos ruiditos... y zas!! ahí estaba, tan pancho repancho... en modo: hola qué pasa!!.
Yo no sabía qué hacer, reír, llorar, reñirle... todo al mismo tiempo... me había pasado toda la semana cuál Ofelia suspirando por todas las cosas que había perdido.... como alma en pena por la casa... y cada vez que me cruzaba con mi hermana (cosa que ella evitaba como la peste) ahí lanzaba un suspiro digno de un elefante y decía algo así como: "la casita de jengibre"... "la brandada de bacalao"... "el pastel azteca"... y Almu poniendo cara resignada y asintiendo en modo: "¡¡bueno, déjalo ya!!"... pues no, yo no podía dejarlo... en cuanto alguien se atrevía a susurrarme eso de: "¿y no lo tenías guardado en ningún otro sitio?"... y mirándote con cara de compasión/suficiencia en plan "anda que menuda pardilla"... para a los dos segundos contarte la trágica historia de cómo perdió información del ordenador, el pendrive, el MP3.... lo que sea... ¡¡mira que listos!!...

La verdad es que ha sido un poco como ir a urgencias y sentarte al lado de la señora mayor... ¡¡que hay siempre en urgencias, la consulta de un medico o la farmacia!!... a veces una se pregunta si no es la misma... pero no creo, porque tendría que haber vivido 4 vidas a la vez para que a ella sola le puedan haber pasado tantas desgracias médicas juntas... tu que vas con tu dolor de oídos, tu esguince de tobillo o tu gripazo y la otra no se deja arrendar por unos sencillos microbios, no... ella tiene experiencia en esa y otras 500 lides parecidas...
Pues lo mismo me ha pasado con todos los que se han enterado de lo del pendrive...

Claro... que el desgraciado que finalmente se llevó el mordisco fue mi pobre padre... que se enteró (como suele ser habitual) el último y para cuando llamó y se enteró de toda la movida (y para cuando a mí ya me rechinaban tanto los dientes que por la noche se me desencajaba la mandíbula),  lo único que se le ocurrió decir fue "ay hija... ¿y seguro que has mirado bien?"........................................................................
Si, mi padre puede que haya criado a dos mujeres, pero ejem... como siempre digo nos ha criado más de oído que por conocimiento....
Pues nada... después de llevarse un rapapolvo de padre y muy señor mío lo dí definitivamente por perdido... ya estaba almacenando cosas en otro nuevo (que nadie diga nada que aún estoy un poco sensible), cuando como digo fui a tender la lavadora...

Total, que por supuesto foto a Instagram con mi hallazgo... que después de los ánimos de todo el mundo lo mínimo que podía hacer era llevarle de la oreja a quitar el cartel de SE BUSCA... y así gracias al consejo de mi prima Silvia de meter el cacharro en arroz para perder todo rastro de humedad e intentar recuperar los archivos os puedo enseñar la receta de hoy.
Sí... tuve ahogado al pendrive durante un miserable día en el que contaba las horas para poder descubrir si podría o no verlo y ¡¡sí!! ¡¡funciona!!... Por si las moscas yo hice una entrada sigilosa y una salida desesperada con todo el contenido del pendrive... no fuera a ser que en mi alegría el puñetero se terminara de fastidiar con todo ello dentro...

Así que nada... después de pasar dos días cayéndoseme la baba (no literalmente, eh!!) mirando mis recetas, fotos y archivos traigo una nueva receta... una receta que es un premio en sí misma... deliciosa, tremenda y mortal de buena.
Creo que no os tengo que vender la receta de hoy... vedlo vosotros mismos....
Os diré que esta receta nace al hilo de muchas cosas...
- Por un lado de las hamburguesas francesas que hacen en Vips y que me chiflan... llevo comiéndolas desde que las pusieron en el menú... hará unos 8 años más o menos... desde que las descubrí supe que era mi hamburguesa favorita.
- Por otro lado, desde hace algunos años la carne picada y yo nos hemos reconciliado.... ya os he hablado más veces de mi experiencia con la carne picada, las albóndigas etc... por eso en el momento en que aprendí a hacer hamburguesas no paré hasta dar con esta receta... la receta perfecta.
- Ya por último y a raíz del nacimiento de esta... ola gourmet por las hamburguesas parece que cuantas más cosas distintas, raras e inverosímiles le pongas al pan más gourmet es... yo sólo os puedo decir que el truco está en poner lo que a uno más le gusta... y hacerlo bien... lo demás... que cada uno se meta en sus cosas!!.
Lo siguiente, jejejeje... mirad con lo que estoy experimentando...

Nada más que decir... os dejo con la receta... os garantizo que aunque parece complicada y laboriosa luego no resulta tanto... no os voy a mentir y a deciros que se hace en un pis-pas... no.. pero sí que tardas lo mismo que en freir las patatas de acompañamiento...

Receta de hamburguesa francesa.

Ingredientes para dos hamburguesas:
1. Para la carne:
- 300 gramos de carne picada de ternera (IMPORTANTE: aquí no vale eso de que cualquier carne sale buena... realmente no... cuanto más rica sea la carne mejor será la hamburguesa... dejar que el carnicero os recomiende, pero procurad evitar esas carnes pre-picadas... o que os la piquen muy menudo)
NOTA: lo de si carne mixta o no es opcional... yo prefiero sólo ternera, pero si os gusta añadir de cerdo hacerlo sin problema.
- Sal y pimienta
- Ajo en polvo
- Cebolla en polvo
- Salsa worcestershire o Lea Perrins


2. Para las hamburguesas:
- 2 bollitos de hamburguesas
- Unas hojas de mezclum, rúcula o lo que más os guste
- Unas rebanadas de queso brie o camembert
- Una cebolla entera que caramelizaremos
3. Salsa:
- 2 cucharadas de mostaza de Dijon
- 4 cucharadas de mayonesa
4. Patatas fritas para acompañar

Modo de hacerlo:
1. Como digo y mientras ponemos a freir las patatas fritas en abundante aceite caliente comenzamos a preparar las hamburguesas... para ello primero preparamos la carne.
Así, mezclamos todos los ingredientes para esta en un bol, mezclamos bien y con las manos separamos dos porciones, les damos forma y las reservamos en una tabla.
2. A continuación cortamos la cebolla en juliana (en tiritas) y la ponemos a pochar en una sartén con un par de cucharadas de aceite. El truco para caramelizarla es dejarla pochar a fuego medio, removiendo a menudo, cuando se ponga transparente y antes de que empiece a tirar hacía el quemado le añadimos unas cucharadas de agua... 3 o 4... se evaporará enseguida pero ayudará a que la cebolla sude y suelte su propio azúcar... con lo que se caramelizará en su propio jugo. Veréis que enseguida se pone marrón tostado... dejamos 10 minutos más añadiendo más agua si hace falta y cuando esté bien cremosa y blandita apagamos el fuego y reservamos la cebolla.
3. Ponemos la plancha a calentar... y bien caliente untamos aceite con un pincel por la superficie. Añadimos las hamburguesas y dejamos 5 minutos por cada lado sin tocar ¡¡nada de aplastarlas!! Si lo hacéis la carne pierde sus jugos y se queda sequísima.
Un par de minutos antes de tener que sacar la hamburguesa de la plancha colocamos encima el queso... de forma que con el calor de la carne y la plancha éste se derrita un poco.
4. Una vez la cebolla y la carne listas montamos las hamburguesas... así:
- Colocamos la parte de abajo del bollito en un plato.
- Untamos con la salsa que habremos preparado mezclando la mostaza con la mayonesa en un bol aparte (probarla primero y comprobar si está a vuestro gusto... a ver si la queréis más o menos fuerte, por ejemplo).
- Colocamos unas hojas de mezclum o rúcula que previamente habremos aliñado con un poco de aceite y sal en un bol aparte.
- Encima va la hamburguesa con el queso.
- A esta le untamos otra cucharada de nuestra salsa.
- A continuación un poco de la cebolla que hemos reservado.
- Y finalmente la parte de arriba del panecillo.
5. Escurrimos las patatas fritas en papel absorbente y servimos de guarnición de la hamburguesa...

¡¡Listo!!
Ummm... ahora que la releo las instrucciones me recuerdan a los programas de 30 minutes meals de Jamie Oliver... que parece que el tío está esos 30 minutos trajina que te trajinarás... pero os recomiendo que os "miréis" mientras estáis cocinando vosotros... veréis que tampoco paráis de trajinar...
Pues eso... sin ninguna ciencia y éxito garantizado.
Espero que os guste y que me contéis qué os parece y si la habéis probado.
Un besote inmenso... Luz.

10 comentarios:

  1. Luz, no hemos probado estas hamburguesas, pero tu receta la anotamos para el fin de semana, qué buenísima!!

    Nos alegramos de qué funcione el pen drive qué suerte uf

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mil gracias chicas!!!
      Si, la verdad es que una alegría tremenda... y estas hamburguesas otro subidón de órdago, ¿verdad?... Me alegro de que os gusten... si las preparáis no dudéis en contarme qué os han parecido...
      Un besazo, Luz.

      Eliminar
  2. Me alegro mucho que lo encontraras, muchas veces no sabemos lo que tenemos hasta uqe lo perdemos, jejejee, y más con las tecnologías, verdad??
    La hamburguesa de 10, me ha dejado sin palabras, se ve realmente deliciosa!!
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Raúl!!! Ummm la verdad es que es un castigo esto de la dependencia tecnológica... y es algo a lo que no podemos escaparnos!!
      Yo por si las moscas este finde me voy a comprar un disco duro externo... y a grabar en CD´s todos mis archivos... ¡¡y a tocar madera, bailar la danza de la lluvia y lo que haga falta con tal de que no vuelva a pasar!! Jejeje...
      Un besazo grande, Luz.

      Eliminar
  3. Vaya Luz, llevo tanto tiempo desconectado que ni sabía que habías perdido el pen, pero de todas maneras, me alegro un montón que lo pudieras recuperar, y que funcione!!

    Menuda hamburguesa te has marcado, es una señora hamburguesa, y tanto! Y ya lo puedes decir, una hamburguesa tiene que llevar lo que nos gusta, y esa será nuestra hamburguesa gourmet, jajaja!!

    Un besote!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Verdad que sí Victor?... lo de las hamburguesas me refiero... creo que el término gourmet es uno de los que en cocina se está abusando más... y en mal plan, creo yo... ahora todo es gourmet... desde la verdura, las patatas fritas, los fiambres y claro!! los platos preparados... me parece que es más una engañifa que otra cosa... el mejor producto gourmet... el que te hagas tú en casa de acuerdo a tus gustos...
      Un besazo gigante, Luz.

      Eliminar
  4. Enhorabuena reina mora!!!!!! Así no nos privas de recetas como esta! Me la apunto! Besitos!
    Glo de COCINAR CON AMIGOS

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mil gracias Gloria!!! Por los animos en el antes y el después, jejejeje... si, la verdad es que el mayor disgusto era por todo el trabajo perdido... y por la depre que me daba pensar en volverlo a empezar todo de cero...
      Y ha sido aún más sorpresa porque lo daba ya por perdido... así que feliz!!
      Un besazo grandote Gloria!!! ¡¡Y feliz finde!!
      Luz.

      Eliminar
  5. Hola, nos encantan tus recetas, Mira, no lo tomes personal por favor; en casa NO acostumbramos consumir animales bebés como ternera o lechón, etc. Pero NO somos santos. Hice tu receta agregando mitad res, mitad cerdo y ha salido fabulosa poniendo los ingredientes que mencionas. Saludos desde Ciudad de México. Mil gracias!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Uy... casi se me pasa tu comentario Mireya... jejeje... por supuesto que no me lo tomo a mal... cada persona debe tener, en mi opinión, no sólo la posibilidad de elegir los alimentos que por razones personales, religiosas o éticas quiera consumir, sino además el poder compartirlo con total libertad y respeto... yo por mi parte me alegro muchísimo de que la receta te saliera bien... la próxima vez no dudes en fotografiarla y mandármela a mi cuenta en facebook!!! Me encanta ver vuestras fotos...
      Un besazo grandísimo desde Madrid.... Luz.

      Eliminar