jueves, 29 de enero de 2015

Pan Tigre... para Bake the world



¡¡Buen día a todos!! ¡¡Y feliz jueves!! Como os comenté la semana pasada tenemos semana movida, de retos, de propuestas y de recetas chulas, ¿verdad? ¡¡me encantan los retos!! Es verdad que luego me agobia el calendario de publicación, con tantas recetas tan seguidas y solapadas... pero oye... poco a poco jejeje...



El reto de hoy es de mis favoritos... sé que digo eso de todos, jejeje... pero por eso me apunto a ellos... jejeje... ¡¡me encantan!! Cada uno me aporta algo distinto, pero sobre todo me enseñan muchísimo sobre cocina, me animan a ser creativa y sobre todo me demuestran que puedo hacer cosas que de otra manera ni se me pasaría por la cabeza hacer... en este último campo está el pan... ahora está tan de moda hacer pan que cada vez que alguien me pregunta si yo hago y matizo que no todos los días... automáticamente me preguntan la marca de mi panificadora, jejeje....

Como os decía no hago pan todos los días... porque cuando hago aprovecho y hago un poco más de cantidad, luego hago rebanadas y congelo... así tengo para días y días pan casero, jejeje... la cuestión es que a pesar de estar de moda, de tener mucho material a nuestro alcance (cuando empecé a hacer pan, hace unos 4 años o así... sólo podías comprar productos panarras en Amazon y en Comercial Minguez) y de encontrar recetas a troche y moche... ponerse manos a la obra y que salga algo medianamente parecido a un pan comestible, formado y rico... ya es otra historia.
En el pan, como en la mayor parte de cosas de la vida la práctica es el secreto, la constancia, las ganas y el interés por aprender, repetir y corregir errores... por eso estos retos panarras mensuales me encantan... porque me enseñan muchísimo y me ayudan no sólo a hacer mejor pan sino a probar recetas que, de otra manera, ni se me ocurriría intentar...

En este caso Clara y Virginia, de Bake the world nos invitaron a preparar un Pan Tigre, un pan no se sabe si holandés, belga o británico... exportado a Norteamérica y que tiene una característica pseu-corteza que al tostarse y cuartearse le da el nombre de pan tigre o pan jirafa, como he visto que también lo llamaban.
Y digo pseudo-corteza porque en realidad ese craquelado no lo forma el pan per-se... ni se hace con la corteza del pan, sino que esas "rayas" las forma una masilla hecha con harina de arroz y que se pincela al final del leudado del pan... esa es la pseudo-corteza.

Me ha encantado este pan!! Ligero, con bien de miga, miga bien prieta jejeje..., poca corteza y un sabor ligero y suave. Un pan muy recomendable... a mí, con la receta que hice y que copié a Sonia de L´Exquisit me salieron dos barras bien hermosas que como os he contado rebané y tengo bien congeladas... la primera no me salió muy atigrada... creo que, por un lado no le puse demasiado pringue de harina de arroz por encima... y por otro, el horno no debía estar lo suficientemente caliente... porque el segundo con la cosa de gastar la mezcla de harina de arroz le puse una capa generosa que además reposó durante 20 minutos (lo que tardó en cocerse el otro pan) y a la hora de cocer el horno estaba a todo gas... así que esa es mi recomendación... no seáis roñosos ni con el untado final ni con la temperatura de vuestro horno si queréis unas rayas definidas, jejeje.

Os dejo ya con la receta.

Receta de pan tigre.

Ingredientes para 2 barras hermosas:
- 750 gramos harina de repostería
- 12 gramos de sal
- 9 gramos de azúcar
- 15 gramos de leche
- 15 gramos de levadura seca de panadería
- 38 gramos de mantequilla a temperatura ambiente (o pomada)
- 430 ml de agua templada
* Para la mezcla de harina de arroz:
- 25 gramos de harina de arroz
- 25 ml de agua
- 2 gramos de aceite de oliva
- 3 gramos de azúcar
- 1 gramos de sal
- 1 gramo de levadura seca de panadero

Modo de hacerlo:
1. Lo primero que tenemos que hacer es preparar la mezcla de harina de arroz. Para ello mezclamos todos los ingredientes en un bol... veréis que queda como una masilla, la cubrimos con un trapo limpio y la dejamos reposar durante todo el tiempo que nos lleve preparar el pan.
2. A continuación comenzamos con el pan.... para ello mezclamos primero el agua templada con la levadura seca y el azúcar, y dejamos reposar hasta que veamos que la levadura se ha activado y empieza a formar burbujas en los bordes del recipiente.
3. Pasamos ahora a mezclar la sal y la harina en un bol hermoso y hondo, a continuación incorporamos la mantequilla, la leche y la mezcla de agua y levadura.
4. Y con la ayuda de unas varillas eléctricas con varillas de amasado o simplemente con las manos mezclamos bien todos los ingredientes hasta tener una mezcla bien homogénea y consistente.
5. Pasamos a la encimera ligeramente enharinada para amasar la mezcla hasta formar una bola, que colocamos en un bol engrasado y cubrimos con papel film.
6. Dejamos reposar la masa durante 1 hora, veréis que habrá doblado su tamaño.
7. En ese momento destapamos el bol, sacamos el aire a la masa y la volvemos a llevar a la encimera donde, con ayuda de un rodillo formamos un rectángulo, cuyo grosor de la masa será de 0.5 cm. Enrollamos la masa por el lado más largo y cortamos en dos partes, ya que sale una barra gigante. Remetemos los bordes y colocamos cada barra en una bandeja de horno cubierta con papel de hornear. Tapamos las barras y dejamos reposar 40 minutos en un lugar seco y templado.
8. Ponemos a precalentar nuestro horno a 200ºC y pasado el tiempo de leudado y antes de hornear pincelamos con generosidad las barras, que quede una capa gordita de la mezcla de harina de arroz por encima... y dejamos que repose el pan así con la masilla de arroz durante al menos 20 minutos para que se seque encima del pan.
9. Metemos entonces en el horno y dejamos cocer el pan durante 20-25 minutos.
10. Sacamos a enfriar a una rejilla hasta que se enfríe y ¡¡listo!!

Como veis es un pan muy sencillo de hacer, no tiene un tiempo muy largo de levado y el acabado es muy chulo... ideal para tostadas, para bocadillos y para comer tranquilamente a mordiscos, jejeje...
En unos días nos volvemos a ver... yo por hoy me despido, un besazo, Luz.

3 comentarios:

  1. Que bien te ha quedado, yo no encontre la harina de arroz y me tuve que conformar con hacerla yo misma y el resultado no ha sido el esperado, pero por lo menos lo he intentado.

    Seguro que tenia un sabor riquisimo. Besos

    ResponderEliminar
  2. Luz, hemos seguido la misma receta, pero en mi caso hice una súperbarra gigante y no una porque repetí la jugada. Todavía no se por qué, pero el pan se me abría por una "raya" más de la cuenta. Aún así coincido contigo, más cantidad y rebanadas al congelador, que los desayunos así son deliciosos.

    Bss

    Elena

    P. D. ¿El de cocinas del mundo también te gusta no ? ;)

    ResponderEliminar
  3. Un pan super original. Pena que no me diera tiempo para hacerlo. Un besote!

    ResponderEliminar