jueves, 10 de abril de 2014

Flamenquines... cocina Typical Spanish para el reto Del cerdo #hastalosandares

Hola a todos.... uuuuu..... ya se puede oler la Semana Santa, ¿verdad? Ummmmmm ¡¡que ganitas de vacaciones!!



En espera de esos días que seguro pasamos pasados por agua... ¡¡no, no lo digo yo!! ¡¡ni quiero gafar a nadie!! Pero, ejem... ¿qué Semana Santa no llueve? Pues eso... además, ejem... yo paso la Semana Santa en el Norte... conclusión: lluvia a cascoporro.
A pesar de que llevo semanas cantando eso de: sol, solito alumbrame un poquito... aquí nada de nada... en fin... una es mejor que se vaya concienciando... se vaya aclimatando y meta en la maleta la gabardina, los libros y la mantita.... ¡¡uuuuuuu!! ¡¡Me muero por tener vacaciones!!
Jejejeje... ya lo siento, pero estos ¡¡4 pedazo de meses!! sin un triste día de vacaciones de por medio me están matando... bueno, ya queda menos.

Y bien, jejeje... a pesar de que os prometí recetas de Semana Santa... jejeje.... bueno, entre el pollo del otro día y el cerdo de este, ejem... no son muy propias de estas fechas, ya lo entiendo... pero, ummm... que me diga alguien que se pasa toda la Cuarema comiendo potaje y torrijas... ehhhh!!! ¡¡que me diga!! ¡¡Papá, hombre... baja el brazo!!
Sip... para mi desgracia, mi padre es de esos de "si es Cuaresma potaje, si es fiesta de los difuntos, buñuelos y si llega el invierno platos de cuchara día sí y día también"...

En honor a las excepciones os traigo entonces este súper-mega-recetón de tapeo viejuno... de toda la vida, de tasca con olor a uva pasada y de terracita al sol... receta de esas que sólo con ver las fotos se te hace la boca agua, de ese ansía por la fritanga que sólo los españoles parecemos compartir... y de esa fritanga andaluza que hace reír a los ángeles... con su pescaíto, sus calamares y sus flamenquines... ¡¡y olé!!
Sip, hoy estoy haciendo un homenaje a esa cocina... a la cocina typical spanish... esa por la que se dan de tortas los foráneos y que sin embargo nosotros estamos dejando que se consuma en sustitución del hartazgo de la salsa de soja, las hojas de rúcula y el vinagre balsámico.
Ummm... no me dejéis que yo me pongo reivindicativa en menos que canta un gallo... ya lo sabéis, jejeje..
Esta receta, además, es la primera que envío a los retos de La cocina typical spanish... que yo no me puedo estar quieta... e iniciativa chula por la red que veo... iniciativa a la que me lanzo de cabeza... ya lo sabéis también, jejeje....
Que yo no tengo remedio es un hecho... pero es que este reto es irresistible!! Así, 12 bloggers igual de inquietas y de diversas se han reunido para crear un auténtico recetario de cocina española... un recetario 2.0 al que mes a mes se unen hastags con títulos tan chulos como: #díadelcuchareotypicalspanish, #navidadtypicalspanish, #díadelacuestadeenero y este mes....¡¡ta-ta-ta-chán!!

¡¡Sí!! del cerdo hasta los andares, jejeje... ¡¡me encanta el título!! Y en la entrada del reto las anfitrionas explican genial el porqué de recetas con cerdo...  "Queremos dar un giro a esa carne tan menospreciada en los últimos tiempos, el cerdo, del que se aprovechan hasta los andares, porque en nuestro país hay muchas recetas con la carne de este animal.
Porque no es tan mala para la salud, ni tan grasienta si sabemos qué parte usar, porque es barata y porque es typical spanish, este mes queremos recetas con carne de cerdo.



Porque como dice nuestro logo, del cerdo #hastalosandares, os retamos nuevamente a preparar los platos más típicos de nuestra gastronomía, los de nuestras madres y de nuestras abuelas, siempre con carne de cerdo, de la parte que mas os guste, en salsa, guisos, siempre respetando nuestro lema:
Recetas typical spanish con carne de cerdo."

Y yo... pensando qué hacer en mi primera participación en este reto pensé de todo: desde hacer un lomo adobado, pasando por tirarme a la piscina y embuchar salchichas... (que no me mate nadie, jejeje... pero tengo una receta de Jamie Oliver que no necesita de embuchadora, jejeje), hasta unas albondiguillas con salsa o unas patatas con costilla........¡¡pero!! Uyuyuyuyuy... las "jefas" habían puesto unos extrictos requisitos:
- Recetas españolas, bye, bye Jamie.
- Recetas que no fueran de embutido ni fiambre de cerdo... ummm.
- Recetas españolas, of course... vamos, nada de cochinita pibil o costillas a la barbacoa.
- Y por útlimo recetas en las que el protagonista absoluto fuera el cerdo... sip, nada de recetas medio-medio (como las patatas con costilla) o donde el cerdo fuera el acompañamiento (una fabada), sino recetas que sin su componente estrella: el cerdo... no serían ni esa receta, ni typical spanish ni nada de nada...

Total... que a devanarse los sesos... aunque, ejem... no llegué muy lejos.... que llevo con la idea de los flamenquines entre ceja y ceja mucho-mucho tiempo.
Y una que ha nacido con un buen par de extensas cejas no tiene mucho espacio entre ellas en el que andar pensando... así que os contaré que si bien durante un porrón de tiempo me empeñé en esta receta... nunca me había salido rica.
¿Que como lo sé? Por que mi santa hermana llegó a pedirme por favor que dejara de intentarlo... que había cosas que no podían ser... ummm... que eran imposibles por algo y que cejara en mi empeño por envenenarla... ejem... digo... por alimentarla, jejeje...
Conclusión: Me rendí.
Sin entender, hasta años después que el verdadero éxito de esta receta son los filetes de jamón de cerdo, su marinado previo y su fritura constante y no muy fuerte para que la carne de cerdo se haga bien, quedando jugosa, tierna y riquísima junto con el relleno de jamón serrano y queso.

Fue gracias a las recetas de la archiconocida (no, no iba a decir villana, jejeje... antes bien, todo lo contrario) Su de Webos fritos, combinada con la receta de Carlos, de Mercado Calabajio la que hizo, nunca mejor dicho la luz en mi cabeza y vi por fin donde lo hacía mal.

La receta que traigo hoy no puede ser más rica, jugosa, apetecible y tremenda... con unas patatas fritas y una cervecita hacen un almuerzo de 10.... yo los preparé, junto con otros platos de tapas, para una comida con amigos hace una semana... ¡¡éxitazo!! Hice mil cosas... ensaladilla rusa, croquetas de morcilla, calamares a la andaluza, banderillas, cortezas y buñuelos de bacalao que veremos próximamente, servido con bien de sangría y de leche merengada de postre para suavizar la digestión jejeje...
Comimos todas estas maravillas españolas con muchísimo gusto... y uy.... ya se me están empezando a ocurrir más, jejeje...

Os dejo con la receta, no sin antes contaros, que según la Wikipedia, los flamenquines son un plato bastante antiguo... del que reciben el nombre por la corte flamenca que se trasladó a España junto con el emperador Carlos I de España... todos ellos tan rubios y rellenos, jejeje...
Por otro lado, he leído que la receta moderna, nace en el bar cordobés Manolo a finales de los años 30 del siglo pasado... después de la guerra civil.... nada más y nada menos... y sin duda desde entonces, versiones, maneras de prepararlos y mucha, mucha fritura ha corrido entre tanto...

Ya sí, aquí tenéis la receta.

Receta de flamenquines cordobeses.

Ingredientes para 6 flamenquines:
- 6 filetes de jamón de cerdo (bien finitos... sino, que os los abra el carnicero en mariposa, y en casa, con ayuda de una maza o un rodillo podéis aplanarlos un poquito más).
- 2 dientes de ajo picados
- Zumo de 1 limón
- Chorro de aceite de oliva
- Perejil fresco picado
- Sal y pimienta
- 6 lonchas de jamón ibérico
- 12 lonchas de queso
- 2 huevos
- Un puñado de harina
- Un puñado de pan rallado
- Aceite para freír.

Modo de hacerlo:
1. Primero preparamos la carne. Para ello limpiamos bien cada filete, lo aplanamos con ayuda de una maza o un rodillo y después lo vamos poniendo en una fuente, así de uno en uno.
2. A continuación hacemos una marinada con los dientes de ajo triturados, el perejil picado, sal, pimienta y el zumo de limón y un chorretón de aceite. Mezclamos bien y vertemos por todos los filetes, dándoles la vuelta para que el líquido les empape por todos lados.
3. Tapamos con papel film y dejamos reposar un par de horas en la nevera.


4. Pasado ese tiempo, sacamos de la nevera, colocamos un filete por vez encima de una tabla de cocina y vamos rellenando, con dos lonchas de queso y una de jamón... intentando igualar la figura del relleno a la de los filetes para que luego no se nos queden rebabas de relleno por todas partes.
5. Enrollamos bien y dejamos reservado en espera de tenerlos todos montados.


6. Una vez todos bien enrollados procedemos a rebozarlos. Para eso prepararemos tres platos, en uno ponemos la harina, en otro un par de huevos batidos y por último uno con pan rallado.
7. Rebozamos cada flamenquín pasándolo por harina, huevo y pan rallado y reservamos hasta freír.


Yo por ejemplo, dejé todos estos pasos preparados un miércoles, posteriormente los congelé y el mismo viernes por la noche los metí en la nevera para que se descongelaran poco a poco, el sábado a mediodía los freí directamente y listo... la mayor parte del trabajo ya lo tenía hecho.
Lo digo porque aunque son rápidos y fáciles de hacer si veis que no tenéis mucho tiempo para andar marinando y friendo, siempre podéis dividir la tarea en dos veces.
E incluso si queréis aprovechar y dejar sin freir algunos de los que hagáis en el día, congelarlos ya bien rebozaditos y reservarlos para otra ocasión.
8. Por tanto, el último paso es freirlos... con bien de aceite, y ¡¡OJO!! aseguráos previamente que el tamaño del flamenquín da de largo con la sartén que vayáis a emplear.
Ponemos abundante aceite a fuego fuerte para que se caliente bien, y en el momento de añadir los flamenquines... de dos en dos para que el fuego no se enfríe bajamos el fuego, para que no se arrebate pero para que el cerdo se haga bien por dentro.
9. Una vez bien doraditos por los dos lados sacamos a papel absorvente y servimos inmediatamente... hay que comerlos calentitos y recién hechos, como todas las frituras.

Y listo... ¿qué os han parecido? Sencillos y os advierto que aditivos... los podéis acompañar de patatas fritas, con una salsa alioli, una mousselina o una salsa brava... aunque si os han salido bien y la carne ha quedado jugosa no os hará falta ninguna salsa, os lo garantizo.


Bueno, espero haber cumplido en mi primer reto de cocina typical spanish... ya me estoy relamiendo pensando en la del mes que viene... si queréis saber qué tocará, no dejéis de entrar en su web... hoy mismo nos dirán!!!
Un abrazo grande a todos... ¡¡y a darle al tapeo aún que hace bueno, jejeje!!
Besos, Luz.

8 comentarios:

  1. Gracias por las cosas tan bonitas que dices de nosotras!!!!! Y gracias por participar!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A vosotras Patricia... ¡¡la propuesta es chulísima!! Y ayuda a conocer mil y una recetas que, por desgracia, muchos o no conocemos o tenemos muy olvidadas...
      Un besazo, Luz.

      Eliminar
  2. Me encantan los flamenquines detodalavidadeDios! jajajajajaja Y estos tienen una pinta estupenda asi que me los quedo! :-) Por cierto, no te conocía y me he reído mucho asi que me quedo por aqui...Un besito

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡Bienvenida al blog Maggie!! Mucho gusto en conocerte, jejeje...
      Y cuidado... ¡¡los flamenquines son aditivos!! Es ver uno y hacérsete la boca agua.... y es comer uno y ya estar mirando con ansia los demás, jejeje....
      La verdad es que entran solos... y en plan tapeo con unas patatas y unas aceitunas... te montas tu sola un almuerzo delicioso.
      Me alegro de que te hayan gustado, un besazo. Luz.

      Eliminar
  3. Reconozco que a mí me va la rúcula, el balsámico y la salsa de soja... pero también mantengo los platos de toda la vida como los flamenquines cordobeses :)
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jejejeje... Trinidad... ¡¡y a mí también!! ¿pero no estás harta de que ahora te lo metan en todas partes? ¿Sea o no sea indicado? A mí me han llegado a poner salsa de soja en una ensalada y balsámico en un postre... que no te digo que no... pero... ummm... ¡¡con la cantidad de cosas que existen!! Como siempre supongo que son cosas de modas, luego encajará y como el queso de cabra y el foie... por ejemplo, que después de la invasión que hubo hace cinco años ya se ve menos... jejeje...
      Me alegro de que te hayan gustado los flamenquines, un besazo gordo, Luz.

      Eliminar
  4. A todas las que hacemos el typical nos ha encantado tus palabras tan cariñosas, tu entrada no tiene desperdicio, me ha encantado y los flamenquines son muy típicos por lo que te agradecemos tu aportación,saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mil gracias chicas!! Me alegro mucho. Como os conté el otro día... espero pronto vuestra siguiente propuesta...
      Un abrazo grande, Luz.

      Eliminar