lunes, 18 de mayo de 2015

Queso labneh, queso libanés... para Cocinas del Mundo


¡¡Hola a todos!! Últimamente llego a todo lo relacionado con mi vida, fuera del trabajo, tarde, mal y de cualquier manera... en fin, voy a parar de disculparme porque, como dice la gente a mi alrededor, en el momento en que te lanzas a montar un negocio tu vida deja de ser tuya y es de todos, jejeje...



Así que estas últimas semanas ando trabajando más que nunca, disfrutando por todo muchísimo y dejando de lado cosas, que, aunque me satisfacen muchísimo, ahora mismo no puedo asumir con la dedicación que estas merecen... espero que ya que ha pasado el chaparrón inicial las cosas se asienten un poquito y pueda ir retomando el trabajo del blog que echo mucho de menos.

Ya os conté mis planes de montar una empresa de catering... y en eso estamos... solo que en mi caso eso implica reformar varias habitaciones de mi casa, incluida la cocina, comprarme un coche, hacer tropecientos papeles y quinientos cursos de finanzas, gestión y marketing digital, jejeje... con lo que ando de cabeza sin parar jejeje... en breve haré alguna que otra entrada del "making off" de Las Hermanas, que es como hemos llamado al catering y que ya es marca registrada, ¿verdad que nos pega?.

Por ahora yo no paro de cocinar... ¡¡estoy en la gloria!! Y a pesar de que Almu me echa unas broncas de órdago aún persiste el sentimiento de culpa por cobrar algo que disfruto tanto haciendo... tranquilos, se me pasará en cuanto el sr. Estado asome la cabeza pidiendo cuentas y dándome un pellizco, jejeje...

Entre todo lo que estoy cocinando no me olvido de los retos... que es lo único que cocino, a parte de los encargos del catering, fuera de cuatro cosas como gazpacho, pechuga empanada o sandwiches de queso tostado, jejeje que como os contaba el otro día toda mi inventiva e iniciativa va ahora al negocio, algo con lo que Almu, bendita sea, está bastante conforme, jejeje...

Esta semana tocan retos, sip, uno detrás de otro, que ya sabéis que una vez me entero de uno que me llame la atención es antojo garantizado... y comenzamos la semana, ¡¡aunque tendría que haber publicado ayer!! Con el reto de Cocinas del Mundo... ese que se pasea por la geografía global en función de la letra del alfabeto que toque ese mes, pues ese.

Este mes viajamos a Oriente, a Líbano, la "Suiza" de Oriente Próximo, llamado así por ser un país económicamente sostenible y poderoso... no hablamos de políticamente, porque, dado que linda al sur de sus fronteras con Israel, y que un buen número de palestinos se refugian en sus fronteras, desde los años 80 el Líbano vive un constante desequilibrio político y sobre todo una gran inestabilidad militar dados los numerosos grupos étnicos, religiosos y de intereses estratégicos en la zona que la habitan.

Si el mes pasado visitamos la también convulsa Corea, este mes seguimos al tran trán de los desarreglos políticos que tiene a la población en jaque y a las potencias poderosas contentas.

En fin, dediquémonos a hablar de cocina que es un tema neutral que da para rato, jejeje, cosa que, curiosamente, he descubierto desde mi giro profesional... si antes como abogada estaba avocada a interminables conversaciones sobre temas políticos y económicos... hoy con la cocina las conversaciones igual de fluidas pero más amenas y amables, en mi opinión.


La cocina libanesa, al igual que su país y su cultura está altamente influenciada por mil y unas corrientes, todas ellas con sabor mediterráneo, que hace de ella una cocina sabrosa en especias, rica en diversidad y sobre todo muy apetecible en cuanto a su variedad.

Yo he sido una vaga total y me he decantado por una receta a la que había echado el ojo hace mucho tiempo... el queso labneh... un queso cuya fabricación tradicional es casera, hecha directamente con leche de vaca, oveja o cabra y cuyo único paso para su elaboración es dejar escurrir la leche cuajada para eliminar el agua que esta contiene.... ¡¡y punto final!! Jejeje... así que para los amantes de los quesos, de los quesos cremosos y de probar todo tipo de inventos esta es vuestra receta.

Yo me decanté por seguir la receta de Food and Cook... ¡¡me chifla su blog y sus recetas!! Siempre salen, las explica de una forma clara y sencilla y sus fotos y estéticas me encantan...

Os dejo con mi receta, espero sinceramente que le deis una oportunidad porque no puede estar más bueno.

Receta de queso labneh.

Ingredientes para una bola hermosa de queso:
- 1 kilo de yogur griego (procurad que sea de buena calidad y con bien de materia grasa)
- 1 cucharadita de sal
- Un buen chorro de un rico aceite de oliva
- Aceitunas a vuestro gusto
- Una pizca de pimentón dulce
- Hierbas aromáticas frescas,.. yo puse perejil, menta y albahaca, era lo que tenía a mano

Modo de hacerlo:
1. Mezclamos en un bol hermoso todos los yogures y la cucharadita de sal.
2. Colocamos en otro bol grande un trapo de algodón limpio bien extendido, y sobre éste vertemos el yogur.
3. Con cuidado hacemos un hatillo con el trapo, recogiendo todos los bordes del mismo y atándolo bien fuerte con una cuerda que colgaremos, a su vez de un gancho o similar... de forma que el hatillo quede suspendido al menos 10 cm por encima del bol que dejaremos para que contenga el líquido que escurrirá del yogur.
Yo me ayudé del pasador de la ventana de la cocina que tengo sobre la encimera... colgué allí el hatillo y lo dejé que escurriera, pero vale cualquier otro gancho o similar que tengáis a mano, el tirador de un armario, si tenéis algún gancho para colgar cuchillos o la barra de la cocina... no sé, lo que tengáis por casa.
4. Y dejamos escurrir tranquilamente sin hacerle ni caso al menos 12 horas o más... dependerá de la consistencia que queráis para vuestro queso, a las 12 horas será un queso cremoso... yo lo dejé unas 18 horas (noche de por medio) y ya veis la consistencia que tiene... sólido pero fácil de extender.
5. Pasado el tiempo lo sacamos con cuidado del trapo, lo colocamos en un bol y lo guarnecemos con aceite de oliva, especias, hierbas aromáticas y aceitunas o frutos secos... ¡¡lo que más os guste!!

Y punto final... es una receta sencillísima, ¿verdad? Lo peor, sinceramente, es el tema gancho, ¿verdad? jejeje... pero todo es buscarse un poco la vida y tener gana de probarlo, os aseguro que os sorprenderá y os encantará haber hecho vuestro propio queso casero.

Yo aquí me despido hasta dentro de un par de días con nuevo reto... por ahora voy a disfrutar del recorrido por el Líbano con mis compañeras de reto... ¡¡a ver a donde viajamos el mes que viene!! ¡¡por favor que no sea un país en guerra!! ¡¡Toca la M, por cierto!! A ver si adivináis.

Muchos besos, Luz.

10 comentarios:

  1. Muy bien presentado ese queso casero, me gusta que algo tan aparentemente sencillo quede tan bien, oye y mucha suerte en tu nueva vida de autónoma ;) que disfrutes mucho que es lo importante.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mil gracias José!!!
      En cuanto al queso... ¿verdad que es sorprendente? Coincido contigo... y te aseguro que está muy bueno... tipo queso cremoso pero con el sabor bien acentuado del yogur bien equilibrado con el puntillo salado.
      Y gracias también por tus buenos deseos, ya os iré contando, por ahora, como os decía, voy andando sobre nubes con cara de tonta, jejeje...
      Mil besos, Luz.

      Eliminar
  2. Un plato súper fresco para estos días de calores, lo que tengo es que comprar el trapo de algodón grande y no se de que tipo servirá. Yo había pensado en una gasa grande, pero ni idea si se venden todavía. Esta tarde me voy al Carrefour y veo a ver que encuentro.

    Bss

    Elena

    P.D. Gracias por participar aunque sea a la carrera ,)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya sabes que me chifla participar Elena, me gustaría ser más constante, eso sí... a ver si termino de pillar el punto al horario y puedo encajar todo tranquilamente, jejeje...
      Respecto al trapo de algodón: TRUCO: Compra un paño de cocina de algodón en los chinos!!! Es donde más fácilmente vas a encontrarlo, yo luego, cuando los compro para usarlos para cocinar (cubrir panes, secar verduras y demás) los lavo en un barreño en casa con dos gotas de jabón para manos y ¡¡a usar!! Si luego tengo que tirarlos (como me pasó con este del queso) no me duele ni en el alma ni en el bolsillo, jejeje...

      Ya me contarás tu experiencia... mil besos, Luz.

      Eliminar
  3. Ya te incluyo, cojo el enlace yo misma. Ya nos iras contando que tal va el negocio, desde aqui un monton de suerte !!!!!
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡Millones de gracias Teresa!! Y perdona por ser la manzana de la discordia, jejeje...
      Y tranquila, os hartaréis de saber del catering, los cursos y toda la que tengo montada, jejeje... eso será inevitable, jejeje...
      Un besuco enorme, Luz.

      Eliminar
  4. Respuestas
    1. Me alegro de que os guste chicas... un besazo grande, Luz.

      Eliminar
  5. jejejeje.... pues me encanta estas recetas de "vagas", me dan ganas de coger tenedor y dar una pinchada!!
    Besos y nos vemos en Madagascar!!
    Nieves

    ResponderEliminar