jueves, 18 de junio de 2015

Leche merengada ... la bebida madrileña por excelencia ... para el 8ª Reto de la Marquesa de Parabere


¡Hola de nuevo! Hoy estoy de celebración... de celebración de muchas cosas... para empezar, ¡¡mi hermana Almu cumple hoy 31 años!! Así que tendremos día grande aquí en casa de la mañana a la noche... ¡¡con 2 tartas!! que vamos a preparar hoy para ella... ¡no os digo más! jejeje...




Por otro lado hoy es día de reto, del reto de la Marquesa de Parabere al que voy y vengo más de lo que quisiera por temas de tiempo. Ya conocéis todos lo que me gustan las recetas de Doña María, señora de Bilbao que ni era marquesa ni era noble de ningún tipo pero que era una cocinera de aúpa.
Su recetario ha sido libro de cabecera para miles de familias españolas, y yo en mi casa, a falta de uno tengo ¡¡3 ejemplares!! que cada año mi abuela, en los Reyes, no acordándose de que me había regalado el anterior encargaba a sus Majestades de nuevo este recetario... jejeje....



Yo lo uso muchísimo, aunque sea para aprender técnicas, recetas de las de antes y conocer las partes del animal, las dependencias de una cocina del siglo XIX o cómo desplumar un pollo.
En esta edición, nuestra anfitriona, Estela, nos ha propuesto hasta 5 recetas de la Marquesa... todas con sabor a verano, fresquitas y fáciles entre las que elegir.



Pero nosotras leímos leche merengada y ya no bajamos de ahí, jejeje... ¡¡nos encanta la leche merengada!! En fin, por algo somos madrileñas, ¿no? .... además, Almu y yo, ahí donde nos veis hemos tomado mucha leche merengada, jejeje... cuando era pequeña tuve que pasar muchísimas horas en la consulta de un ortopedista que había en la zona de la plaza de Jacinto Benavente, y mi padre a la salida y como "premio" por aguantar bien formalitas esas consultas siempre nos llevaba a merendar a "la Suiza" un café bien castizo en la calle de la Cruz, en la esquina con la Carrera de San Jerónimo donde había una barra altísima, un camarero de los de antes que te conocía aunque hubieran pasado meses y unas copas altas y llenas de leche merengada bien sazonada con canela... ¡¡qué rica!!.

No sé si la Suiza seguirá abierta, pero yo ya hace algunos años que de vez en cuando hago leche merengada en casa, resulta muy sencilla de hacer y es muy rica, ¡¡aah y por supuesto con la receta de la marquesa!! Os voy a enseñar cómo.

Receta de leche merengada.
- ¡¡Un consejo importante antes que nada!! La leche merengada, lleva, de ahí su nombre de merengada, claras de huevo crudas... que se montan y se añaden a la leche cocida... así que mucho cuidado con el huevo crudo, cuidado si la tomáis fuera de casa preguntar en el establecimiento cuando la hicieron y qué controles de seguridad alimentaria tienen, en casa también con precaución y siempre todo en la nevera... y consumiendo en el día, a ser posible.



Ingredientes para 1 litro de leche merengada.
- 1 litro de leche
- 150 gramos de azúcar
- Un trozo de corteza de limón
- 1/2 barrita de canela
- 2 claras de huevo
- 1/2 cucharadita de cremor tártaro para fijar las claras
- Canela en polvo para decorar

Modo de hacerlo:
1. Lo primero que haremos será poner en un cazo la leche, junto con el azúcar, la cáscara de limón y la ramita de canela. Llevamos al fuego y dejamos que la leche hierva un par de minutos.
2. Pasado ese tiempo vertemos en un bol que colocamos sobre otro bol lleno de hielos y dejamos que la mezcla se enfríe bien.
3. Una vez la leche fría y con ayuda de una batidora de varillas vamos a montar las claras, añadiendo una pizca de cremor tártaro cuando empiecen a montar para que se solidifiquen bien.
4. Cuando estén montadas mezclamos con la leche, poco a poco y procurando que ésta última no nos baje las claras montadas y servimos bien fría en unas bonitas copas o vasos con unas pajitas y bien de canela molida por encima.


¡¡Ummm!! Es tremendamente rica y refrescante, calórica, no digo yo que no... pero entre la leche merengada y la horchata valenciana los madrileños han pasado muchos veranos a la sombra en las terrazas del paseo de Recoletos, jejeje...

Os mando un beso gordo y nos vemos en un par de días, Luz.

No hay comentarios:

Publicar un comentario