sábado, 16 de agosto de 2014

Tarta Tatin... la receta de las hermanas de vacaciones


¡¡Hola de nuevo!! Sip... han pasado días y días... y yo desaparecida.... ummmmm... no, no me he perdido en ninguna isla, ni gracias a Dios he perdido la conexión digital con el mundo (aunque casi... porque jugar con el 4G del móvil, intentar pillar los wifis abiertos de 1 km a la redonda y desperezarme para recordar las contraseñas del mail, de facebook o de gmail es toda una hazaña), pero en fin.... ¡¡estoy de vacaciones!! Como os habréis dado cuenta si me seguís en Instagram... que no paro de actualizar mis actividades como una loca, jejeje....



Total, que entre la pereza, que mi hermana la pobre sí está trabajando en casa con el portatil y no puede dejármelo ni un segundito... y que, os confesaré... ando perezosona perdida, pues bueno... mal plan hacemos, jejeje....


Tranquilos, estoy cocinando muchísimo, visitando sitios, haciendo planes culinarios, empapándome de gastronomía... que para eso estamos en el Norte, donde sin querer te paseas entre chefs, disfrutas de los mercados al aire libre y comes sin medida y a todas horas, jejeje...

En fin, no quiero dejar pasar este mes sin poneros alguna receta, alguna de las que estamos haciendo aquí y que comulgue con las ideas de recetas de verano que no paro de repetiros... rápido, sencillo y a ser posible barato.
La receta de hoy es todo eso... ¡¡y más!! Es una tarte tatin... una tarta legendaria, francesa, para más inri... una tarta de manzana deliciosa, sencillísima de hacer y que ahora en plena época de manzanas resulta riquísima.

No quiero enrollarme nada de nada... os deciros varias cosas, jejeje... muy cortitas.
Por un lado la historia tan cuca que hay detrás de esta receta... que como las mejores genialidades gastronómicas nació de un despiste, un error o un desastre culinario de los que todos somos víctimas antes o después. Pues bien, esto era una vez dos hermanas francesas... Stephanie y Caroline Tatin dueñas de un hotel en pleno centro de la Francia. Total... que un día al ir a preparar una tarta de manzana, la tradicional de toda la vida, con su hojaldre, sus manzanas cocinadas al horno y su capita de mermelada para dar un aspecto más acaramelado y minogne a la tarta .... ¡¡se equivocaron!! Y cocinaron sin querer y en exceso las manzanas... en pleno lío no se les ocurrió otra que eso que hacemos todos.... ¡¡tapar el desaguisado!! Así que cubrieron la compota de manzana con la base de hojaldre de la tarta, la hornearon así, invertida... y al ir a darle la vuelta para servirla..... ¡¡¡tachán!!! Una receta de lujo.

La verdad es que la manzana, al estar cocinada en mantequilla, azúcar (y en mi caso vainilla) resulta deliciosa, se carameliza, sin perder la consistencia... y luego con el hojaldre.... ummmm se me hace la boca agua.
Yo la sirvo acompañada de helado de vainilla... un postre en condiciones... tranquilos, aunque es un postre completo no resulta súper pesado o fácil de digerir porque no deja de ser una tarta de fruta.

Almu y yo llevábamos bastante tiempo con esta receta pendiente en la recámara... en concreto, al menos hace un año... y al final nos hemos decidido a prepararla juntas uno de estos días... un exitazo de rápida (lista en 40 minutos), fácil de preparar (no hay que estar pendientes de emplatados, bonita presentación o cuatrocientas cosas para servirla... es lo que es... no muy bonita, la verdad, pero deliciosa) y tremendamente reconfortante. La recomiendo además para comidas familiares y atracones varios.... para principiantes con miedo a que se les pegue la base de la tarta (aquí va del revés así que seguro que eso no pasa) o a que la tarta se queme ¡¡ahhh!! y para mamás desesperadas porque los niños no comen fruta.

Yo la receta la he copiado de la que tiene publicada Donal Skehan... a poquitos a poquitos me voy reconciliando con él y con su cocina... jejeje...
Os dejo ya con la receta.

Receta de Tarta Tatin.
Ingredientes para 12 raciones:
- 8 manzanas (de la que más os gusten, pero cuidad que tengan bien de sabor y sean poco ácidas)
- Zumo de 2 limones
- 175 gramos de mantequilla
- 175 gramos de azúcar
- 1 baina de vainilla
- Una lámina de hojaldre
- Helado de vainilla para acompañar

Modo de hacerlo:
1. Lo primero es preparar las manzanas. Para ello las pelamos y cortamos en octavos... es decir, cada manzana la cortaremos en 8 gajos, así, en 4 gajos la primera vez, y estos por la mitad.
2. Conforme tenemos las manzanas listas las vamos depositando en un bol al que añadiremos el zumo de limón, removiendo bien las manzanas en el zumo para que estas no se oxiden.
3. En una cazuela vamos a preparar un caramelo... para ello añadimos la mantequilla y el azúcar, ponemos al fuego y dejamos que todo se disuelva y se integre bien.
4. Cuando tengamos una salsa marroncita espesa añadimos las manzanas.... veréis que del contraste entre el calor del caramelo y el frío de las manzanas el caramelo se solidifica y queda completamente separado de las manzanas.... tranquilos... darles tiempo e ir removiendo, conforme la fruta coja calor, suelte juguito y el caramelo vaya cogiendo temperatura de nuevo todo se irá amalgamando sin problema hasta tener una
mezcla bien integrada... a la que añadimos las semillas de vainilla que extraemos de la vaina que teníamos reservada.
5. Precalentamos el horno a 220ºC y preparamos el molde. Yo he usado uno desmoldable (reconozco que tuve problemas con él porque se me salió parte del líquido y el caramelo de la tarta por la rendija de abajo del molde, pero aquí en la playa era lo que tenía y por lo demás me ha funcionado genial... así que si no tenéis otro molde a mano, o no os fiáis de que salga bien de otra manera os lo recomiendo), que he forrado con papel de hornear y he engrasado a su vez con un poco de mantequilla.
6. Una vez las manzanas hayan cocido unos 10-15 minutos y la mezcla con el caramelo esté totalmente hecha agregamos todo al molde, distribuyendo bien... veréis que queda una capa gordita de manzanas... tranquilos, es como tiene que ser.
7. Y finalmente cerramos nuestro pastel con la capa de hojaldre... os recomiendo que no la recortéis, colocarla encima del molde y luego remeter los bordes, así, además hacéis un poco de borde más gordito y la tarta se sella mejor que si la recortáis del todo y la masa se hunde.
8. Con todo listo metemos en el horno y cocinamos durante 15 minutos, manteniendo un ojo en ella para que el hojaldre no se nos queme... veréis que olor más tremendo a manzana y vainilla por toda la casa!!!!
9. Sacamos del horno una vez pasado el tiempo, dejamos reposar al menos 20 minutos y pasado ese tiempo llega el momento decisivo de la verdad... desmoldarla... tranquilos, somos españoles y estamos hartos de darle la vuelta a la tortilla, jejeje ¿verdad?.
Pues es el mismo sistema, colocamos un plato lo suficientemente grande para cubrir toda la superficie del molde encima de este, y con cuidado y ayuda de un trapo, sujetando muy bien el plato por un lado y la base del molde por el otro damos la vuelta a la tarta... ¡¡cuidado!! porque tiene bastante caldito y caramelo y puede que ponga todo perdido, así que sé previsor y hazlo cerca del fregadero o de una encimera que te dé igual que se manche.

Veréis que la tarta no es lo que se dice bonita, jejeje... y gana mucho si se la deja reposar varias horas, que se atempere y gane consistencia... como veis en la foto... si la tomáis de inmediato se deshará por completo, yo aviso.
En fin... termináis el proceso sirviéndola con helado y disfrutando de lo lindo.

Por ahora eso es todo... no os sé decir cuando volveré a publicar... pero espero que sea pronto... con la de cosas ricas que estoy aprendiendo a hacer y probando... ummmm...
Un besazo grande a todos, descansar mucho y disfrutar de estos días largos sólo para vosotros... Luz.

4 comentarios:

  1. Una de mis tartas favoritas, es verdad que es muy sencilla aunque discrepo contigo de que sea feita, tendré que dedicarte una para que te reconcilies con su esplendor. Beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jejejeje... Laura,... si muy feíta no es... es cierto que gana con el paso del tiempo y que queda rústica y simpática... pero con las "misses" de tarta que se ven últimamente... todas perfectas, sin una sóla arrugita, manchón o desperfecto, ejem... yo aviso que luego la gente me dice que claro... hizo la tarta y todo el mundo le dijo que les recordaba a la de Cerezo (cosa que de hecho ya me ha pasado, jejeje) conclusión... aviso.
      Aunque feliz si me dedicas una tarta, ejejejej... ¡¡qué ilusión!!
      Te mando un beso grande... que he tardado muchísimo en contestarte, lo siento.

      Eliminar
  2. Hola Luz, soy Vanessa de Il Prezzemolo Tritato, que como ves una es un desastre y no me habia pasado por tu cocina todavia, pero bueno ando aprovechando el verano para ponerme al dia. Me encanta esta tarta, mi cuñada ya me la ha pedido varias veces asi que creo que me la llevo a mi cocina, cuando quieras pasate por la mia. Un besazo guapa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡Bienvenida al blog Vanessa!! Me alegro de verte por aquí y de conocerte un poquito... es lo bueno que tienen las vacaciones que cunden para todo, jejeje... aprovecha aún que estamos en temporada de manzanas y dale el gusto a tu cuñada que como verás la tarta no tiene mucha ciencia.
      Ya me contarás cómo resulta, ¿vale?
      Mil besos, Luz.

      Eliminar