viernes, 2 de enero de 2015

Blinis caseros con ahumados...para cenas improvisadas, desayunos románticos o cualquier ocasión medio especial


¡¡Feliz Año Nuevo a todos!! hoy os escribo desde un nuevo año, desde un nuevo lugar... desde nuestro lugar... desde casa.
Ese lugar donde uno se pierde en sí mismo sin miedo, donde recupera el Norte y vuelve con los pies más firmes que nunca en el suelo, donde tengo mis raíces, mi centro y mis ancestros... donde todo cobra sentido... hoy es un nuevo comienzo... un año entero, limpio, libre de errores, de fallos, de desastres y sobre todo lleno de días que llenar, sitios a los que ir y gente que conocer.... ¡¡COMENCEMOS!!.



Hoy no quiero extenderme mucho... sólo quiero seguir compartiendo con vosotros una receta más estupenda para días feriados... días de celebraciones o invitaciones a cenar en casa... todo en uno, jejeje...
Es una receta tremendamente versátil, igual para desayuno que para cena, que un plato principal bien lucido sin ningún esfuerzo, ¡¡mis favoritos!!.

Los blinis son unas tortitas... ni más ni menos... así que ya os imaginaréis que no tienen ningún misterio ni ninguna complicación... sólo dos pequeños puntos que hacen de estos algo diferente de las tortitas.... algo, en fin... mejor, ¿porqué? Porque estos blinis quedan mucho más esponjosos y aéreos que las tortitas convencionales en las que lo que quieres es que sean porosas y absorban sirope... en estos lo que quieres es que sean ligeros pero muy esponjosos, y sirven, esencialmente, de "plato" para untar en ellos crema agria y caviar, jejeje....

Yo siempre había leído que hacer blinis era complicadísimo... que se requerían ingredientes especiales y que no merecía la pena cuando podías encontrarlos ya hechos sin mucha complicación en los sitios gourmet... donde además había opción de comprarlos más o menos pequeños... yo sin embargo después de aprender a marinar salmón, a hacer mantequilla casera (batiendo de más la nata para montar)... ejem... ¡¡pensaba que no había receta que se me resistiera!! Conclusión: me puse a investigar el tema... en concreto, un libro de cocina rusa que mi hermana tiene... a Almu le encanta la cultura rusa... como a mi madre que llegó a aprender el idioma en Canadá con una princesa zarista (mola la anécdota, ¿verdad? Mi padre siempre le pone la coletilla, sea cual sea el tema del que se trate y siempre que se menciona la palabra Rusia en una frase, jejejeje).

En fin, que en el libro ruso no me enteré de nada... los pasos, efectivamente, eran complicadísimos y pedían hasta tres tipos de harina que yo no iba a encontrar jamás... así que dejé, como tantas otras, la receta por imposible.

Pero este año ocurrió el milagro y de la mano de Laura Vitale me he atrevido a hacer infinidad de recetas que esta mujer hacía ante mis ojos sin ningún signo evidente ni de locura ni de ser especialmente rara... conclusión: si ella puede, yo también!!!!
Ella explicó, que las dos cosas más "difíciles" de la receta son: nº 1... la harina de alforfón, que si buscáis en google os aparecerá también como harina sarracena y que se encuentra SIN PROBLEMA en todos los herbolarios o supermercados de comida ecológica... otro descubrimiento para mí este año que he aprendido gracias a mi amiga Isa del trabajo que me enseña cosas interesantísimas de la alimentación ecológica.
En fin, problema uno resuelto... ¿y el segundo? Pues que el truco para hacer los blinis tan esponjosos... ¡¡es montar la clara de huevo!!!.... sin comentarios... si uno tiene un brazo, unas varillas eléctricas, y una bol.... ¡¡sabe montar la clara!! Aunque sólo sea porque lo único que hay que hacer es aguantar el tipo y dejar que la batidora trabaje!!! ¿donde está el problema?

Total... que finalmente me lancé... y preparé toda una bandeja de blinis, junto con una bandeja de distintos ahumados y una tercera con mantequilla, crema agria y encurtidos... todo como plato principal de la cena de Nochebuena a la que llegamos hartitos de comer, jejeje... ¡¡y fue un éxito!! Siempre digo que a la gente le encantan los planes en los que se montan sus propios platos a sus gustos... mi padre, por ejemplo, se dedicó a jugar a hacer banderas con el caviar y el bacalao ahumado en su blini... no os digo más, jejeje... cada uno come lo que más le gusta y en la cantidad que quiere... la bandeja de ahumados podéis comprarla tal cuál perfectamente (aunque os recomiendo mucho que marinéis vosotros mismos vuestro salmón y bacalao... es infinitamente más rico y económico), al igual que los encurtidos que se sirven en un pis-pas... por eso os digo que es una estupenda cena improvisada de última hora, un brunch romántico o familiar, y sin duda un plato 10 para aquellos que se estrenan en el mundo cocina y quieren quedar bien.... es algo exótico, jejeje, divertido, riquísimo y económico, más no se puede pedir.

Os dejo ya con la receta.

Receta de blinis caseros con ahumados.


Ingredientes para montar 12 blinis como los de la foto (tamaño tortita):

1. Para los blinis
- 2/3 de taza de harina de alforfón
- 1/2 taza de harina de repostería
- 2 yemas de huevo
- 2 claras de huevo
- 2 cucharaditas de azúcar
- 1/2 cucharadita de sal
- 1 cucharadita de levadura seca de panadería
- 2 cucharadas de mantequilla derretida
- 1 taza de leche templada

2. Para la bandeja de ahumados:
- 12 lonchas de salmón ahumado
- 6 lonchas de bacalao ahumado
- 6 lonchas de trucha ahumada
- 1 tarrito de sucedáneo de caviar
- 1 tarrito de sucedáneo de huevas de salmón
- 3 trozos generosos de mantequilla a punto de pomada
- 1 bote de créme fraîche
- cebollino picado
- pepinillos en vinagre
- cebollitas en vinagre
- gajos de limón

Modo de hacerlo:
1. Yo primero preparé las bandejas de encurtidos y las de ahumados porque prefiero que se atemperen las cosas y no salgan tremendamente frías de la nevera.
Así, coloqué en dos fuentes los ahumados... en una el salmón, el bacalao y la mitad de las huevas... y en otra más salmón (es lo que a la gente más le gusta), la trucha y la otra mitad de las huevas... y una tercera bandeja donde serví en 3 fuentes los acompañamientos: en una la mantequilla, en otra la créme fraîche y en la del medio los encurtidos, el cebollino y el limón.
2. Entonces me puse a preparar la masa de los blinis. Primero vertí la levadura en la leche templada 1 minuto en el microondas, junto con las cucharadas de azúcar.. para activar la levadura. Dejamos reposar la mezcla 5 minutos.
3. Mientras mezclamos en un bol la harina y la sal.
4. En otro bol a parte montamos las claras que habremos separado de las yemas que también reservamos a parte... tienen que quedar montadas pero no duras... sólo hasta que hagan picos.
5. Una vez hecho esto cogemos de nuevo el bol de la harina, y a este le incorporamos la mantequilla derretida, las yemas de huevo y la leche con levadura... y con ayuda de unas barillas eléctricas mezclamos bien.
6. Finalmente y con ayuda de una espátula y en varias tandas incorporamos las claras a la mezcla, integrando gradualmente y haciendo movimientos envolventes para que las claras no pierdan aire y los blinis queden bien esponjosos... veréis que la masa aumenta de volumen y se forman burbujitas por efecto del aire.
7. Dejamos reposar la masa cubierta durante una media hora... y veréis entonces que la masa ha subido de volumen y se ha vuelto esponjosa y pegajosa.
8. Las cocinamos, a continuación, igual que las tortitas, en una sartén antiadherente bien caliente, sin nada de grasa y añadiendo cucharadas de masa hasta obtener el tamaño que queramos... las mías necesitaron 2 cucharadas hermosas... dejamos 2 minutos por cada lado y vamos sacando a una fuente sin amontonarlas (yo puse dos fuentes).
9. Servimos calientes junto con los ahumados y acompañamientos... y que cada uno se monte su plato!!.

Perdonarme por no tener mejores fotos del resultado y eso... a esas alturas de la cena ya me habían quitado la cámara y mi padre me había ordenado con el ceño fruncido que empezara a comer... ¡¡hombres!! ¡¡no entienden nada!! Jejejeje...

En fin, espero que os hagáis una idea... en Internet hay unas fotos tremendamente apetecibles, jejeje... yo ya os he pasado la receta, ahora... el montaje es cosa vuestra... ¡¡ya me contaréis resultados!!.
Yo mientras voy a empezar a preparar el Roscón, jejeje... que esto es un no parar, jejeje...
Nos vemos en unos días, un besazo enorme, Luz.

1 comentario:

  1. Me encantan los blinis con cualquier cosa, enhorabuena, sigue así, un beso.
    LAS DELICIAS DE MAYTE

    ResponderEliminar