miércoles, 10 de septiembre de 2014

Tortilla de bacalao... 3º Receta de la infancia... para La cocina Typical Spanish

¡¡Hola a todos!! Hoy vengo con una triple misión... sí... estoy tan brava como Lara Croft, jejeje... y no, no es por la tortilla, jejejeje...
Puff... septiembre ha empezado muy fuerte, retos, reencuentros, quedadas, concursos y demás familia a los que hay que re-engancharse, con ganas, sí... pero también con un poco de aturdimiento, que esta vuelta a la rutina está siendo tremendamente rápida y a una no le da tiempo y a seguir con el calendario en la mano, jejeje...



Hoy vengo por tanto con una de mis recetas de la infancia, otra receta que recomiendo mucho para mamás y papás con monstruos intolerantes a los peces... ¡¡a los peces en un plato me refiero!! eso del disimule siempre ha sido una de las artimañas maternas por excelencia y si lo es... ¡¡es porque cuela!!.

Y yo intento que siga colando mis ganas porque os enteréis de mi concurso y os apetezca participar en él... para resumir: estoy de cumpleaños, ejem... yo no, el blog... así que hasta el 3 de octubre podéis dejarme un comentario en esta entrada (en la que además os explico todo requetebien) contándome cuál era vuestros plato preferido cuando erais niños... ni más ni menos... y vuestra participación puede llevarse unos premios tremendos... no digos más... sólo, ¡¡apuntaros!!.

En fin, segundo objetivo de esta entrada, esta receta además participa en el reto mensual de La cocina Typical Spanish... este mes dedicada a "Recetas con huevo"... y yo he querido enseñaros esta tortilla... por un lado porque en casa nos chifla, porque es receta de tercera generación y porque además, ejem... ¡¡me sale muy buena!! Jejeje... lo malo es que una tortilla, en sí misma, no es muy fotogénica, en fin... os tendréis que hacer idea, jejeje...

Porque mi tercer objetivo, ese que os contaba al principio es el de enseñaros una manera también facilona, al igual que el empanado, el flan con la leche u otro tipo de truquitos que creo que funcionan muy bien con los niños a la hora de intentar introducirles alimentos, o a la hora de que les sepa más rica la comida o coman mejor.

Toda esta monserga que os doy a veces de recetas que puedan gustar a los niños es muy fácil de entender... ¡¡yo era una niña insoportable!! Os he contado muchas veces la desesperación que era para mis padres, como a base de mucho chantaje y de pasar mucha vergüenza lograron poderme sacar a comer fuera de casa... lo mío era público y notorio y había sitios concretos donde nada más verme se echaban a temblar... sí, yo muy monina, muy formal, simpática y educadina... eso sí, era oler la comida y ya empezaba con el soniquete "¡¡qué asco!! ¡¡no me gusta!! ¡¡espárragos horrorosos y asquerosos!!, ¡¡esas croquetas tienen cosas dentro!! (jejeje, lo de las cosas sacaba a mi padre de quicio) ¡¡mi sopa tiene cosas!!.


Y al concierto sinfónico de lindezas se unía mis caras de asco, mis remover la comida por el plato o sencillamente el quedarme mirando hacía atrás mientras balanceaba la silla sin hacerle caso para nada a mi plato.... mi madre, con más paciencia que un santo optaba por no hacerme ni caso, mi padre.... pufff... se ponía del hígado y ya empezaba con el "la próxima vez no vuelves" claro que yo ponía cara de ¿y a mí qué? y el pobre perdía todo el control de la situación, jejeje....
Como digo todo un espectáculo... porque la asquerosa de mi hermana parecía salida del catálogo niñas refinas y educadas..... no se la oía ni se la sentía y terminaba su plato junto con todos los demás.... con lo que encima yo llamaba más la atención.

No os creáis la situación no mejoró nunca... aunque monto el espectáculo de vez en cuando... aunque sólo para los más íntimos... léase, mi padre cuando aparece con una de sus inspiradas recetas de sesos o lengua estofada..... ¡¡¡¡PUAJ!!!!; o mi santa hermana cuando me aguanta cuando me pongo enferma... que si con la comida soy un espectáculo, yo enferma soy un circo de tres pistas como dice mi padre, jejejejeje....


En fin, esta tortilla es una de las pocas cosas que comía con gusto... de las pocas y de las pocas veces, porque la tortilla de bacalao era territorio materno, y además de que mi madre falleció cuando nosotras no habíamos cumplido los 10 años, era una súper-mujer-mega-ejecutiva-agresiva que no podía cocinar mucho en casa...
Sin embargo, en esos veranos largos, inmensos y muy verdes que una pasa en el Norte mi madre nos preparaba a veces platos de su propia cosecha... platos aprendidos de su madre (mi preciosa abuela), o de una cajita-recetario en el que conservamos sus recetas de la revista Blanco y Negro, un semanario canadiense y de su propio puño y letra... ummm... confieso que un poco caóticas y con muchas faltas de ortografía, pero jejeje... ¡¡qué os creéis!! a alguien tengo a quién salir...
Recetas como las milanesas de ternera, el bonito con tomate, los plum-cake esponjositos o esta tortilla que comíamos con muchísimo gusto sólo porque lo había cocinado ella...

Una tortilla que igual podemos rellenar de lo que más nos guste... cambiar unas verduras por otras y customizarla a nuestro gusto... una de las clásicas del Pais Vasco es la de bacalao, claro... que se hace con puntilas y migas de bacalao desalado (yo no la hago así, compro directamente un trozo de bacalao fresco, me gusta más) y con pimiento verde y cebollita pochada... con bien de perejil fresco resulta jugosísima, dulce por la cebolla y con esa vidilla que le aporta el bacalao.
Ya sé que hay gente que le pone patata, otros que no la cuajan casi y otros que no le ponen pimiento... aquí cada uno a sus gustos y su receta... por supuesto.

Mi receta difiere en algunas cosas de la de mi madre.... pero la esencia, creo, sigue siendo la misma... espero que os guste y os anime a intentar camelar a vuestros muchachos con ella...

Receta de tortilla de bacalao.


Ingredientes para 4 personas:
- 1 trozo de bacalao, ya sea fresco, desalado o a punto de sal, el que compréis normalmente (de unos 250 gramos más o menos)
- 1 cebolla
- 1 pimiento verde
- Un par de dientes de ajo machacados (no triturados)
- Unas ramitas de perejil
- 1 vaso de aceite de oliva
- 6 huevos
- Sal y pimienta

Modo de hacerlo:
1. Lo primero que vamos a hacer es preparar los ingredientes para tenerlos listos antes de ponernos a cocinar.  Así, primero picaremos en trozos menudos la cebolla y el pimiento verde, más o menos del mismo tamaño y de tal manera que una vez bien pochada casi no se noten en la boca. Damos un par de golpes a los ajos y reservamos también.
Asímismo preparamos el bacalao, para ello lo limpiamos bien, le quitamos la piel y con las manos y un poco de paciencia desmigamos y quitamos las espinas que pueda tener. Hacer trozos menudos pero no invisibles, que en este caso sí queremos que el bacalao se sepa que está.
2. Una vez todo listo ponemos en una sartén el vaso de aceite a calentar y añadimos los dientes de ajo para que se infusionen en el aceite y dejen su sabor... una vez el aceite esté caliente y los ajos empiecen a bailar los retiramos, ya han cumplido su función.
3. En ese momento incorporamos el bacalao, de forma que removiendo con una cuchara para que no se nos pegue lo cocinamos unos 3-4 minutos, hasta que se ponga blanco nuclear, jejeje... nada de traslúcido. Retiramos entonces y reservamos para añadirlo en el último momento antes de cuajar la tortilla.
4. Con nuestro aceite ya infusionado de los sabores del ajo y el bacalao pasamos a pochar en él a fuego bajo las verduras... la cebolla y el pimiento que dejamos pochar muy suavecito unos 20 minutos... hasta tener una quasi-mermelada.
5. En ese momento sacamos la verdura de la sartén escurriéndola muy bien a través de un chino quitando todo el exceso del aceite, que reservaremos, ¡¡nada de tirar!! para cuajar la tortilla, y a futuro para usar en guisos, pescados al horno, etc...
6. Una vez todos los componentes listos para cuajar la tortilla nos resta batir los huevos y picar bien finito el perejil, y procedemos a integrar todo en el bol de los huevos batidos, el bacalao, las verduras, el perejil... y salpimentamos con cuidado que el bacalao suele ser sabroso.
7. Finalmente cuajamos la tortilla en una sartén con un poco del aceite que hemos empleado con las verduras, dándole la vuelta con ayuda de una tapa o un plato conforme lo hacemos para dar la vuelta a la tortilla de patata... con 2-3 minutos por cada lado listo... está riquísima si queda poco cuajada...

Y listo, servimos caliente (o fría), con bien de pan, una ensaladita para acompañar y bien a gusto, ¿verdad?.
Ummm... estas recetas son un componente más del verano, ¿verdad? sencillas, rápidas, apetecibles pero no empachosas, jejeje... ¡¡qué ganas de volver a tener vacaciones!! jejeje...
Ya que ha empezado la vuelta al cole, y que volvemos a estar todos los que éramos creo que ya es inevitable... mirar adelante y ver lo que nos trae el otoño.
Por ahora... las recetas con huevos, jejeje... a ver qué se les ocurre el mes que viene a la Cocina Typical Spanish!!

Un besete enorme, Luz.

8 comentarios:

  1. Tiene muy buena pinta, seguro que está tan rica como parece, a mi me encanta el bacalao, asi que esta tortilla tambien me va a gustar!! Bs.
    Julia

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues anímate Julia!! Porque te aseguro que está deliciosa... jugosa, rica y dulce por la cebolla... intensa por el sabor del pimiento y con un puntillo sabroso por el bacalao, jejeje... una receta además estupenda de aprovechamiento o reciclaje de alguna verdurilla o restos de pescado que te ronde por la nevera.
      Un besazo grande, Luz.

      Eliminar
  2. Creo que en la infancia cas todos hemos sido raritos con ciertos ingredientes, pero mira, al final, comemos de todo,como esta tortilla que desde ya te la copio..............desde el equipo del TS queremos agradecerte tu participación y contamos contigo para la próxima iniciativa,saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡Me encanta participar en vuestro retos Mari!! Cada mes son más divertidos, y encima una rescata esas recetas tan nuestras y a veces tan olvidadas.
      Yo esta tortilla no... que la preparo muchas veces.... pero en otros retos sí me he estrenado con recetas que si bien había oído hablar de ellas nunca se me hubiera ocurrido hacerlas en casa.
      Me alegro de que os haya gustado, un besito, Luz.

      Eliminar
  3. Que rica, así la hace mi prima y está de muerte!!!!! Me llevo un trocito!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jejejeje... pues ya sabes cómo se hace... así que no tienes excusa para hacerla tú en casa cuando te apetezca.
      Me alegro mucho de que te haya gustado Glo... un besazo gigante, Luz.

      Eliminar
  4. Luz que delicia. Seguro que no quedaron ni las migas. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Uy Leila... pues no... a estas alturas la tortilla pasó a mejor vida... pero siempre se puede volver a preparar.
      Ahora tenéis vosotros también la receta, así que ánimo y a por ella!!
      Un besuco, Luz.

      Eliminar