lunes, 24 de noviembre de 2014

Crema de espinacas.... para el Reto de Tía Alia


¡¡Hola de nuevo!! Comenzamos nueva semana... la última del mes de noviembre... ¡madre mía cómo pasa el tiempo! creo que mejor no voy a empezar a pensarlo, jejejeje...

Ya estamos plagaditos de Navidad, de anuncios, de consumo y de más y más reclamos... así que yo voy a entrar en modo zen... jejeje... no me entendáis mal, ¡¡me encanta la Navidad!! Preguntar a cualquiera... es mi época favorita del año, con mucho... por todo, las bonitas, ciudades, el frío de la calla y las casas calentitas, salir a ver escaparates e incluso las multitudes de compras me gustan.... y ya ni que decir de las comidas... castañas, palomitas, chocolate caliente... miles de cosas que el resto del año ni pruebas... yo no soy muy turronera, la verdad... salvo por el turrón de chocolate del que Almu y yo probamos miles de variedades nuevas cada año, jejeje....

Disfruto muchísimo poniendo el Belén, planeando menús, comprando flores de Pascua, salir a comprar regalos y volver a casa a lo Pretty Woman, jejeje... el caos familiar de yo ceno contigo pero comes conmigo, la cesta navideña de la oficina, la loteria... ¡¡todo!!
Pero me da mucha tristeza, cada año más, la verdad, el acoso y derribo al que nos someten las marcas comerciales, los medios de comunicación y las grandes empresas para que todo se vaya en comprar, comprar y consumir... como si el resto del año no lo hiciéramos o no estuviera justificado hacerlo...

Este año, como os cuento, Almu y yo hemos adoptado un estado zen... por un lado vamos a depurar el tema decoración y no volvernos locas a poner y poner millones de cosas que luego es una pereza absoluta recoger en Año Nuevo, queremos disfrutar sin agobiarnos por no llegar a todos los planes, yo he jurado no volverme loca-paranoica-histérica con el tema comidas y en general queremos optar por quedarnos con lo mejor de las fiestas procurando no dejarnos llevar por la corriente... ya os contaré donde terminan nuestras intenciones, jejeje....

Por ahora, me apetece mucho enseñaros mi receta para hoy del Reto de Tía Alia, porque el mes pasado me quedé con las ganas de participar... así que este tenía antojo de los gordos, jejeje... ya os he explicado millones de veces en qué consiste el Reto de Tía Alia, así que no os voy a martirizar de nuevo... sólo actualizaros una novedad con la que arrancó el reto a la vuelta del verano... a partir de entonces el reto se ha vuelto nómada y cada mes recala en casa de un anfitrión distinto... si en septiembre Paula nos acogió en su cocina, en octubre le tocó a Beatriz, y este mes... si queréis conocer las propuestas de mis compañeros tendréis que dirigiros a casa de Neus, del blog Cocinando con Neus que nos propuso dos recetas buenísimas para elegir una... la dulce ha sido una mousse de café que en unos días os explicaré porqué no he querido hacerla... y la salada... una crema de espinacas que es la que he elegido... muy rica, caliente, sienta fenomenal y aunque no es exactamente de dieta porque es como unas espinacas a la crema trituradas... puede tener un pase, jejeje....


Os reconozco que las espinacas jamás han sido mis verduras favoritas... ni con mucho!!! Ya sé, ya sé... a todo el mundo le chiflan y ya desde pequeños nos las meten hasta por los ojos... a nosotras también, claro... pero en fin, nunca me han hecho ni fu ni fa... prefiero millones de veces más las judias verdes, las alcachofas, la berza, el brócoli y las acelgas.... las espinacas siempre se me hacen insípidas y me saben a poco... pero... creo que como relleno de una quiche, en ensaladas templadas, o así en crema me gustan mucho más y no me cuesta nada comerlas.

Si es verdad que nunca había preparado esta crema en casa... y esta receta de Tía Alia me encantó... es como hacer espinacas a la crema pero triturada... tenían que estar ricas sí o sí... jejeje... sin embargo, os confesaré que ese punto amargo que tiene la espinaca y que se manifiesta cuando la comemos en la misma garganta con la crema se acentúa un poquito... así que yo procuré contrastar ese amargor primero con unas gotas de zumo de limón y después añadiéndola unas gotas de crema de balsámico... que es más bien dulce y ácido y que le fue fenomenal.

Os aconsejo que tengáis cuidado con esas cosas... porque es una rabia que un buen plato se eche a perder por culpa de esos detalles... hay que probar siempre todo lo que se cocina... y corregirlo en la cocina... el sabor sobre todo... más o menos salado, si necesita más o menos acidez o dulzura... ¡¡estar pendientes!!

Mi hermana, por ejemplo, rara vez prueba lo que cocina y luego en la mesa ya es muy difícil corregir la sal o el sabor de los platos... hay que corregir a lo largo de toda la preparación y probando en cada momento.

Finalmente os diré, que acompañé la crema con un huevo escalfado... que a Almu le salen genial, y unos trocitos de baicon ahumado... y quedó un plato muy completo que cenamos una de estas noches acompañada de un poco de queso... y chimpún!! jejeje.... así son nuestras cenas, y os las recomiendo porque sientan fenomenal, sacian un montón y no te vas a la cama teniendo que hacer la digestión.


No me enrollo más, os cuento cómo hice la receta, porque la modifiqué un poquito de la de Tía Alia... ahora veréis cómo.

Receta de crema de espinacas.

Ingredientes para 2 personas:
- 1 bolsa grande de espinacas frescas
- 2 cucharadas de mantequilla
- 1 cucharada de harina
- Sal y pimienta
- 2 cucharadas de queso parmesano
- Unas gotas de zumo de limón
- 200 ml de nata para cocinar
- 200 ml de leche
- Unas gotas de crema de balsámico
- 2 huevos
- 4 lonchas de baicon


Modo de hacerlo:
1. En primer lugar lavamos, escurrimos y reservamos las espinacas.
2. Mientras escurren ponemos una sartén a calentar, y en ella fundimos la mantequilla.
3. Una vez fundida incorporamos las espinacas y dejamos que se salteen durante 3-4 minutos hasta que veáis que, como siempre les ocurre, se quedan muy reducidas.
4. En ese momento le añadimos una cucharada de parmesano y otra de harina, removemos bien y cocinamos un par de minutos para que la harina no quede cruda.
5. Pasado ese momento añadimos la nata y removemos sin parar para integrar bien todo... veréis que se forma como una bechamel, la propia de las espinacas a la crema, jejeje... dejar cocer 3 minutos, probar, salpimentar y añadirle las gotas de limón.
6. Apagamos el fuego y trituramos la crema con la batidora... como quedará muy espesa, rebajar con los 200 ml de leche... que es más o menos un vaso, probar... si os resulta amarga corregir con el balsámico y emplatar.
7. Como acompañamientos haremos unos huevos escalfados, que Almu prepara envolviéndolos en papel film, haciendo un saquito y cociéndolos en agua hirviendo con un chorro de vinagre durante 4-5 minutos a fuego vivo, hasta que veáis que la clara se ha cuajado y la yema sigue líquida, sacar del cazo, quitar el plástico con unas tijeras y colocar el huevo encima de la crema con cuidado de que no se vaya al fondo.
8. Y ya por último el baicon que yo hice unos 5 minutos a máxima potencia en el microondas entre dos papeles de cocina... sale muy crujiente, lo cortamos a cuchillo y lo espolvoreamos por encima de la crema.

¡¡Y listo!! Os aseguro que en 15 minutos tenéis la cena bien rica y saludable montada...
Espero que os haya gustado, nos vemos en unos días, ¿vale?
Un besazo enorme, Luz.

23 comentarios:

  1. Si ha pasado el año volando y ya estamos casi en las puertas del último mes.

    Las espinacas así es una buena propuesta, ese toque de beicon le da un aire diferente a la crema y para los más reacios a comerlas les da ese pequeño empujón que necesitan.

    Un beso y muchas gracias por tu participación.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡A tí Neus!! Me está encantando participar en estos retos del recetario viajero, jejeje... me permite conocer blogs chulísimos como el tuyo... y tu elección no me podía haber gustado más... ahora, ahora tengo como reto pendiente preparar esa mousse tan buenísima que he visto en tu blog.
      Un besazo, Luz.

      Eliminar
  2. La verdad es que tenemos las Navidades a la vuelta de la esquina, el tiempo se pasa más que volando!!!
    Me gusta mucho ese toque que le has dado y el bacon acompaña perfectamente este plato que te ha quedado más que rico.

    Un besito,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mil gracias por el comentario Suny!! A mí la Navidad me chifla y me aterra, jejeje... cada año más... por un lado me encanta celebrar, cocinar, pasármelo bien y... ¡¡los regalos!! Claro, jejeje... pero por otro es cierto que puede resultar un follón, un caos y un lío de esos familiares de sentimientos heridos, compromisos a troche y moche y mucho aparentar... en fin... ya veremos.
      Un besazo gordo, Luz.

      Eliminar
  3. Te ha quedado una crema muy rica y con el beicon crujiente tiene que estar buenísima! Tienes un blog muy bonito, no lo conocía así que gracias al reto me quedo por aquí! Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sé muy bienvenida Elena!! Espero verte por aquí y poder intercambiar comentarios. Me alegro de que la crema te haya gustado... son lo mejor para la invierno, en mi opinión...sanas, reconfortan muchísimo y llenan una barbaridad, jejeje...
      Un besazo, Luz.

      Eliminar
  4. ,,, pero qué ricas con los huevos escalfados....una delicia total. Me ha gustado muchísimo tu versión. Tomo nota, sin duda.
    Besotes muy fuertes,
    Mar

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡Claro que sí Mar!! Así, además resulta un plato supercompleto... yo a las cremas de verdura que preparo siempre les añado... un poquito más, que diría mi abuela, jejeje... sino unos croutones de pan, unos tropezones ricos de baicon, queso o huevo picadito... no sé.. entra más por los ojos, jejeje...
      Un besazo, Luz.

      Eliminar
  5. que version tan original y deliciosa!! bicos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro mucho que te haya gustado Viví... yo leí crema y ahí que metí la trituradora sin piedad... jejeje... luego he visto que no todos lo han hecho, jejeje.
      Un besote, Luz.

      Eliminar
  6. me encantan las cremas, y la tuya tiene un aspecto superior!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro de que te guste Toñi.... ya sabes... ¡¡a por las cremas!! yo en invierno las hago de todo tipo, zanahoria, remolacha, brócoli, judias verdes... o el clásico puré de varias verduras de toda la vida, jejeje...
      Un abrazo grande, Luz.

      Eliminar
  7. Vaya lujo de acompañamiento para tus espinacas!!!
    Me gusta esta versión, suena bien y seguro que cruje... uhm...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jejeje... sobre todo que le da a la crema mucha alegría, jejeje... me alegro mucho de que te haya gustado Ana. Mil gracias por tu comentario, Luz.

      Eliminar
  8. Una receta estupenda, el toque de balsámico tiene que quedar fenomenal, tienes razón es una cena completa, ya tengo resuelto un menú de esta semana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues ya me contarás cuál es el resultado Maite... si te recomiendo algo que he aprendido después... si cueces las espinacas antes de rehogarlas, estas pierden todo su amargor... así que ya sé el truco para la próxima vez... y puedes probarlo tú y contarme qué tal te ha ido...
      Un besazo, Luz.

      Eliminar
  9. El contraste con el bacon y el toque del balsamico tiene que estar riquisimo! Me ha gustado mucho!
    Besotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro Bea... ya me darás tu opinión de nuevo si lo pones en práctica... un abrazo grande, Luz.

      Eliminar
  10. Que crema más apetecible y rica, muy completa! Me ha encantado.

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jejeje... me alegro Vanessa... hay que combatir el frío con cosas verdaderamente apetecibles, ¿verdad?
      Un besuco gordo, Luz.

      Eliminar
  11. Me encanta el detalle de el huevo y el beicon, yo elegí también la crema, enhorabuena, sigue así, un beso.
    LAS DELICIAS DE MAYTE

    ResponderEliminar
  12. OOhhh!!! que ricura.. con esa colección de ricos ingredientes tiene que saber deliciosa. Y la presentación, acertadísima. Nos encontramos en el próximo reto. Besos,

    ResponderEliminar
  13. Luz, me pasa como a tí, es llegar estas fiestas y me vuelvo loca con todo el atrezzo, pero es que me gustan las navidades muchíiiiiisimo. Me gusta canturrear villancicos, y cargar paquetes, y ya si nieva me vuelvo loca. También este año me he hecho el propósito de hacer unas cenas menos copiosas y más sensatas, pero lo pienso todos los años y luego no me puedo resisitir, jaja.

    Bueno, y a lo que vamos, que me ha gustado tu propuesta, pero eso no es difícil porque las espinacas me chiflan, por eso elegí la receta salada de este mes en el reto.

    Bss

    Elena

    ResponderEliminar