martes, 6 de mayo de 2014

Calamares a la andaluza... ¡¡ya es tiempo de Feria!!


¡¡Hola a todos!! Vuelta a comenzar una semana más.. y vuelta ya sí de la primavera, la gana de echarse la siesta y los días largos-largos como cipreses.
Mientras llegan los calores yo disfruto mucho de la primavera, de todas sus virtudes, pues yo no sufro (y toco madera) ninguna alergia, no como Almu que ha vuelto del norte con una sinusitis de caballo....




Al grano... comenzamos semana, ¡¡y ayer comenzó la Feria de Abril!! que si alguno se creía que iba a dejar pasar la fecha... estaba muy equivocado...
Ya empiezan las fiestas andaluzas... las miles que se alargaran hasta entrado el otoño y que recorren toda la Comunidad Autónoma de pueblo en pueblo y de ciudad en ciudad... desde que la Semana Santa da el pistoletazo de salida empezamos con las ferias, las romerías, los patios y las fiestas locales que en el Sur, por ser el Sur se viven de otra manera.

Yo creo que es por eso que llaman tanto la atención estas fiestas. Porque, ¡¡claro!! es cierto que estamos empezando a festejar las fiestas patronales en toda España... sin ir más lejos la semana que viene Madrid se pone de tiros largos (y ejem... el blog también, ya veréis), pero como en Andalucía no las viven en ninguna parte... la alegría, la juerga, las ganas de reír, disfrutar y compartir con todo el mundo... es algo digno de ver, en mi opinión.
Son, a diferencia de otras fiestas regionales donde un "extranjero" se siente más "extraño" que nunca, fiestas tremendamente inclusivas, divertidas y participativas.
Por eso a mí me encantan.

Reconozco que nunca he bajado a la Feria de Abril, ni a la feria de Córdoba, ni a su fiesta de sus patios ni a sus distintas celebraciones del día del Carmen, por ejemplo. Todas estas se me vienen a la cabeza porque son aquellas que la gente de mi entorno si conoce... disfruta muchísimo y repite cada año.
Yo qué más quisiera acercarme alguna vez... ya habrá tiempo.
Mientras tanto no dejo de celebrar estos días... o en alguno de los quinientos sitios que en Madrid se llenan de farolillos, luces y peinetas o en mi misma casa donde el menú se compone de pescaíto frito, rabo de toro, solomillo de cerdo al whisky (receta que os puse el año pasado para celebrar la Feria) y unos rebujitos, entre otras cosas, jejeje... que como en casa no se come en ninguna parte, ¿verdad? Bueno sí... en la misma Sevilla, pero eso es otra historia.

Hoy empiezo con una receta de calamares a la andaluza, porque aquí en Madrid encuentro muy mal puntillas para hacer fritura... y las pescadillitas y los boquerones que en el Sur también se fríen aquí tienen tamaños estratosféricos con lo que tampoco me hacen papel.

Conclusión... hago calamares... ¡¡que me encantan!!
Si os acordáis, los más veteranos en el blog, hace ya más de un año publiqué una receta de calamares a la romana... otros que son dignos de un rey pero que difieren en su elaboración de estos que os traigo hoy... por eso se distinguen, a la romana (cuyo rebozo puede ser bien de harina y huevo como hacemos en casa, bien mediante una mezcla de tempura de cerveza y harina), o bien a la andaluza (que sólo llevan por rebozo una capa finita de harina).

Con esta ligera capa de harina y con bien de buen aceite es con lo que se hacen las frituras... yo descubrí la mejor receta, y la mejor manera de elaborarla... ¡cómo no! viendo el programa de David de Jorge, donde dos invitados dueños de un restoran de Marbella preparaban un plato de pescaíto de morirse muerto.
Desde entonces hago esta receta tal cuál la indican ellos.

Por mi parte y por hoy nada más... en un par de días os pondré otro coloso de la gastronomía propia sevillana... ir haciendo boca con estos calamares que son tirados de fáciles.




Receta de calamares a la andaluza.


Ingredientes para 4 personas con apetito.
- 1 kilo de chipirones (de los no gigantes, de los que tienes que limpiar tú en casa, sí, de esos, jejeje)
- 1 taza de harina tamizada (harina de todo uso o indicada para frituras, como vosotros queráis)
- Sal
- Aceite de oliva (yo en esto difiero con el chef marbellí, el aceite de oliva no se quema tan rápido, aguanta altas temperaturas y no hay que cambiarlo constantemente)
- Limón en gajos

Modo de hacerlo:
1. Lo primero que tenemos que hacer, si no tenéis (como me pasa a mí) un santo por pescatero que os limpie uno a uno los chipirones, es limpiarlos muy bien. Quitándoles las tripas y tentáculos que reservamos porque también prepararemos en la fritura. (Un día de estos haré un paso a paso de cómo limpiar calamares... hasta entonces, y si andáis un poco perdidos este es el sistema que yo empleo y que viene muy bien explicado).
2. Con los chipirones bien limpios y secos vamos a cortar las anillas, no muy finas, si los chipirones son pequeñitos dejarlos enteros.
3. A continuación los salamos bien.
4. Los metemos en una bolsa de congelar y en ella también incluimos la taza de harina tamizada.
5. Cerramos la bolsa y le pegamos un buen meneo para que se reparta bien toda la harina y el pescado quede bien cubierto.
6. Pero como no queremos que se empapuce, lo que hacemos es sacar los calamares a un colador fino para eliminar el exceso de harina.... y ahí los reservamos a la espera de freírlos.
7. Ponemos abundante aceite de oliva en un cazuela amplía y profunda, para que luego cubra bien el pescado y con un par de vueltas lo tengamos hecho.
8. Cuando el aceite esté muy, muy caliente echamos los chipirones por tandas... nada de atosigarlos unos encima de otros... porque la fritura se hace en cuestión de dos minutos, va muy deprisa, pero eso es porque el aceite sigue caliente y el calamar tiene espacio para cocinarse por todos lados.
9. Veréis que sin necesidad de darle la vuelta y en cuestión de un par de minutos está el pescado listo y dorado, así que lo sacamos a un plato con papel absorvente y los reservamos hasta que estén todos hechos.
10. Momento en que emplatamos junto con unos gajos de limón que a mí personalmente me encanta ponerme,.. pero eso es opcional, claro.

¿Veis? Ninguna ciencia, rápidos, riquísimos y un tapeo de lujo.

El truco de la receta creo que es, por un lado la calidad del calamar, o de cualquier pescado que vayamos a freir... que la técnica es la misma para los calamares que para el cazón, los boquerones o las pijotas; y por otro cojer el truco a la temperatura del aceite... que esté bien caliente para que el pescado no lo absorba!! Sino quedaría un rebozado muy pesado y difícil de digerir... así que eso es lo que más vais a tener que practicar, supongo.
Por supuesto los que tengan freidora esta es una receta muy recomendable para hacerla en ella... yo no tengo, ni eso ni termómetro de cocina para que os pueda indicar a qué temperatura tiene que estar el aceite, sin embargo con ir haciendo la prueba y esperando que al echar el pescado éste empiece a burbujear y el aceite a soltar humo sabréis que ese es el punto.

Nada más por mi parte... espero que probéis a preparar este pedazo de fería en vuestras casas.. ya veréis que rico y que a gusto se toma con unas cervecitas y con unos amigos, jejeje...
Un besazo a todos y nos vemos pronto, Luz.

10 comentarios:

  1. Me encantan los calamares rebozados! Pero como salpican los jodíos!!!!! Besitos!
    Glo de COCINAR CON AMIGOS

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo bueno, es que estos en un cazo con el aceite super caliente se hacen en un pis pas... así que manga largo... el mango del cazo a mano y a toda pastilla!!!! Jejeje...
      Un besuco Gloria;) Luz.

      Eliminar
  2. Ayy Luz qué bonita entrada!! quién pudiera irse de feria verdad?? pero bueno, nos traes unos calamares de quitarse el sombrero!! pintaza!!

    un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jejeje... mil gracias chicas!! La verdad es que se comen sólos, ¿a que sí? Madre mía a esta hora quién los pillara, jejeje...
      Mil gracias por estar ahí siempre, un besazo grande, Luz.

      Eliminar
  3. Es uno de mis aperitivos favoritos. Me encantan =)
    Un besote!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro que sí!! Que puede ser mejor!! Pues como verás... ninguna ciencia... eso es lo malo, ¿verdad? que entre lo ricos que son y lo fácil que entran una no pararía de hacerlos, verdad??
      Un besote grande, Luz.

      Eliminar
  4. Que ricos los calamares fritos ,el problema es como se pone de aceite toda la cocina.besinos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jejejjee.... Encarnita, si los haces en una cazuela hermosa y honda no se mancha, te lo prometo... lo importante es que estén bien enharinados para que no salte el aceite... se sacan rapidito... y a otra cosa.
      Un besuco grande, Luz.

      Eliminar
  5. ¿Algún sitio en Madrid dondese puedan comer así de buenos?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Uuuyyy... pues como estos no... estos son andaluces, rebozados solo con harina. Los madrileños, madrileños se rebozan con una tempura... o con huevo y harina....
      Pero sitios en Madrid... ¡¡millones!! A mí me gustan sobre todo los del centro de Madrid... los de los bares Brillante (en Atocha, el Reina Sofía, o en Quevedo), los de la Campana, o el Bar Postas... como te digo por Madrid es ir experimentando y viendo cuales son tus favoritos.
      El Cocinero Fiel... un video-blog que sigo, hizo hace meses un ranking de los mejores bocatas de calamares de Madrid... te dejo el enlace por si te sirve.
      http://elcocinerofiel.com/2013/09/09/los-mejores-bocadillos-de-calamares-de-madrid/

      Un besazo gordo, espero haberte ayudado, Luz.

      Eliminar