lunes, 11 de enero de 2016

Hornazo de Salamanca... para el reto Typical Spanish que fue ayer



Sip, como su nombre indica una sigue a uvas, ¡tal cuál! Entre eso, que ayer seguía medio catatónica tras los jolgorios navideños y que me he comprado un calendario de esos que los lunes son los domingos y parece que la semana nunca termina... ¡pues ya la tenemos montada!


Ayer día 10, como cada mes, se celebra el reto de la Cocina Typical spanish en el que procuro participar religiosamente porque siempre me divierte mucho. Este mes, además, el reto tenía su intríngulis, recetas de masas rellenas, empanadillas, cocas, empanadas etc... ¡nada de panes! ¡nada de pizzas! ¡y masas caseras!

Yo llevaba meses con una receta pendiente... una receta que aproveché para preparar, el hornazo salmantino que por esas tierras preparan y comen el lunes lardero o siguiente lunes tras el domingo de Resurrección, sí, después de Semana Santa. Es como una hogaza rellena de embutidos... ¡para morirse!
Así que yo, por si alguien se había quedado con hambre tras los festejos navideños, le dejo esta receta que os recomiendo por dos cosas:
- Ideal para la cuesta de enero (cunde una barbaridad... pueden salir, facilmente, 12 trozos hermosísimos de "bocata").
**No tan ideal para la dieta detox que te estás convenciendo de hacer... lo sé, la vida no es todo margaritas y arco iris, lo sé.**
- Ideal para los que se estrenan en esto del pan, os confesaré... ¡¡hice la receta a ojo!! Después de la operación roscón mi báscula decidió dimitir, y aún no tengo una nueva... así que todas las medidas tuve que hacerlas a ojo, en plan gramos por taza... y como veis salió perfectamente así que ¡0 miedos!

Os dejo ya con la receta que, además copié a una salmantina de pro, Patricia del blog "Dime que es viernes".

Receta de hornazo de Salamanca.




Ingredientes para una hogaza de unos 30cm de diámetro:

1. Para la masa:
- 150 gramos de harina de fuerza
- 100 ml de agua templada
- 25 gramos de levadura fresca
- 500 gramos de harina de fuerza
- 40 ml de aguardiente
- Una cucharada de anisetes
- 150 ml de aceite de oliva
- 4 huevos
- 40 gramos de levadura fresca
- 10 gramos de sal
- Un huevo batido para pincelar

2. Para el relleno:
- 5 filetes de cinta de lomo adobada
- 100 gramos de jamón serrano curado en lonchas
- 100 gramos de chorizo ibérico en lonchas
- 100 gramos de lomo embuchado ibérico

Modo de hacerlo:
1. Vamos a comenzar preparando la masa madre o de arranque (por eso en los ingredientes veíamos dos veces harina o dos veces levadura...). Así en un bol mezclamos la levadura fresca con el agua y dejamos que la levadura arranque, unos 5 minutos.
Cuando veamos que se han formado burbujas en el borde del bol sabremos que la levadura está activa y podremos mezclar con los 150 gramos de harina hasta obtener una bola de masa, que reservaremos en un bol tapado con papel film durante una hora.
2. Pasado ese tiempo la bola habrá doblado su tamaño y ya podremos comenzar a preparar la masa del hornazo.
Para ello comenzamos mezclando los huevos, previamente batidos, con el aguardiente
y el aceite A continuación incorporamos la masa madre que trocearemos en pedazos menudos para que se reparta bien y se integre mejor.
3. Seguimos añadiendo a la mezcla el resto de ingredientes, así, la sal, la harina y la levadura fresca desmigada.
4. Pasamos a mezclar todo muy bien, integrando bien todos los componentes y, llegado el momento, amasando la mezcla en la encimera ligeramente enharinada hasta obtener una masa bien formada que colocaremos en un bol y dejaremos tapado con papel film y reposando unas dos horas.
5. Una vez transcurridas las dos horas y con la masa bien levada vamos a montar nuestro hornazo. Para ello dividimos la masa en dos partes iguales que amasaremos hasta obtener dos círculos de unos 30 cm de diámetro y 1cm de grosor.
6. Colocamos uno de los trozos de masa encima de una bandeja de horno a la que habremos cubierto de papel de hornear y sobre la masa colocamos las carnes, el lomo adobado, y los embutidos. Cubrimos con la otra "tapa" de masa y con los dedos pellizcamos los bordes para hacer como una "costura" para que quede el hornazo hermético. Aquí vale cualquier "costura" que hagáis, con tenedor, los dedos, dobleces según la maña de cada uno. Terminamos pincelando con huevo batido.
7. Y llevamos la masa al horno precalentado a 200ºC calor arriba y abajo y dejamos cocinar unos 45-50 minutos hasta que esté bien dorado y cocido.

NOTA: No penséis que se pone duro enseguida... ¡qué va! A mí me ha aguantado sin problema durante 3 días en los que sí es verdad, lo hemos comido mañana, tarde y noche... vamos me ha "salvado" de cocinar 3 días en casa, jejeje...



¡Y a disfrutar!
Reconozco que esta receta es de picnic total, de comida en la playa y de excursión con bocata... pero ¡oye! también tiene su aquel como bocata para llevar al futbol, si salís al campo estos días y, por supuesto, como comilona de fin de semana... ¡un sirve para todo, vamos!
Y entiendo que aunque el relleno tradicional es este, admitirá otras cosas... eso sí, que aguanten esa cocción en el horno sin que se nos haga un lío.

Yo me despido por hoy, os deseo un buen inicio de semana y os mando un besazo enorme.
Luz.

1 comentario:

  1. Hace mucho que no lo como y la presencia lo merece, menuda pintaza tiene.Bsssss

    ResponderEliminar