jueves, 13 de febrero de 2014

Huevos Benedict... un desayuno de cinco estrellas


Hola a todos!! Seguimos un día más con nuestra particular cuenta atrás hacía San Valentín... hoy con un desayuno de mega-lujo... unos huevos Benedict.



Mañana la entrada corre a cargo de Almu, que ha hecho unos dulces tremendos, riquísimos y mega rojos... no, no daré más pistas que sino me mata!!
Mientras tanto yo sigo a lo mío... esto es... ¡¡el desayuno!! Ummmm ¡¡me encanta desayunar!! Aunque reconozco que soy de las que sólo desayunan en vacaciones y los fines de semana, entre semana ando con el café bebido... como todo el mundo... o casi, no cuento a la infancia ni a los privilegiados que se saben organizar y tienen la fuerza de voluntad para levantarse 20 minutos antes no sólo a desayunar... ¡¡sino a preparar el desayuno!!.
Foto: http://lasfotosmasalucinantes.blogspot.com.es/
No, yo no... yo entre semana voy cuál robot haciendo la misma serie de pasos diarios... apago el despertador (20 minutos antes de la hora límite... con lo que... ejem... teóricamente entraría en el grupo de los privilegiados del desayuno si no fuera porque pertenezco a otro grupo..... ¡¡el de los privilegiados de vaguea 10 minutos más en la cama!! jejeje), enciendo la radio, saco un pie de la cama intentando motiva al cuerpo para que se incorpore todo entero... y a la ducha... donde de golpe y porrazo hago repaso del día, el trabajo y las tareas cotidianas... seguimos... enrollo la toalla en la cabeza mientras me pongo las lentillas, de ahí al microondas a coger el café (que Almu prepara invariablemente todos los días... bendita sea!!), recoger el móvil y comprobar el tiempo, vuelta a la cocina a recoger el tuper, arreglarme, vestirme, peinarme, apagar la radio..... ¡¡y a la calle!!...

Eso de lunes a viernes... y....uuuummmmm... los sábados y domingos.... ooooo.... empieza el ritual de despiértate cuando quieras, vegeta en la cama un rato largo, levántate y quédate en pijama!!!!... y toma la decisión más importante de su día... ¿qué vamos a desayunar?... El desayuno de fin de semana es cosa seria... nada de un zumo y una triste tostada,... no!! Hay que disfrutar de cada uno de los minutos y hay que comer en condiciones... así que las decisiones son importantes... ¿dulce o salado?, ¿sano o gochoso?, ¿abundante o voy a controlarme?... Así el fin de semana empieza entre tortillas, muffins, scones, tostadas de tomate y aceite, french toast, tortitas, baicon o el colmo del lujo... estos huevos Benedict.


Por eso, para celebrar San Valentín... y sobre todo el desayuno del sábado os propongo que os deis un lujazo... más si cabe si el viernes hicisteis plan fuera o si ejem... llegasteis a casa haciendo eses... dicen que precisamente ese es el origen de la receta... aunque como las grandes su origen es bastante discutido.
Indudablemente es americana... sip... neoyorkina para más inri... y ya sabéis como son los yankis... todo se lo disputan como buenos competidores que son... hay hasta 3 posibles orígenes... y uno de ellos reconoce que este plato es un invento infalible contra la resaca... no sé... sólo que están deliciosos y que en todo buen brunch que se precie estos huevos son el plato estrella.

Ya os he hablado más veces de la opinión que me merece salir a tomar el brunch, ¿verdad?... así que a los amantes del desayuno en pijama y bata..... y el culmen del lujo... a los amantes del desayuno en la cama les recomiendo esta receta.
Reconozco que tiene truco... que a veces no sale a la primera y que la salsa holandesa puede no gustar a todo el mundo... pero reconozco que yo no he parado hasta que no me han salido bien.
Os voy a enseñar así los trucos más tontos para que la receta salga... trucos que generalmente no vienen en las recetas convencionales pero que os garantizan un buen resultado.

Por si acaso... y para aquellos que aún no las tienen todas consigo pero quieren apuntarse al plan del desayuno en la cama os invito a repasar las recetas del blog dedicadas a este tema... todas deliciosas y fáciles de elaborar... como: los rollitos de canela, manzana y caramelo, las tortitas de manzana y canela con mantequilla de sirope de arce, los bagels, unos donuts caseros o unos scones británicos, las deliciosas french toast ideales para un desayuno sexy, o las maravillosas e infalibles tortitas americanas.

Receta de huevos Benedict.

Ingredientes para dos personas:
1. Para los huevos Benedict:
Foto: http://gioia-de-vivire.blogspot.com.es/
- 2 rebanadas de pan, bollitos o simple pan de molde cortado un poco bonito -es decir, sin los bordes, ejem-.
- 2 huevos
- Un chorro de vinagre
- Sal y pimienta
- 4 lonchas de baicon ahumado o un fiambre rico y ahumado que os guste... yo puse jamón de pavo braseado que en casa nos gusta mucho, pero también admite salmón ahumado, por ejemplo... lo ideal es algo salado con aroma ahumado que contraste con la mantequilla y el limón de la salsa holandesa.
2. Para la salsa holandesa:
- 2 yemas de huevo
- 150 gramos de mantequilla
- Zumo de medio limón
3. Para decorar:
- Cebollino fresco picado (opcional)

Modo de hacerlo:
1. Lo primero que vamos a hacer es poner dos cazuelas con agua al fuego para que hiervan... una de ellas para escalfar los huevos y la otra para poner encima un bol haciendo un baño maría para la salsa holandesa.
2. A continuación os voy a explicar como escalfamos los huevos en casa... y por lo que... ejem... tienen esa forma rara... ¡¡pero es de la única forma que me salen!! Así que os cuento cómo lo hago... si tenéis un método mejor u os salen a la manera tradicional adelante... yo por si acaso os enseño una alternativa infalible.
Yo uso el truco de envolver el huevo en papel film y meterlos en el agua hirviendo, así no se me despanzurra y se queda bien moñoño todo envuelto.
- Así colocamos un bol en la encimera, cogemos un trozo de papel film y  lo ponemos encima del cuenco pero como si fuéramos a forrarlo con el plástico... que haga forma de cuenco vaya.
- Es importante que dejemos suficientes faldones colgando para luego poder hacer unos buenos nudos.
- A continuación cascamos el huevo y lo ponemos en el bol forrado de film... y lo salpimentamos.
- Finalmente y con cuidado hacemos un atillo... tipo abuela para ropa... juntando los cuatro extremos y cualquier resquicio por donde se pueda salir el huevo (debe quedar un envoltorio hermético), le hacemos un nudo y listo.
- Una vez el agua esté hirviendo ponemos el fuego al mínimo, echamos un chorro de vinagre y añadimos las bolsitas con los huevos (un paquete por huevo, se entiende).
- Al cabo de unos 3-4 minutos los huevos estarán listos... sacamos del agua, cortamos el nudo del paquete y sacamos los huevos, dejándolos reservados hasta que montemos el plato.
3. Mientras tenemos los huevos en la cazuela preparamos la salsa holandesa.
- Para ello preparamos primero nuestro baño maría. Sacando la otra cazuela de agua hirviendo del fuego y poniéndola en una encimera. Encima colocamos un bol y dejamos que temple un poco.
- Al mismo tiempo ponemos la mantequilla en un cazo y la derretimos. NO!! Este paso no se puede hacer en el microondas, porque vamos a "cocinar" la mantequilla. Así, dejamos que se derrita, y cuando empiece a espumar retiramos toda esa espumilla, clarificando así la mantequilla.
- Hacemos el zumo del medio limón y enchufamos la batidora de barillas cerca del recipiente del baño maría o con barillas manuales... lo que es importante es tenerlo todo a mano.
- Comenzamos a ligar la salsa... para ello ponemos en primer lugar las yemas en el bol y vamos batiéndolas, sin parar de batir incorporamos despacito la mitad de la mantequilla derretida, que gracias al calor empezará a emulsionar.

- Una vez ligadas ambas incorporamos un par de cucharadas del zumo de limón y seguimos batiendo... veréis que la salsa empieza a espesar y a ligarse como un pil-pil... terminamos de incorporar la mantequilla, salpimentamos y una vez bien ligada dejamos reposar en el mismo recipiente al baño maría... veréis que de esa forma la salsa termina de engordar y que aunque parece que no está muy gordita al ir a servirla habrá "cuajado" más.
Es importante que la probéis de sabor... porque es muy fácil que se nos vaya la mano con el limón con lo que la salsa se echaría a perder... así que os recomiendo que las primeras veces echéis poquito hasta que logréis dar con el punto que os gusta.
La salsa queda cremosa, de sabor y textura suave pero ligeramente ácida que casa fenomenal con el ahumado de la carne o el pescado.
4. Antes de montar el plato tenemos finalmente que tostar nuestro pan y freir el baicon en caso de ponerlo con baicon.
5. Finalmente montamos el plato de la siguiente manera:
- Primero la rebanada de pan tostado.
- Encima la loncha de jamón, baicon o salmón.
- A continuación el huevo escalfado.
- Y por último una buena cucharada de la salsa holandesa (cuidado no la empapucéis... que la salsa es fuerte y pesada y puede fastidiaros el desayuno y la digestión).
- Adornamos con cebollino picado y listo.

Foto: http://compartimosunbrunch.com/
Siento que la entrada haya quedado tan larguísima... lo bueno... ya sabeís hacer huevos escalfados y salsa holandesa, jejeje... no está mal, eh!!
Sé que conforme la vais leyendo parece una receta interminable... pero ni mucho menos... en esos famosos 20 minutos la tendréis lista.... podéis servirla con fruta, unas patatas fritas o un zumo... o mejor!! unas mimosas (champán con zumo de naranja)... éxito garantizado.

Bueno... con esta entrada me despido del primer recopilatorio anual que hacemos de San Valentín... mañana la entrada que cierra el ciclo será de Almu. Así que espero que estas recetas os hayan gustado, servido de ayuda e inspirado... ya me contaréis qué tal resultado han dado.
Disfrutad mucho mañana... y nos vemos en unos días.
Besos, Luz.

8 comentarios:

  1. Un desayuno delicioso, el que nos traes hoy, pintaza espectacular la de esos huevos. Bss.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ricos, ¿verdad?... un desayuno muy clásico pero que triunfa siempre... además con eso de que la salsa holandesa tiene su aquel el desayuno se convierte en un lujazo sencillo, jejeje...
      Me alegro de que te hayan gustado Rosa, un besazo. Luz.

      Eliminar
  2. Los huevos delicioso, y bienvenida al grupo desafió en la cocina.
    saludos. cocinando con cintro.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mil gracias Isabel!!!!
      Madre mía... no puedo sentirme más bienvenida al desafío... jejeje... ahora miedo me da participar, jejeje... con eso de las expectativas y todo eso.
      Bueno guapa, bienvenida también al blog, un besuco, Luz,

      Eliminar
  3. Uoooo!!! Que cosa más ricaaaaa! Un desayuno de lujo, sin duda!!! :)

    Besitos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Verdad? Ummm soy de las de hacer un desayuno en condiciones... de los de ponerte una sonrisa en la boca y un montón de energía para aprovechar el día.
      Me alegro mucho de que te hayan gustado Cristina.
      Un besazo, Luz.

      Eliminar
  4. ¡Pedazo de desayuno! Es verlo y entrarme un hambre...¡Qué cosa más rica!, así presta que lleguen las mañanas ^^
    Un besote!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jejejeje... mil gracias Kim... me alegro de que te hayan gustado... como verás tienen su aquel... yo no digo que no... pero se pueden hacer facilmente en casa... así que no lo dudes... un desayuno especial=huevos benedict.
      Un abrazo, Luz.

      Eliminar