viernes, 22 de mayo de 2015

Salsa de mango y aguacate... para el reto Color y sabor de temporada


¡¡Hola a todos!! ¡Y feliz viernes! Ummm... parece que el tiempo vuelve a templarse... ¡¡y menos mal!! Ayer me pasé media hora discutiendo con mi abuelo sobre el tiempo... yo le decía que este frío a finales de mayo no me parece normal, y él, con la sabiduría de un señor de 90 años, no paraba de repetir que lo que no es normal son 40º C a la sombra a mediados de mayo, jejeje...
La cuestión, como yo le decía es que todos habíamos pasado ya la astemia primaveral, la aclimatación al calor, el cambio de armario (igual o más importante que todo lo anterior, jejeje) y que ahora a cuento de qué volvíamos a tener que sacar los chaquetones... y su respuesta empezaba con "allá en mi época..." que yo siempre me pregunto... ¿y qué época es esa? ¿cuando tenía 20, 40 o 60 años? ¿esta no es su época entonces?... en fin, después de hacernos de rabiar 20 minutos llegamos a la conclusión de que yo ya había cojido trancazo gracias a las corrientes que hay en mi casa y a estos soles que aportan luz y no calor...

Así que hoy, pertrechada de chaquetón, calcetines y culdina os escribo esta receta veraniega, jejeje... hoy tenemos reto, el reto Color y sabor de temporada, un reto que cumple su primer año de vida y en el que he participado con muchísimo gusto gracias a las elecciones de Pilar, que siempre me llamaban la atención sobre ingredientes, bien una fruta o una verdura, que yo consumo a diario.

A lo largo del año hemos compartido recetas muy diversas, dulces y saladas... desde ese banana split, pasando por las croquetas de níscalos, el borsch o la sopa de melón... ¿qué más?... ¡¡ah sí!! los bellini de granada o las berenjenas a la parmesana... todas recetas llenas de color, riquísimas, y con un ingrediente de temporada como protagonista.

Pues este mes teníamos otras dos opciones... la calabaza o el aguacate... y aunque la calabaza me gusta mucho y en invierno comemos muchísima crema de calabaza, reconozco que mi favorito entre los dos es sin duda el aguacate... ¡¡la mantequilla vegetal!! como muchos la llaman.

¡¡Qué rico es un buen aguacate!! Pero, os diré, que el truco para tener un buen aguacate es ni más ni menos que tener (salvo el caso de que tengáis vuestro propio árbol) un buen frutero.... como os lo digo!!
Un buen frutero, uno con el que te lleves bien, cuando le pidas un aguacate te preguntará para cuando quieres tomarlo, te contará si los que tiene son buenos o no tan buenos y te dirá cuántos días te va a aguantar... esto es como todo, un buen frutero es un tesoro.
Porque en el caso del aguacate, como en el de la piña, los melocotones o el melón, o tú sabes muchísimo o necesitas tener a alguien que te asesore si no quieres llegar a casa con una caca de la vaca bajo el brazo.

Y un aguacate malo, negruzco o insípido es una caca de la vaca... y de vaca lujosa, además, que los aguacates no suelen estar de oferta, si os dais cuenta... así que os aconsejo mucho que si queréis un buen, rico, carnoso, sabroso y bien verde aguacate os hagáis amigo de vuestro frutero, jejeje....

Pasando ya a la receta en sí que he preparado ... esta receta que he llamado salsa y que más parece una ensalada, ¿verdad?... bueno, ¡¡pues es para comer a cucharadas!! Yo la descubrí el año pasado para mi celebración de cumpleaños... entre las recetas de Martha Stewart, of course.
Es una salsa porque lo típico es servirla por encima o acompañando a un filete de ternera, una pechuga de pollo o una rodaja de atún a la plancha... es como una guarnición para un segundo.

Es muy rica, fresca, dulce y el contraste entre el mango dulce, el aguacate sabroso y la cebolla picante.... ¡¡ummmm!! si además lo aliñas con zumo de lima... ¡¡para qué quieres más!!.
Yo la preparé millones de veces el verano pasado, siempre que hacía barbacoa, apetece algo así... salado pero fresco y de muy fácil digestión... cuando hice reuniones familiares con muchos platos también preparé esta salsa... y en casa muchas veces como acompañamiento de los platos que os he dicho... y este año vamos por el mismo camino, la verdad.

Es de esas recetas que no cansan, y junto a la ensalada de sandía, kalamatas y feta que fueron ambas descubrimientos del año pasado tengo mi tandem perfecto para todas las cenas veraniegas...
Me gusta además mucho eso de hacer recetas saladas con frutas... creo, sinceramente, que yo como mucha más fruta de esta manera que como postre... gazpacho de cerezas, ensalada con melocotones a la parrilla, ensalada con pollo empanado y manzana, compota de manzana con los asados, sopa de melón... ¡¡y la repera!! Me gusta mucho el contraste dulce-salado, y lo bien que casan ambos sabores juntos.

En fin, no me enrollo más y os dejo con la receta que además es sencillísima, os animo mucho a probarla y que me contéis vuestras impresiones... una recomendación, eso sí... la salsa, al llevar aguacate, es mejor prepararla en el último minuto para que no ennegrezca todo el plato. Además, os recomiendo que la fruta no esté muy-muy madura o en vez de salsa será puré, cuidado con eso.

Receta de salsa de mango y aguacate.

Ingredientes para una guarnición para 6 personas:
- 1 aguacate maduro
- 1 mango maduro
- 1/2 cebolla morada
- 1 puñado de cilantro fresco si disponéis de él
- 3 cucharadas de aceite de oliva
- zumo de 1 lima
- sal

Modo de hacerlo:
1. Pelamos y cortamos en trozos menudos y más o menos iguales el mango y el aguacate.
2. A continuación picamos muy menuda la cebolla morada, que podéis dejar a remojo en un bol con un puñado grande de sal y cubierta de vinagre unos 10 minutos para que pierda el intenso sabor de la cebolla.
3. Y ya terminamos, jejeje... porque sólo nos queda por emplatar, el mango, el aguacate, la cebolla, el cilantro picado fino.
4. Vertemos por encima el aliño que hemos preparado en un bol aparte mezclando aceite, zumo de lima y sal al gusto.
5. Removemos ligeramente la salsa para que no se nos deshagan el mango y el aguacate y listo para servir.

Como veis otra receta ideal para la primavera-verano... 100% fácil, 100% instantánea y 100% buenísima, jejeje...
Ya me diréis si os animáis a probarla.... yo ya os aviso que este verano estoy especialmente vaga, y que las recetas que voy a subir siguen la tónica de rápido, fácil, fresco y apetecible...
Un besazo gordo a todos, Luz.

5 comentarios:

  1. Mmmm que salsa mas deliciosa!!!Me la guardo sin duda para este verano que suena genial!!
    Besotes guapa!

    ResponderEliminar
  2. Ohhhhhhhh, que buena y colorida salsa!!!! Así da gusto!!!!

    Un besito,
    Sandra von Cake

    ResponderEliminar
  3. Pero que combinacion mas maravillosa! felicidades

    ResponderEliminar
  4. hola!! vengo a ver la salsa tan buena que seguro es una explosión de sabores, entre lo dulce y picante.. y el cítrico, me ha gustado mucho a combinación, beso!

    ResponderEliminar
  5. Un contraste de sabores de lujo!!! Esto sí que es poner #ColorYSabor :)

    ResponderEliminar