martes, 20 de octubre de 2015

Paris Brest ... el postre francés de la carrera ciclista... para Desafío en la cocina


¡Buen día de martes a todos! Hoy vengo, como podéis ver con uno de esos postres que intimidan mucho... ¡¡un postre francés!! Y para más inri un postre histórico!!!Ainss... si es que esto de los retos y desafíos es lo que tiene jejeje... te arriesgas a que de repente surjan esas recetas que son como verdaderos molinos, grandes-grandes y que afrontas con cara de susto y más que algún tropiezo.




Yo, ya os lo digo, no he quedado nada satisfecha con mis Paris Brest...la pasta choux me salió regular, el relleno se me quedó muy líquido y el conjunto no es (creo yo) para nada como debería ser... un chasco... pero en fin, de todo se aprende y, no os quepa duda, de que volveré a intentarlo.

Si algo estoy aprendiendo a las malas, jejeje... es que la cocina, como la vida es de los valientes, y aquí no vale tirar la toalla o desterrar una receta por difícil, ¡no! hay que buscar donde estuvo el fallo y saber (o intentar) corregir la próxima vez... mi pena es que como iba tan pillada de tiempo no he podido repetir a tiempo para el reto... pero ahí dejo mi desafío particular para nueva ocasión, espero en breve repetir y entonces subiré de nuevo foto y receta como Dios manda.



No quiero enrollarme con la historia de este postre tan francés, seguro que alguna compañera contará de Desafío en la cocina, para el que hemos hecho todos esta receta, el origen del postre, aunque os anticipo que se creó en honor, precisamente a la carrera ciclista Paris-Brest, jejeje...

Sin embargo yo también tengo una historia personal con el postre, no, no era la primera vez que oía hablar de él... el Paris-Brest es, señoras y señores, como mi Moby Dick, jejeje... Os cuento: en realidad yo descubrí este postre en la tele... en la tele francesa, la verdad... que allí en Fuenterrabia pillas antes los 4 canales franceses que los nacionales, jejeje... y en uno de ellos mis abuelos siempre veían película por la noche. Hace ya muchos años y en su casa vimos una película (que por cierto he buscado de arriba a abajo y no he vuelto a encontrar jamás) con Gerard Depardieu y el actor francés bajiito y feo de las series de los Visitantes que acompañaba a Jean Reno.... pues ese.



La peli iba de un mafioso (Gerard Depardieu) al que de repente se le presenta su ángel de la guarda, Christian Clavier (lo acabo de mirar, jejeje) intentando enmendarle y se pasan toda la película de rifi-rafe... y en toda película francesa, además, hay comida sí o sí, y en concreto, el mafioso se pasa yendo de establecimiento en establecimiento comiendo este postre ante la mirada del ángel que lo mira con gula pero sin poder hincarle el diente... y hay una escena, para mí la más divertida y de la que más me acuerdo en la que están los dos en un café comiendo, Gerard Depardieu ve el postre en una vitrina y le dice al ángel, voy a pedir ese postre y a ir al baño... hace eso, y en lo que está en el baño llega el Paris-Brest a la mesa... el ángel con una mirada glotona que te mueres... lo siguiente que vemos es que Gerard Depardieu vuelve del baño, su postre no está y en menos que canta un gallo el ángel le miente como un bellaco haciéndole creer que el postre se lo han tenido que dar a otro cliente y ya no les queda... ¡¡se lo ha comido como un gocho!!

Viendo semejante gula le pregunté a mi abuela que era eso.. parecía un Roscón... y ella me explicó que era un postre francés muy elaborado, hecho con crema de nugats, con praliné, muy fino y rico aunque de esos que no encuentras en todas partes....



Ooohhh... fue saberlo y lanzarme a la búsqueda del Paris-Brest... con tan mala suerte ¡que no lo había probado nunca! Allí en Francia lo he visto anunciado varias veces en cartas y en confiterías pero luego o no tienen hecho o no les queda... por eso decía que era mi Moby Dick, jejeje...

Total que cuando MariLuz propuso el Desafío al principio me lancé como una loca, y he encontrado, como os contaba al principio varios problemas... por un lado que no he encontrado buenas recetas, la verdad... por otro que pese a estudiarme la receta tenía el tiempo que tenía para hacerla, y esta es de las de ir despacito y con buena letra.. también hice yo el praliné, y quería hacer la crema de mantequilla que es lo tradicional, pero se me cortó con lo que tuve que sustituirla con nata montada y se me desparramó toda... la pasta choux también se me horneó mal... en fin un cúmulo de desgracias.
En aras de participar os dejo mi receta, pero os pido que no la hagáis, tal cuál os lo digo... cuando tenga una que merezca la pena la pondré, sino gana de que os pase como a mí y termine no saliendo...

Aquí os dejo como la hice yo, para ello empleé este video con la receta que me gustó mucho.

Receta de Paris Brest.



Ingredientes para 6 unidades de ración:
1. Para la pasta choux:
- 200 ml de agua
- 50 ml de leche
- 100 gramos de mantequilla
- 4 huevos
- Un pellizco de sal
- 150 gramos de harina
- 10 gramos de azúcar
- 50 gramos de almendras fileteadas
- 1 huevo batido
2. Para el praliné:
- Una taza de almendras crudas
- Una taza de avellanas
- 100 gramos de azúcar
- 30 ml  de agua
3. Para la crema de praliné:
- 2 huevos
- 50 gramos de azúcar
- 250 ml de leche
- 30 gramos de maicena
- 90 gramos del praliné que hemos preparado con antelación
4. Nata montada

Modo de hacerlo:
1. Este es un postre laborioso que se compone de tres partes: por un lado la pasta choux, por otro el praliné y, por último, el relleno formado por una crema y un chantilly. Comenzamos preparando la pasta choux.
2. Para ello ponemos a calentar en una cazuela el agua, la leche, la mantequilla y el pellizco de sal. Cuando la mezcla rompa a hervir sacamos del fuego, añadimos de golpe la harina y con ayuda de una espátula mezclamos muy bien hasta que la mezcla se separe de las paredes.
3. En ese momento volvemos a llevar al fuego para "secar" la mezcla, y para ello sin parar de remover con la espátula dejamos un par de minutos hasta que en el fondo de la cazuela se empiece a hacer una ligera costrita... apagamos del fuego y vertemos la masa en un bol... la extendemos bien para que enfríe antes.
4. Una vez esté la masa templada es hora de añadir los huevos, lo que hacemos es batir los cuatro e ir añadiendo 1/4 de la mezcla cada vez e ir integrando muy bien conforme se añaden a la mezcla... sé que al principio se separará y se pondrá como con textura "mocosa" pero toca remover sin piedad... veréis que con el cuarto huevo la masa se relaja y se forma una pasta... la pasta choux.
5. El punto para saber si está bien hecha o necesita más líquido es el punto de "pico de pato", si cogiendo un poco de pasta y dejándola escurrir de la cuchara se hace como un pico ancho en la cuchara y que se va alargando y deslizando creando como una lengua... ¡¡ese es el punto deseado!!
6. Toca ahora poner la masa en una manga pastelera con boquilla redonda y mediana.
7. Ponemos el horno a precalentar a 200ªC calor arriba y abajo y forramos nuestra bandeja del horno con un papel de horno, y hacemos con la manga primero un círculo de unos 12 cm de diámetro, después por fuera otro en sentido inverso y por último un tercero encima de los dos anteriores.
8. Pintamos la superficie de la pasta con huevo batido, espolvoreamos con almendras laminadas y llevamos al horno entre 20 y 30 minutos hasta que veáis que la pasta está bien subida y esponjosa ¡no abráis la puerta del horno en ningún momento o se os derrumbarán los pasteles!!
9. Una vez haya pasado el tiempo apagar el horno y dejar 15 minutos que se templen en él... después abrir un resquicio la puerta y dejar que salga el vapor y se sequen un poco otros 20 minutos... y finalmente sacar a una rejilla para que enfríen del todo (a mí ahí es donde se me vinieron abajo).
10. Mientras horneamos y enfriamos los pasteles podemos hacer el praliné.
Para ello comenzamos preparando nuestro caramelo... y así colocamos en una cazuela el azúcar y el agua y dejamos cocinar al menos 15 minutos sin tocar hasta que tenga un color dorado, vertemos entonces el caramelo por encima de las avellanas y almendras que tenemos extendidas encima de una bandeja de horno ligeramente engrasada con aceite de girasol y dejamos ¡SIN TOCAR! que enfríe completamente, al menos 30 minutos.
11. Pasado ese tiempo tendremos un caramelo de frutos secos, jejeje... que con ayuda de un martillo de cocina o de un rodillo rompemos en pedazos y metemos en la trituradora para hacer con ellos un puré, que ligaremos, de hacer falta con unas 2 o 3 cucharadas de aceite de girasol.
12. Con eso ya tendremos el praliné listo... así que podemos hacer la crema de praliné, que consiste en hacer una crema pastelera... para ello mezclamos todos los ingredientes de la crema en un cazo (salvo el praliné) removemos bien y llevamos al fuego, dejando cocer sin parar de remover hasta que se forme una crema espesa... en ese momento sacamos del fuego y mezclamos con 2 o 3 cucharadas de nuestro praliné.
13. Vertemos la crema encima de un papel film, cubrimos bien y llevamos a la nevera un par de horas para que se enfríe y gane consistencia.
14. Mientras podemos montar la nata y reservar en la nevera para que también se enfríe bien.
15. Pasadas las dos horas podemos mezclar la nata con la crema con cuidado y ayuda de una espátula para que la nata no se baje y se ponga líquida... metemos la mezcla en una manga pastelera con boquilla de estrella y esperamos para rellenar los pasteles.
16. Cojemos los roscos de pasta choux y los dividimos por la mitad, rellenamos generosamente con la crema firme, cerramos con la otra mitad sin hacer fuerza y terminamos decorando con azúcar glas.


Jejeje... ¡¡menudo testamento!! Como os decía es laboriosa... sobre todo si no sabes cómo puede quedar... pero luego en una mañana que tengas tranquila la tienes lista... lo malo, ¡a ver quién encuentra esa mañana!
En mi opinión es un postre de antojo, te tiene que gustar la pasta choux, y el praliné... sino ¡para qué! Es un postre muy francés, delicado, sin ser muy dulce y muy refinado, pero, como digo, de hacer por capricho, con muchísima tranquilidad, paciencia y ánimo de rectificar si no sale a la primera.

Yo ya he aprendido mucho para la próxima vez... a ver si entre medias logro probar alguno en un restoran y me entero si el mío es como tiene que ser, jejeje...
Un besote a todos!!
Mañana publicaré la lista definitiva de los participantes al sorteo... y el 23 ¡a los ganadores! Estar atentos.
Luz.


5 comentarios:

  1. Esto es un pecado verlo y no catarlo.
    Tiene una pinta que ni te cuento.
    Un besete

    ResponderEliminar
  2. Qué cosa más bonita y rica!!! ñam ñam ñam
    besos

    ResponderEliminar
  3. Te ha quedado perfecta y muy rica!1 Bs.

    ResponderEliminar
  4. Te ha quedado perfecta y muy rica!1 Bs.

    ResponderEliminar