lunes, 20 de julio de 2015

Black and blue steaks, filetes marinados a la barbacoa


¡¡Buen día de lunes!! Empezamos una nueva semana y ya queda muy poquito para que casi todos huyamos de la ciudad, del abrasador calor urbano y sobre todo huyamos a playas... más o menos lejanas, jejeje... pero de esas en las que sí o sí corre la brisa marina, que es lo que importa, ¿o no?.

Pues eso... mientras tanto hay que disfrutar, más aún si cabe del verano urbano, de ese verano de dormir sin sábana, beber litros y litros de gazpacho y café y apiñarse debajo del aire acondicionado cada vez que entramos en una tienda, jejeje...
También hay cosas que me encanta hacer en los meses de verano en Madrid... comidas en casa Mingo, el cine de verano, las tardes de libro con tu café fresquito al lado, las visitas a la piscina de tu amiga donde pasarte tirado el día al sol... ¡¡y las barbacoas urbanas!!
Sí señor!! Nada de bichos, nada de peligro de que salte una chispa y prendas un bosque, nada de comer la comida bajo el ardiente solazo y nada de acabar todos bien contentos al primer vaso de sangría, que con los calores se te sube en un pis-pas a la cabeza, jejeje... todo eso te lo ahorras con la barbacoa urbana.


El otro día un amigo me dijo, sin cortarse un pelo, que mi barbacoa era una pijada para niñas..... ¡¡oooooooooooooo!! bueno, pensándolo bien tiene razón.... es pequeña, mona ¡¡y está limpia!!, no mancha, no humea ¡¡y sólo la uso yo!!, puedes cocinar en ella de TODO y no sólo chorizos y no hay que estarse tres horas rodeándola como haciendo la ola mientras sudas la gota gorda... vamos, poniéndonos también en plan machista os diré que sí, mi barbacoa de niñas es eso, de mujeres... ¡¡y no digo más!!.
Bien después de la correspondiente bronca mi amigo "el listo" se quedó sin filete (vale, en realidad no... si yo me enciendo pero luego soy muy blanda), y tuvo que reconocer que las cosas que yo podía hacer con mi barbacoa casera no las podía hacer él con el monstruo que tiene en su casa.
Lo bueno de mi barbacoa, como os decía antes es que es rápida, limpia, controlas perfectamente temperaturas y además al estar en la cocina puedes hacer todo tipo de recetas chulas... como esta.

La de hoy son unos filetes hermosos de ternera, un poco gorditos, sólo aptos para verdaderos carnívoros, jejeje... que han estado 1 hora marinándose para luego pasar a la barbacoa donde los dejas unos 6-7 minutos por cada lado.... ¡¡salen riquísimos!! Acompañados de unas patatas que yo he "frito" al horno y un par de ensaladas ¡¡tienes un banquete!!.

Os dejo ya con la receta que he sacado del programa de Nigella Lawson "Forever summer".

Receta de black and blue steaks.



Ingredientes para 4 personas:
- 4 filetes de lomo de ternera de 2 cm de grosor
- 5 cucharadas de salsa de soja
- 3 dientes de ajo triturados
- jengibre fresco rallado (como un dedo gordo)
- 2 cucharadas de aceite de sésamo
- 2 cucharadas de azúcar moreno
- 1 pizca de pimienta negra
- cebollino picado o la parte verde de las cebolletas picadas

Modo de hacerlo:
1. Mezclamos todos los ingredientes de la marinada en un bol y procuramos remover bien para que el azúcar se disuelva en el líquido.
2. A continuación colocamos los filetes en un tuper o recipiente para horno amplio, donde quepan bien todos sin solaparse entre sí.
3. Vertemos la mezcla por encima de los filetes a los que demos un masaje con la marinada para que se impregne bien por todos lados.
4. Colocamos de nuevo sobre la fuente, tapamos con papel film y dejamos reposar 1 hora en la nevera.
5. Pasados 40 minutos encendemos nuestra barbacoa controlando muy bien que coje calor, bastante a ser posible... para que luego aguante bien la cocción de los filetes sin que se pierda temperatura.
6. Una vez la barbacoa preparada sacamos los filetes de la nevera y de la fuente y pasamos de 2 en 2 a la barbacoa, asándolos por los dos lados durante más o menos 6 o 7 minutos, en función de lo roja o no que os guste la carne.
7. Yo para no hacer esperar a nadie en lo que se hacen los otros dos fileteo los primeros en tiras a lo ancho del filete, como un entrecot, lo sirvo con patatas y la gente va comiendo mientras los otros dos se cocinan, así comes todos recién hechos y sin tener que esperar.


La verdad es que desde que la compré el año pasado uso una barbaridad la barbacoa.. pero es en estas recetas de carnes donde se nota verdaderamente su "magia" ese sabor ahumado, a carbón, a barbacoa... no lo consigues con ninguna parrilla... como también os contaba el otro día con las sardinas.
Por eso sigo recomendándoos tanto que si teneís oportunidad no dudéis en compraros vuestra propia barbacoa urbana, aunque es un trasto si la usáis a menudo os compensará un montón...

Yo me despido por hoy, nos vemos en un par de días... un besote enorme, Luz.

No hay comentarios:

Publicar un comentario