jueves, 4 de diciembre de 2014

Mis 10 trucos para organizar comidas, cenas y guateques sin morir en el intento


¡¡Hola a todos!! Empezamos nuevo mes, último mes del año y mes de las comilonas/celebraciones/fiestas/banquetes/guateques por antonomasia.... todo es una celebración, una fiesta y un follón, jejeje....
También es mi mes favorito del año, mi fiesta favorita y la que más celebro... ¿cómo? Liándome la manta a la cabeza y dedicándome a festejar cada año más y mejor, jejeje....



Ya sabéis... porque  os he contado a menudo, a diferencia de mucha gente cuyas celebraciones siempre se hacen en restoranes y sitios varios y geniales... en mi casa siempre hemos celebrado TODO en casa propia... la mía, la de mi abuela, la casa de Fuenterrabía... pero en casa... ¿que porqué? Mi abuela daba dos razones fundamentales que yo también he acuñado: porque en casa se come mejor que en ningún sitio... y porque se está más cómodo que en cualquier parte... conforme con ambas razones. Por un lado porque en mi casa somos muchos... nos reunimos, sólo los más cercanos, unos 30 para cualquier cosa, con lo que encontrar un sitio donde estar todos juntos, todos cómodos, pudiendo fumar, ir con el carrito del niño o con el perro, si me apuras... es un pelo complicado.


Siguiendo la tradición nosotras lo hemos celebrado todo en casa también... nuestras Primeras Comuniones, Confirmaciones, Graduaciones variadas, cumpleaños... y ya entrando en lo menos formal mi padre siempre ha preferido que nos despendolemos en casa a hacerlo "vete tú a saber donde" con lo que las fiestas del pijama, los maratones de cine, las tardes de merienda y las charlas a cualquier hora han sido el plato nuestro de todos los días.

Con todo esto quiero decir... que a estas alturas Almu y yo somos doctoras en montar saraos familiares, jejeje... ya tenemos un plan perfectamente sincronizado de "REGLAS DE ORO" que cumplimos a rajatabla y que nos ayuda a no volvernos locas (yo loca, Almu homicida, jejeje). Y son esos trucos los que os quiero enseñar hoy... no porque sea una organizadora especializada en eventos, todo lo contrario... ni porque quiera dar lecciones a nadie, antes bien... no paro de aprender yo todo el tiempo.... sino porque como no soy precisamente una profesional he tenido que aprender (generalmente por las malas) a organizarme, priorizar y disfrutar a la hora de preparar un jolgorio.

Como no quiero alargarme ni irme por las ramas, las pautas que os doy no voy a desarrollarlas mucho porque estoy segura os haréis perfecta idea de lo que os estoy explicando... sé que son de perogrullo, pero a veces es lo más obvio lo que se nos escapa y luego nos da el disgusto.... así que... a ver qué os parecen.

MIS 10 TRUCOS DE ORGANIZACIÓN DE CELEBRACIONES.

1. Hacer un calendario con varias semanas de antelación.
¿Para qué?
- Para poder fijar los compromisos, reuniones y gestiones que tengas que hacer en esas semanas, de forma que puedas ver con claridad en qué fecha te viene mejor organizar la celebración (y sí, tu pones la fecha que para eso eres la que invitas, jejeje).

- Y por otro lado poder comprobar el tiempo y horas efectivas que tendrás para preparar el montaje de la celebración y la comida. Esto es fundamental para poder determinar si puedes abarcar más o menos, si vas a necesitar ayuda extra, o adaptar un menú con más comida precocinada y menos casera, por ejemplo.

2. Fijar las tareas clave para la preparación de una celebración.
Si, parece que hablo de estrategia militar, pero es lo mismo, jejeje... todo reside en la planificación... y hablo totalmente en serio, nada de sonrisitas que os veo.
¿Cuales son esas tareas clave? Ejem....
- Fijar uno o varios días para compras: comida, decoración y accesorios (yo llamo accesorios a cosas como: flores, velas, música, hielo o llegado el caso vasos del chino o blondas).
- Fijar uno o varios días para limpiar y organizar la casa. Sí, yo limpio todas las semanas mi casa... pero no es lo mismo limpiar para mí que limpiar para que vengan tu suegra y cuñada a revolverte los cajones de la cocina, el armarito del baño o directamente el armario de la ropa, ¿verdad?... pues eso.
- Fijar un día (más bien medio) por si hiciera falta mover mesas y muebles... cambiar la "geografía" de vuestro salón para adaptarlo a que venga gente etc...
- Fijar un día (o varios) para cocinar... una vez hecha la compra puedes adelantar tareas, preparar platos con antelación etc...

* Esto de nuevo os ayuda a calcular el tiempo del que dispones y el tiempo que necesitas... y hará que una vez vaya desarrollándose todo estés más tranquila sabiendo que has destinado tiempo para todo.

3. Invitados.
En relación al tema invitados yo procuro tener siempre en cuenta lo siguiente:
- Os aconsejo que hagáis lista de invitados... aunque sea la celebración de Fin de Año a la que vienen siempre los mismos... contarlos y ejem... poner al lado un nota sobre si comen más o menos para calcular la cantidad de raciones a preparar.
- Si podéis cuidar la lista... no os dediquéis a invitar a todo vuestros círculos sociales cuando muchos o bien no se conocen, o bien no se caen bien... porque al final tu trabajo de domador de leones será el doble... aviso. Aprendí hace tiempo que es preferible currarse tropecientas fiestas distintas que tener a gente que no se habla en una misma fiesta.
- Por supuesto siempre se dará el caso de gente que no se conozca entre sí, o incluso que tú no conozcas (novio de tu prima, amigo de amigo que ha venido porque pasa las fiestas solo, etc...) en cuyo caso te recomiendo que te informes un poquito antes de qué le gusta, cómo es y a qué se dedica y después le prestes especial atención para que se sienta bienvenido.
- Importante: avisa de la invitación con al menos 2 semanas de antelación y como mucha gente no os contestará seguramente tendréis que confirmar vosotros mismos, hora, fecha y dirección.
- ¡¡Ahhh!! Y otra cosa que yo ahora hago porque he vivido amargas situaciones en las que mis amigos no han podido comer nada os recomiendo que aviséis con antelación del menú... así sabréis si hay alguien con alergia, intolerancia, cosas que no pueda/le guste comer, personas vegetarianas o cuyas creencias no les permiten comer alguna cosa... os aseguro que me he visto en todas estas y es muy angustioso para todos el momento ¿y ahora qué le doy de comer?.

4. Toca hacer el menú.
Un vez hemos fijado la fecha de nuestra celebración, tenemos nuestra lista de invitados, estos nos han confirmado más o menos... con lo que sabemos quién y en qué número van a venir.... es hora de hacer el menú. Para ello:
1º. Dependiendo del nº de invitados os recomiendo preparar un bufet o una comida sentados... yo a partir de 8 personas hago buffet, ¿porqué? Ejem... porque como os decía antes mi mesa de comedor y mis sillas son para esa cantidad de gente y no más... haciendo bufet puedo ausar también sofas, butacas o incluso el banquito de mi tocador, jejeje.
2º. Respecto a los menús os recomiendo:
- Pensar en ideas que sean divertidas/fáciles/y que den poco trabajo, ¿por ejemplo? En mi casa hago un montón: barras de pasta (pastas cocidas, salsas a parte, toppings y que cada uno se monte la cena), barbacoas urbanas (con hamburguesas, perritos calientes, panes, toppings variados, salsas y guarniciones... y lo mismo que cada uno se prepare su cena, jejeje) y fondues.
- Piensa en recetas que sepas que te salen bien... procura no improvisar porque puede salir un desastre.
- Recetas que cundan un montón... guisos y asados (boeuf bourgignon, pollo asado, roastbeef, jamón asado, chili con carne, pollo en pepitoria) que luego con un par de guarniciones (una verdura/ensalada y unas patatas/arroz) tenéis una comida completa.
- Recetas que sepas gustan a todos... como el pollo, por ejemplo... los asados en general y en última instancia el salmón asado, sencillo, económico e ideal para la hermana a dieta.
- Recetas que puedan comer todos... y en esto incluyo niños... es una lata tener que montar un menú para ellos cuando cosas como el pollo asado, el roastbeef o el jamón asado les pueden encantar.
- Recetas que puedas preparar con antelación... todas las anteriores que os he contado puedes hacerlas días antes, congelarlas y el día de la celebración darles un calentón y a la mesa... sin pasarte horas metida en la cocina....
3º. Finalmente... una vez con las ideas claras y más o menos pensadas toca ponerlo por escrito, para ello fijaros como base (para que no se os olvide nada) este esquema y desarrollarlo tanto o tan poco como prefiráis o tengáis por costumbre en vuestra casa:

MENÚ ESTÁNDAR.
1. Dos o tres aperitivos, combinando fríos/calientes.
2. Primer plato, que puede consistir en sopa, crema o ensalada.
3. Segundo plato, podéis elegir entre carne y pescado... o preparar uno de cada si sois un batallón.
4. Postre, bien un sorbete o helado, una tarta, unos pasteles o un postre casero... o pedir que ésta sea la aportación de algún invitado a la cena...
5. Fruta fresca (que habrá a quien le apetezca... y que podéis poner, además, como centro decorativo de mesa), tabla de quesos (que podéis servir sino de aperitivo... aunque yo prefiero servirlo a los postres... porque este apartado postres etc... suelo servirlo en la mesa del café un ratito después de la cena... y para entonces... ¡¡todos queremos seguir comiendo!! jejeje), y la típica bandeja de dulces navideños.
6. Finalmente las bebidas... cuidando de que estén debidamente refrigeradas... sobre todo el champán... procurando tener opciones con y sin alcohol (agua con gas, zumo de tomate, refrescos o limonada, por ejemplo).

Ahhhh.... importantísimo!! Que no se os olvide el pan y el hielo, jejeje....

5. Organizar el montaje de la celebración con antelación.Ya sabemos qué vamos a celebrar, cuando, cómo y con quién,... ya sabemos qué vamos a servir de menú y ya nos hemos reservado días y momentos para tenerlo todo listo con antelación... así que toda seguir organizando, jejeje... sí, aún más... cosas como:
- ¿Hay que mover muebles?
- ¿Necesito más sillas?
- ¿Qué mantel y servilletas voy a poner? ¿Los tengo limpios y/o planchados?
- ¿Tengo suficiente vajilla/cristalería/cubertería para todos?

Todas estas cosas es muy importante tenerlas revisadas y cubiertas... da muchísima rabia empezar a poner la mesa y descubrir que el mantel navideño tiene una mancha de cera del año anterior... que me faltan platos o que no sabemos cómo se ha roto la fuente que siempre usas para el jamón... etc... así que mejor prevenir y en un par de horas revisar estas cosas y ya ir a tiro hecho el día del montaje en sí.

6. Tareas para hacer la semana previa a la celebración.
Ummm... ya queda menos (gracias a Dios, jejeje) y ya hay que empezar a resolver cosas para que no nos quede todo por hacer en el último momento... esto es lo que yo suelo hacer:
- Limpiar la casa a fondo (como ya os expliqué en el punto 2).
- Confirmar la asistencia de todo el mundo... por si hay sorpresas de última hora.
- Repasar las recetas, tiempos etc... para ver qué podéis cocinar con antelación, que hay que comprar en el último momento etc...
- Hacer la compra.
- Pensar en música, velas, juegos o cosas para entretener al personal, niños etc...

7. El día previo.
Con todo lo anterior ya controlado, la casa lista, el frigorífico lleno, la lista de invitados confirmada.... sólo falta montarlo todo junto... y tranquilos... es mucho menos trabajo del que os pensáis... después de haber adelantado tantas cosas, jejeje...
Tareas para ese día de antes:
- Ver si tu cámara de fotos tiene batería, jejeje.
- Repasar nuevamente la casa (papel higiénico en los baños, despejar armario abrigos, sacar del altillo el cuadro/decoración/fuente regalo/horror de tu familia, colocar velas y flores)
- Comprar flores frescas... si eso os gusta... yo pongo siempre... y la gitana de mi barrio está también en Navidad así que aprovecho a comprar ese día bien-bien frescas.
- Mover muebles caso de que os hiciera falta.
- Escapar al super a por el marisco, botella de aceite o cerillas que se acaban en el peor momento.

8. Día de la celebración.
¡¡Ya ha llegado el día!! jejeje... pero tranquilos... ¿qué os queda por hacer? Poner la mesa... y cocinar lo que teníais que preparar en el día... el resto ¡¡ya está hecho!! Así que poner música, coger de la oreja al "ayudador" de turno y a terminar con los preparativos:
- Montar las mesas, yo pongo incluso las bandejas de servir vacías... para saber cuanto sitio ocupan y necesito.
- Montar mesa del café y minibar también.
- Empezar a cocinar: yo lo llamo "de arriba a abajo"... es decir, de lo "menos fresco" a lo más... por ejemplo... siguiendo el esquema estándar del paso 4 haría así:

  • Semana antes: Asado.
  • Días antes: Sopa/crema
  • Día antes: Postre
  • Día celebración: Guarnición asado, aperitivos, ensalada (sin aliñar), poner bandejas con queso, dulces, pan etc... 
  • Lo último... dar un calentón a todo y listo.
- Una cosa que también suelo hacer si me da tiempo... es recoger bien la cocina y dejar el lavavajillas vacío... así conforme recojamos las cosas tenemos sitio en la cocina y luego podemos llenar el lavavajillas tan a gusto.
- Damos una vuelta por la casa viendo que esté todo a punto (encender velas, poner música, abrir una ventana si la calefacción os achicharra, etc...)

Ya sólo queda ponerse guapa y ¡¡disfrutar!!.

9. Cosas a tener en cuenta durante la celebración:
- Cuidado con estar escuchando "los peces en el río" 4 horas seguidas... en casa Almu prepara un archivo aleatorio de esos de tropecientas canciones... y así no repetimos.
- Cuidado con la temperatura de la casa, las congestiones y el "todos a urgencias" con fiebre al día siguiente... procura tener la casa calentita pero bien ventilada.
- Poner meseros con los nombres de cada uno ayuda... más si tenéis familia/amigos como los míos que en vez de sentarse se quedan horas y horas hasta que tú les indicas... ahora directamente les pongo un cartelito y se sientan ellos solos, jejeje...
- Procura estar pendiente de todo el mundo... pero especialmente de esos que en estas fechas se deprimen, de los muy pesados o cansinos... de contar batallitas, de las cuñadas que se lanzan pullitas, etc... procura hacer un poco de parachoques.
- Planea, si es posible, con antelación algún juego o actividad... sobre todo si en tu casa enseguida se aburren, o son amigos que no se conocen mucho o no han coincidido más veces... los juegos o actividades rompen mucho el hielo.
- Otra vez os aconsejo mantener el champán en la nevera... e ir reponiendo conforme se vaya gastando, el champán caliente no sólo es un asco sino que sienta fatal.
- Os aconsejo, además, que siempre tengáis vasos, servilletas (aunque sean de papel), hielo y jarras de agua de más... luego siempre faltan y es una lata andar teniendo que lavar vasos o mandar al sobrino a por hielo.
- Decidir con antelación y avisar si en vuestra casa se puede fumar o no... y caso de que no se pueda y sepáis que van a ir fumadores procurar una ventana/balcón o terraza donde puedan salir a fumar.
- Si a vuestras celebraciones van bebés o niños siempre es buena idea, caso de que podáis, habilitar un espacio para ellos... yo no tengo niños así que no tengo habitación infantil... pero cuando vienen a casa siempre pongo una manta enorme en el suelo de un cuarto, bien despejado y libre de "tentaciones infantiles" donde dejo algún juego, puzzle o juego de construcción... lápices de colores y si sus padres quieren una película... así ellos también disfrutan a gusto.
- Y caso de ir bebés... e incluso con niños pequeños yo suelo dejar mi cuarto recogido y despejado por si alguno quiere acostarse... o si alguna mamá tiene que dar el pecho y quiere hacerlo tranquilamente.

* Pensar todas estas cosas previamente os ayudan a disfrutar sin estrés en el momento en que surjan... que necesitan acostar un niño... sin problema, que necesitamos un cenicero... "he dejado unos en el balcón para que uséis", que el niño se aburre... "mira puedo ponerte una peli"... etc...

10. Cosas que NO hay que hacer NUNCA.
Estas cosas que os indico a continuación... no es porque no sean cosas maleducadas o fuera de "protocolo" sino porque en mi experiencia, como anfitriona y también como invitada en otras casas, son cosas que creo que no hay que hacer nunca... algunas seguro que ya las sabéis... otras a lo mejor no habíais caído en la cuenta, pero si es cierto que lo mejor para saber qué cosas no son "apropiadas" lo mejor es pensar en esos momentos incómodos que tú has sufrido cuando te han invitado... por la cosa de la reciprocidad y eso, jejeje....
Cosas como:
- No dejes solos a tus invitados... en plan, mi marido y yo haciendo cosas y la gente apañándoselas solos... creo que salvo que sea la casa familiar donde cada uno va a su bola es muy incómodo que te dejen a tu aire, al menos al principio que estás bastante cortado.
- No hagas eso que hacen en los programas de cocina de la tele... todos en la cocina a mirarte cómo cocinas tú.... ummm.... la gente se arregla, llega toda encoloniada... ¡¡y a la cocina!! jejeje... no es muy agradable... si resulta que no te ha dado tiempo a terminar cuando ellos lleguen lo mejor es salir a saludar, decir que ya les alcanzarás... volver a tus cosas y ya una vez terminado todo unirte a la fiesta.
 - Tampoco hace mucha gracia eso de que te rebocen por la cara el plato de turno en plan... "¡¡prueba anda... que lo he hecho con mucho cariño!! ¡¡seguro que quieres más!!"... no fuerces a la gente... ni a comer algo que no les apetece, ni a ponerles más cantidad en el plato, ni a forzarles a repetir.... muchas veces ganas dan cuando te has currado todo, pero piensa cómo te chincha cuando te lo hacen a ti y deja que cada uno se gestione su apetito, jejeje.

- Ponerte pesado con que la gente no manche, no toque nada, no ensucie, no se siente ahí, se ponga el posavasos, no deje el bolso en la mesa, etc... es muy incómodo y sobre todo muy poco acogedor acosar a los invitados, jejeje, sé que eso no es frecuente, y estoy convencida de que no lo hacéis... pero a mí me ha pasado (varias veces) y es muy estresante no saber ni cómo sentarte sin que te llamen la atención.

- Hacer recoger/limpiar a los invitados... salvo que sean de muchísima confianza (familia directísima, vamos), es muy feo ponerles en fila para que recojan la mesa o pongan el lavavajillas, vacíen el cenicero o saquen la basura... jejeje... esta situación suele darse cuando son los invitados los que se ofrecen, lo sé... pero al menos que de verdad os ayude que se ofrezcan pensar lo que os apetece a vosotros cuando os invitan el tener que poneros a recoger como en casa.
- Preguntarles cuándo se van a ir a su casa, jejeje... sé que algunas reuniones se alargan muchísimo, que hay gente que para eso es súper desconsiderada, y que a pesar de que tú tengas que madrugar/recoger/morirte del sueño, no se levantan y se marchan... pero, en fin... muchísimo peor es ponerles de patitas en la calle, jejeje...
- Sacar los trapos sucios... me explico: llevo todo el día picada con mi hermana (porque menuda paliza ha sido montar todo esto, jejeje) y aprovecho delante de todo el mundo para lanzarle pullitas.... cosas como esa la hemos hecho todos, o eso de sacar conversaciones en temas donde tu pareja tiene la opinión contraria sobre la que habéis discutido e intentas llevar a tus amigos a tu bando poniéndole en evidencia... eso es muy feo, jejeje... pero sobre todo muy incómodo para los que están con vosotros.
En fin... en realidad este punto abarca todas esas cosas que puedan hacer sentir incómodos a vuestros invitados... seguro que se os van a ocurrir más, jejeje.

¡¡Y creo que hemos acabado!! Jejejeje... los que habéis llegado hasta aquí sois unos valientes, jejeje... y os garantizo que con tener estas cosas un poco pensadas y previstas vuestro estrés navideño va a descender muchísimo.... reconozco que es que a mí me chifla meterme en estos saraos, que disfruto muchísimo con los preparativos, detalles y compras.... pero aún así reconozco que es una preparación laboriosa y pesada, y como no dispongo de todo el tiempo del mundo para dedicarlo a esto... antes bien, suele pillarme el toro... tener mi plan organizado previamente me ayuda muchísimo.
Espero sinceramente que a vosotros también.

Ahhhh!!! Cualquier otra idea que se os pueda ocurrir o regla que vosotros cumpláis a rajatabla en vuestras celebraciones no dudéis en compartirla...
Un besazo grande a todos, Luz.

4 comentarios:

  1. jolines Luz!! eres la perfecta anfitriona!!!
    Yo solo veo algunas cosas que no puedes controlar, como por ejemplo :
    - tienes que estar muy compenetrada con la otra anfitriona para adelantar faena, a mi no se me ha dado el caso, mis "ayudantas" son más de planear todo dos dias antes, y a mi me saca esto de quicio...
    -lo pesada que se pone la gente con quedarse charlando en tu cocina,¿si no vais a ayudar, que puñetas haceis aqui? jjj
    - lo dificil que es que la gente no aproveche para lanzarse puyitas, parece que algunos ya vengan con la intención de joder el dia
    Por lo demas... PERFECTO!!! sencillamente PERFECTO!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Puuufff... tienes razón, ¡¡lo de que se queden en la cocina me pone mala!! Y más porque mi cocina es enana... trajinamos mi hermana y yo y muchas veces nos estorbamos muchísimo, jejeje... ¡¡y encima la gente haciendo corrillo!! El que más me pone de los nervios... ¡¡es mi padre!! el pobre con la cosa de "¿en qué te ayudo?" está en medio y metiendo baza todo al mismo tiempo, jejeje...

      Lo de compenetrarse yo hace años que he optado por lo siguiente: si se hace en mi casa mando yo... punto redondo, jejeje... y aunque el curre es tremendo prefiero montármelo sin contar con nadie que tener "ayudantes" que ejem... sólo de nombre... y si voy a casa de mi familia.... voy de invitada... yo ayudo en lo que me pidan, pero ni organizo, ni decido ni nada de nada, jejeje... así estoy cubierta.

      Y tienes razón con lo de las puyitas... ¡¡y más en estas fechas!! La de cosas que la gente empieza a largar....

      En fin... ánimo, paciencia y sobre todo... mi nuevo mantra: NO VOY A DEJAR QUE NADIE ME AMARGUE LA FIESTA!!!
      Mil besos Toñi, Luz.

      Eliminar
  2. Respuestas
    1. Me alegro de que te guste Lidia... y espero que te sirva y te ayude.
      Un besazo, Luz.

      Eliminar