miércoles, 20 de mayo de 2015

Charlotte cake de vainilla, lemon curd y frutos rojos... para el Tercer cumpleaños de Desafío en la Cocina



¡¡¡Hola a todos!!! Hoy estamos de cumpleaños, sip.... del cumpleaños de Desafío en la cocina que ya se está convirtiendo en todo un muchachote y sopla hoy su 3ª vela, jejeje...



Yo llevo 1 año escaso participando en el reto, ¡¡pero me lo paso pipa!! el grupo que conforma el Desafío somos un grupo de locos que a pocos a pocos y de tanto compartir son, así como sin quererlo, ya parte de nuestras familias... sip, será porque son tremendamente participativas, divertidas, inclusivas o chistosas... pero el Desafío no pasa desapercibido, y una vez que formas parte del grupo... ¡¡ya no vuelves a ser la misma!! jejeje...

Este cumpleaños a mí me pilla de morros, mosqueos y líos varios... todos esos propios de hacer muchos cambios, lanzarse a por mil cosas y llevar tu propio ritmo sin querer entender que los demás no tienen esas motivaciones que tu tienes y que ya solo por eso no se van a mover al mismo ritmo que tú... pero en fin, supongo que lo que tengo que hacer es respirar hondo, tomarme las cosas con paciencia y como me dicen los que han tenido que oír mis berrinches comprender que esta frustación y desanimo también forman parte del cambio y que a seguir dando el callo, la cara y lo que haga falta!!!

Así que a pesar de los disgustos aquí vengo con gana de fiesta y de compartir con vosotros esta preciosa tarta... la tarta que entre varias opciones bajo pistas secretas y engañosas elegimos los propios componentes del desafío y que ha sido un descubrimiento y toda una maravilla.

Se llama Charlotte cake, y, según nos explicó nuestra anfitriona Rocío el requisito fundamental era que fuera rodeada de bizcochos, ¿porqué? Porque la característica de este postre francés es hacer una tarta que esté por así decirlo envuelta en bizcocho o barquillo y rellena de crema.
He leído que se inventó por un chef francés en honor de una princesa Charlotte y que a lo largo de los años ha ido evolucionando muchísimo. Hoy puedes encontrar tropecientas recetas y modelos, todas con pinta y diseño estupendos.

Yo, la verdad, aunque es de esas recetas que ves en Pinterest o en Instagram y piensas qué cucas y bonitas, nunca había pensado en hacer una... ¡¡y es súper fácil!! Con lo lucida y rica que queda merece mucho la pena probarla en casa.
Si es cierto que yo las recetas que veía no me convencieron, así que lo que terminé por hacer es un mix de varias cosas.... por un lado seguí la receta de Jamie Oliver para la tarta en sí... una receta que publicó hace muy poquito con motivo del nacimiento de otra princesa Charlotte, ésta de Inglaterra, y que colgó en Instagram. De vainilla y lemon curd decorada con flores, muy bonita.

Así que yo me basé en su receta para hacer los bizcochos, el frosting y el montaje, después añadí la técnica de los bizcochos propios de la tarta Charlotte y finalmente la decoré con un millón y medio de frutas jejeje.... y ea, ¡¡ya tenía mi tarta!!.

Como os decía no es complicada, ni tremendamente laboriosa, los que ya dominéis la técnica de hornear bizcochos y rellenarlos esta receta es ideal para ensayarse en montaje y distribución y decoración con frosting... porque al ir rodeada de bizcochos si surgen imperfecciones no se van a ver, jejeje...

Os voy a dejar directamente con la receta, a ver qué os parece.

Receta de Charlotte cake de vainilla, lemon curd y frutos rojos.


Ingredientes para un pastel de 4 pisos y un diámetro de 20 cm:
1. Para los bizcochos (2 de 20 cm de diámetro):
- 250 gramos de mantequilla a temperatura ambiente
- 250 gramos de azúcar
- 250 gramos de harina de repostería
- 4 huevos
- 1 cucharadita de colorante amarillo (opcional)
- 2 limones
- 3 cucharadas de lemon curd
2. Para el frosting:
- 400 gramos de azúcar glas
- 150 gramos de mantequilla a temperatura ambiente
- 1 cucharadita de esencia de vainilla
- 250 gramos de queso crema
3. Decoración:
- Una docena de bizcochos de soletilla
- Frutos rojos para decorar
- Hojitas de menta

Modo de hacerlo:
1. Bizcochos.
- Comenzamos haciendo los bizcochos... para ello precalentamos el horno a 180ºC calor arriba y abajo y engrasamos dos moldes de 20 cm de diámetro con mantequilla.
- En un bol hermoso comenzamos mezclando con cuidado de que no se nos desparrame todo el azúcar y la mantequilla, hasta tener una mezcla integrada y cremosa.
- A continuación añadimos los huevos, de uno en uno conforme se vayan integrando.
- Seguimos incorporando la harina toda de una vez e integrándola con paciencia en la mezcla.
- Añadimos la ralladura de un limón y, finalmente, el colorante, esto es opcional... no le haría falta, pero si queréis acentuar el tono amarillo de la masa añadirle unas gotas, con cuidado que ya sabéis que los colorantes suelen actuar raro luego en el horno y a veces acabamos con un color horrible.
- Ahora tenemos que repartir la masa en los dos moldes, unos dos cazos de sopa en cada uno (veréis que no sobra masa extra, eso es algo que me encanta de las recetas de Jamie, ajusta tanto las cantidades que no hay que tirar nada).
- Y al horno durante 15-20 minutos, hasta que haciendo la prueba del palillo saquéis este limpio.
- Sacamos del horno y dejamos, entonces, encima de una rejilla que se nos enfríen completamente, al menos 40 minutos.
- Una vez fríos y con ayuda de un cuchillo del pan que son largos y de sierra dividimos los bizcochos en dos, asimismo, si la superficie de los bizcochos ha quedado un poco abombada recortamos el exceso para que queden con la superficie bien lisa.
2. Frosting.
- Mientras esperamos que se enfríe el bizcocho podemos ir haciendo el frosting, así luego todo será cuestión de montarla y listo!!
- Así en un bol hermoso y con la batidora de barillas comenzamos mezclando la mantequilla con el azúcar glas. Os recomiendo que tapéis el bol con un trapo y que al principio lo batáis así hasta que ambos se hayan integrado bien y no se os vaya a poner la cocina hecha un asco.
- A continuación añadimos la esencia de vainilla, el queso crema y la ralladura y el zumo de un limón, y batimos nuevamente pero sólo hasta tener el frosting bien integrado, no más o se irá poniendo cada vez más duro y pesado.
3. Montaje.
- Con los bizcochos y el frosting hechos y listos sólo nos queda montar la tarta, teniendo a mano, asímismo, el lemon curd, los bizcochos de soletilla y las frutas.
- Así comenzamos colocando una lámina de bizcocho encima de una base de tarta, añadimos 1/4 del frosting, extendemos por la superficie, añadimos, a su vez, una cucharada de lemon curd y cubrimos con la siguiente lámina de bizcocho. Hacemos así con las 4 láminas. Al llegar a la última cubrimos ya sólo con una ligera capa de frosting.
- Con la tarta montada comenzamos a decorar. Primero colocando los bizcochos. Yo, para que no me quedara muy alta los corté más o menos sobresaliendo un dedo del borde de la tarta, de forma que hiciera un poco más alto, pero que se vieran después bien las frutas.
- Para colocar los bizcochos los unté por la parte lisa con frosting y los fui pegando al lateral de la tarta, así hasta tener todo su rondó.
- A continuación decoramos con las frutas que más os gusten... yo, por estar de temporada y ser muy vistosas le puse fresas, frambuesas y cerezas y algunas hojitas de menta.

¡¡Y listo!!
Os diré que me llevó 2 horas y media tenerla lista, cunde una barbaridad y como veréis no tiene ni ingredientes raros o costosos y es apta para que la disfrute todo el mundo... ¡¡ideal para un cumpleaños!!.

Yo por hoy me despido, voy a comerme un trozo a ver si me endulzo y se aplica eso de con dulce las penas son menos penas, jejeje...
Nos vemos en unos días!!
Un besazo, Luz.

10 comentarios:

  1. Te ha quedado fenomenal y seguro que está riquísima! Me encanta la decoración con tonos rojos.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mil gracias Raquel... es lo fenomenal de estas fechas... tiene montón de frutas y opciones alegres y coloridas para decorar, ¿verdad? Mi peligro es que me dejo llevar y al final monto unos copetes tipo Carmen Miranda tremendos, jejeje...
      Un besazo, Luz.

      Eliminar
  2. Respuestas
    1. Muchas gracias!! Me alegro de que te haya gustado.
      Un besazo, Luz.

      Eliminar
  3. Muchas felicidades por estos tres años de estupendas recetas!! Con esta tarta te has superado.. Entretenida en su elaboración pero el resultado lo vale, es preciosa, y tiene que saber deliciosa. Besos,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí Joaquina!! Y lo increible es que no es nada difícil, cualquiera podría pensar que sí, pero para nada... una vez listos los bizcochos y batido el frosting todo es montar la tarta y chimpún... en un par de horas contando horno y tiempo para que enfríen los bizcochos tienes estas preciosa tarta lista.
      Me alegro de que te haya gustado.
      Un besazo grande, Luz.

      Eliminar
  4. Que chula te ha quedado!! me encanta!! Bs.

    ResponderEliminar
  5. Me gusta mucho como te ha quedado, que rica!!!
    Besos

    ResponderEliminar
  6. Oh, que bonita! Me encanta lo bien que le queda a este tipo de tarta los frutos rojos por encima!!! Y buah, el sabor tiene que ser... espectacular!Besos

    ResponderEliminar
  7. Gracias por esas palabras Luz. Leer que estás tan a gusto en el grupo nos hace muy felices.
    Ahhhhhhhh, y es verdad, a veces una desespera cuando ve que el resto del mundo no se mueve a tu ritmo, así que paciencia.
    Por cierto, la charlota, que es lo importante, te quedó preciosa y bien rica que debía estar.
    Un besazo

    ResponderEliminar