miércoles, 12 de marzo de 2014

Crema de tomate e Idiazábal... estamos a dieta.



Hola a todos, ¿cómo va la semana? Ummm ya el tiempo apunta maneras y parece que acompaña un poco más... yo ya he empezado una novena para que nos aguante hasta Semana Santa.... "¡¡por favor!!, ¡¡por favor!!, ¡¡por favor!!" No entiendo nunca porqué pero en Semana Santa estés donde estés el tiempo es un asco... tal cual... así que por si acaso yo aprovecho para disfrutar de estos días de solito.



Aunque, ejem... parece que un poco demasiado... ejem... este finde me dio un pampurrio de padre y muy señor mío. Estuvimos en el Mercado de Motores, del que en unos días os contaré un poquito más (y os enseñaré alguna foto), pero que nos ha chiflado!! y estuvimos al sol durante unas 6 horas entre unas cosas y otras... y entre que el sol picaba de lo lindo y que el fresquito se dejaba sentir... volví a casa con la cabeza como una bombilla, igual de amarilla, brillante, gordita y súper caliente... conclusión: Insolación en toda regla y un par de días con fiebre... si es que...

Bueno... es lo mismo... ahora tengo un bonito moreno y un nuevo amigo... el liposan, jejejeje... ahh... y miles de tontunadas que compré con muchas ganas en el mercado.... ummm unas fuentes preciosas que os tengo que enseñar, de esas metálicas y vidriadas en blanco con el borde en azul marino súper chulas y vintage, unas harinas geniales de un puesto hecho exclusivamente para panarras... y en el que ejem... tuve una "conversación" panarra en toda regla... con los dueños del puesto... ¡¡me lo pasé pipa!! hablando de harinas, masas, procedimientos etc... total que había un cliente al lado, que no paraba de meter baza y soltar "perlas de sabiduria" como decía mi abuela que luego todos teníamos que corregirle... (como que la harina integral lleva levadura incorporada y no hay que ponerle cuando hacemos pan ¿?¿?¿?¿?¿?), llamó a sus amigotes y entre todos se pusieron a discutir... al final su mujer apareció y terminó la conversación con un... "pero hombre... si tú todo lo haces con la panificadora!!".. y el otro refunfuñando que eso era ser panadero igual... ejem... y todos nosotros con una cara.... jejejeje.

Pues eso... historias de mercado, de puestos chulísimos y de ambiente genial de domingo.
Mientras tanto os quiero contar otro proyecto de Almu y mío que tenemos en ciernes... ¡¡estamos a dieta!! Sí señoras y señores... ya nos ha tocado a nosotras.
Confieso que hemos probado, intentado, descubierto y consultado quinientas ideas, opiniones y consultas médicas sin mucho éxito hasta la fecha... y confieso que al final ha sido más una opción meditada, reflexionada y un cambio de chip en toda regla... vaya, lo que creo que en el fondo hace falta.

Llevamos desde primeros de año intentando cambiar de hábitos (que tampoco es que antes tuviéramos muy malos... la verdad), de rutinas y sobre todo intento reprimir mis ganas de transformar una ensalada de tomate en una receta elaborada, historiada y a la postre más calórica.
Hace un par de semanas Almu y yo encontramos por fin nuestra dieta... una dieta de 1.200 kilocalorías al día, combinada con 6 kilómetros de paseo diarios y 1.5 litros de agua... vamos lo de siempre.
Pero.... ummm... como digo, el pero más importante es que esta vez estamos haciendo esta dieta con ánimo, con ganas y con consciencia,.... que creo que es al final la clave para enfrentarse a cualquier reto y más al reto de cambiar y adaptar tus hábitos alimenticios...

Seguro que a lo largo de estos meses (porque esto es una carrera de fondo y va para largo) os voy contando más cositas... por ahora sólo os diré que en lo esencial (las recetas) el blog no va a cambiar... por un lado porque tengo una reserva kilométrica gracias a mi bendito y rescatado pen-drive y por otro porque entre retos, concursos y mi día libre a la semana quiero seguir cocinando y enseñándoos las cosas que voy preparando... aunque seguro que muchas, como la receta que os traigo hoy son un recurso seguro para aquellos que como nosotras luchan contra los kilos.

Una de las cosas que más comemos (obviamente) son verduras... jejeje... cosa que a Almu y a mí no nos importa en absoluto ya que comemos casi de todo (salvo coles de bruselas en mi caso y coliflor en el de ella),  pero por la noche para cenar... muchos días tenemos cremas de verduras... que en verano transformaremos en gazpachos, cremas frías y ensaladas.
Por ahora las cremas que más comemos son la de puerro (o vichyssoise), la de calabacín y esta de tomate.
Ejem... nota ¿os acordáis de la entrada de cremas que hice en Navidad? Os pongo enlace para los nuevos y despistaos, jejeje... por si queréis probar alguna nueva... o conocer qué recetas hago en casa.


En concreto esta crema es una receta adaptada de una sopa de tomate e Idiazábal que Martín Berasategui hizo con David de Jorge en Robin Food y que me encanta. Riquísima, suave y con el transfondo del sabor ahumado del queso... como digo tremendamente rica, sabrosa y muy saciante.
¡¡Ojo!! Las fotos con el huevito etc... son de la era pre-dieta, jejeje... también os incluyo foto de cómo la comemos ahora... y en la que sustituimos el Idiazábal más graso por un poco de queso parmesano.

Os voy a dejar ya la receta... animándoos mucho a probarla, porque para estos días en que aún no sabes si despierta o no la primavera estas cremas para cenar son un lujazo que admiten quinientas variantes, combinaciones y acompañamientos... desde fiambres, bocadillos o tortillas francesas, jejeje... pasando por una tostada con sardinas, un panini con jamón o ¿porqué no? Unos huevos fritos.

Receta de crema de tomate e Idiazábal.
Ingredientes para 4 cuencos de sopa:

- 1 kilo y medio de tomates maduros
- 4 cucharadas de aceite de oliva
- 1 cebolla picada
- 3 dientes de ajo picados
- 1 cucharada de queso parmesano/ 100 gramos de queso Idiazábal rallado
- 1 cucharada de concentrado de tomate
- 1 cucharada de azúcar (aunque mejor al gusto de cada uno... pero para que el tomate no deje muy ácida la crema)
- Sal y pimienta
- Hojas de albahaca fresca

Modo de hacerlo:
1. Ponemos una olla al fuego, y en ella calentamos el aceite.
2. Una vez caliente sofreímos despacito la cebolla... queremos que se poche bien, que transparente.
3. Mientras troceamos los tomates, en unos 8 trozos cada uno, quitándoles previamente el pedúnculo.
4. Una vez la cebolla haya sudado bien añadimos el concentrado de tomate y los ajos picado, removemos y dejamos sofreír unos minutos.
5. Incorporamos entonces el tomate, el azúcar y la sal, removemos y tapamos, dejando cocer a fuego medio unos 30 minutos (tiene que hacerse una salsa de tomate un poco más líquida).
6. Pasado ese tiempo probamos de sabor, vemos si se ha deshecho bien el tomate y sacamos del fuego.
7. Trituramos bien (o con batidora de mano o de vaso... lo que tengáis), y pasamos por el chino para que nos quede bien finita... corregimos de sabor si hace falta.
8. Servimos espolvoreando previamente con el queso y la albahaca picada.

Como veis una receta muy fácil, de las de dejar y seguir trajinando por casa, que podéis hacer en cantidad y luego congelar y que seguro que a los niños también les chifla...

Pues nada... una primera receta "de dieta" que inaugura una nueva sección a tal fin en el blog y que pretendo llenar de ideas, trucos y recetas chulas para aquellos que quieren dar un giro a su alimentación y tomar el rumbo de ella... y no al revés como muchas veces nos pasa.

Yo ya os iré contando cómo nos va a nosotras... por ahora los resultados han sido geniales, nos sentimos mejor, animosas y contentas, podemos disfrutar más aún de un día de atracón de patatas (que sí, ya ha habido), gracias a que ha sido un día y no una generalización y sobre todo disfrutamos comiendo de otra manera.

Un besete enorme y hasta el viernes... cuando Almu trae receta!! Sip... un dulce que ejem... os aseguro que no es de dieta, jejeje...

8 comentarios:

  1. El sol se agradece y se echa de menos cuando no aparece, pero a mi personalmente no me gusta abusar, no aguanto estar al sol mucho tiempo, asi que me imagino lo malita que vendrias, aisss...
    La crema me encanta, la he preparado alguna vez, y me has dado ganas de repetirla, pero con tu acompañamiento que en casa somos muy queseros!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jejejeje... yo con el sol nunca aprendo!! Además de que yo tengo generalmente la temperatura alta... con lo que estar mucho rato al sol... o que me pegue fuerte hace que me ponga malísima... ¡¡pero qué ganas después de tanto invierno!!.
      Te recomiendo mucho la crema... con albahaca u orégano, con queso, cualquiera le va bien... sino parmesano o idiazábal de cabra o mozzarella... cualquier cosa... y así, en plan crema y una tostada tienes una cena buenísima.
      Ya me dirás... un besuco, Luz.

      Eliminar
  2. Esta crema parece más que rica, sobre todo acompañada de ese queso idiazábal, que se come solo! Cuidate del sol y no te me vuelvas a coger una insolación, ok?

    Un besote, y suerte con la dieta (yo siempre lo estoy...)!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pufff... en general creo que rara es la persona que por una cosa o por otra no hace dieta... al final tenemos que cuidarnos todos, ¿no es verdad? Curiosamente yo todo el peso ganado fue antes de empezar a cocinar en serio, con el blog etc... así que espero que los avances con una cosa no me impidan seguir con la otra.

      La crema te la recomiendo mucho... más aún si estás a dieta... las cremas son muy ricas, saciantes y como verás esta no es nada calórica (quitando el queso que puedes sustituir por otro menos graso)... ya iré poniendo más ideas y recetas muy ricas que estoy "perfeccionando" con la operación bikini, jejeje.
      Un besuco gordo, Luz.

      Eliminar
  3. Pues que ricooooo, yo siempre estoy a dieta, algunas veces más estrictas y otras menos, esta receta me vale! Besitos!
    Glo de COCINAR CON AMIGOS

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡Claro que sí Glo!!
      Esta receta es muy rica!! Y apropiada para la dieta, además... por que sí... estoy comiendo mucho tomate... de diversas formas y siempre riquísimo, así que pronto empezaréis vosotros a conocer mis experimentos y espero que yo los resultados, jejeje...
      Un abrazo gordo, Luz.

      Eliminar
  4. Esta crema tiene que estar de vicio. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí Rocio... te invito y te recomiendo que la pruebes... se hace en un pis pas y así calentita está deliciosa.
      Yo creo que este verano voy a embotar como loca para luego tener reservas cual hormiga, jejeje...
      Un abrazo gordo, Luz.

      Eliminar