viernes, 20 de junio de 2014

Scotch eggs tuneados... o huevos con bacon envueltos con salsa de sirope de arce y naranja para Desafío en la cocina


¡¡Hola a todos!! Sip... el título de la entrada de hoy es eterno, jejeje... lo sé... pero no sabía que título ponerle para que englobara todo lo que es este plato de invención propia, jejeje...



Os cuento. Este mes el reto de Desafío en la cocina era preparar una receta muy típica inglesa... unos scotch eggs... sí, esos huevos rellenos envueltos en carne de salchicha que se empanan y fríen, esos... pero, ejem... no me apetecía nada prepararlos, ¿que porqué?

En fin... os voy a confesar un secreto que todo bloguero cocinillas conoce.... ¡¡uno nunca repite una receta!! ¿para qué? Con los millones de ellas riquísimas que hay por el mundo... Y yo ya hice una vez... hace mil años unos scotch eggs tradicionales, siguiendo la receta de Lorraine Pascale que en casa gustaron mucho.

Sin embargo, no contenta con eso, y al hilo del reto del Asaltablogs... en el que también participo, hace unos meses robé la receta de Begoña de unos riquísimos huevos escoceses rellenos de cangrejo que en casa gustaron aún más.... normal, el surimi creo que es aditivo, jejeje...

Conclusión, al ver cual era la receta salada de este mes decidí hacer una versión propia... no os pasa a veces... que al ver una receta automáticamente la tuneáis.. haciéndola propia, añadiéndole o quitándole ingredientes, poniéndole los que más os gustan... haciéndola vuestra, vamos.
Pues yo he hecho eso... he querido hacer algo diferente y a la vez muy clásico... algo británico pero perfecto para el brunch americano... conclusión: ¿que hay más universal que el brunch de huevos con bacon? Pues eso!!!
Y pensando, pensando... decidí preparar unos huevos escoceses versionados. Así, mi receta son unos huevos duros, que he forrado de un picadillo de bacon y cebolla roja a los que he "empanado" en una tostada muy finita untada con mantequilla y horneada.... apppuuuffff, apppuuufff... parezco el maître de un restaurante finolis al que se le ha acabado la cuerda, ¿verdad? Jejejeje... ¿veis como el título tenía que dar de sí?.

Pues eso.... pero..... como siempre las chicas de Desafío en la cocina no podían ponerlo así de fácil...¡¡no!! que sino.. ¿qué gracia tendría?... total, que no sólo había que preparar esta receta, sino que además había que servirla acompañada de una salsa.

Confieso que en un primer momento todo el tinglado de los huevos envueltos con bacon quería que girara en torno a una salsa holandesa... vamos que quería hacer unos huevos benedict distintos... distintos a los que de hecho también tengo publicados en San Valentín, jejeje... pero.... en fin... que la salsa holandesa NO me sale 3 de cada 4 veces... con lo que después de dos intentos fallidos mientras mis bolitas de huevo con bacon estaban en el horno me harté y decidí hacer otra salsa.... ¡¡y olé!! Que una no está para perder el tiempo... ni para comer salsas caprichosas de mantequilla.... conclusión: idee una salsa que también empleo para las tortitas y que uno podría comerse a cucharadas... de sirope de arce y naranja!!!
Sip... a esos a los que les da miedo mezclar dulce con salado sólo puedo decirles.... ¡¡sois unos gallinas!! ¡Ánimo que os va a encantar!
En este caso pensé en las muchas veces que te tomas un desayuno de esos americano con tortitas con sirope al lado de los huevos con bacon... cuando todo se mezcla y sabe a gloria... ¿verdad? Pues dicho y hecho, jejeje... todo en un mismo plato.

Ya sé que había hablado con Mabel... le conté la receta y le pregunté si entraba dentro de los requisitos del reto... ella súper cariñosa me dijo que por supuesto... que al ataque... con lo que aquí tenéis mis scotch eggs tuneados. Espero que si no os gustan, al menos os diviertan... aunque, en fin, os confieso que son ricos un rato (y ejem... que yo no pude acabarme el mío... es el único pero que le veo a la dieta... que acabo hartita enseguida, jejeje).
Ummm... estoy deseando descubrir que han hecho mis compañeros... os dejo enlace a la entrada de Desafío en la cocina... por si queréis verlos también.

Os dejo ya con la receta de cómo los hice.

Reta de Scotchs eggs de bacon con salsa de sirope de arce y naranja.


Ingredientes para dos personas:
- 2 huevos
- 1 tira bien gordita de bacon o tocineta ahumada
- 1 cebolla roja
- Pimienta
- Un chorrito de aceite
- 2 rebanadas de pan de molde de ese que es larguísimo para rollitos
- 2 cucharadas de mantequilla derretida
- 1/2 taza de sirope de arce
- El zumo de una naranja
- Perejil o cebollino para espolvorear

Modo de hacerlo:
1. Lo primero que hacemos es poner a cocer los huevos en un cazo con agua fría... yo los suelo tener desde que rompen a hervir 10 minutos... una vez pasado ese tiempo lo reservo bajo el chorro de agua fría y dejo que atemperen antes de pelarlos y reservarlos.
2. Mientras se cuecen los huevos preparamos el picadillo de bacon... para ello metemos en el vaso de la picadora la tira de bacon en trozos medianos, la cebolla roja pelada y troceada en trozos grandes y la sazonamos con un poco de pimienta... ¡¡nada de sal que el bacon ya es saladito de por sí!!
3. Lo trituramos todo... lo justo para que queden trozos distinguibles... ¡¡ehh!! que ese era uno de los requisitos que  Mabel me puso.
4. A continuación pochamos esta mezcla en una sartén caliente con un chorrito de aceite... con 4 minutos tendremos nuestro relleno oliendo a gloria... lo importante es que se haga bien.
5. Una vez los huevos enfriados y el bacon cocinado pasamos a montar los huevos escoceses.
Así comenzamos extendiendo la rebanada de pan muy bien... no la usaremos toda, pero mejor contar con ella.
6. Sobre esta colocamos un par de cucharadas de bacon, bien extendidas, y sobre este el huevo cocido. Aviso que ahora viene lo complicado y guarrichoso... tenemos que formar una bola. Mi sistema, hacer un atillo con las cuatro esquinas que luego fijé bien con varios palillos.
7. Una vez bien formada la bola la llevamos con cuidado (aviso que es inestable y que el pan se intentará escapar por todos lados) a una fuente de horno... donde reservamos hasta tener los dos huevos montados.
8. A continuación pincelamos la superficie visible del huevo escocés con mantequilla derretida y una vez hecho esto llevamos la fuente al horno, a 200ºC calor arriba y abajo... unos 10 minutos, lo justo para que el pan se dore y quede bonito.

9. Mientras los huevos están en el horno hacemos la salsa. Para ello ponemos el sirope y el zumo de naranja en un cazo, y lo llevamos a fuego bajito hasta tener una salsita ligera. Reservamos en una jarrita hasta que saquemos los huevos del horno.
10. Terminamos la receta emplatando nuestro huevo escocés... así, servimos un par de cucharadas de salsa en el fondo del plato, encima colocamos el huevo (¡¡OJO con los palillos con los que lo habíamos fijado!!) y espolvoreamos con perejil o cebollino picado.

¡¡Y listo!!
Os recomiendo que lo probéis a modo de desayuno o brunch generoso... hay que pillarle el tranquillo al montaje, pero lo demás, como veréis, es coser y cantar.

En fin, una idea propia, distinta pero riquísima que espero os animéis a preparar y me contéis que os ha parecido...

Ya veremos que nos trae el Desafío del mes que viene... ummm... yo con la llegada del verano y las vacaciones tan cerquita no quiero dejar de cocinar!! Así que aquí estaremos los próximos meses... nos vemos entonces.
Un besazo grande, Luz.

6 comentarios:

  1. Olé!!! Me ha encantado el tuneo que le has hecho a la receta original. Yo la he respetado porque no los había hecho nunca, pero confieso que tampoco repito nunca recetas, jeje, es lo que tiene ser bloguero cocinero. Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jejejeje... el síndrome del blogero... sin repetir recetas nunca.. verdad??? ¿Para qué? Con todas las que hay....
      En fin... me alegro de que esta idea improvisada te haya gustado.
      Un besazo grande, Luz.

      Eliminar
  2. Te han quedado divinos, me gustan!!!!
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Alejandra... la verdad es que los huevos los pongas como los pongas son ricos siempre, ¿verdad?
      Me alegro de que te hayan gustado.
      Un beso gordo, Luz.

      Eliminar
  3. Cuanto me he reído al leerte, jaja me encanta lo del maitre que se le acabó la cuerda. La verdad es que has hecho una versión muy especial, ya que para nada me esperaba que fuera pan lo que envolvía los huevos, a simple vista pensé que era una masa brisa u hojaldre. Te han quedado perfecto y un plato de diez. Un beso compi.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mil gracias!!! La imaginación nos hará libres y todo eso.... pero a donde me lleva mi imaginación es mejor no saberlo, jejejejejejeje...
      Me alegro de que la idea te haya gustado... y la verdad es que el pan ese es súper versátil... yo lo empleo mucho en canapés, sandwiches y tartas saladas.... funciona muy bien.
      Un besuco grande, Luz.

      Eliminar