miércoles, 31 de diciembre de 2014

Orange rolls... para despedir el año y dar la bienvenida al 2015


¡¡FELIZ FIN DE AÑO Y FELIZ AÑO NUEVO!!

¡¡Hola a todos!! Como os prometí, esta será mi última entrada en el año... la última receta a compartir y un año magnífico que cerrar... esta noche celebramos un año más que termina... y con el viejo tópico de "¡¡qué rápido pasa el tiempo!!" también quiero yo felicitaros... felicitar este año que termina, en especial, para aquellos que hoy no pueden sino dar las gracias porque llegue a su fin.. a ellos sólo pedirles que guarden algún que otro recuerdo de momentos que, a pesar de todo, no hayan sido tan malos... pedirles que pongan toda su fe y esperanza en el año por venir... y sobre todo que tengan una feliz entrada en el año nuevo.



En mi caso, este año ha sido muy bueno... el primero, espero, de una racha de buenas nuevas... pero sobre todo, este año ha sido, por fin, un año tranquilo, un año positivo, un año pleno...

2014 destacará en mi casa... por ser el año en que Almu recogió su título de ingeniera y empezó a hacerse un nombre en su propio campo, el año en que mi padre y mi familia en general ha gozado de buena salud y buen ánimo... año de bodas, ¡¡cómo no!!, del milagro, gracias a Dios, de mi amiga Leti en África... un año de mucho trabajo, de toma de decisiones, de decoración y reformas... año de sentarse a pensar, de cuadrar los hombros y decidir sobre el futuro... de mirar a la vida de frente y con madurez... año de cambios pero buenos cambios, paso a paso y muchas veces cuesta arriba pero sin dejar que el vértigo nos venza y nos tire para atrás... y espero que el 2015 culmine en esa cima...

Para el 2015 sólo puedo desear más de lo mismo... tranquilidad, paz, alegría y sobre todo esperanza... esperanza en nosotros mismos... en que podemos con todo lo que nos echen, esperanza en lo que vendrá, agendas ya plagadas de planes, de proyectos de ilusiones...

Así que os deseo a todos lo mismo... y espero, que como mi abuela decía, el Año Nuevo traiga lo que cada uno más necesite.

Por mi parte... ¡¡lo que necesito es cocinar!! Jejeje... aprender, conocer, probar, experimentar... y saber... siempre saber más... He descubierto que el mundo de la cocina es tan y tan basto que por más que quiera su aprendizaje es inalcanzable... con lo que este año nuevo me propongo tener los cinco sentidos bien orientados hacía todo lo que me inspire, me conmueva, me encante y sobre todo me enseñe...

Yo os quiero enseñar hoy estos rollitos... ¡¡son sensacionales!! Si el año pasado despedí el año con unos rolls de canela y manzana... este quiero que sean más mediterráneos.. más patrios... ¡¡con naranja!!.
Los rolls, seguro que muchos ya los conocéis... son un dulce típico americano... que he leído que nació y se extendió hacía los años 20, cuando tras la Primera Guerra Mundial y el crack del 29 empezó a escasear la mantequilla, la harina refinada o el azúcar... con lo que empezaron a proliferar otro tipo de dulces.. cuya base era de bollo de pan, con rellenos dulces de frutas, mazapan o azúcar...

En USA los tradicionales son los rolls de canela... y los suelen bañar, una vez horneados en un glaseado riquísimo para conservarlos más jugosos y darles un punto extra de dulzor... porque os diré, que al igual que los bollitos de leche que conocemos aquí, la masa de los rolls no es especialmente dulce... son los rellenos y el glaseado los que le dan todo el dulzor.

 Como os decía en USA se consumen muchísimo... en las panaderías y malls, sin duda... pero también hay millones de inventos para prepararlos "caseros" polvos mágicos de esos e incluso te venden el rollo ya formado y congelado para que lo único que tengas que hacer es cortarlos del grosor que quieras y meterlos en el horno....

Finalmente los ahí que se tiran a la opción casera... como moi... ya que son muy sencillos de hacer... como toda panadería tiene sus tiempos de reposo y leudado, pero por lo demás no tienen mucho misterio y para desayuno, merienda o antojo dulce sin riquísimos!!.

Esta opción de hacerlos con naranja ha sido un acierto... la receta la saqué del blog de Laura Vitale a la que últimamente estoy esquilmando jejeje... ella, napolitana de nacimiento, añade cítricos en multitud de sus recetas, al igual que hacemos nosotros, y en este caso sustituye el relleno de canela por ralladura de naranja... que deja un olor y un sabor por toda la casa, la cocina y los bollitos... ¡¡que se te hace la boca agua!! ¿Sabéis a que saben estos bollitos? Pues a las Panteras rosas que comíamos de pequeños!!! Tal cuál...

Os voy a dejar ya con la receta.

Receta de rollitos de naranja.

Ingredientes para 16 rollitos:



1. Para la masa de rollitos:
- 1 sobre de levadura seca de panadero
- 3/4 taza de leche templada
- 1/4 taza de azúcar
- 1/4 taza de agua templada
- 1/4 cucharadita de extracto de vainilla
- 1 huevo
- 1 cucharadita de sal
- 1/4 de taza de mantequilla derretida
- 4 tazas de harina de repostería
- 1/4 taza de mantequilla derretida para pincelar los rollitos antes de hornear
2. Para el relleno: 
- 1/3 de taza de mantequilla a temperatura ambiente (fácil de untar)
- 3/4 taza de azúcar
- La ralladura de dos naranjas
3. Para el glaseado:
- 1/4 taza de queso crema a temperatura ambiente
- 1 cucharada de de mantequilla a temperatura ambiente
- 1 taza y 1/4 de azúcar glas
- 1/2 cucharadita de extracto de vainilla
- 4-5 cucharadas de zumo de naranja

Modo de hacerlo:
 1. Comenzamos activando nuestra levadura, para ello calentamos en un bol la leche y el agua 1 minuto en el microondas.
2. Una vez los líquidos templados añadimos el sobre de levadura y una cucharada del azúcar y removemos... dejamos reposar 5 minutos.
3. En un bol mezlcamos el huevo, la sal, el azúcar y la mantequilla derretida.
4. Y en otro bol bien hermoso (es el que usaremos para amasar), añadimos la harina, la leche con levadura, la vainilla y la mezcla de huevo y con ayuda de una amasadora eléctrica, con las varillas eléctricas en opción de varillas amasadoras o sencillamente con las manos mezclamos todo muy bien y amasamos a velocidad media al menos 6-8 minutos... hasta tener una masa esponjosa, seca y que no se pegue mucho a las manos.
5. Untamos un bol con un poco de aceite, incorporamos la masa a la que habremos hecho una bola y cubrimos con papel film... dejando reposar en un lugar seco y cálido, sin corrientes de aire al menos 2 horas... hasta que doble su volumen.
6. Pasado ese tiempo, sacamos la masa, la desgasamos ligeramente con las manos y la colocamos en una superficie ligeramente enharinada, donde con la ayuda de un rodillo vamos a hacer un rectángulo como de 40 cm de largo por 30 cm de ancho.
7. Una vez listo el rectángulo vamos a rellenarlo... primero untando por toda la superficie la mantequilla que teníamos reservada a temperatura ambiente.
8. A continuación TODO el azúcar... si, sé que parece una barbaridad, jejeje... pero luego en el horno se funde y carameliza y es riquísimo, hacerme caso.
9. Finalmente rallamos por encima las naranjas, de forma que quede bien extendida por toda la superficie.
10. Ahora ya lo que tenemos que hacer es enrollar por el lado horizontal y de fuera hacía adentro el rollito... pinzando el extremo final al rollito para que no se abra, y colocándole en paralelo a nosotros con el cierre hacía abajo para cortar a continuación.
11. Así, primero preparamos nuestros moldes... los americanos usan fuentes para hornos, de forma que al crecer los rollitos se juntan unos con otros y les salen unos rollitos del tamaño de puños de hombre... ¡¡gigantes!! A mí así no me gustan, jejeje... así que yo engraso con mantequilla una bandeja de muffins, cupcakes, magdalenas y allí coloco 10... los otros 6 que me salieron los puse en una bandeja de horno pequeña para que aunque se juntaran no me quedaran inmensos..., también engrasamos entonces la fuente.
12. Cortamos ahora nuestros rollitos.. para que salgan 16 vamos partiendo el rollo grande... primero en 2, luego en 4 y luego en 8... y así hasta 16 porciones, que vamos colocando en los moldes ligeramente aplanados para que se forme bien el rollito.
13. Cubrimos las fuentes con 2 toallas limpias y dejamos reposar para que la masa crezca durante 1 hora al menos.
14. Mientras precalentamos el horno a 200ºC calor arriba y abajo... y pasada la hora cojemos una de las fuentes, pincelamos con mantequilla derretida la superficie de los rollitos para que se doren bien y metemos al horno durante 20 minutos o hasta que estén dorados y la prueba del palillo salga limpia.
15. Una vez fuera del horno dejamos reposar encima de una encimera, y cuando pierdan calor sacamos de la fuente a una rejilla, que colocamos debajo de papel de horno (para que cuando glaseemos el exceso se quede en el papel y no nos ensucie toda la cocina).
16. En un bol mezclamos todos los ingredientes del glaseado salvo el zumo de naranja, y con ayuda de la batidora de varillas eléctrica mezclamos bien... a continuación vamos a aligerar la mezcla con el zumo de naranja (yo a ojo exprimí una mitad y ese es todo el zumo que usé), hasta que tengáis un glaseado cremoso y ligero pero aún así algo espeso.
17. Con los rolls aún templados vamos a verter un par de cucharadas del glaseado por encima de cada uno.
¡¡Y listo!!

Os diré que una vez hecho, o incluso una vez hayan levado por segunda vez y antes de hornear podéis congelarlos en su fuente y descongelarlos una noche para tomarlos recién hechos de desayuno al día siguiente...también aguantan 4-5 días tranquilamente sin refrigerar... aunque el bollito se va poniendo duro... pero siempre podéis darle un calentón de 30 segundos en el microondas y quedarán como recién hechos, jejeje...

En fin, creo que esta receta es un buen broche de oro para terminar el año... yo con ella os dejo y me despido... no sin antes daros las gracias a todos los que por aquí os acercáis por estar ahí, por participar en el blog y sobre todo por ayudarme a superarme cada día más y a no imponerme límites... ¡¡nos vemos en el nuevo año!!

Pdt: Para quien se lo pregunte... las preciosas pincitas de gnomos me las ha traído mi amiga María Eugenia de Bruselas... ¿son geniales o no mis amigas? Todas ellas... de mil maneras me animan muchísimo en el trabajo del blog... no paran de regalarme atrezzo, ideas, consejos y sobre todo... lo más importante... no dudan de hacer de conejillos de indias de cualquier invento que les ponga por delante... aunque claro!! en esa categoría se lleva el premio gordo mi preciosa y querida hermana... que comparte conmigo sobre todo... la mayoría de alegrías y los insufribles cabreos que me genera el blog... la cocina, la fotografía y todo este mundo en general.
Sin tí yo no habría encontrado mi camino Almu, gracias.

Me despido por fin!!!! Besazos para todos, Luz.

No hay comentarios:

Publicar un comentario