sábado, 25 de enero de 2014

Pudding de donuts... para el reto dulce de Whole Kitchen




Buen día de sábado a todos!!
Una semana más el reto de Whole Kitchen coincide con fin de semana, y dado que coincide reto dulce con fin de semana he decidido ser mala.... sip, mala de solemnidad y traeros esta receta.


Hoy estoy reivindicativa... ¡¡y eso me hace sentir muy vieja!! Ummmm.... yo con 30 años pensando en los donuts frescos de la panadería... ummmm...
Nada, que como ya os había explicado con pelos y señales cómo preparar donuts... y por no repetirme... que es algo que me sabe fatal, he querido dar un paso más y dejar atrás las miradas soterradas de odio... a partir de ahora tendré que salir a la calle cubierta con un casco de astronauta para evitar la lluvia de bofetones que sino me llegarían... ¡¡porque esto seguro que es delito!!... ¡¡un pudding de donuts!!

Os diré que me decanté por esta versión por dos razones:
- La primera que me obligaba a hacer los donuts, y yo quería hacer un paso a paso del proceso... para que lo vierais... y además porque últimamente estoy probando las recetas que ya tengo publicadas... para comprobar si mis explicaciones se pueden seguir facilmente, etc... por ahora vamos bien... aunque sí quiero corregir algunas cosas respecto de la original, ahora os cuento.
- Por otro lado la culpa verdadera del pudding la tiene una novela... una novela que me divierte muchísimo y en la que aparece este pudding.

Os cuento desde el principio:
Pues Almu y yo en nuestros tiernos y locos 20´s nos lanzamos a la carretera (ejem, al tren) y fuimos a pasar un verano a Francia.... no, no como hippyosas locas de la vida al bello y carísimo Paris... no... a una ciudad preciosa a 100km de España y 20 de Lourdes.... jejejeje... que una está loca, pero en caso de problema o urgencia yo quería a mi padre a golpe de teléfono...
Total que Almu y yo nos plantamos cargaditas de maletas en Pau... ya otro día os contaré nuestros diversos ejem... episodios/sopresas/disgustos relativos al viaje... pero la conclusión es que a los dos días de llegar me había quedado sin libro para leer... sí, ya os he contado más veces que yo devoro los libros... sí... uno a la semana más o menos... y eso es lo que debí llevarme... problema: que parte de las vacaciones las pasamos en compañia de la SNCF.... vaya, lo que aquí es la Renfe... y como para ir a la playa (lo cuál era el objetivo) tardábamos una horita de ida y una de vuelta... comprenderéis que a los dos días me quedara sin libro...
Conclusión: FNAC es francés... ergo nos fuimos al FNAC de Pau.. pero como yo por mucha inmersión francesa me negaba a comprar novelas en francés me fui a la sección de literatura en otros idiomas... y... bueno, os recomiendo que vayáis a una de esas secciones aquí en España y veréis que no hay mucho donde elegir... pues entre lo que compré estaba este libro: Alguien por quien morir.
Y allí me fui yo a la playa con un libro en apariencia inocente... de una chica que tiene un gimnasio, muy graciosa ella y el protagonista un policia que la tiene a mal traer... la verdad es que se lee en un pis-pas y es entretenido... ¡¡pero madre mía que escenitas!! sí... mucha escenita... que los que se piensen que los libros de las sombras de Grey son innovadores en ese campo que se olviden... que yo me leí ese en Francia hace 10 años y os aseguro que nada tiene que envidiarle al otro... ejem... en mi opinión al contrario, pero bueno...
Yo que ahí estaba toda feliz tumbada en la toalla al lado de la torre de los socorristas más cañones de la playa y empiezo a leer una escena tras otra.... ¡¡¡¡ayayayayayay!!!! Yo por un lado sin apartar los ojos como platos del libro, por otro mirando a un lado y a otro (y hacía arriba) por si algún francés con un catalejo o un periscopio se daba cuenta de lo que yo estaba leyendo, y alucinada de que existiera este tipo de libros......
Pero claro... ya estaba enganchadísima... así que no sólo seguí sino que volví al FNAC a por la segunda parte!!! Pero nada... ese tuve que esperar a la biblioteca de aquí de Madrid.
Lo mejor!!! Que no sabía que mi hermana me lo había cogido hasta que días después vino con cara de pasmo a decirme que se estaba leyendo el libro... primero súper vergonzosas las dos, luego nos pusimos a cotillear como locas y por último a pensar en lo buenísimo que sabría el pudding que prepara Blair para la comisaría de policía...
Jejejeje... ¿sabéis qué? La receta venía en el segundo libro de la serie... porque parece ser que a Linda Howard (la autora) tras leer el libro se lo habían pedido montón de señoras, jejeje... pues nada... años después aquí os enseño cómo es el pudding que en casa se conoce como el de Blair Mallory.

Y aquí os dejo mi receta.
*** Voy a hacer un poco de trampa y a dejaros los ingredientes e instrucciones que ya os dejé para los donuts (puesto que es la receta que yo hago en casa), salvo por el añadido de las fotos... cuando lleguemos al pudding será ya todo inédito, así que si queréis hacer el pudding pero no los donuts comprar éstos y saltaros el principio de la receta con total libertad.

Whole Kitchen en su propuesta dulce para el mes de enero nos invita a preparar un clásico de la cocina norteamericana: DONUTS.

Pudding de donuts Blair Mallory.
Mi receta la encontré en esta página, y me ha gustado mucho. Pero si sabéis hacer un pudding podéis optar por vuestra propia mezcla... o por la que más os guste.
Ingredientes:
- 6 donuts (más abajo os pongo los ingredientes para preparar estos caseros)
- 4 huevos
- 2 cucharadas de ron o un licor que os guste, yo le puse un licor de caramelo
- 1/2 cucharadita de canela molida
- 1/4 taza de azúcar
- 1 cucharadita de esencia de vainilla
- 1 taza de leche
- 3/4 de taza de nata para montar
- Para el glaseado del pudding necesitamos:
      - Una taza de azúcar glas
      - Una cucharadita de esencia de vainilla
      - 3 cucharadas de agua caliente

Para una docena de donuts necesitamos:
Ingredientes:
1. Pre-fermento
- 140 gramos de harina de fuerza
- 90 ml de agua tibia (30 segundos en el microondas)
- 3 gr de levadura fresca de panadero (yo uso la de Levital)
2. Masa
- 15 ml de leche
- 20 gr de levadura fresca
- 30 gr de azúcar
- 125 gr de harina de fuerza
- 5 gr de sal
- 4 yemas de huevo
- 60 gr de mantequilla en pomada (vamos que la habéis sacado un par de horas antes de la nevera)
3. Aceite de girasol para freír
4. Glaseado ***Yo en esta ocasión usé el que me sobraba de los cinnamon buns***
- 150 gr de azúcar glas
- 50 ml de agua caliente

Modo de hacerlo:
1. Hacemos lo primero el pre-fermento, tenéis que pensar que estamos ante una masa de bollería, si queremos que quede esponjosa y blandita necesitamos que leve... bastantes ratos, ahora os voy contando. Primero como digo el pre-fermento o masa de arranque, que se hace como todos los pre-fermentos.
- Primero calentamos un poco el agua, o la ponemos ya tibia del grifo
- En ella deshacemos en miguitas la levadura, todo muy bien pesado y medido eh!! ni de más ni de menos, (importante para eso os recomiendo balanza digital... de las de cocina, jejeje... porque son cantidades muy pequeñas pero deben ser justas) mezclamos bien para que toda la levadura se deshaga.
- En un bol mediano ponemos la harina, hacemos un agujero en el medio, como un volcán y en medio vertemos el líquido, y con los mismos dedos vamos mezclando todo bien, nada de añadir más harina o agua, en serio eso es muy importante, no dejeís de mezclar, llegado un momento no podréis hacerlo en el bol, es el momento de pasar a la encimera (sin enharinar ni nada) e ir amasando la bola que como veréis no es muy grande, así que podéis hacerlo con las manos, el truco es que quede una masa bien integrada, limpia y entera.


- Dejarla reposar en un bol tapado (yo para las masas tengo un tuper, que tapo y dejo en lugar cálido... dentro del horno, o en verano al lado de una ventana a la que de la luz... ) la dejamos reposar una hora, al cabo de la cuál veremos como nuestra bola se ha desbordado... ha levado, la levadura ha hecho su trabajo, por eso en bolleria y panadería se pone este tipo de levadura, porque fermenta antes de meter al horno, los polvos de hornear tipo Royal que ponemos en magdalenas y bizcochos lo hacen una vez en el horno, estos antes... que es lo que queremos... si nuestra levadura no leva tranquilos, todo sea que esté estropeada, caducada o vete tú a saber... no os desesperéis, empezad de nuevo.
2. Masa de donuts. Este momento es más como hacer un bizcocho... en un bol y añadiendo ingredientes, así:
- En un bol grandecito (o en robot de cocina, kitchen aid o similar de esos que amasan solos... también vale, yo os pondré la receta como yo la hago en casa... y como no tengo ninguna de estas máquinas como dice Hervé ¡¡coraje!!) ponemos el pre-fermento, añadimos la leche y mezclamos hasta que se haya integrado.
- A continuación la levadura fresca la deshacemos en pedacitos que mezclamos a lo anterior.
- Seguimos con el azúcar, la harina (por tandas, ¿eso que quiere decir?, en vez a sopetón, que le va a costar más asimilar por cucharadas... cuando la masa esté bien mezclada añade la siguiente cucharada), la pizca de sal y por último las yemas de huevo.
- Vamos amasando con espátula, cuchara o la misma mano durante 3 minutos más o menos, tampoco os paséis, y queda por incorporar la mantequilla blandita.
- Toda bien mezclada y ya con una masa consistente pasamos a la encimera ahora sí un poco espolvoreada de harina, y formamos una bola de masa.


- Una vez conseguida la bola, la devolvemos al tuper, la tapamos y la dejamos para que leve una segunda vez... en este caso las dejamos 2 horas.
3. Donuts. Pasado ese tiempo tenemos otra vez al igual que la vez anterior una especie de masa babosa... tipo los "mocos" esos que nos compraban de pequeños para jugar... y ejem... pegarnos en el pelo, jejeje...
- Esta os recomiendo que volváis a llevarla a la encimera, la sacáis con cuidado y el truco es sacarle el aire, ¿cómo? volvemos a amasar.


- A continuación hacemos con ella "un palo largo", vaya, jejeje, amasamos para que se forme como un bastón, un poco gordo y alargado, ¿para qué? de este vamos a ir cortando porciones, así, cortamos el bastón por la mitad, de la mitad sacamos otros dos, y así sucesivamente, pero no... no es tan fácil, ahora tenemos que pesarlos, cada porción, esto es muy importante, así todos nos van a quedar igual de bien, e igual de hechos y fritos.


Cada uno de mis donuts pesó 45 gramos... sí, muy poquito... pero no los hagáis más grandes... veréis que cuando leven duplicaran el tamaño al de donuts normales... y lo ideal es que estén esponjositos por dentro.


- Con cada una de las porciones hacéis una pelota... de la pelota hacemos un agujero en el centro, zas!! sin piedad... y con el agujero en un dedo vamos dando vueltas a toda pastilla... 


- Los vais colocando en una bandeja de horno, sobre papel de horno con una capa de aceite (para que no se peguen). Tener la precaución de dejar espacio suficiente entre unos y otros... porque ¡¡vuelven a levar!!... pues, menudo rollo, ¿no? Jejeje,... ya estamos acabando, lo prometo.
- Esta vez os digo lo que yo hago, hay gente que lo mete en el horno, apagado pero con la luz encendida, otros sin la luz.... yo envuelvo la bandeja con una toalla... y a un rincón cálido... esta vez sólo 1 hora, o hasta que veamos que han crecido, a lo mejor son 90 minutos.


- Ahora viene lo bueno, cogemos una olla, no muy grande pero sí profunda... ojo que podáis llegar bien, y la ponemos con bien de aceite de girasol (importante este tipo de aceite porque no da sabor), como unas 3 tazas... no os exagero.
- Dejamos calentar el aceite a 180ºC, podemos medirlo si tenemos termómetro de cocina (que yo tampoco tengo, jejeje) y sino con el clásico ver por encima que el aceite está caliente.
- Vamos haciéndolos de uno en uno dejándolos entre 1 minuto y 1,5 ... todo depende también podéis hacerlos con freidora, ahí no sé, probad a ver.
La cuestión es que enseguida se doran, pero es importante comprobar que se quedan también bien hechos por dentro, por eso cuidado que no se os arrebate el aceite y se vayan a quedar crudos los donuts.
Yo compruebo que están bien hechos por dentro pinchándolos con un palo de brocheta, si sale limpio, los donuts están hechos.


- Conforme se van haciendo los sacamos de nuevo a otra bandeja esta con papel de cocina que absorba bien el aceite, y dejamos que se enfríen, al menos 15 minutos... no seáis impacientes que si no esperamos a que se enfríen el glaseado no se asienta bien.


- Para hacer el glaseado azúcar mezclar el azúcar glas con el agua caliente, remover bien y listo. Coger el donut y bañar una cara, dejarlo para que solidifique... y si sois muy golosos...¡¡darle dos capas!!
  
Y una vez los donuts listos paso a contaros cómo hacer el pudding.
Os confieso que yo hice un día los donuts, y al día siguiente el pudding.
El pudding es tan tonto de hacer como lo siguiente:
1. Precalentamos el horno a 180ºC.
2. Engrasamos un molde de cake con un poco de mantequilla. Partimos en trozos los 6 donuts y los esparcimos por el molde, que queden sueltos.
***Yo como veréis no hice esto... sencillamente los coloqué en fila, pensé que quedaría más bonita la presentación, y así fue... el problema... que cuando lo comíamos el donut que sobresalía (como la mitad de cada uno) se había quedado duro como una piedra... así que os recomiendo trocearlos y cubrirlos todos con la mezcla de pudding.



3. A continuación preparamos el contenido líquido del pudding.
Mezclamos en un bol hermoso los huevos, el ron, la canela, la vainilla y el azúcar y lo mezclamos con una batidora manual o de varillas hasta que esté todo bien integrado.



4. Añadimos a continuación la leche y la nata y volvemos a batir bien. 


5. Ya lo que nos queda es añadir la mezcla al molde con los donuts, es importante que todo se empape bien y que los trozos de donut se queden bien cubiertos.

6. A continuación metemos en el horno, calor arriba y abajo y dejamos hasta que el pudding cuaje, unos 45 minutos... la prueba, como siempre, metiendo un palillo... si sale limpio podemos sacar nuestro pudding y dejarlo enfriar media hora... sino un poquito de paciencia y volver a comprobar en 10 minutos.


7. Una vez el pudding esté templado preparamos un nuevo glaseado para cubrirlo, así, en un bol pondremos la taza de azúcar glas y el extracto de vainilla e iremos añadiendo cucharadas de agua, de una en una y removiendo a continuación hasta conseguir la textura que más nos guste.
Espolvoreamos el glaseado por encima del pudding y listo para servir. 

Si, como veis este postre es un castigo... del que una no puede resistirse... pero merece mucho la pena prepararlo en modo postre de urgencia, postre para regalar y animar a alguien... o como diría Blair postre para hacer la pelota o pedirle a alguien un favor, jejejeje... ¡¡no podrá resistirse!!

Bueno, espero que os haya gustado, sabed que esta receta de pudding admite más cosas además de donuts... desde otro tipo de bollería como napolitanas o ensaimadas, pasando por bizcochos que tengáis por casa un poco mustios o duros hasta magdalenas o sobaos... una receta de reciclaje en toda regla.
Un besazo y nos vemos de nuevo mañana, jejeje... Luz.

8 comentarios:

  1. Muy original Luz, además que así en versión puding los donuts tienen que quedar de vicio!!

    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jejejeje... mil gracias Victor... pues sí, un vicio tremendo, pero buenísimo!!!
      Un lujazo de receta, y súper sencillo... si no tienes en cuenta que hay que hacer previamente los donuts claro... pero bueno, como siempre el tema casero gana a las prisas, por eso animo a hacer este pudding con los donuts hechos por uno mismo... no hay color.
      Un besazo enorme... Luz.

      Eliminar
  2. Pero que idea tan buena!!! Seguro que estaba exquisito el pudding. Me lo estoy imaginando y se me hace la boca agua!!!

    Besitos,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Verdad Suny?... Ummmm estba buenísimo... como os he contado no hace falta usar donuts caseros... sé que al final es más laborioso... sólo te recomiendo que no te pierdas la receta... ¡¡porque es de escándalo!!
      Un besote gigante, Luz.

      Eliminar
  3. HOla chica, vengo del desafio, soy mar rguez de mar entre foognes... me quedo por aqui....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bienvenida Mar!!! Espero que te guste el blog, las recetas que subo y que me comentes siempre que te apetezca... vamos hablando por facebook... y por supuesto nos veremos en el próximo desafío... ¡¡qué ganas!!
      Besos, Luz.

      Eliminar
  4. WoW, me parece una idea muy original para el CWK!!! Ese pudding tiene que estar expectacularmente rico!!!

    Un besito,
    Sandra von Cake

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mil gracias Sandra!! Me alegro que te haya gustado... rico es un rato... calórico otro poco, jejejeje... pero mira, creo que de vez en cuando y un poquito... sienta hasta bien...
      Mil besos, Luz.

      Eliminar