domingo, 13 de diciembre de 2015

Crema de marisco... suave, deliciosa... ¡y económica!


¡Buen día de domingo! Por aquí andamos hoy a las carreras, ¡es día de compras! Si, hoy tengo que ir a comprar ingredientes y material para los encargos de la semana... y para un proyecto sorpresa y divertidísimo que estoy preparando para el estreno mundial del viernes que viene... ¡y hasta ahí puedo contar! (Si queréis enteraros de más os recomiendo que visitéis nuestro perfíl de Instagram... ahí suelo ir actualizando nuestra vida en verso, jejeje)

Pero hoy no quiero enrollarme con eso, no... hoy solo vengo a poneros un receta ¡de lujo! sí, de lujo asiático... una crema de marisco intensa, sabrosa, deliciosa, ¡y barata! Yo ya lo siento, ser tan ordinaria con esto de los precios, pero es que en Navidad hay que cuidarse si no queremos acabar pasando la cuesta de enero, ¡hasta junio!
Yo, desde principio de diciembre no paro de recibir mensajes de todas las marcas habidas y por haber recordándome que existe el pago aplazado, que compre por importe de 100€ y me regalan 10 y cosas así... ¡El Corte Inglés me ha escrito 5 mensajes comunicándome que tengo una tarjeta a mi nombre con un anticipo de 1.500€! Total, que el otro día fui y le pregunté a una señorita que eso qué era y que qué quería decir... ¡pues que el Corte Inglés me había abierto así, por las buenas, una linea de crédito para pago a plazos de mis compras navideñas! ¡¡Pero si no había pedido nada de eso!!


En fin, sé que muchos aprovechan estos días para hacer compras más grandes, regalos costosos o darse el capricho que llevan esperando todo el año... yo soy de la liga de ahorrar en cosas como los menús o los regalos y gastar más en planes navideños, salidas o gastar un poco más en decoración. 

Por supuesto que cada uno somos diferentes y todas la opciones son muy buenas... pero he descubierto que si bien puedo comer almejas en salsa verde todo el año, en Navidad cualquiera diría que es un lujo... lo mismo que los langostinos, las gulas o los roscones... ¡¡cuando se pueden comer hoy día todo el año!! Hace poco leí un artículo que comparaba los precios de las cosas en distintas épocas del año, ahora no lo encuentro, sino lo pondría... cosas como el besugo, el marisco o las uvas... que en este momento están por las nubes, el resto del año bajan a la mitad, ¡a más de la mitad!
Así que, en mi opinión, esa especie de "exclusividad" de muchos de estos alimentos se ha perdido... si durante las vacaciones de verano nos vamos de mariscada y disfrutamos de un banquete de ostras, nécoras, percebes y navajas por 20€/persona, ¿porqué voy a pagar por lo mismo 50€ en esta época del año?


Lo de los precios astronómicos antes se entendía, uno quería darse el capricho, el lujo, sólo era una vez al año (literalmente), y, además, tenía su paga extra y su gana de convidar... hoy ni paga extra, ni una vez al año ni nada.
Así que, ¿porqué seguimos dejándonos un riñón? Por eso, desde hace ya varios años, yo opto por menús estupendos y más bien económicos (sino mirar en los menús navideños de años anteriores que siempre cuelgo).
En lo que más gasto, la verdad, es en los vinos y la tabla de quesos, el resto... ¡me niego!

Pues esta receta es de esas... puedes colarla como crema de langosta, con fumet de rape y colitas de cigala que sólo lleva langostinos, que con toda paz podéis comprar congelados... ¡y a triunfar se ha dicho!
La receta es de Begoña, por supuesto, de Las recetas de Marichu y las mías, que la publicó hace un par de años y que desde entonces preparo en toda ocasión y momento porque no cansa nunca, es un primer plato buenísimo y, como digo, podéis invertir el ahorro de esta receta en otros platos.

Os dejo ya con ella.

Receta de crema de marisco


Ingredientes para 4 personas:
- 500 grs de langostinos
- 2 puerros
- 1 zanahoria
- 1 diente de ajo
- 50 gramos de Mantequilla
- 2 cucharadas de aceite de oliva
- 2 cucharadas de harina
- 150 ml de Salsa de tomate
- 1 cucharada de tomate concentrado
- 100 ml de Brandy o coñac
- 1 litro de caldo de Pescado
- 150 ml de nata
- Sal

Modo de hacerlo:
1. Ponemos una cazuela al fuego con la mantequilla y el aceite de oliva. Pelamos y cortamos los puerros, la zanahoria y el diente de ajo. Los rehogamos y dejamos pochar unos minutos.
2. Pelamos los langostinos reservando las cabezas y las cáscaras para nuestro fumet y echamos los cuerpos a la cazuela. Removemos bien hasta que los langostinos cambien totalmente de color. Incorporamos la harina y removemos.
3. En un cazo o cazuela pequeña calentamos el fumet, añadimos las cáscaras de gambas, para que éste tenga un sabor más concentrado y dejamos que hierva despacito antes de incorporarlo a la mezcla.
3. Después añadimos la salsa de tomate y el tomate concentrado a la cazuela de la verdura y los langostinos. Volvemos a remover y vertemos el brandy sobre el guiso. Dejamos que evapore el alcohol y cubrimos con el caldo de pescado que colaremos previamente, de manera que sobrepase 2 dedos por encima del resto de los ingredientes. Salamos al gusto.
4. Dejamos que hierva, a fuego medio, durante 20 minutos y retiramos la cazuela del fuego.
5. Trituramos la mezcla con la batidora y la pasamos por el pasapurés. Volvemos a colocarla en la cazuela, a fuego medio y añadimos la nata. Batimos bien, hasta obtener una crema lisa y homogénea. La hervimos 5 minutos y la pasamos por un colador, para que no quede ningún grumo.

Fácil, ¿verdad? Además de que se puede hacer con antelación, congelar y descongelar el día antes, darle luego un calentón en un cazo y servir tan a gusto... os la recomiendo muchísimo.
Ya me diréis qué os parece.
Yo os mando un besuco gordo, ¡nos vemos mañana!
Luz.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada