martes, 4 de noviembre de 2014

Buñuelos de todos los Santos, rellenos de crema, chocolate, café y nata... para el 1º Cumpleaños de La cocina Typical Spanish


¡¡Hola a todos!! No, no me ha pasado nada malo, no... aquí sigo con gana de seguir cocinando, comiendo y compartiendo, jejeje... no, no me he ido de vacaciones (¡¡qué más quisiera!!), sin embargo hay momentos en que una desaparece del mapa y las prioridades vitales como compromisos, trabajo, familia y líos diversos se imponen salga el sol por donde salga, jejeje...



Así que a ver si recupero de nuevo el ritmo que a pesar de las ganas que tenía de compartir con vosotros mi reto panarra del mes (al que como veríais no pude asistir, jejeje), mis recetas halloweneras y mis fotos de la cena-asesinato que hice en casa este sábado poco a poco me iré poniendo al día y prometo que todo esto llegará...

Mientras tanto, y aunque me han bailado las fechas este mes y ando de nuevo con retraso (pues la publicación era esta mañana a las 10), no quería perderme de ninguna manera el primer cumpleaños del reto más castizo de la blogosfera.... el reto de la Cocina Typical Spanish que hace un año comenzó su andadura como un medio de sino revivir al menos dejar publicadas en la red esas recetas tan nuestras, tan de casa de toda la vida... tan de todos los días como es la cocina española... dejando de lado todas esas tendencias foráneas y haciendo un merecido homenaje a esos pucheros, esa carne de cerdo y esos dulces tan nuestros que plagan toda la Península y que por ser tan diversos os diré que en el recopilatorio que hoy han hecho las jefas del reto... ¡¡no se repite ninguna!! 31 recetas como 31 un soles ¡¡qué no se diga!!.

Yo como veis voy con una semana de retraso y publico, pasada la fecha... la receta de buñuelos de viento, buñuelos rellenos eh!!! nada de vacíos y ligeros, no... bien cargaditos de distintas cremas y que han plagado los escaparates de las confiterías de toda España en estas semanas previas a todos los Santos.

Os he contado en otras ocasiones, como en casa a pesar de celebrar a nuestros difuntos... cada uno en su día y en su fiesta personalizada, jejeje... no somos de mucha tradición por la fiesta de Todos los Santos.... salvo.... ¡¡salvo los buñuelos!!.
Mi padre es tremendamente goloso, cosa que no sé si os he comentado con anterioridad... que seguro que sí, y fiesta que había y en la que hubiera un postre típico, fiesta que en mi casa se celebraba... las rosquillas de San Isidro, el Roscón de Reyes, las torrijas de Semana Santa... y por supuesto los buñuelos... jamás los huesos de santo o los dulces rebozados con piñones...jamás... buñuelos a cascoporro y semanas antes de todos los Santos, jejeje... en cuanto asomaban la cara por la pastelería ahí estaba mi padre comprando bandejas.

Como en todo, mi padre es un tanto especial... como os digo, sólo buñuelos, nada de huesos ni de cualquier otro postre que hubiera por ahí... lo tradicional para él eran los buñuelos y el resto no le gustaba... y por asociación a nosotras tampoco, jejeje...

Se compraban bandejas de medio kilo... menos no, y nada de surtidos... que sino le colaban de esos de cabello de angel y literalmente en la tienda se los escupía a la pobre chica que se los ofrecía... "no, déjeme de moderneces... a mí todos de crema, salvo algunos de chocolate para mis hijas y un par de café que tampoco me disgustan..." nada de nata, puaj... mucho menos de cabello de angel y cualquier otro sucedáneo novedoso sólo hacía que el hombre frunciera mucho sus cejas.

Hoy, las niñas ya emancipadas no os creáis que se soltaron la melena y se dedicaron a pedir docenas de buñuelos de nata, jejeje... ¡¡qué va!! que de tal palo tal astilla que se dice... y nosotras erre que erre... buñuelos por docenas de crema y chocolate, punto pelota.
Sin embargo... al precio que venden los buñuelos (unos 23€/kilo en mi barrio), pronto las emancipadas se vieron desbordadas por su vicio... y puesto que ya estaba manos a la obra con las torrijas, el Roscón y la tarta de cumpleaños, ¿porqué no los buñuelos?... y dicho y hecho... desde hace unos 3 años más o menos cada año un par de semanas antes del 1 de noviembre, jejeje (como digo dignas hijas de mi padre) me pongo manos a la obra y puedo hacer una bandeja de 1 kilo de buñuelos a un precio que ni la mitad de esos 23€... con lo que felices como perdices.

Os diré, sin embargo, que dado que los hago sólo una vez al año... a pesar de que me gustaría hacer más, son un pelo laboriosos y sobre todo muy calóricos, no me quedan tan bien como me gustaría... la receta que hago me gusta, y por eso os la enseño, igual que el relleno... pero.... pero tengo que practicar más, jejeje...

Os voy a dejar ya con ella, no sin antes desearles a las chicas de la cocina Typical Spanish un feliz, feliz cumpleaños... hacéis un trabajo sensacional chicas, el blog no puede haber quedado más chulo y disfruto muchísimo participando mes a mes en vuestras propuestas.

Receta de buñuelos de viente rellenos de crema pastelera, crema de chocolate, crema de café y nata montada.

Ingredientes para unos 30 buñuelos (que entre los que salen feos, se te rompen o te comes por el camino son realmente unos 24 buñuelos):

1. Para los buñuelos:
- 200 ml de leche
- 90 ml de agua
- 50 gramos de mantequilla
- 50 gramos de azúcar
- 5 gramos de sal
- Un trozo de cáscara de limón
- 150 gramos de harina de repostería
- 4- 5 huevos (en función de los que pida la masa, luego os explico)
- 1 cucharadita de levadura Royal
- 3 vasos de aceite para freir
2. Relleno de crema (de vainilla, de chocolate y de café)
- 1 litro de leche que calentamos en tres cacitos diferentes (330 gramos de leche en cada cazo)
- 12 yemas de huevos pequeños (que ponemos en 3 boles, 4 yemas por bol)
- 250 gramos de azúcar (84 gramos por bol)
- 100 gramos de maicena (34 gramos por bol)
- 1/2 cucharadita de esencia de vainilla (en el cazo de la crema de vainilla)
- 1 cucharada de cacao en polvo sin azúcar (en el cazo de la crema de chocolate)
- 1 cucharadita de café soluble (en el cazo de la crema de café)
3. Relleno de nata montada:
- 200 ml de nata para montar
- 2 cucharadas de azúcar (esta es al gusto de cada uno)

Modo de prepararlos:
*** Como os decía antes hacer buñuelos es un poco laborioso... no complicado pero si laborioso... tardaremos al menos 4 horas, porque hay que dejar que la masa de los buñuelos y la crema enfríen completamente... por lo demás, es seguir el paso a paso.
1. Para hacer los buñuelos:
- Comenzamos poniendo a calentar en una olla mediana la leche, el agua, la mantequilla, la cáscara de limón, la sal y el azúcar. Dejamos hasta que rompa a hervir, y entonces bajamos el fuego al mínimo y dejamos cocer un par de minutos.
- Pasado ese tiempo sacamos la cáscara de limón, avivamos el fuego y añadimos la harina, toda de golpe. Y con ayuda de una espátula y paciencia vamos trabajándola como si de una bechamel se tratara, en seguida veréis que va engordando, lo importante es que se integre muy bien con el líquido, y que conforme se cocina se vaya despegando de las paredes, se pegue a la espátula y se forme una bola compacta (que no dura... sólo que se amalgama la mezcla).... eso significa que ya está lista.
- Sacamos del fuego a un bol, cubrimos con film y dejamos a temperatura ambiente que temple un par de horas.
- Pasado ese tiempo si vemos que al hundir con el dedo la masa no está caliente, sólo ligeramente templada, o mejor todavía, fria del todo podemos terminar la masa de buñuelos.
- Para ello con ayuda de una espátula o de unas barillas (manuales o eléctricas, lo que os sea más cómodo), vamos a ir incorporando los huevos de uno en uno... al principio no se integran bien, y se forman como coágulos grandes de masa, pero insistir con las barillas y conforme la masa absorba un huevo añadimos el siguiente... así sin parar, hasta obtener una masa ligera y más bien líquida... como para hacer tortitas, que esté en lo que se llama a punto de corbata, que significa que al recogerla con la espátula al ir a caer se forma como un hilo ancho pero ligero que se asemeja a una corbata. Terminamos la masa añadiendo la cucharadita de levadura y removiendo bien para que se integre.
- Finalmente y con nuestra ya lista procedemos a freír nuestros buñuelos. Podéis hacerlos en freidora, yo no tengo, así que prefiero usar una cazuela mediana, que cubrimos hasta la mitad con aceite de girasol para freir... de forma que cuando incorporemos la masa el aceite cubra del todo al buñuelo.
- Así, cuando el aceite ha cogido bastante temperatura (¡¡CUIDADO!! Porque el aceite de girasol se quema a menos temperatura que el de oliva), vamos incorporando porciones como de una cucharadita... con ayuda de otra cucharita, así: cojemos una cucharadita de masa, la acercamos a la cazuela, y con el reverso de la otra cucharita empujamos la masa y la vertemos en el aceite.
- Freimos durante unos 3-4 minutos, dando la vuelta al cabo de un par de minutos de hacerse, que queden doraditos... veréis que se hinchan enseguida e incluso algunos se dan la vuelta ellos solos.
Yo os recomiendo poner tandas de 3 o 4 por vez, para que no se amontonen, podáis controlar bien la fritura y el aceite no se os queme.
- Con paciencia vamos friéndolos todos y una vez listos los dejamos sobre unas toallas de papel de cocina para que escurran el exceso de aceite y se enfríen antes de rellenarlos (sino, os advierto, el relleno se funde y queda todo hecho un charco).
2. Para hacer los rellenos:
- Mientras esperáis que la masa de buñuelos se enfríe podéis preparar también los rellenos para los mismos, puesto que ésta también va a tener que dejarse enfriar hasta estar a temperatura ambiente.
- Vamos a preparar, como veis en el encabezado de la receta, tres tipos de cremas para rellenarlos (de vainilla, chocolate y café) y nata montada.
- Empezamos montando esta, con ayuda de unas barillas eléctricas, procurando que la nata esté bien fria, el bol que utilicemos sea amplio y dispongamos de paciencia para ir montándola... una vez esté semi montada agregamos las cucharadas de azúcar, terminamos de montar (que quede firme), cubrimos con papel film y metemos en la nevera.
- Para las cremas (os explico con una, porque la receta es igual para las tres), lo que tenemos que hacer es poner tres cazos al fuego, en uno la leche con la cucharada de cacao, en otro con la cucharadita de café soluble, y en un tercero la leche con el extracto de vainilla. Retiramos del fuego una vez rompa la leche a hervir, removemos bien y reservamos.
- Mientras ponemos en la encimera de cocina tres boles medianos, en cada uno añadimos 3 yemas de huevo y 84 gramos de azúcar, y batimos cada bol hasta obtener una mezcla cremosa, que haya doblado su volumen.
- A continuación incorporamos en cada bol 34 gramos de maicena y seguimos removiendo.
- Y finalmente agregamos a cada bol una leche saborizada distinta, primero atemperamos con una cucharada de leche en la mezcla y luego ya toda la leche que integramos con las yemas hasta tener una crema que devolveremos en cada caso a su cazo respectivo.
- El último paso es espesar la crema, para lo que os aconsejo que vayáis de uno en uno, un cazo por vez... sino puede pasar que alguna crema se queme, le salgan crumos o se pegue por abajo.... para evitarlo comenzamos con una crema, que pondremos al fuego y con una barilla seguimos removiendo sin parar hasta obtener una mezcla cremosa y gordita. Reservamos y continuamos con el siguiente cazo... así hasta tener las tres cremas.
- Ya fuera del fuego colocamos cada crema en un bol limpio, tapamos con film haciendo que el plástico toque la superficie de la crema y reservamos a temperatura ambiente hasta que las cremas estén completamente frias.
3. Montaje:- Queda ya, una vez todos los ingredientes (buñuelo y rellenos) estén a temperatura ambiente... rellenar los buñuelos.
- Para ello empleamos una manga pastelera con un boquilla redonda media... ni muy grande que destroce el buñuelo, pero no demasiado pequeña que no permita pasar al relleno.
- Empezamos rellenando la manga con la nata montada y rellenando 6 buñuelos con ella.
- A continuación sacamos la nata de la manga y dejándola en un bol y rellenamos ésta con la crema de vainilla (si queréis podéis ir cambiando de mangas y boquillas yo no tengo tantas ni de unas ni de otras como para ir de una en una... además de que por este sistema me parece más sencillo y no se contaminan mucho los sabores porque vamos en sentido creciente), rellenamos de crema 6 buñuelos, y pasamos a la crema de chocolate... otros 6 buñuelos y terminamos con la crema de café y los 6 buñuelos (o más, en función del número que os haya salido) restantes.
- Vamos colocando sobre una bandeja de servir y terminamos espolvoreando, con ayuda de un colador fino, de azúcar glas.


¡¡Y a disfrutar!! Pufff... visto así es una receta tremendamente larga y engorrosa... pero nada de eso, os lo aseguro... es laboriosa porque son muchos pasos, pero no difícil, y una vez le cojes el punto a la masa de buñuelos te salen solos... si los rellenos os imponen mucho limitaros a la crema y la nata y tan felices... o sólo crema o nata... pero tampoco tiene mucha complicación hacer varios al mismo tiempo y os aseguro que el éxito está garantizado.

En fin, me despido ya, espero que os haya gustado mi aportación a La cocina Typical Spanish de este mes... y que haya muchos retos más!!!

Un besazo a todos, Luz.

7 comentarios:

  1. Estos buñuelos me vuelven loca, de todos los sabores, son tan ricos.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡Claro que sí Natalia!! Y ya ves, aunque parece un mundo hacerlos... tampoco es para tanto, jejeje...
      Un besazo y gracias por el comentario, Luz.

      Eliminar
  2. A mí los buñuelos me encantan. Es verdad que tenemos que reivindicar nuestros dulces que a veces los dejamos un poco de lado. Un besote!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jejejeje... yo reconozco que soy de las que si tengo que elegir una tarta de manzana de las francesas y unas rosquillas fritas de anís... ¡¡me lanzo a por la tarta forastera!! jejeje... pero si es verdad que en nuestro recetario nacional hay millones de recetas buenísimas que como tu dices tenemos un poco marginadas... por eso me gusta apuntarme a retos de cocina más bien viejuna, jejeje... así compagino de todo un poco.
      Un besazo grande, Luz.

      Eliminar
  3. Guapa! Gracias por participar aunque sea a tu manera y por contarnos esa parte de ti. Te esperamos para el siguiente y novedoso reto! No te lo pierdas. Un besazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Uuuuuhhhh.... ya ando intrigadísima por saber qué vais a proponernos... jejeje... la verdad es que este mes me pilláis de milagro!! Menudo susto me llevé cuando vi que el día de publicación era otro y no el día 10.... ¡¡por poco no puedo participar!! Y encima en vuestro cumpleaños... ¡¡qué coraje!! Conclusión: aunque fuera de estranjis yo quería dejaros mi receta, jejeje...

      Me alegro de que te haya gustado, un besazo, Luz.

      Eliminar
  4. A nosotros en casa también nos gustan los buñuelos de todo tipo..rellenos o sin rellenar. .siempre se dejan comer! Los tuyos se ven ricos ricos!

    ResponderEliminar