lunes, 18 de agosto de 2014

Soldaditos con mantequilla de anchoa para mojar en unos huevos pasados por agua


¡¡Hola de nuevo!! Hoy vengo con otra receta digna del mejor verano... con una receta propia de las vacaciones, porque llama a los desayunos largos, pausados... de una, dos y hasta un poquito más aún de café..... desayunos leyendo, oyendo el mar, los pájaros o simplemente oyendo el silencio..... ummmmmm.



Desayunos que luego echamos de menos todo el año, ¿verdad? Os confesaré que aquí en el Norte, donde paso las vacaciones tres de cada cuatro días nos está haciendo malo... tal cuál.... aterrizamos aquí el mismísimo 1 de agosto, y desde que hemos llegado hemos podido bajar a la playa 6 días a lo sumo.... sip... es lo que tiene venir al Norte, tienes mucha loteria con respecto al tiempo.... los que ya estamos curtidos en este tipo de veraneos, a parte de venir cargaditos de chubasqueros y juegos de mesa con los que entretenernos venimos a disfrutar del deporte del tapeo, de las largas tardes leyendo un libro y de las mañanas con fresquete paseando por la playa en jersey....


De niñas... mis padres, por sacarnos de casa a que diéramos la murga a otro (ojalá algún vecino mío también deportara bien lejos a sus hijos en vez de mandarlos al jardín comunitario a las 10 de la mañana cuando una se arrebuja queriendo echar el último sueñecito!!!!) nos bajaban a la playa hiciera sol o tronara... ¡¡todos eran días de playa!! con lo que bajar con el jersey a la ida y el albornoz a la vuelta no nos parece raro.... años y años de bañarnos bajo la lluvia, de hacer carreritas para entrar en calor una vez salías del mar y de llegar a casa con los labios morados y los oídos doloridos del viento.... en fin.... que ya son muchos años y que a una ya no se la puede obligar a bañarse bajo la rasca!!! Al menos eso es lo que una, con 31 añazos piensa.... claro que el factor familia, ejem..... es mucho factor..... y hoy desde mi capullo de jersey y toalla, bien abrazada a mi prima ambas con sudadera (un poco en plan dramático, lo reconozco....) yo me negaba a bañarme en el agua.... cuando todos a coro han empezado con la cantinela de que luego en pleno mes de noviembre en Madrid, sería esos baños lo que más echaría de menos ¿?¿?¿?¿¿?¿¿?¿??¿?¿?¿?...... creo sinceramente que no, jejejejee....

Como os contaba echaré de menos los días eternos, las siestas en pijama, los cafés perezosos y las tardes de películas y amigas.... días sólo para tí.... días inmensos por delante.... comer y beber sin tener que pensar en el trabajo, las responsabilidades o la palabra desterrada que empieza por m (ejem.... madrugar).... pero bañarme en el agua del Cantábrico en un día gris como panza de borriquito, no!!!

En fin... este desayuno es la torta de tonto de hacer... se hace y se sirve todo a la vez, cunde un montón... añades tantos huevos y tostadas como personas y punto... lo único que hay que tener a mano, que puede resultar un poco más raro son las anchoas... pero esas hasta puedes acercarte en pijama a comprarlas al ultramarinos de la esquina.... ummm... yo aquí soy una fanática de salir a la calle en pijama... no por nada, sino porque la puerta del jardín de casa no tiene telefonillo... la gente me ve en la terraza tan pachorra y ¿a quién llaman para que abra la puerta?? lo bueno, tengo unos pijamas muy monos, en opinión de todos mis vecinos, jejeje....

Esta receta, ya no me enrollo más, es, como no podía ser de otra manera, del chef Gordon Ramsay al que adoro... me encanta cómo gracias a sus explicaciones concisas, simples y precisas todo sale a pedir de boca... de este programa suyo, que conjuga en cada uno de forma temática desayuno, lunch y cena he sacado multitud de ideas y de recetas que estoy poniendo en práctica este verano... como estas tostadas untadas de mantequilla de anchoa para mojar huevos pasados por agua...
Os dejo ya con la receta, que en realidad no es tal...

Receta de soldaditos con mantequilla de anchoas y huevos pasados por agua.

Ingredientes para dos personas (conforme haya más gente sólo tenéis que añadir una tostada y un huevo más por persona a las cantidades).
- 2 huevos
- Sal y pimienta
- 4 cucharadas de mantequilla (conforme añadís gente ir incrementando en 1 o 2 las cucharadas de mantequilla)
- 4 anchoas en aceite de oliva
- 2 tostadas
- Café con leche y zumo de naranja para acompañar

Modo de hacerlo:
1. Lo primero que podemos ir haciendo es poner una ollita al fuego llena de agua, en la que, una vez rompa a hervir vamos a cocer 5 minutos los huevos, lo justo para que la clara se cuaje y no así la yema, vamos los huevos pasados por agua de toda la vida y que os confesaré que a mí, dos de cada tres veces.... ¡¡NO ME SALEN!!
2. Mientras se hacen los huevos y alguien nos ayuda poniendo la mesa y las bebidas (no todo se lo va a currar una!!!!!), preparamos la mantequilla de anchoas... estas mantequillas de sabores les encantan a los británicos y la verdad es que tienen mucho mérito... si las anchoas no son lo tuyo, podemos sustituirlas por ejemplo por cosas como cebollino, baicon, ajo y perejil (aunque para desayunar me parece too much) o incluso albahaca y parmesano dándole un toque muy italiano.
En fin, para preparar la mantequilla sólo hay que poner esta en un vaso de batidora... a los 10 minutos o así de haberla sacado del frigorífico para que esté dura pero maleable, se añaden las anchoas sin su aceite y trituramos bien... la colocamos así ya bastante en pomada en un recipiente cuco y listo.
3. Tostamos el pan, untamos con la mantequilla, cortamos en tiras a lo largo y ya tenemos los soldaditos, que servimos con los huevos pasados por agua.

No os creáis, es un desayuno contundente... luego, si os sobra mantequilla podéis ponerla como aperitivo junto con unos panecillos y unas aceitunas, os puede servir para una pasta, para embadurnar un pollo antes de asarlo (tranquilos, no sabrá a anchoa... sólo a saladito), o para repetir el desayuno otro día!!!!

En fin, espero que la idea os haya gustado, y que llenéis de desayunos largos y ricos vuestras vacaciones....
Un besote enorme a todos, Luz.

Pdt: Ahhhhhhhh!!!! Las hortensias que veis en la foto del collage..... ¡¡son las nuestras de la terraza de casa!! Las hemos plantado este verano y estamos encantadas con lo bonitas que se están poniendo...

2 comentarios:

  1. Pero que cosa tan rica. Me encantan así los huevos, y con esos soldaditos todavía más ricos.
    Yo no sé pero también me parece un plazo ideal para una cena, rico rico. Un beso!

    ResponderEliminar
  2. Jejejeje Laurilla... a mí lo que me chifló fue lo del término soldaditos para hablar de los pedacitos de pan... jejeje...
    Y como tú dices una vez hecha la mantequilla... ¡¡a conquistar el mundo!! que si tostadas de desayuno, un aperitivo con aceitunas y unas regañás... de merienda de los peques en plan bocata con rodajas de tomate, y por supuesto picoteo de cena....
    Yo ultimamente sirvo más y más mantequillas y quesos tuneados y untables... a la gente les encanta, son la torta de fáciles de hacer y si sobran siempre puedes apañarlos para más veces porque cunden y duran en la nevera bastante tiempo.
    Me alegro de que te haya gustado.
    Un besazo enorme, Luz.

    ResponderEliminar