miércoles, 1 de abril de 2015

Pizza de boletus y trufa ... para esos momentos que te cambian la vida


¡¡Hola a todos!! Y como quien no quiere la cosa ya nos hemos plantado en el miércoles... ¡¡miércoles de víspera de vacaciones!! yuuujjjuuuu!!!





Ummm... ando con unas ganas locas de desconectar, descansar, tomar el solito (en la medida en que en el Norte se toma el sol, ejem.... sabiendo que no te vas a tostar ni un poquito, jejeje), pasear por la playa y sobre todo tengo ganas de celebrar!!!!

Llevo ya dos meses dándoos largas, sobre cambios, sobre proyectos, sobre cuestiones que me tienen loca y con el blog patas arriba... que en esto de dejarle solo por su cuenta aún es muy adolescente y como le deje solo se mete en cada una!!! Jjejeje...

Finalmente he terminado una etapa de mi vida, he concluido un periodo muy satisfactorio, interesante y de gran crecimiento personal para mí, que, por otra parte, me ha hecho estar muy cansada, insatisfecha, triste y sobre todo muy infeliz en un momento de mi vida, que por otra parte me ha enseñado muchísimo de mí misma, de mis motivaciones, mis sueños y sobre todo los pilares que constituyen mi vida y que no han flaqueado ni un poquito... mi propia fortaleza, mi fe y mi increíble familia, mi puntal más precioso.


Llevo meses y meses disgustada, cada vez más estresada, gruñona y antipática y finalmente dí con la clave... ¡¡no me gustaba nada donde estaba ni hacía donde me dirigía!! Finalmente, y no sin muchísimo esfuerzo, mucha planificación y la zancadilla final que te indica el cuando ayer terminé el trabajo que hasta ahora venía desempeñando y no sin cierto vértigo os cuento que hoy ya no soy abogada, jejeje... o al menos ya no ejerzo como tal.

He dado un salto de fe, he creído en mí misma, y he hecho realidad un sueño... por ahora, y hasta que los proyectos que tengo en marcha no sean más tangibles... ¡¡que podáis verlos vaya!! no quiero desvelar mucho... pero todo tiene un mismo tema: la cocina, sip... mis proyectos profesionales futuros, van encaminados a la cocina profesional, un camino que hace 10 años, cuando empecé mi andadura laboral ni me hubiera imaginado y que hoy, como os decía, es un sueño hecho realidad, una vocación que me hace muy feliz y un proyecto de futuro que ya se destaca viable y lleno de sorpresas.

Apuufff.... apufff... ¡no sabéis que difícil es ponerlo por escrito!! contárselo a la gente y ver sus reacciones, jejeje.... por ahora, si os soy sincera, las opiniones de la gente han ido desde: "¡¡y ya estabas tardando!!" "ya era hora", pasando por "ya suponíamos que nos ibas a decir eso" "adelante y a por todas" hasta llegar a consejos muy útiles, ideas muy chulas que pienso poner en práctica y sobre todo mucho cariño y ánimo.

Como os decía, conforme vaya soldando las piezas de mis planes, a lo largo del próximo trimestre os hiré actualizando novedades, por ahora uno de mis objetivos es seguir publicando en el blog, que con todo el lío de la "transición" en el despacho y al hilo de dejarlo todo organizado he tenido tremendamente abandonado... tranquilos ¡¡estoy de vuelta!!.

Y con una receta de campeonato!! ¿o no? esta pizza, que por cierto quería publicar en esas recetas sanvalentineras de cine que se me quedaron por el camino y que iré retomando poco a poco, es una "imitación" de la fantástica pizza que preparan en "El Columpio" un local que han inaugurado en mi barrio, el barrio de Chamberí, hace escasos 4 meses y que ya he ido otras 4... ¡¡me gusta muchísimo!! Acogedor, desenfadado, con un trato buenísimo y un ambiente muy hogareño... de los de comidas eternas de charla y buen ambiente. Os hablaré mas de él con una recomendación en condiciones, pero por ahora os diré que lo que más me gusta de su carta es esta pizza... de esas que yo digo que son para jugártela en serio, 4 ingredientes.... con lo que más vale que estos sean buenísimos, que la pizza sea rica y que el precio sea ajustado... o ya has perdido un cliente.

Pues bien, en estos meses de tantas decisiones, reuniones, nervios y tanto lío esta pizza y "El Columpio" han sido mis talismanes de la suerte, jejeje... por un lado porque un par de reuniones importantes las tuve allí, directamente... llevando a mi terreno conversaciones de esas que te atoran la garganta, pero que ayuda encontrarse en un sitio en el que te sientes a gusto. Curiosamente, además, en esos momentos también pedimos esta pizza, jejeje... además de haber hablado de ella en nuevas charlas complicadas y finalmente haberla preparado yo misma en casa en otra reunión para lo que acabó siendo una celebración con mis amigos cuando les conté mis nuevos planes.

Así que con el espíritu por las nubes y esta receta que os aseguro es un 10 absoluto celebro también con vosotros esta nueva etapa, este sueño hecho realidad y lo que espero sea una exitosa empresa.

Os dejo ya con la receta, en la que como os decía, la clave más absoluta está en la calidad de los ingredientes.

Receta de pizza de boletus y trufa.


Ingredientes para 1 pizza del tamaño de la bandeja de tu horno.
1. Para la masa, con estas cantidades salen 4 pizzas del tamaño de la bandeja del horno que con toda tranquilidad podéis congelar una vez haya levado de forma que tengáis masa hecha para cuando queráis.
(Esta receta de masa es infalible... buenísima, sencilla y ¡¡sale siempre!!, la receta original es del blog de Laura Vitale, podéis ver su video sobre como la hace y su técnica para estirar la masa que a mí me ha enseñado muchísimo):
- 3 tazas y media de harina de reposteria
- 2 cucharaditas de sal
- 1 cucharadita de azúcar
- 2 cucharadas de aceite de oliva
- 1 taza y media de agua templada 1 minuto en el microondas
- 1 sobre de levadura seca de panadero

2. Para la pizza:
- 1 puñado de queso mozzarela rallado
- 2 cucharadas de queso parmesano rallado
- 1 trufa hermosa, de la mejor calidad que podáis encontrar (yo la compré en la sección gourmet de El Corte Inglés, donde vienen en un frasquito en su propio jugo)
- Un puñado de boletus deshidratadas que yo tuve a remojo en agua caliente unos 30 minutos, pasados los cuales los escurrí y listas para usar (el caldito luego lo guardo para risottos y bases de guisos y le añade un sabor extra).
- Una pizca de sal trufada
- Un chorro de aceite de oliva

Modo de hacerlo:
1. Preparamos en primer lugar la masa de pizza, que luego tiene que reposar un par de horas.
2. Para ello mezclamos en primer lugar la levadura con el agua templada para que ésta active la levadura, dejamos 5 minutos y cuando se empiecen a formar burbujas en la superficie estará lista para usar.
3. Mientras mezclamos en otro bol hermoso la harina, la sal, el azúcar y finalmente el aceite.
4. Por último añadimos el agua con la levadura e integramos muy bien todos los ingredientes hasta tener una masa formada.
5. Que amasamos tranquilamente unos 10 minutos en una encimera ligeramente enharinada o con ayuda de una batidora con varillas para amasar. Tiene que quedarnos una masa ligera pero bien trabada, lisa y elástica.
6. La colocamos en un bol ligeramente engrasado con aceite, la cubrimos con un trapo o con papel film y la llevamos a un lugar cálido y seco para que leve durante unas 2 horas o hasta que doble de volumen.
7. Pasado ese tiempo la volvemos a colocar en la encimera, la desgasificamos un poco y la dividimos en 4 porciones. 1 la usaremos ahora, las otras podemos envolverlas en papel film y congelarlas para usar en otras preparaciones, para hacer bollitos de pan, otras pizzas, strombolis, o panes rellenos.
 8. Nuestra porción la vamos aplanando encima de la encimera con los dedos, hasta tener un redondel del tamaño de la palma de nuestra mano. Con ayuda del canto de una mano y girando la masa con la otra vamos a ir haciendo el borde de la pizza (os recomiendo ver el video de Laura en esta parte). Con el borde hecho y la ayuda de los dedos vamos a ir estirando la masa encima de la encimera para tener un redondel más grande... pudiendo coger la masa con los dos puños y estirarla poco a poco en plan pizzaiolo, funciona fenomenal. Eso sí, ¡¡cuidado que no se os haga una pizza gigante!! Pensar en vuestro horno y su tamaño.
9. En este momento precalentamos el horno al máximo, queremos que la temperatura sea elevada cuando metamos la pizza, y dejamos dentro la bandeja del horno para que también esté extremadamente caliente.
10. Mientras colocamos la masa en una hoja de papel para hornear, y comenzamos a montar la pizza. Primero los quesos mozzarela y parmesano, a continuación los boletus hidratados, la trufa cortada en lonchas finas y finalmente sazonamos un poquito con la sal trufada.
11. Con la pizza ya lista colocamos otra bandeja debajo del papel de hornear donde la tenemos, y con cuidado y sin sacar la bandeja del horno en ningún momento trasladamos la pizza de una bandeja a la otra, cerramos la puerta del horno, bajamos la temperatura a 200ºC y dejamos cocinar unos 10-15 minutos calor arriba y abajo hasta que veáis que la masa está cocida, el queso derretido y la casa huele toda a trufa y setas.
12. Finalmente sacamos del horno y antes de servir, y se sirve en el momento, echar un chorro de aceite de oliva crudo, no mucho... lo justo para que esté jugosa y tenga un sabor extra mediterráneo y riquísimo.


¡¡Y listo!!
Os aviso que una vez le coges el truco a esta masa las noches de viernes se convertirán en noches de pizza con amigos... salen unas 4 pizzas, y de los ingredientes que tengáis por la nevera y comidas recién hechas.... ¡¡cuidado!! Los tendréis que sacar con pala de vuestra casa, jejejee...

En fin, espero que os haya gustado la receta de hoy, os animo mucho a probarla y no dudéis en ir al Columpio a comerla también... junto con sus rabas, su tartar de atún y esas tartas ¡¡que te las comerías todas!!.

Un besazo a todos... ¡¡felices vacaciones y cuidaos mucho!! Luz.

4 comentarios:

  1. Luz, cuanto me alegro que ya hayas hecho pública tu decisión, te puedo asegurar que ni a Nieves le había contado tu secreto, jeje. Me alegro muchísimo, se que te va a ir de cine y ya estoy deseando saber más de tu proyecto. Mientras tanto cojo una porción de esta pizza, que veo que la trufa la compras en el mismo sitio que yo ;)

    Bss

    Elena

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡Millones de gracias Elena!! Pufff... me da muchísimo miedo e impresión contarlo, pero agradezco enormemente vuestras palabras de ánimo y cariño, jejejej... ¡¡me dan muchísima fuerza!!
      Por ahora voy a ver si refloto el blog, me pongo al día con entradas y comentarios jejeje... y ya os iré poniendo al día, no lo dudes.
      Curiosamente, el club del gourmet de El Corte Inglés es para mí, como otra tienda más donde hago compra... cosas como la pulpa de pimiento choricero, la sal trufada o el sirope de arce me salen muchísimo mejor de precio allí la verdad... así que hago "fondo de armario" jejeje.

      Un besazo grandísimo y disfruta de estas vacaciones!! Luz.

      Eliminar
  2. Te deseo mucha suerte en todos tus proyectos, que bonito es tener ilusion y ganas de hacer cosas nuevas, mucho ánimo y seguro que todo te saldra bien, mientras tanto quiero probar esta pizza que tiene una pinta fantastica! bicos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Viví!! Por los ánimos y el cariño.... estoy muy pero que muy contenta... ya os iré actualizando conforme todo se vaya organizando jejeje... la pizza es riquísima, sencillota, muy básica, como veras, pero no le hace falta más, te lo aseguro.
      Ya me contarás si la preparas, un besazo grande, Luz.

      Eliminar