jueves, 11 de diciembre de 2014

Eggnog... o ponche navideño de huevo


¡¡Hola a todos!! Aquí sigue avanzando la semana... ¡¡y que semana más larga!! Jejeje... parece mentira que hace dos días estuviéramos de puente, jejeje... ¡¡no cunden sus efectos!!



En fin, en lo que esperamos de nuevo la llegada del fin de semana hoy os traigo una receta... ummm.... curiosa, sí, curiosa.
Seguro que después de estar hartitos de ver en series, pelis y viajes varios esta bebida todos sabréis lo que es, ¿o no?... ¿os pasa como a mí que a pesar de saber que existe el ponche de huevo nunca os habíais planteado como era o a que sabría? A mí me pasa eso con muchas de las cosas yankis que veo por la tele... como los Montain Dew (que es una especie de Sprite), las Pop Tarts (que son una mezcla entre galleta y cereales rellenos), o los Mac&Cheese que vienen en paquete (que son un engrudo de pasta con queso).... cosas que estas harto de ver, que reconoces y que entiendes, pero que como aquí no los has visto en tu vida ni los has probado jamás ni te planteas a qué sabrá...

El eggnog se vende como churros en USA, es la bebida "oficial" de la Navidad... lo que para nosotros la Sidra El Gaitero, para que nos entendamos, jejeje... y allí se distribuye con y sin alcohol, con distintos sabores etc... en bricks de leche... sí, de esos largos de boquita que se abre, de esos... ¡¡y a beber se ha dicho!!
En fin, a mí me parecía un poco cochinada... ¡¡es ponche de huevo!! Puaj... pero conforme fui viendo cómo se preparaba, qué llevaba... etc... me empezó a llamar la atención, hace como dos años, jejeje....

Vencida por la curiosidad hace un año hicimos intentona en casa con la receta de Food&Cook... blog que me gusta muchísimo y que para estas cosas de recetas foráneas súper chulas está muy al día....bien, no sé que hicimos mal... pero ejem... eso era de todo menos una bebida... el huevo se cuajó, llevaba eso muchísimo huevo, sabía fatal... ¡¡un desastre!!
Así que Almu y yo nos rendimos y conformamos con nuestro chocolate caliente... ¡¡no me entendáis mal!! ¡¡nos encanta el chocolate caliente!! es nuestra bebida navideña... y la tomamos día sí, día también sin descanso.... sin embargo.... a parte de que queríamos tener otras opciones, jejeje... yo me quedé con antojo... con la espinita clavada o como diría mi padre... como yo soy "culo veo, culo quiero" si los demás bebían eggnog, ¿porqué yo no?...

Conclusión: ahí quedó la cosa hasta que este verano apareció en mi vida Laura.... sí, esa Laura de la que no paro de hablar y de la que llevo hecho medio recetario suyo, jejeje... y ¡¡cómo no!! tenía entre sus miles de recetas la del ponche de huevo. Lo que más me gustan de sus recetas es que son en video, con lo que eres capaz de ver paso a paso la composición, el modo de prepararlo y hacerte más idea.
Y de nuevo me entró antojo, y de nuevo le dí la murga a Almu para prepararlo esta Navidad... finalmente lo preparé este fin de semana... con gana de tomarlo mientras montábamos la decoración, hacíamos manualidades etc... ¡¡y nos encantó!!

Os diré, y si veis el paso a paso lo descubriréis también que es como una natilla más líquida... con sabor a vainilla, canela y bourbon ¡¡muy rico!! La textura es como la del batido... ¡¡y se toma frío!! Yo siempre había pensado que el ponche se tomaba caliente... por lo de los ponches de vino y eso... pero no... tú preparas la bebida, dejas que se enfríe a temperatura ambiente y a continuación la refrigeras un par de horas... ¡¡y a beber!!.

Si es cierto que os recomiendo no abusar... no sólo porque es una bebida alcohólica (aunque por supuesto podéis prescindir de ponerle alcohol), sino porque es bastante contundente en cuanto a la cantidad de huevos, leche, nata y azúcar.... jejeje...

Os dejo ya con la receta para que veáis de qué va.

Receta de eggnog.

 Ingredientes para 6 vasos:
- 2 tazas y media de leche
- 1 taza y 1/4 de nata para montar
- 1 cucharadita de nuez moscada
- 1/4 de cucharadita de canela
- 4 yemas de huevo
- 2/3 de taza de azúcar
- 1 cucharadita de extracto de vainilla
- 1/2 taza de bourbon o whisky
- 1/4 taza de ron



Modo de hacerlo:



1. Lo primero que vamos a hacer es poner a hervir la nata, la leche y las especias, todo ello en una cazuela mediana y a fuego medio... una vez rompa a hervir apartamos y reservamos.
2. Mientras la leche se calienta vamos a mezclar las yemas con el azúcar, y con ayuda de unas barillas eléctricas vamos a esponjar las yemas hasta que blanqueen y doblen su volumen.
3. Una vez tengamos las yemas blanqueadas y la leche bien caliente vamos a atemperar las yemas añadiendo un cacito de leche a la mezcla de yemas y azúcar y removiendo bien a continuación. Con eso evitamos que las yemas de cuajen al mezclarse con la leche caliente.
4. Una vez integradas las yemas con el cacito de leche vertemos esta mezcla en la cazuela, removemos bien y volvemos a llevar al fuego.
5. Y cocemos la mezcla sin parar de remover con una espátula o barillas manuales unos 10 minutos a partir de que vuelva a hervir... a fuego suave pero constante, de forma que nos aseguremos que queda una mezcla cremosa y sobre todo el huevo bien cocinado.
6. Una vez pasado ese tiempo sacamos la cazuela del fuego y colamos la mezcla por un colador fino para eliminar posibles natas, restos de nuez moscada o cualquier resto de huevo cuajado que pudiera haber... en mi caso, por si os asusta que quede mucho poso, os diré que no hubo ningún grumo que colar.... pero mejor hacerlo por si las moscas.
7. Con el ponche ya colado sólo queda añadir la cucharadita de extracto de vainilla y las bebidas alcohólicas, mezclamos con una cuchara y dejamos en el bol que enfríe a temperatura ambiente.
8. Finalmente, vertemos en una jarra y refrigeramos en la nevera al menos un par de horas antes de que vayamos a consumirlo.

Y ya está!! Como veréis no es para tanto... se hace relativamente rápido y aunque lleva tiempo que se atempere con prepararlo con antelación y dejarlo reservado va que chuta... no os sé decir cuánto tiempo se puede conservar... entiendo que habiendo huevo y leche de por medio mejor no tentar a la suerte y que es mejor consumirlo en un par de días conservándolo dentro de la nevera... más yo no me atrevería a dejarlo.

En fin, espero que os haya gustado esta otra alternativa al chocolate... receta que aunque en casa hago mucho no os he puesto porque entiendo que es la típica que todo el mundo conoce y prepara en casa... pero si hay alguien por ahí con gana de saber cómo se hace que me diga y hago entrada sin problema.

Yo me despido por hoy... mañana una nueva receta navideña distinta y riquísima... un besazo gordo, Luz.

2 comentarios:

  1. Siempre me ha llamado la atención pero no lo he probado nunca! Así que con tu receta y explicación ya no tengo excusa! Un saludo!

    ResponderEliminar
  2. No la conocía y apetece un montón con esos ingredientes

    Besos

    ResponderEliminar