lunes, 25 de enero de 2016

Albóndigas marineras de rape y langostinos... para esos niños que no comen pescado



¡Buen día de lunes! Aquí comienzo la semana con una receta que siempre que la preparo pienso... ¡esta sería perfecta para dar de comer a un niño pescado-fóbico!

La verdad es que yo hay muchas comidas que siempre imagino que serían fantásticas con niños, aunque yo no lo haya probado, pero unas albóndigas, que por norma les suelen gustar, y que no saben a pescado-pescado... que se combinan con langostinos, otra cosa que a todos los niños gusta.. ¡pues triunfo asegurado!

Os reconozco que estoy un poco obsesionada con el tema de la  alimentación infantil, lo difícil que puede resultar que tu hijo lleve una buena dieta y, más aún, que quiera comer un poco de todo.
Y me obsesiona, más que nada, porque de pequeña yo fui una peste, con lo que , ateniéndonos al karma cósmico, mis hijos seguirán el mismo camino, jejeje...
Así que cada receta que veo que puede ser un "conducto" para maquillar un plato saludable, ¡lo pruebo!



En realidad estas albóndigas las preparo en casa desde hace tiempo, la receta original es de María José, del blog Pasen y Degusten del que hago tantas y tantas recetas... aunque ésta, la verdad, no muy a menudo, que el rape no es un pescado para comer a menudo, pero sí que nos encanta. Así que siempre que veo promociones de esas de piezas enteras por menos de 10€ el kilo, ¡me llevo! Así tengo para un par de recetas y mis fondos de pescado, jejee...
Esta receta en sí, me parece deliciosa, la tengo en la carta porque es muy buena, la consistencia de las albóndigas es prieta, sabrosa, jugosa y la salsa es de comer a cucharadas... os voy a dejar ya con la receta, veréis que no tiene ninguna ciencia, lo único... buen producto y gana de cocinar.

Receta de albóndigas marineras de rape y langostinos.




Ingredientes para 4 personas:
- Una cola de rape
- Huesos de rape
- 250 gramos de langostinos crudos
- 1 puerro
- 2 zanahorias
- 1 rama de apio
- 1 rebanada de pan de molde
- 1/2 vaso de leche
- 1/2 vaso de harina + 2 cucharadas más
- 2 huevos
- 1/4 de vaso de salsa de tomate frito
- 1/2 vaso de vino blanco

Modo de hacerlo:
1. Comenzamos cociendo los pescados y, haciendo a su vez, un fumet de pescado. Así, en una cazuela grande ponemos las verduras peladas y enteras, los huesos de rape, la cola de rape y los langostinos. Cubrimos con 1 litro de agua frío y ponemos a cocer unos 20 minutos desespumando en el interín para quitar las impurezas.
2. A continuación, una vez pasados los 20 minutos apagamos el fuego, escurrimos y tiramos las verduras y los huesos de rape y colamos bien el caldo y reservamos los langostinos y el rape.
3. Ahora tenemos que limpiar el pescado y desmigarlo, tanto la carne de la cola del rape, retirando cualquier posible telilla y espina, como los cuerpo de los langostinos que pelamos y troceamos menudo. Mezclamos ambos pescados en un bol y reservamos.
4. Vamos ahora a preparar las albóndigas. Para ello en un bol empapamos la rebanada de pan de molde (sin corteza), con la leche. Escurrimos y añadimos desmigada al bol de los pescados, junto con un huevo batido, y un poco de sal y pimienta.
5. Mezclamos muy bien la masa y con ella y una cuchara vamos formando las bolas que serán nuestras albóndigas, que conforme estén listas pasamos por harina y huevo batido.
6. A continuación en una sartén con un dedo de aceite de oliva caliente vamos a ir friendo las albóndigas... os saldrán como una docena, así que si podéis poner en una sartén hermosita.
7. Retiramos conforme se vayan dorando pero dejar la sarten al fuego porque en ella vamos a preparar la salsa.
8. Así, en esa sarten con un par de cucharadas de aceite de la fritura de las albóndigas (si queda más retiramos), vamos a cocinar 2 cucharadas de harina, durante un par de minutos para que ésta se cocine. Añadimos a continuación el tomate frito y, cuando éste también rompa a hervir añadimos el vaso de vino blanco removiendo mientras la salsa espesa y el alcohol se evapora. Aquí os recomiendo que, hasta que no hayáis perdido ese olor a alcohol en la cocina no hagáis el siguiente paso.
9. En este punto vamos a emplear el fumet que teníamos hecho al principio, ¿cuanto? Pues de cacito en cacito removiendo sin parar con unas barillas... buscamos obtener una salsa bien ligada, consistente pero líquida, no una bechamel, para que nos entendamos.
10. Cuando tenga la textura que más os guste añadir las albóndigas y dejar que se cocinen un poco en la salsa... unos 10 minutos más. Pasado ese tiempo probar y rectificar, si hiciera falta, de sazón, y dejar hasta la hora de servir.


A mí me gusta estos platos hacerlos, o de un día para otro, o con horas de antelación, ¡ganan muchísimo más! Suelo acompañar con un rico arroz blanco, una ensalada verde.,.. ¡y pan para untar!

Os las recomiendo mucho, y más, si tenéis niños de los que odian el pescado... estas son ¡riquísimas! Suaves, sedosas y sientan fenomenal.
Ya me diréis qué os parecen.
Yo me despido por hoy, nos vemos en unos días,
Luz.

3 comentarios:

  1. Yo no tengo problema para que me coman pescado pero si les pongo esto hasta repiten jaja. Y yo dejo el plato limpio. Que buenísima pinta tienen.
    Besinos

    ResponderEliminar
  2. Qué buena forma de tomar el pescado!! A mi me encantan las albóndigas y estas de pescado son una tentación. Besos.

    ResponderEliminar
  3. Esta es una receta super original, y perfecta para que los peques tomen pescado, me encanta!!!
    Me la anoto para hacerla un día. ;)

    Acabo de hacerme un blog, te lo dejo por si quieres darme algún consejillo o echarle un vistazo!

    https://justfoodlovers.wordpress.com/
    https://www.facebook.com/justfoodlovers/

    ResponderEliminar