martes, 20 de enero de 2015

King cake... porque Mardi Gras es dentro de un mes y hay que ir preparándose... para Desafío en la cocina



¡¡Hola a todos!! Sí... ya sé que me adelante, jejeje... ya sé que aún queda para Carnaval... que nadie se asuste!!



Pero hoy estamos de fiesta en el blog... o más bien en los blogs que componemos Desafío en la cocina... ¡¡hoy es mardi gras!! O martes de carnaval, jejeje... fiesta por todo lo alto que celebramos con nuestros buenísimos roscos de Rey... que no Roscón de Reyes, jejejeje... que ya sé que más de uno lo está pensando.

Os confieso que al leer y hacer la receta resulta... ¡¡que sí es un Roscón!! la masa, la forma, el tema de decorarlo y esconderle un regalito... ummmm... sospechoso... sin embargo, he podido ver que hay miles de versiones (como con los roscones, jejeje), rellenos, sin rellenar, con canela, con cítricos, con glaseado, sin él... en versiones de todo tipo... rosquitas pequeñas, donuts rellenos, cupcakes... lo que quieras!!

Pero ¡¡siempre de colores y siempre festivo!! Es lo que yo llamo un postre alegre... que se come con mucho gusto y una sonrisa por toda tu coloreada cara, jejeje...


La elección de Carolina ha sido sensacional, porque además era un pastel que llevaba mucho tiempo queriendo hacer. Ya os he contado más veces (porque ya es éste el segundo año que celebramos Mardi Gras en el blog), que me encanta la ciudad de Nueva Orleans... no, no he estado nunca... pero no sé... es como esos sitios que sabes antes de ir que te van a encantar... la cultura, la gastronomía, su historia... su diversidad y su encanto, no sé... siempre me ha llamado mucho la atención, y como siempre os cuento Almu y yo tenemos una cita en Beale Street y en el Café Du Monde para comer beignets mientras miramos turistas cuando vaya a casarme... nos haremos leer las manos, pasearemos entre plantaciones, entraremos en el Bayou y comeremos toneladas de jambalaya y camarones... sino, al tiempo, jejeje...

Así que, como decía la idea me encantó, la receta... en sí misma es muy sencilla, lo que más nos ha costado a todas... (o al menos esa es la impresión que me dió en nuestro grupo de Facebook) fue preparar los azúcares tintados... pero nuestra gallega Luisa nos hizo un video explicativo y todo, para tintar los azúcares con colorantes Vahiné... de esos líquidos que compras en el súper que vienen de tres colores, azul, rojo y amarillo... pues siguiendo las instrucciones de detrás del paquete donde te dice cuantas gotas mezclar para que te salga un color determinado y añadiendo la mezcla a un tarro con un par de cucharadas de azúcar... ¡¡ya tienes los colores del carnaval!!

En fin, estoy deseando ver que preparar mis compañeras... porque ha habido muchísimo misterio, chascos, éxitos y bromas en la red a cuenta de este pastel de Rey... y sobre todo mucha preocupación y mucha energía para Carolina... que necesitamos que se nos relaje y descanse un poquito... mientras tanto María Luz ha cogido el timón y ha preparado un recopilatorio estupendo que estoy deseando ver.

Vuelvo a mi receta un momentito... y antes de contarlos cómo se hace... quería deciros que si bien muchos Kings cake van rellenos de nueces y canela... o queso crema... ¡¡o chocolate!! O he seguido mi receta y lo he dejado liso... sólo lo he tuneado hacía el lado español al ponerle una cucharada de aroma de azahar, jejeje... con más sabor a roscón imposible.
Por otra parte, la receta la he sacado de mi libro de cabecera de recetas cajunes, criollas y típicas de toda la zona de Luisiana... el libro My New Orleans del chef John Besh y del que os he hablado más veces... porque me encanta... es un libro tochísimo, completísimo y muy ameno, donde por fiestas y estaciones te desglosa toda la tradición culinaria de una zona con una cultura gastronómica bastísima. Yo lo compré hace un par de años en Amazon (mi primera compra en Amazon), por unos 20€ y ha sido una de las mejores inversiones del mundo.

Os dejo ya con la receta.

Receta de King Cake.

Ingredientes para un rosco grande (de unas 20 porciones) y 4 roscas pequeñas:
1. Para el roscón:
- 1 taza de leche templada
- 2 bolsitas de levadura seca de panadero
- 1/2 taza de azúcar
- 3 tazas y 3/4 de harina de repostería
- 1 taza de mantequilla derretida
- 5 yemas de huevo batidas
- 1 cucharada de aroma de azahar
- 1 cucharadita de ralladura de limón
- 1 cucharadita de ralladura de naranja
- 3 cucharaditas de canela
- 1/2 cucharadita de nuez moscada
2. Para el glaseado:
- 6 cucharadas de azúcar divididas en dos cucharadas por tarro (3 tarros) para los azúcares tintados
- Tintes de colores morado, verde y amarillo, o los tintes Vahiné combinados según las instrucciones del paquete
- 2 tazas de azúcar en polvo
- 1/4 taza de leche condensada
- 1 cucharada de zumo de limón
- 2 cucharadas de agua

Modo de hacerlo:
1. Lo primero que haremos será activar la levadura... para ello mezclamos en un bol mediano la leche templada 1 minuto en el microondas, junto con los sobres de levadura y un par de cucharadas del azúcar reservado para el roscón. Removemos bien y dejamos reposar hasta que empiece a burbujear la superficie.
2. En ese momento vertemos la mezcla en un bol hermoso junto al resto de ingredientes... así, el azúcar, la mantequilla derretida, las yemas batidas, el aroma de azahar, las ralladuras y especias y finalmente la harina.
3. Removemos muy bien integrando todos los ingredientes... mejor con ayuda de unas varillas para masas eléctricas... o una batidora eléctrica para que amase ella sola, al menos 10 minutos hasta tener la masa formada.
4. Enharinamos la superficie de trabajo, pasamos ahí la masa y trabajamos con las manos hasta tener una masa consistente, homogénea y elástica... pero sin pegarse en las manos.
5. A continuación formamos con ella una bola, que colocamos en un bol hermoso ligeramente aceitado, cubrimos la bola con papel film, no muy prieto para que la masa pueda subir... y dejamos reposar 2 horas, o hasta que haya doblado su volumen.
6. Pasado ese tiempo sacamos la bola del bol, desgasificándola en el proceso y dividiendo en 3 porciones... cada porción la amasaremos formando una tira alargada con cada porción... de unos 40 cm de larga... así con cada una (como a mí me sobró masa de cada porción, luego amasé 4 bolitas, las hice un agujero en el centro... ¡¡y me salieron 4 roscos más pequeñitos!!).
7. Con nuestras tiras alargadas vamos a hacer una trenza, así trenzamos las tres porciones de masa, cerremos en el final y hacemos con ella el roscón, ocultando el cierre metiéndolo por abajo.
8. Colocamos el rosco trenzado encima de una bandeja de horno cubierta con papel de hornear y ligeramente enharinada, cubrimos con un trapo y dejamos levar un par de horas más.
9. Pasado ese tiempo tendremos una corona hermosa y gigante, jejeje... que pincelamos con una mezcla de huevo y leche para que quede bien dorada y metemos al horno, precalentado a 200ºC calor arriba y abajo... bajamos la temperatura al meter el rosco a 180ºC y horneamos durante 20 minutos.
10. Una vez horneado, sacamos y dejamos enfriar en una encimera al menos 1 hora, pasado ese momento podemos decorarlo.
11. Así, para hacer nuestro glaseado mezclamos en un bol con unas varillas el azúcar glas, la leche condensada, el limón y el agua... cuando tenga consistencia cremosa pero ni muy líquida ni muy pastosa, jejeje ... podemos glasear toda la superficie del rosco... ¡¡no os cortéis luego quedará aún más jugoso y dulce!! y decorar con los azúcares que habremos teñido con antelación.


¡¡Y listo!! A mí, como veréis se me fue la mano con el azúcar y le puse mogollón!! Tanto que ahora tengo que pasar el aspirador cada día si no quiero pisar azúcar por toda la casa, jejeje!!!
Pero merece mucho la pena, sinceramente, es menos laborioso que un Roscón, resulta muy lucido... y sin ánimo de hacer traición a la patria a nosotras nos ha gustado más... creo que el glaseado lo hace más dulce y sobre todo permite que se seque menos y quede más rico... no sé... pero la verdad es que el resultado ha sido magnífico!!!

Aquí os dejo...en unos días volvemos con más retos, recetas e historias. Mil besos, Luz.

5 comentarios:

  1. Ha costado verlo, pero ha merecido la pena, te ha quedado fantastico. Me encanta el color lila como lo has conseguido. Yo he tenido que esconder el azucar, sino estaria como tu...

    Besos

    ResponderEliminar
  2. Te ha quedado estupendo!! este desafio me ha encantado, es muy rico y vistoso! Bs.

    ResponderEliminar
  3. Te ha quedado muy bonito y se ve muy esponjoso!!!
    Besos

    ResponderEliminar
  4. Que vistoso y rico este desafíoo me encanta bst guapa

    ResponderEliminar