martes, 28 de octubre de 2014

Carrot cake huerto de calabazas de Halloween


¡¡Hola de nuevo a todos!! Empezamos semana... semana hallowenera con lo que quiero ir publicando estos días las recetas de los mejores platos, aperitivos y bebidas que suelo preparar para la fiesta que desde hace tres años doy el 31 de octubre... la noche de Halloween.




Empiezo diciendo que sé que mucha gente no es muy fan de esta fiesta, que lo ve un intrusismo muy yanki y los hay que de entrada les parece morboso o moralmente censurable hasta celebrarlo siquiera... en fin,... como para gustos los colores, yo he decidido compartir con vosotros lo que para nosotras es, sin duda, una de las fiestas más divertidas del año.

 Uno de los requisitos imprescindibles de esta fiesta, es por supuesto, la tarta... Almu y yo somos muy de tarta... sobre todo para fiestas y guateques varios a los que somos tan proclives... al menos yo, que le arrastro a ella, jejeje... me parece más sencillo/comodo y vistoso hacer una sóla tarta lucida y que sea el postre para todos que dejarte la pestaña en postres individuales/pasteles/tartaletas... aunque en ocasiones también las hago, claro... pero por lo general, la gente que invito a casa sabe que hoy comerán tarta, jejeje...

He querido empezar la serie de este año con esta tarta (la que preparó Almu en la edición del año pasado), porque para nosotras la tarta es el tema más serio de toda la fiesta... la que más discusiones provoca y en torno a la cuál gira toda la fiesta... y no os creáis... no sólo la tarta de Halloween, las de cumpleaños para qué os voy a contar (recordar la mía de los 30, y la de Almu de sus 30 de este año), y las navideñas son de Consejo de Estado y meses de planificación (de hecho, ejem... están siendo objeto de enmienda en este preciso momento, jejejeje).
Sip, la tarta es lo más importante, ¿porqué? Por un lado porque nos encantan... hacer rellenos riquísimos, dulces pero no empachosos, que aguanten varios días bien jugosas, que saquen un corte limpio y bonito... y sobre todo que la decoración de la tarta sea lo más, jejeje... vistosa, simpática y bonita.


El problema principal es que el gen creativo en esta familia además de muy desarrollado tiene un sentido de la competitividad muy acusado, jejeje... conclusión... no nos ponemos de acuerdo!!! Bueno, eso sí... yo mando, jejeje... y Almu sólo se deja mandar un centímetro, yo elijo la temática, sabor y diseño... pero dejo que Almu elija la receta (total, es ella la que hace la tarta siempre, jejeje... las borda), dejo que también ella haga el diseño, después de haber dicho yo cómo la quería (pinta fenomenal, la niña), y por último dejo que se curre toda la decoración... porque en el fondo ambas sabemos que es la artista de la casa...
Y me diréis ¿y entonces tú que haces? Pues mi hermana que además de artista la mujer es sincera rayando el groserismo, jejeje... os diría que mi función es dar por ..... ¡¡¡PPPPPIIIII!!!!.... pero en realidad soy el cerebro/organizador/paranoico/planificador/mosca-cojonera de todo este asunto, que Almu como buena artista es un poco, ejem... dejada en el tema planificación... ella hace la tarta, sí, pero no se sabe ni cuando ni con qué salvo que yo haga un calendario... no, no os riáis, cualquier día que paséis por casa veréis las tropecientas hojas planificadoras al milímetro...

Así que cada una tenemos vena de una cosa distinta, jejeje... y el duende de ambas hace que cada año hagamos una tarta re-chula, rica y sobre todo muy divertida de hacer para nosotras, que en el fondo (muy fondo, como diría Almu) nos encanta meternos en estos fregados...

La de este año, por ejemplo... llevo pensándola semanas, con el dibujo hecho varias, con los ingredientes comprados desde la semana pasada... y este fin de semana hemos preparado ya las decoraciones (que podéis ver en mi cuenta de Instagram)... estoy feliz porque este año (el primero de todos!!!) estamos al día con la hoja planificadora... ya tengo las decoraciones montadas, el juego de asesinato misterioso va sobre ruedas y lo que podía dejar listo sin que se pusiera malo para el sábado de la tarta también está bien envuelto en casa....

Como la tarta que hoy os enseño la preparó Almu al 100% os voy a dejar con su receta... pero antes, por si queréis prepararla en casa os doy algunos consejos:
1. Para diseñar cualquier tipo de tarta de este tipo, de varios pisos y temática, os recomiendo que busquéis inspiración en Pinspire, Pinterest, Instagram y sencillamente en Google imágenes... hay la torta de cosas.
2. Una vez sabido más o menos lo que queréis hacer, hacer un dibujo lo más exhaustivo posible con el modelo, y evaluar MUY BIEN Y CON CABEZA si vais a saber hacer toda la decoración y complementos de la tarta.
3. Pensar, por ejemplo, si hacéis varios pisos si el peso del fondant o de las figuritas podrá aguantarlo bien el piso de abajo, si dejáis espacio suficiente entre niveles para poner decoraciones en ellos, y algo fundamental ¿vais a tener tiempo de hacer todo?.
4. Nosotras con el dibujo bien discutido pasamos a la 3º parte (1º. Inspiración, 2º dibujo y esta 3º diseño), en la que concretamos de qué queremos la tarta (si de chocolate, vainilla, que sea red velvet, carrot cake...), si queremos que vaya forrada de fondant o de frosting, y de qué material haremos las decoraciones (más fondant - como en este caso - , o de galleta o bizcocho, por ejemplo -como la que estoy haciendo para la tarta de este año-.)
5. Con todos estos pasos listos llega la hora de encontrar la receta que más nos guste (yo para este tipo de tartas americanas os voy a recomendar tres sitios de las que he sacado recetas que siempre me han funcionado muy bien, son: Martha Stewart, Joy of baking y Laura Vitale), así como hacer lista de ingredientes, tanto para la tarta (pensando si las cantidades son para un sólo piso o para varios), como para las decoraciones (fondant de colores, o teñir fondant blanco, azúcar glas, mantequilla, claras de huevo... APUNTAR TODO!!! Para que no os falte nada).
6. Y por último, habiendo leído la receta, viendo el tiempo de que disponéis y del tiempo que tardaréis en preparar la tarta organizar previamente su elaboración, así:
- Hacer los bizcochos lleva unos 90 minutos de media.
- Los bizcochos hay que dejarlos enfriar completamente, lo que lleva otras dos horas como mínimo.
- Luego se hace el frosting, se colocan las capas de la tarta y se deja así montada para que el frosting se asiente al menos 1 hora.
- Se da una primera capa de frosting toda alrededor de la tarta y se deja secar durante otra hora más.
- Si la recubrís de fondant, entre que preparáis este y forráis la tarta tardaréis si no sois unos expertos (como nos pasa a nosotras) al menos 1 hora.... y so la recubrís de frosting hay que darle otra segunda capa que habrá que dejar secar otros 40 minutos antes de poner las decoraciones.

Como veis el proceso es laborioso... yo os recomiendo que lo hagáis en un par de día, sino más:
DÍA 1: Decoraciones de la tarta
DÍA 2:  Hacemos los bizcochos por la mañana, por la tarde ponemos el frosting, montamos y le damos las 2 capas más, dejamos toda la noche en la nevera.
DÍA 3: Colocamos las decoraciones y servimos.

Sí, es laborioso, y puede resultar un poco pesado... por eso es para gente que de verdad estas cosas le entretienen... sino no tiene sentido, jejeje... la de hoy está más currada, la verdad... el viernes os enseñaré la que hice yo hace dos años que va recubierta con frosting y decorada nada más que con unas nubes de gominola que queda muy divertida y chula sin mucho esfuerzo... aquí, como en todo, el grado de dificultad te lo pones tú.

Os voy a dejar ya con la receta de hoy, que como os he explicado antes se divide en 3 fases (decoraciones de fondant, bizcocho de zanahoria, frosting de crema de queso).

Receta de tarta de huerto de calabazas de Halloween.

1. Decoraciones de fondant.

Nosotras para este tipo de tartas, encargos y decoraciones compramos nuevo el fondant... sino nos resulta muy difícil conservarlo bien, y como lo usamos 3 veces al año tampoco aguanta bien de una vez para la siguiente.

Así que solemos comprar esas barras pequeñas (tipo tabletas de plastilina medianas de cuando éramos pequeños) en tiendas de pastelería creativa especializada.
Junto al fondant, en este caso blanco... preferimos trabajar con blanco y luego teñirlo a nuestro gusto... así con una barra de fondant vale, no hay que comprar miles de colores que luego no vamos a usar más... compramos 2 barras de fondant (1 para decoraciones y otra para forrar la tarta), y los colorantes que nos hagan falta... el tema colorante es un mundo, a nosotras nos gustan los de pasta de Wilton, pero usar los que mejor os funcionen... a mí no me importa comprar de estos porque luego los uso para millones de cosas... no sólo para teñir dulces... sino de todo, he llegado a teñir bebidas, huevos de Pascua etc...

Con el fondant y los colorantes comprados ya sólo hay que sentarse y jugar a plastilina, jejeje... dividiendo el fondant según los colores en los que vayamos a teñirlo, naranja para las calabazas, verde para los rabitos, marrón para la vaya (que a nosotras nos quedó marronuzca, jejeje) y blanco para los fantasmas.
Y con las mismas manos vamos amasando el fondant con un poquito de colorante cada vez para teñir cada trozo... y después, ¡¡a modelar!! Para fijar piezas, o pegar unas con otras usar un pincelito y un poco de agua e ir sellando con esto... si os cuesta trabajar el fondant dejarlo un ratito reposar, y luego ayudaros de un rodillo (yo uso el mismo que para hacer pan) y espolvorear maicena para que no se os pegue a la mesa.... pero ¡¡cuidado!! de añadir mucho que luego se trabaja peor... pero eso para las figuritas estas no hace falta mucho rodillo.

Una vez listas las figuritas ponerlas a secar en una bandeja... y ya las tendréis listas para vuestra tarta.

2. Carrot cake.


 Ingredientes para un molde de 20 cm y una tarta de dos capas:
- 300 gramos de harina
- 2 cucharaditas de levadura química
- 2 cucharaditas de bicarbonato
- 2 cucharaditas de canela en polvo
- 320 gramos de zanahoria cruda rallada
- 150 gramos de nueces en pedacitos
- 250 gramos de azúcar
- 230 ml de aceite de oliva suave
- 4 huevos

Modo de hacerlo:
1. Comenzamos precalentando el horno por abajo a 170ºC. (Este es el modo y temperatura que usa mi hermana con el horno de casa... pero usar la temperatura y modo que uséis normalmente con vuestro horno para hacer bizcochos o tartas y sino siempre quedaros con el universal 180º calor arriba y abajo).
2. En un bol tamizamos la harina, la levadura química, el bicarbonato, la canela y la sal y reservamos.
3. En otro bol batimos los huevos y el azúcar con la batidora eléctrica a velocidad baja hasta que espumen un poco, añadimos el aceite y batimos hasta que esté bien mezclado todo.
4. Incorporamos la harina y mezclamos todo bien hasta tener una masa integrada, añadimos la zanahoria rallada y mezclamos unos segundos más. Finalmente añadimos las nueces y con una espátula las repartimos bien por toda la mezcla.
5. Engrasamos un molde desmoldable de 20 cm de diámetro, después recubrimos de papel de horno la superficie para así luego desmoldar sin la parte de abajo del molde.
6. Agregamos la mezcla y alisamos la superficie para que quede uniforme. Horneamos entre 30 y 40 minutos hasta que la prueba del palillo salga limpia.
7. Sacamos entonces del horno y dejamos reposar en la rejilla media hora antes de desmoldarlo, momento en que dejamos reservado el bizcocho hasta que esté completamente frío... unas 2 horas.

3. Frosting de crema de queso.

Ingredientes:
- 230 gramos de queso crema a temperatura ambiente
- 230 gramos de queso mascarpone a temperatura ambiente (si no encontráis en vuestro supermercado sustituir por queso crema)
- 1 cucharadita de extracto de vainilla
- 115 gramos de azúcar glas tamizado
- 360 ml de nata para montar

Modo de hacerlo:
1. En un bol hermosito añadimos el queso crema y el queso mascarpone, y con la ayuda de unas barillas eléctricas comenzamos a batir a baja velocidad.
2. Pasados unos minutos cuando los quesos estén cremosos y más aireados añadimos la vainilla y el azúcar glas, y seguimos batiendo a baja velocidad para no poner perdida la cocina de azúcar... y para que se integre muy bien.
3. Finalmente añadimos poco a poco y sin parar de batir la nata para montar hasta obtener una mezcla muy cremosa, un poco firme y consistente.
4. Tapamos con papel film y reservamos en la nevera hasta que vayamos a montar la tarta.

4. Montaje de la tarta.
1. Lo primero que vamos a hacer es dividir el bizcochos en dos capas, con ayuda del cuchillo del pan y procurando que no se nos rompa lo dividimos en dos capas más o menos iguales.
2. A continuación trasladamos la más feíta al plato de servir y después la recubrimos con una buena capa de frosting por encima.
3. Colocamos encima de esta la otra capa de bizcocho sin hacer mucha presión, sólo que quede bien pegado por el frosting.
4. Embadurnamos entonces toda la tarta con el frosting, no os preocupe que quede bonito, pues encima irá el fondant con lo que no se verá si quedan irregularidades, lo que sí procurad que no queden huecos, espacios sueltos o recovecos poco uniformes porque sino luego el fondant al pegarse revelará los "tropezones".
5. Con la tarta bien cubierta de frosting dejamos reposar 1 hora en la nevera, para que se asiente y endurezca un poquito, así el fondant no resbalará.
6. Preparamos una lámina de fondant extendiéndola bien con el rodillo, que quede lo más fina posible sin romperse para que la tarta no soporte mucho peso, y una vez la tarta fuera de la nevera trasladáis la capa de fondant a esta y recubrís con ella.
Os dejo enlace a un tutorial que la verdad es que lo explica muy bien. Como veis nosotras no somos ningunas expertas y nos quedó bastante churro... a parte de algún remiendo que se aprecia en la foto el fondant se nos empezó a deshacer nada más salir de la nevera, jejeje.

7. Con la tarta ya forrada sólo nos queda colocar nuestras decoraciones encima y mantener en la nevera hasta el momento de servir.

Ufff..... ¡¡ya he terminado!! Jejejeje... llevo dos días escribiendo esta entrada, jejeje.... pero quería hacerlo bien... como veis Almu y yo no somos ningunas expertas en tartas de fondant... antes bien, no nos gustan mucho... luego el sabor etc no es muy rico con lo que últimamente no hacemos casi... y claro, estas cosas si no se practican no se hacen bien, jejeje...
En cualquier caso queda simpática, bonita y por lo demás el carrot cake de Almu es legendario de rico.

Espero que la entrada os haya gustado, y lo más importante, que los consejos a la hora de hacer tartas os resulten prácticos. Como os decía el viernes colgaré una segunda receta con otra tarta para Halloween, así que si tenéis dudas concretas, preguntas sobre ingredientes, materiales o pasos de la receta no dudéis en dejarlas para así responder a todo ese día y que quede constancia en la entrada del blog.... ahhh!!! Ninguna pregunta es tonta, eh!!!
Un besazo enorme a todos, Luz.

4 comentarios:

  1. Me encanta la trata de zanahoria, de hecho, es quizás mi favorita por su sabor y textura tan particulares. La decoración te ha quedado genial, super original, como nos gustan a nosotras las cosas...jaja ¡Genial!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Verdad que sí? Yo donde haya un buen lío en que meterme que se queden las tartas sencillas de toda la vida, jejeje... A mi hermana también le chifla esta tarta... si la dejo la prepara para cualquier ocasión, jejeje... y si es cierto que es diferente, esponjosa, muy especiada y que además no es para nada pesadota, ¿verdad?.
      Me alegro de que te haya gustado, un besazo, Luz.

      Eliminar
  2. Una entrada muy bien explicada. La tarta muy chula y seguro que muy buena. Un besote!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro de que te haya gustado Nauzet... estas tartas, lo bueno que tiene es que luego salen riquísimas, así que a pesar de todo el esfuerzo merece mucho la pena.
      Un besazo grande, Luz.

      Eliminar