sábado, 6 de septiembre de 2014

Cachopos... o unos filetes empanados de aúpa. 2º Receta de la infancia y mi participación en #HEMC de este mes: Los ingredientes de tu verano

¡¡Hola de nuevo!! ¿Qué tal este primer fin de semana de vuelta a la rutina? Yo estoy en modo zen... procurando descansar, relajarme y dormir mucho... que esta semana ha sido matadora y hay que ir recobrando fuerzas sin parar, jejeje...




Así que nada mejor que una receta de estas... un filete empanado de toda la vida de Dios... uuuummmmmm ¡¡qué ricos son!! crujientes, saladitos, tiernos....¿a que se te está haciendo la boca agua?
El filete empanado es otra de las recetas de mi infancia... esa que estoy compartiendo con vosotros gracias al concurso que estamos celebrando en el blog por el segundo cumpleaños de la criatura... y del que espero que forméis parte contándome cuál era vuestra comida infantil favorita... esa que aún hoy, sólo de recordarla os pone una sonrisa en la boca, sip, esa!! Venga y cuéntanosla!!

El filete empanado sabe además a verano ¿verdad? A excursión con cesta, a bocadillo con el crunchi del papel de plata, al sabor del sol y del mar cuando comes con unas ganas tremendas después de pasarte la mañana jugando a pala, tirándote del trampolín o haciendo la croqueta por el campo... a mí me sabe a todo eso... porque es cuando lo he comido siempre...

Pero este verano ha marcado un hito,  jejeje... por dos razones... (ejem... en lo que al filete empanado se refiere, jejeje), por un lado porque he descubierto que hay una gran cantidad de gente que no sabe hacer un filete empanado ¿?¿?¿?¿? yo aquí, publicando recetas ya avanzadillas y varios amigos me comentaron estos días si a ver si empezaba por el principio y explicaba cómo empanar un filete, como pelar unas alcachofas o cómo hacer unos mejillones al vapor...
Ummm... esto me dio que pensar y me hizo darme cuenta que cosas muy obvias para muchos son un arcano para otros... y que muchas veces damos por hecho que la gente sabe, por ejemplo, cómo limpiar un pescado, cómo filetear una pechuga de pollo o cómo hacer un pollo asado y no es cierto!!

Entre que muchos no han visto cocinar en sus casas (más gente de la que creéis... sip, que el mundo del pre-cocinado ya ha contagiado a varias generaciones con mucho éxito); otros cuyas madres tienen la cocina "conquistada y amurallada" y no dejan que nadie más se meta en el ajo... cosa que luego ejem... produce consecuencias que muchas sabemos; y finalmente aquellos que se han visto dentro de su propia cocina sin saber por donde se coge la sartén... conclusión: ¡¡todos tenemos que comer!! Y mejor si comemos rico y empezamos por el principio.

Y el principio de los tiempos es el filete empanado... ¡¡qué digo el filete!! con esta receta... ¡¡puedes empanar el mundo!! puedes empanar pollo, filetes de pescado, verduras... jejeje... lo que queráis.
Pero si ya vais para nota... esta receta es el acabose... ¡¡cachopos!!.
Reconozco que jamás en mi vida, hasta este año, había oído hablar de los cachopos... una receta típica asturiana que como veréis no tiene desperdicio...


Ha sido esta primavera cuando la he descubierto... curiosamente gracias a dos de los blogs que más sigo y con los que siempre me gusta estar actualizada... y que con poco tiempo de diferencia publicaron recetas de cachopos... en fin, con la pinta que tenían y con mi proyecto dieta tuve que dejar aparcada la receta para las vacaciones. No,... no os creáis que ahí he dejado plantada la dieta... no... hemos comido bien y de todo... ni mucho, ni demasiado pero de todo.. heladitos, alguna copa, muchas pipas y por supuesto... unos cachopos que a la vuelta de la playa supieron más que a gloria.

Así, recordando esos veranos que parecía que no se acababan nunca y que empezaban igual que terminaban... en interminables compras en Galerías Preciados... al principio comprando bermudas, cuadernos Rubio y las asquerosas pastillas para el mareo en el coche... al final con las listas de libros, los feísimos chandal, y los zapatos infantiles que parecían tanques del ejército....
Y entre medias meses y meses para ponernos morenas como conguitos, para montar en la montaña suiza de Igueldo, para partirnos el labio montando en bici y que te curaran en la casa del mar... veranos llenos de tardes conserveras con mi abuela, visitas a la lonja donde mi tía se inventaba historias de Simbad el marino sobre de donde venían los pesqueros y qué traerían... mañanas haciendo a mi padre perseguir la pelota por toda la playa, siestas largas acurrucada al lado de mi madre, y tardes llenas de juegos... de escapadas, de chucherías, de visitas y fiestas infantiles....
Veranos como digo sin fin que hoy son aún más valiosos precisamente porque un día se acabaron... sin darnos cuenta.

 Por eso os dejo con este pedacito de sabor a cantimplora y Coca-cola refrescada en el río con la que además participo en el reto de "hecho en mi cocina" o #hemc de este mes... que Cristina, de Le BonVivant,  ha bautizado como "los ingredientes de tu verano". Un ingrediente de mi verano ha sido la libertad que me impuse de no pasarme el día encerrada en la cocina, de dejar todo preparado antes de bajar a la playa para únicamente calentar... y dicho y hecho... estos los preparas con antelación y los fríes en el último momento... o te los bajas contigo a la playa y a dar envidia al señor sentado en la tumbona de al lado, jejeje...

Receta de cachopos, o cómo empanar un filete.
Fuente: Mercado Calabajío y El Cocinero fiel.

Ingredientes para dos personas:
- 4 filetes de ternera... que sean de ternera roja, medianos, finos y sabrosos de sabor
- 2 dientes de ajo
- Unas ramitas de perejil fresco
- Zumo de un limón
- 4 lonchas de jamón serrano (uno que sea rico y no muy salado)
- 6 lonchas de queso en lonchas (que se funda bien)
- 1/2 taza de harina
- 2 huevos batidos
- 1/2 taza de pan rallado
- 2 cucharas de parmesano rallado (opcional, pero aporta al rebozo un regusto riquísimo)
- Aceite para freir
*** Yo suelo acompañarlo de patatas fritas y unos pimientos.... del piquillo, de tipo padrón o directamente pimientos verdes en tiras... junto con una gran ensalada de lechuga o un vaso de gazpacho y plato único***

Modo de hacerlo:
1. La verdad es que es muy sencillo, y como digo podéis prepararlos previamente y freirlos en el último momento... Yo el primer paso que hago SIEMPRE es comprobar que los filetes estén limpitos, que no haya gordos y retirar, si hiciera falta los bordes o partes feas que puedan lugar incordiar o desconfiar al comer.
2. Una vez los filetes limpios los coloco en una tabla y miro que los 4 sean iguales... y en función de los que sean más similares hago parejas (cada filete, si son medianos y no muy finitos, sino saltaros este paso) lo coloco en la tabla, lo salpimento y con ayuda de un rodillo dándole un par de pasadas con fuerza lo aliso... como lo oís... así queda bien finito y de igual grosor.
 3. Otra cosa que siempre hago cada vez que empano algo, ya sea carne o pescado y del tipo que sea es dejar macerar un poquito en una mezcla de zumo de limón, ajo triturado y el perejil picado, que pondremos en un tuper, embadurnando la carne con el aliño y tapando y dejando reposar un media hora para que cojan el sabor del aliño. Así quedan más tiernos y jugosos... que sino el empanado puede resultar un poco seco.
4. Pasada la media hora saco la carne del tuper, la vuelvo a colocar en la tabla y coloco encima de uno de los filetes tres lonchas de queso, encima de este dos lonchas de jamón serrano, y finalmente el otro filete. Para ayudarnos y que no se nos desmonten al empanar y freír yo suelo cerrarlos por los laterales con palillos, dos en cada lado y listo.
5. A continuación pasamos a empanarlos... este es el primer paso por el que empezaríamos si no queremos cachopos y sólo queremos filete empanado... limpiando previamente el filete y salpimentándolo bien.
Colocamos en la encimera de la cocina tres recipientes suficientemente grandes como para que quepan los filetes enteros. Y en estos ponemos, primero la harina, en el segundo los huevos batidos, y ya en el tercero el pan rallado mezclado con el queso parmesano.
Y hacemos cadena de montaje... pasamos el primer cachopo por harina, a continuación por el huevo, y finalmente lo empanamos... listo.
6. Podemos dejarlo reservado un par de horas antes de cocinarlo, guardarlo en la nevera y reservarlo para el día siguiente... o congelarlos así y freírlos otro día.
7. En cualquier caso, a la hora de freír ponemos una sartén hermosita a fuego vivo, calentamos abundante aceite de freír (no seáis roñosos que luego el empanado sino se pega y deshace), y una vez caliente bajamos a fuego medio y vamos friendo... dejamos al fuego unos 5 minutos por cada lado... para asegurarnos que está la carne bien cocinada, el queso fundido... ummm...
Sacamos a papel absorbente y comemos enseguida calentitos... o frío en bocadillo cuando no podamos más de ganas de hincarle el diente, jejeje

Fácil, ¿verdad? Como veis no tiene mucha ciencia... es importante, como siempre... que la carne sea rica y tierna, que el queso sea de los de fundir y de buen sabor (nada de sabor a plástico, por favor) esos detalles que hacen que una receta sea sensacional...

En fin, aquí os dejo una de las recetas que más me acompañan desde mi infancia... porque a día de hoy sigo disfrutando de ellas como si fuera una niña... me entusiasman estos "platos combinados".
No dudéis en contarme cuales eran vuestras recetas infantiles favoritas en la entrada del concurso... ¿las seguís haciendo hoy día? ¿se las hacéis a vuestros hijos? ¿siguen siendo un éxito? Ya sabéis... podéis llevaros un premio por vuestro comentario!!
Os mando un beso gordísimo y a disfrutar del finde!! Luz.

2 comentarios:

  1. Hola Luz
    muchas gracias por tu receta de Cachopos!
    Puedes por favor indicar que la tu receta es tu contribución al HEMC#63 organizado por LeBonVivant?

    Menudos veranos que habeís vivido... Ahhhh la montana rusa del Igueldo q recuerdos... y que gritos!!!
    Muchas gracias
    Cristina

    ResponderEliminar
  2. Ahora mismo lo corrijo Cristina... gracias por decirme.
    Y me alegro de que te haya gustado la receta... un clásico de los veranos de todo el mundo, ¿verdad?
    Un besuco gordo, Luz.

    ResponderEliminar